¿CÓMO ANALIZAR Y EVALUAR EL RIESGO AMBIENTAL EN SU EMPRESA?

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

La norma UNE 150008 de Análisis y Evaluación del Riesgo Ambiental, establece los requisitos y las pautas a seguir por una empresa que quiere evaluar y cuantificar los riegos que su actividad causa al medio ambiente. Además, pretende establecer las bases para que la gestión de los riesgos se realice una manera más eficaz, facilitando la toma de decisiones.

Para establecer el riego ambiental se tienen en cuenta varios conceptos:

  • Se parte de la base de un suceso indicador que nos indica el hecho que puede provocar un incidente.
  • Se le asigna una probabilidad de ocurrencia de dicho suceso.

El resultado de la combinación de ambos conceptos son los escenarios de posibles accidentes, siendo el objetivo final determinar la probabilidad de cada escenario y las consecuencias naturales, humanas y socioeconómicas que se derivarían si sucedieran.

La norma UNE 150008 se encuentra diseñada para poder ser implementada en cualquier empresa, independientemente del sector al que pertenezca o del tamaño que tenga, siendo las organizaciones que más demandan este tipo de implantación las que por su actividad, tienen una mayor posibilidad de tener un accidente ambiental.

Los beneficios que obtienen las organizaciones después de la implementación de un Sistema de Gestión que se basa en la norma UNE 150008 son:

  • Delimitar funciones y responsabilidades internas en el caso de que se produzca un accidente ambiental.
  • Incentivar a los trabajadores para que se encuentren pendientes de mejorar la política de gestión ambiental de la sociedad.
  • Reducir las primas de riesgo.
  • Mejorar la imagen de la empresa
  • Obtener un mejor trato con la administración.

Además, otro aspecto positivo de esta norma es su fácil integración con los sistemas de gestión ambiental (ISO 14001, EMAS…) que puedan estar ya implementados en una empresa, y más aún con la tendencia actual de incluir la gestión del riesgo como aspecto fundamental en la mayoría de las normas de gestión certificables.

¿Quieres más información? Contacte con nosotros, estaremos encantados de asesorarle.

Foto: freepic.diller

¿Te gustaría asegurarte de que cumples con la legislación ambiental?

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Dentro de la consultoría medioambiental sobre la que te hemos hablado varios días nos encontramos con el servicio de legislación ambiental, que viene a completar la consultoría y ayuda a las empresas a recibir una información personalizada, no solo una relación de normativa ambiental que afecte a su actividad.

legislacion-ambiental

Como de buen seguro sabrás, la denominada como consultoría medioambiental consiste en un conjunto de servicios relacionadas con la realización de estudios, informes y trabajos ambientales, con independencia de que éstos hayan exigidos por la normativa o por la Administración, o bien sean voluntarios.

¿Qué es el servicio de legislación ambiental?

El servicio de legislación ambiental consiste en la realización de un diagnóstico de la legislación ambiental, que resulta de aplicación a una empresa. Para ello, se extractan los diferentes requisitos concretos que la compañía u organización debe cumplir.

A diferencia de lo que ocurre con muchas auditorías y consultorías, en Integra nuestros clientes no solo obtienen una relación de la normativa ambiental que afecta a su actividad. También reciben una información personalizada que contempla tanto lo que tienen que hacer como los registros que deben poseer sus empresas para garantizar el cumplimiento con la legislación que les aplica.

¿A qué empresas se recomienda?

Prácticamente se recomienda a todas aquellas empresas que, al 100%, quieran garantizar que cumplen con la legislación ambiental que les aplica en función de las actividades que llevan a cabo.

Además, es recomendable a todas aquellas que quieren y desean disponer de una herramienta que les permita cumplir con dos requisitos fundamentales de la ISO 14001: la identificación y evaluación de cumplimiento de requisitos legales ambientales.

Imagen | New York District, U.S. Army Corps of Engineers

Decreto 18/2015, de 27 de enero, por el que se aprueba el reglamento que regula el régimen aplicable a los suelos contaminados

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

El Decreto 18/2015, de 27 de enero, por el que se aprueba el reglamento que regula el régimen aplicable a los suelos contaminados tiene por objeto regular el régimen jurídico y técnico de aplicación a la gestión de los suelos contaminados y a las actividades que son susceptibles de ocasionar un impacto ambiental sobre estos.

Suelos contaminados

 

Este Decreto establece las actividades que pueden ocasionar un impacto ambiental sobre el suelo y los criterios que se deben seguir para calificar los terrenos. A la misma vez, define las competencias que tienen los Ayuntamientos encontrándose entre las mismas, las relacionadas con la declaración, delimitación y aprobación de planes de descontaminación o desclasificación de los suelos contaminados que se ubican en sus términos municipales.

 

Por otro lado, el Decreto 18/2015 define las herramientas de gestión que se deben aplicar, entre las que encontramos las siguientes:

– Realizar 2 inventarios, uno de suelos contaminados ya declarados y otro de suelos potencialmente contaminados

– Elaborar programas quinquenales que incluyan medidas de prevención de la contaminación potencial y medidas relacionadas con la recuperación de los terrenos históricamente afectados

– Obligar a los propietarios o titulares de suelos potencialmente contaminados a presentar ante el Órgano Competente, la solicitud de inicio del procedimiento de descontaminación. Los trabajos de descontaminación deberán ser realizados por una empresa distinta a la entidad que certifique los resultados de este proceso. Si los terrenos han soportado alguna actividad potencialmente contaminante, en el pasado, el propietario de los mismos deberá presentar un informe de situación al solicitar una autorización para usos distintos

– Establecer los criterios técnicos necesarios para realizar estudios de caracterización, analizar el riesgo,  los niveles genéricos de referencia para los distintos contaminantes y los procedimientos de evaluación de los emplazamientos afectados.

Es importante el indicar que el Decreto 18/2015 define suelo contaminado como aquel cuyas características han sido alteradas negativamente por la presencia de componentes químicos de carácter peligroso en concentración tal que comporte un riesgo inaceptable para la salud humana o para el medio ambiente.

Para finalizar esta publicación debemos indicar que los proyectos de recuperación de suelos se basan desde el año 2005 en normativas estatales y autonómicas que dan la responsabilidad de realización a los causantes de la contaminación y de forma indirecta a los propietarios o poseedores de los terrenos.

¿Quieres más información sobre la legislación de aplicación a tu empresa? Recuerde que nos encontramos a su disposición.

Imagen|Carsus