EL DESEMPEÑO ENERGÉTICO SEGÚN LA NORMA ISO 50001:2018

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Hoy día, unos de los objetivos fundamentales de cualquier empresa es buscar la eficiencia en la gestión energética, intentando lograr el equilibrio entre evitar el daño al medio ambiente, disminuir costes y garantizar en todo momento la calidad de los servicios y productos que se ofrecen.

Para ellos, la mayoría de la empresa implanta un Sistema de Gestión energética según la norma ISO 50001, cuya última versión se publicó en agosto de este año.

Esta norma establece los requisitos para implementar, mantener y mejorar un sistema de gestión de la energía, cuyo enfoque permita a una empresa alcanzar la mejora continua en su desempeño energético.

Y, ¿qué es el desempeño energético?

El Desempeño Energético se entiende como un concepto amplio, resultante de la relación entre la eficiencia energética, el uso de la energía y su consumo.  Precisamente, son estos los conceptos que se deben manejar y tener en cuenta en una empresa para que su desempeño energético sea eficaz.

La norma ISO 50001:2018 indica como puede evaluarse dicho desempeño y para ello establece la necesidad de definir indicadores que tengan en cuenta aquellos parámetros energéticos que se consideren de mayor interés o importancia para la empresa y que permitan observar la tendencia y evolución de estos. Con ellos se podrá medir y evaluar el rendimiento energético de la organización y para ello es preciso considerar previamente qué debe medirse, qué métodos debemos emplear y cuándo los datos deben ser analizados e informados.

Si el proceso de definición de los indicadores se ha llevado a cabo correctamente, siguiendo los pasos establecidos, los resultados de los mismos deben indicar que los procesos son cada vez más eficientes energéticamente hablando, logrando la optimización energética de la empresa.

A partir de los resultados obtenidos de los indicadores de desempeño energético, la empresa podrá establecer objetivos de mejora contínua.

Si desea implementar un sistema de gestión energética que sea eficiente para su empresa no dude en llamarnos, estaremos encantados de poder ayudarle.

Foto: jannoon028

 

LA PERSPECTIVA DE CICLO DE VIDA EN LA NORMA ISO 14001:2015

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

La última versión de la norma ISO 14001:2015 Sistemas de Gestión Ambiental ha incluido un nuevo enfoque en la evaluación de los aspectos ambientales de una empresa, introduciendo la perspectiva de ciclo de vida. Una organización o empresa tendrá que determinar los aspectos ambientales de sus actividades, productos y servicios, considerando tanto aquellos que pueda controlar como aquellos sobre los que puede influir.

En la versión anterior de la norma,  la identificación, control y mejora de aspectos ambientales no se aplicaba más allá de la fabricación o producción.

Con este nuevo enfoque la norma ISO 14001 pretende que la empresa no solo tenga en cuenta aquellos aspectos e impactos ambientales que están bajo su control directo, sino también a aquellos en los que pueda influir al encontrarse dentro del ciclo de vida de su producto y/o servicio. Además tendrá en cuenta todas las etapas de los procesos, desde la recepción de materias primas, pasando por la producción, transporte y hasta el final de la vida útil de los productos.

¿Cómo puede cumplir mi empresa con el nuevo enfoque?

Su empresa debe tener en cuenta la perspectiva de ciclo de vida para determinar los aspectos y posibles impactos ambientales, y para ello podría, entre otra cosas, establecer los controles necesarios, determinar los requisitos ambientales para la compra de productos y/o servicios y comunicárselo a los proveedores, buscar la eficiencia energética en nuestros equipos, la disminución de las emisiones de CO2 en los transportes o facilitar información relevante al consumidor final.

Si analizamos un ciclo de vida genérico podría abarcar las siguiente etapas:

  • Adquisición de materias primas, durante la cual se pueden establecer distintos criterios tanto de control como de capacidad de influencia sobre los proveedores.
  • Diseño, que permitirá introducir mejoras en el producto y tener en cuenta criterios de sostenibilidad desde el inicio, como el uso de unos materiales específicos que faciliten la eliminación final.
  • Fabricación o producción, fase en la que la empresa puede ejercer un control directo, por ejemplo, intentando reducir el consumo energético, buscando equipos más eficientes.
  • Envasado, se debe buscar la reducción de los embalajes y elegir materiales con el menor impacto posible.
  • Distribución, habrá capacidad de control o de influencia por ejemplo en cuanto a la elección de rutas, a la reducción de emisiones de CO2 y/o la disminución del uso de combustibles fósiles.
  • Uso del producto, en esta fase cobrará gran importancia la información que se le facilite al cliente o usuario puesto que no se dispondrá de capacidad de control.
  • Fin de vida útil, que se debe tener presente desde el inicio para buscar posibles soluciones de reciclaje, eliminación o reutilización de los distintos materiales que conforman el producto.

En estas actividades concretas, la organización tendrá una oportunidad de tomar decisiones que favorezcan la minimización de impactes negativos y fomenten los positivos. Si están interesado en la implantación de un sistema de gestión ambiental en base a la norma ISO 14001:2015 contacte con nosotros.

Foto: freepik

¿CÓMO ANALIZAR Y EVALUAR EL RIESGO AMBIENTAL EN SU EMPRESA?

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

La norma UNE 150008 de Análisis y Evaluación del Riesgo Ambiental, establece los requisitos y las pautas a seguir por una empresa que quiere evaluar y cuantificar los riegos que su actividad causa al medio ambiente. Además, pretende establecer las bases para que la gestión de los riesgos se realice una manera más eficaz, facilitando la toma de decisiones.

Para establecer el riego ambiental se tienen en cuenta varios conceptos:

  • Se parte de la base de un suceso indicador que nos indica el hecho que puede provocar un incidente.
  • Se le asigna una probabilidad de ocurrencia de dicho suceso.

El resultado de la combinación de ambos conceptos son los escenarios de posibles accidentes, siendo el objetivo final determinar la probabilidad de cada escenario y las consecuencias naturales, humanas y socioeconómicas que se derivarían si sucedieran.

La norma UNE 150008 se encuentra diseñada para poder ser implementada en cualquier empresa, independientemente del sector al que pertenezca o del tamaño que tenga, siendo las organizaciones que más demandan este tipo de implantación las que por su actividad, tienen una mayor posibilidad de tener un accidente ambiental.

Los beneficios que obtienen las organizaciones después de la implementación de un Sistema de Gestión que se basa en la norma UNE 150008 son:

  • Delimitar funciones y responsabilidades internas en el caso de que se produzca un accidente ambiental.
  • Incentivar a los trabajadores para que se encuentren pendientes de mejorar la política de gestión ambiental de la sociedad.
  • Reducir las primas de riesgo.
  • Mejorar la imagen de la empresa
  • Obtener un mejor trato con la administración.

Además, otro aspecto positivo de esta norma es su fácil integración con los sistemas de gestión ambiental (ISO 14001, EMAS…) que puedan estar ya implementados en una empresa, y más aún con la tendencia actual de incluir la gestión del riesgo como aspecto fundamental en la mayoría de las normas de gestión certificables.

¿Quieres más información? Contacte con nosotros, estaremos encantados de asesorarle.

Foto: freepic.diller

¿DESEA MEJORAR LA GESTIÓN ENERGÉTICA DE SU EMPRESA? IMPLANTE LA NUEVA NORMA ISO 50001:2018

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Reducir el consumo energético y las emisiones de gases de efecto invernadero es una necesidad creciente para las empresas y cada día cobra más fuerza. Buscar la eficiencia en la gestión energética es el objetivo fundamental, consiguiendo un equilibrio entre evitar el daño al medio ambiente, disminuir costes y garantizar en todo momento la calidad de los servicios y productos que se ofrecen.

La eficiencia energética se conoce como la eficiencia en la producción, distribución y uso de la energía necesaria para poder garantizar la calidad total siendo uno de los aspectos que pueden afectar a la competitividad de las empresas. Por este motivo cada vez más empresas apuestan por los Sistemas de Gestión Energética (SGE).

La norma de calidad ISO 50001:2018 de Sistemas de Gestión Energética, es la más utilizada por las empresas y certifica que una organización tiene implantado un sistema de gestión energética que optimiza el uso de la energía de manera adecuada. Esta norma es aplicable a cualquier empresa, sea cual sea su actividad o tamaño.

 El sistema de gestión energética es una herramienta que permitirá la reducción de los consumos de energía, que a su vez se traducirán en un ahorro económico y en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Esto quiere decir que cualquier inversión que se haga con esta finalidad tendrá un retorno económico para la empresa.

Entre los cambios que aporta esta nueva versión podemos destacar que presenta la estructura de alto nivel que la hace fácilmente integrable con otras normas ISO de sistemas de gestión (9001, 14001, 45001…). Además, tiene un mayor enfoque al negocio, incluyendo entre otras cosas el análisis de riesgo y la determinación del contexto de la organización.

¿Qué beneficios puede aportar a su empresa la ISO 50001?

  • Lograr un consumo más eficiente de los recursos
  • Ahorro de energía en el corto, medio y largo plazo.
  • Disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Conocer e implementar nuevas tecnologías de eficiencia energética.
  • Optar por otras fuentes de energía alternativa
  • Lograr la concienciación de todo el personal para adoptar las medidas de ahorro.
  • Mejorar la imagen corporativa de cara al exterior, y demostrando a las partes interesadas el compromiso ambiental de la empresa.
  • Se puede integrar fácilmente con otras normas de gestión.

¿Apuestas por el cuidado al medio ambiente y quieres reducir el coste y el consumo de energía en tu empresa? Contacta con Integra.

Foto: jannoon028

 

LOS CHIRINGUITOS DE PLAYA APUESTAN POR UNA ADECUADA GESTIÓN AMBIENTAL

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

A punto de finalizar la campaña de verano vemos como cada vez son más numerosos en nuestro país los chiringuitos de playa que se hacen Chiringuitos Responsables, a través del Ministerio para la Transición Ecológica. Para pertenecer a este grupo, lo chiringuitos deben mejorar su actividad a través del cumplimiento de un Decálogo de Buenas Prácticas que recoge aspectos de gestión que les permite reducir su impacto ambiental, mejorar su reputación entre usuarios y clientes y avanzar en una gestión sostenible y respetuosa con el medio que le rodea.

Este interés cada vez mayor por mantener la calidad de nuestras playas y una adecuada gestión de estas, hace que haya más de 700 chiringuitos registrados actualmente en el decálogo de buenas prácticas ambientales del Ministerio, y que, además, muchos de ellos, persigan la excelencia en sostenibilidad ambiental. Por ello, muchos chiringuitos optan también por implantar Sistemas de Gestión Ambiental según la norma ISO 14001:2015, lo que les lleva a plantear acciones que van mucho más allá del mero cumplimiento legislativo y que pretenden lograr, entre otras cosas, un uso adecuado de sus recursos, la gestión correcta de los residuos, la identificación y evaluación de los aspectos ambientales asociados a su actividad y el fomento entre sus trabajadores y clientes del respeto y la protección del entorno que les rodea.

Gracias a la implantación de un Sistema de Gestión Ambiental, los chiringuitos pueden lograr además un equilibrio entre la rentabilidad del local y la reducción de su impacto sobre el medio ambiente.

Si es dueño de un chiringuito de playa no se quede atrás, dispone de más de 8 meses para prepararse antes de la próxima temporada de primavera verano, implante un Sistema de Gestión Ambiental según la norma ISO 14001:2015 y notará sus beneficios.

Foto: mrsiraphol

¿INTERESADO EN ACCEDER A LA CONTRATACIÓN PÚBLICA? ISO 14001 LE PUEDE AYUDAR

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

 

En el marco de la Estrategia europea 2020, que pretende fomentar el desarrollo inteligente, sostenible e integrado en la economía de la Unión Europea, nació la Ley 9/2017 de Contratos del Sector Público.

El objetivo de esta Ley, que entró en vigor el 8 de marzo 2018 es conseguir una mayor transparencia en la contratación pública  y permitir o facilitar el acceso a la contratación pública a las pequeñas y medianas empresas y que los criterios cualitativos de adjudicación que se diseñen permitan a los organismos obtener obras, suministros y servicios de gran calidad. Para ello, establece la necesidad de incluir aspectos cualitativos, medioambientales, sociales e innovadores vinculados al objeto del contrato.

En su artículo 145 establece que, entre los criterios cualitativos para evaluar la mejor relación calidad-precio, se podrán referir a características ambientales como la reducción del nivel de emisión de gases de efecto invernadero, el empleo de medidas de ahorro y eficiencia energética, la utilización de energía procedentes de fuentes renovables durante la ejecución del contrato y el mantenimiento o mejora de los recursos naturales que puedan verse afectados por la ejecución del contrato.

Además, en aquellos contratos en los que la ejecución pueda tener un impacto significativo en el medio ambiente, en la adjudicación se valorarán condiciones ambientales medibles.

¿CÓMO SE PUEDE DEMOSTRAR QUE UNA EMPRESA CUMPLE CON ESOS CRITERIOS?

La Ley sigue la regulación anterior relativa a la acreditación del cumplimiento de las normas de gestión medioambiental y a las obligaciones en materia medioambiental, social o laboral. En su artículo 94, establece que las empresas licitadoras, acreditarán el cumplimiento mediante certificados de gestión medioambiental como condición de solvencia técnica, es decir, para acreditar su experiencia en el ámbito de la protección del medio ambiente.

Por tanto, si tu empresa dispone por ejemplo, de un Sistema de Gestión Ambiental según la norma ISO 14001:2015 podrá acreditar la solvencia técnica ante la administración.

Si estás interesado en acceder a contratos públicos y aun no dispones de un Sistema de Gestión Ambiental certificado, solicítenos presupuesto sin compromiso.

INTEGRAR CALIDAD Y MEDIO AMBIENTE, VITAL EN LA GESTIÓN DE PLAYAS

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Estamos en pleno verano, época en la que sin duda, reina el turismo de sol y playa, cada día más exigente y con más conocimiento para distinguir entre una buena y mala gestión de las playas. Este turismo, supone el principal aporte económico para muchos pueblos y ciudades costeras de nuestro país, por lo que es de vital importancia que mantengan una gestión adecuada de sus playas, basada en la calidad y sostenibilidad de estas.

Hoy en día, los gestores de las playas disponen de muchas herramientas para apostar por esa adecuada gestión en calidad y medio ambiente; todos hemos oído hablar de la bandera azul, de la Q de calidad turística, del Reglamento EMAS, de las normas ISO…

Últimamente, entre las herramientas de mejora que más se están utilizando en el ámbito de la calidad en las playas encontramos la norma ISO 9001:2015 de Sistemas de Gestión de la Calidad, ampliamente conocida y que persigue la mejora continua en la gestión. Y si, además, se integra la gestión de la calidad con la gestión ambiental mediante la implantación de la norma ISO 14001:2015, una entidad gestora conseguirá encontrar el equilibrio entre la explotación de los recursos que ofrece la playa (recreativos, turísticos…) y el respeto al entorno, introduciendo en su gestión el concepto de sostenibilidad.

El hecho de que una playa esté certificada con este tipo de normativas asegura una excelente calidad, un gran respeto por el medio ambiente e implica que se tengan que planificar las actuaciones que se vayan a realizar en la misma y siempre cumpliendo con todos los requisitos legales de aplicación. Y, además, los bañistas, al asistir a estas playas certificadas, se aseguran ciertos servicios como salvamento, socorrismo, limpieza de la arena, calidad del agua tanto del mar como la destinada a higiene personal…evidenciando así la gestión de calidad y el control de los aspectos ambientales.

Debemos cuidar nuestras costas y es posible con una adecuada gestión.

Foto: Topntp26

¿Conoces los Sistemas de Gestión Energética (SGE)?

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Como venimos conociendo, cada vez son más las empresas públicas y privadas que apuestan por la reducción de sus consumos energéticos y por el uso de fuentes alternativas a las tradicionales con los objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y de causar un daño menor al medio ambiente garantizando en todo momento la calidad de los servicios y productos que ofrecen.

Al mismo tiempo, estamos siendo conocedores del compromiso y de los esfuerzos que están realizando los fabricantes de maquinaria y equipos para que estos sean cada vez más eficientes desde la perspectiva energética.

Por todo lo indicado es primordial que las empresas optimicen los consumos energéticos de sus instalaciones y sistemas de forma conjunta apostando al máximo por la eficiencia energética pero ¿qué es la eficiencia energética?

La eficiencia energética se conoce como la eficiencia en la producción, distribución y uso de la energía necesaria para poder garantizar la calidad total siendo uno de los aspectos que pueden afectar a la competitividad de las empresas. Por este motivo cada vez más empresas apuestan por los Sistemas de Gestión Energética (SGE) ya que con su implantación se logra definir una política energética y gestionar de forma correcta los elementos de su actividad (productos o servicios que interactúan con el uso de la energía conocidos como aspectos energéticos).

Por último queremos dejar constancia de que los SGE son completamente integrables con los Sistemas de Gestión Medioambiental (ISO 14001), los Sistemas de Gestión de la Calidad (ISO 9001), etc. ya que son una herramienta que garantiza la mejora continua en el uso de la energía, el consumo eficiente de la misma, la reducción de su consumo y de los costes financieros asociados a su utilización así como el potenciar el uso de energías alternativas y renovables.

¿Apuestas por el cuidado al medio ambiente y quieres reducir el coste y el consumo de energía en tu empresa? Contacta con Integra.

Imagen|Chriele78

La adaptación de los Sistemas de Gestión del Medio Ambiente

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Muchas empresas y entidades publicas de nuestro país, se encuentran en fase de adaptación de sus Sistemas de Gestión del Medio Ambiente a la nueva versión de la norma ISO 14001, publicada en septiembre 2015.

Desde la fecha de publicación, las empresas que cuentan con un Sistema de Gestión del Medio Ambiente implantado y certificado bajo los requisitos de la norma ISO 14001:2004 de Sistemas de Gestión del Medio Ambiente, disponen de un periodo de 3 años para adaptar esta herramienta a los requisitos de la nueva versión de la ISO 14001, la ISO 14001:2015 que finaliza el próximo mes de septiembre.

Los Sistemas de Gestión del Medio Ambiente son la herramienta de gestión medioambiental más extendida a nivel mundial tal y como se evidencia en las más de 300.000 organizaciones que cuentan con un Sistema de Gestión Medioambiental.

ISO 14001:2015Los Sistemas de Gestión del Medio Ambiente permite prevenir los impactos ambientales mediante la puesta en marcha de los medios necesarios para lograr evitarlos, reducirlos o controlarlos. Entre las innumerables ventajas que supone la implantación de este tipo de herramienta podemos señalar que se logra transmitir de forma directa y creíble el compromiso con el medio ambiente que asumen las organizaciones que apuestan por su implantación, optimizar el consumo de luz, materias primas, agua, etc. suponiendo un beneficio económico considerable, mejorar los procesos y el cumplimiento de los requisitos legales de aplicación.

La ISO 14001:2015 cuenta con nuevos requisitos, como la integración de la gestión medioambiental en la gestión estratégica de las empresas, la mejora de la comunicación con las partes interesadas, el enfoque a todo el ciclo de vida de los productos, etc. y se refuerza el papel de la Alta Dirección en el liderazgo del Sistema de Gestión del Medio Ambiente.

¿Estás interesado en implantar un Sistema de Gestión del Medio Ambiente en tu empresa? Contrata con Integra, nuestros consultores son expertos en este campo.

 

Los Gases de Efecto Invernadero en las empresas

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

gases-efecto-invernaderoEn bastantes ocasiones te hemos indicado que cada vez tiende a ser mayor el número de empresas y organizaciones que, cada año, se acercan a nuestras oficinas preocupadas por el medio ambiente y la lucha contra el cambio climático.

Así, por ejemplo, entre los sistemas de gestión genéricos y los sistemas de gestión sectoriales que las organizaciones tienen a su disposición relacionados directamente con la protección y cuidado del medio ambiente, nos encontramos por ejemplo con los implantados bajo los requisitos de la norma ISO 14001 de Sistemas de Gestión del Medio Ambiente (útil para alcanzar un alto grado de protección ambiental, reduciendo los riesgos y ahorrando costes)  o los Sistemas de Gestión Energética implantados bajo los requisitos de la norma ISO 50001 de Sistemas de Gestión de la Eficiencia Energética (ideal para mejorar el rendimiento energético de la empresa).

En lo que se refiere a la propia protección del medio ambiente, se denomina GEI a los Gases de Efecto Invernadero, unos tipos de gases cuya presencia en la atmósfera tiende a contribuir al calentamiento global del planeta y al Efecto Invernadero.

gei

Por este motivo, siempre es fundamental para aquellas organizaciones cuyas actividades se caractericen por los impactos ambientales que generan a la atmósfera la realización de un informe técnico que persigue la divulgación de las cantidades de este tipo de contaminantes que se liberan a la atmósfera.

De esta forma la empresa es capaz de identificar aquellas fuentes de emisión de gases de efecto invernadero que derivan de las actividades que cada día lleva a cabo la organización, a la vez que se descubren aquellas oportunidades que permiten reducir estos gases, su compensación o la propia mitigación de las emisiones.

¿El principal objetivo? Mejorar la imagen ambiental de la empresa. Por tanto, si deseas conocer más al respecto, en INTEGRA nuestros técnicos Licenciados en Ciencias Ambientales con más de 15 años de experiencia llevarán a cabo los reportes de emisiones de GEI que tu empresa necesita.

Imagen | CECAR – Climate and Ecosystems Change Adaptation R