LA ADAPTACIÓN AL RGPD PUEDE TENER PREMIO

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha convocado una nueva edición de los ‘Premios Protección de Datos Personales 2018’. En esta ocasión se incluye nuevas categorías como:

  • Categoría de Buenas Prácticas sobre Iniciativas para adaptarse al Reglamento
  • Comunicación,
  • Buenas Prácticas Educativas para el uso seguro de internet por los menores
  • Investigación Emilio Aced.

Con estas categorías, la AEPD pretende reconocer el trabajo realizado en distintos ámbitos de nuestra sociedad para proteger el derecho de los individuos a que sus datos personales estén seguros. Concretamente quiere valorar el esfuerzo llevado a cabo en el ámbito educativo, empresarial, científico, en los medios de comunicación y/o en las administraciones públicas.

Las empresas del sector privado pueden presentarse al Premio a las Buenas prácticas sobre iniciativas para adaptarse al Reglamento, en el que se valorarán principalmente aquellas iniciativas en las que la adaptación al RGPD haya presentado una mayor dificultad,  por tratarse de empresas que realizan tratamientos de datos de alto riesgo.  El plazo para la presentación de candidaturas finalizará el 30 de noviembre.

La AEPD quiere reconocer el esfuerzo de las empresas porque la adaptación al Reglamento les ha supuesto incorporar en el día a día de su actividad las medidas de seguridad necesarias para proteger los datos de carácter personal, siendo por tanto, la protección de datos un aspecto más que se asume la empresa dentro de su filosofía y política. El Reglamento además obliga a que la empresa implante medidas de evaluación y seguimiento continuas que permitan acreditar el cumplimiento de este, lo que les supone grandes esfuerzos de adaptación.

Si su empresa aún no se ha adaptado al RGPD o no sabe cómo demostrar que cumple con la responsabilidad proactiva que se le exige, llámenos.

Foto: rawpixel.com

ANÁLISIS DE RIESGOS Y EVALUACIÓN DE IMPACTO EN EL REGLAMENTO DE PROTECCIÓN DE DATOS

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Hoy en día, es fundamental para la buena marcha de una empresa que su gestión se apoye en una identificación y evaluación de riesgos que le permita poner en marcha las medidas necesarias para prevenirlos y evitarlos. De hecho, son ya varias las normativas de sistemas de gestión que están incluyendo este enfoque en su estructura, como es el caso de las últimas versiones de las normas ISO 9001, ISO 14001, ISO 45001, ISO 22000…y muchas otras.

Pues bien, la protección de datos no podía ser menos, y el nuevo Reglamento UE 2016/679 General de Protección de Datos (RGPD) exige a los Responsables de tratamiento de los datos que adopten las medidas necesarias de seguridad basándose en los posibles riesgos que detecten. Concretamente, establece lo siguiente:

Artículo 25.1 del RGPD: “Teniendo en cuenta el estado de la técnica, el coste de la aplicación y la naturaleza, ámbito, contexto y fines del tratamiento, así como los riesgos de diversa probabilidad y gravedad que entraña el tratamiento para los derechos y libertades de las personas físicas, el responsable del tratamiento aplicará, tanto en el momento de determinar los medios de tratamiento como en el momento del propio tratamiento, medidas técnicas y organizativas apropiadas, como la seudonimización, concebidas para aplicar de forma efectiva los principios de protección de datos, como la minimización de datos, e integrar las garantías necesarias en el tratamiento, a fin de cumplir los requisitos del presente Reglamento y proteger los derechos de los interesados”.

Artículo 32.2 del RGPD: “Al evaluar la adecuación del nivel de seguridad se tendrán particularmente en cuenta los riesgos que presente el tratamiento de datos, en particular como consecuencia de la destrucción, pérdida o alteración accidental o ilícita de datos personales transmitidos, conservados o tratados de otra forma, o la comunicación o acceso no autorizados a dichos datos.”

En efecto, el RGPD establece la necesidad de que cualquier empresa u organización adopte las medidas de seguridad teniendo en cuenta los riesgos. En cambio, la Evaluación de impacto no se requiere siempre, sino que cada organización debe valorar si es necesaria o no en función de cada actividad de tratamiento que lleve a cabo.  Será fundamental el análisis de riesgo previo para poder determinar si existe algún tratamiento con nivel de riesgo alto para los derechos de las personas físicas que nos obligue a realizar la evaluación de impacto, pero además el RGPD nos da pistas, y en el artículo 35.3 describe varios casos en los cuales se ha considerado que un tratamiento puede derivar en riesgos elevados y son aquello en los que exista:

  • Evaluación sistemática y exhaustiva de aspectos personales de personas físicas que se base en un tratamiento automatizado como la elaboración de perfiles y sobre cuya base se tomen decisiones que produzcan efectos jurídicos para las personas físicas o que les afecten de modo similar.
  • Tratamiento a gran escala de las categorías especiales de datos personales, o datos sobre condenas e infracciones penales o medidas de seguridad conexas.
  • Observación sistemática a gran escala de una zona de acceso público

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha publicado varias guías que abordan tanto el Análisis de Riesgos como la Evaluación de impacto.

Si tiene dudas y necesita más información en relación con el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) contacte con nosotros.

Foto: d3images

¿DESEA MEJORAR LA GESTIÓN ENERGÉTICA DE SU EMPRESA? IMPLANTE LA NUEVA NORMA ISO 50001:2018

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Reducir el consumo energético y las emisiones de gases de efecto invernadero es una necesidad creciente para las empresas y cada día cobra más fuerza. Buscar la eficiencia en la gestión energética es el objetivo fundamental, consiguiendo un equilibrio entre evitar el daño al medio ambiente, disminuir costes y garantizar en todo momento la calidad de los servicios y productos que se ofrecen.

La eficiencia energética se conoce como la eficiencia en la producción, distribución y uso de la energía necesaria para poder garantizar la calidad total siendo uno de los aspectos que pueden afectar a la competitividad de las empresas. Por este motivo cada vez más empresas apuestan por los Sistemas de Gestión Energética (SGE).

La norma de calidad ISO 50001:2018 de Sistemas de Gestión Energética, es la más utilizada por las empresas y certifica que una organización tiene implantado un sistema de gestión energética que optimiza el uso de la energía de manera adecuada. Esta norma es aplicable a cualquier empresa, sea cual sea su actividad o tamaño.

 El sistema de gestión energética es una herramienta que permitirá la reducción de los consumos de energía, que a su vez se traducirán en un ahorro económico y en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Esto quiere decir que cualquier inversión que se haga con esta finalidad tendrá un retorno económico para la empresa.

Entre los cambios que aporta esta nueva versión podemos destacar que presenta la estructura de alto nivel que la hace fácilmente integrable con otras normas ISO de sistemas de gestión (9001, 14001, 45001…). Además, tiene un mayor enfoque al negocio, incluyendo entre otras cosas el análisis de riesgo y la determinación del contexto de la organización.

¿Qué beneficios puede aportar a su empresa la ISO 50001?

  • Lograr un consumo más eficiente de los recursos
  • Ahorro de energía en el corto, medio y largo plazo.
  • Disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Conocer e implementar nuevas tecnologías de eficiencia energética.
  • Optar por otras fuentes de energía alternativa
  • Lograr la concienciación de todo el personal para adoptar las medidas de ahorro.
  • Mejorar la imagen corporativa de cara al exterior, y demostrando a las partes interesadas el compromiso ambiental de la empresa.
  • Se puede integrar fácilmente con otras normas de gestión.

¿Apuestas por el cuidado al medio ambiente y quieres reducir el coste y el consumo de energía en tu empresa? Contacta con Integra.

Foto: jannoon028

 

EL PLAZO DE ADAPTACIÓN A ISO 9001:2015 E ISO 14001:2015 FINALIZA. ¿SU EMPRESA HA LLEGADO A TIEMPO?

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Las últimas versiones de las normas ISO 9001:2015 e ISO 14001:2015 fueron publicadas en septiembre de 2015, concretamente los días 23 y 15 de septiembre respectivamente. Y como se ha venido anunciando, desde su publicación se abrió un periodo de adaptación de 3 años para aquellas empresas que estaban certificadas bajo las referencias anteriores de ambas normas.

Dicho periodo de adaptación llega a su fin el próximo 15 de septiembre, fecha a partir de la cual todas las empresas deben haber realizado la transición, habiendo pasado la auditoría de certificación en base a las versiones de 2015 de ambas normas y por tanto deben disponer de los nuevos certificados, puesto que los que se emitieron para la norma ISO 9001:2008 e ISO 14001: 2004 dejarán de tener validez.

La ISO 9001:2015 ha traído cambios importantes a las empresas, destacando quizá entre todos ellos la determinación del contexto de la organización y partes interesadas y la incorporación al sistema de la gestión del riesgo y de las oportunidades. En cuanto a la ISO 14001:2015, además de incluir los cambios mencionados para la 9001, añade como una de sus principales aportaciones la inclusión de la perspectiva de ciclo de vida a la hora de identificar y evaluar los aspectos ambientales. Además, ambas normas comparten también la estructura de alto nivel, que facilita aún más la integración de ambas entre sí y con otras normas.

Todas nuestras empresas han realizado la transición con éxito y disponen ya de sus certificados en vigor para sus sistemas de gestión de calidad y/o medio ambiente, bajo los requisitos de las últimas versiones de las normas ISO 9001 y/o ISO 14001.

Si su empresa no ha llegado a tiempo y sus certificados van a dejar de tener valor, llámenos y le ayudaremos a adaptarse en el menor tiempo posible.

Foto: freepik

SERVICIOS DE “CLOUD COMPUTING” Y CÓMO CUMPLIR CON EL REGLAMENTO GENERAL DE PROTECCIÓN DE DATOS

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Hoy día las tecnologías avanzan a un ritmo vertiginoso para adaptarse a nuestras necesidades y hacernos la vida más fácil y cómoda. Pero este avance nos pone ante el reto de cómo proteger nuestra privacidad cuando toda la información está vagando en internet. Es más, cada día aumenta el número de empresas que optan, para gestionar y almacenar su información, por las distintas modalidades de servicios de “cloud computing” o como la mayoría lo conocemos almacenamiento en la nube.  Este servicio nos aporta muchas ventajas, pero también inconvenientes, siendo el más importante la clara pérdida de control sobre los datos.

¿Qué tener en cuenta para que su empresa cumpla con el RGPD al contratar este servicio?

En primer lugar, debemos tener en cuenta que la empresa que contrata un servicio de “cloud computing” seguirá siendo Responsable de tratamiento de los datos de carácter personal, ya que por el hecho de firmar un contrato no se traspasa esa responsabilidad al proveedor del servicio, sino que éste se convertirá en Encargado de tratamiento.

El Reglamento exige que el proveedor contratado ofrezca garantías suficientes en materia de protección de datos, es decir, que sea capaz de demostrar que dispone de los medios necesarios para cumplir con sus obligaciones como encargado de tratamiento.  Y será muy importante definir muy bien ese contrato de encargo de tratamiento, teniendo en cuenta los siguientes requisitos:

  • Que defina claramente las finalidades de tratamiento.
  • Que incluya información acerca de la intervención de terceras empresas en la prestación del servicio. Ya que, si es así la empresa debe dar su consentimiento para que pueda intervenir y especificando con qué finalidad de tratamiento.
  • Que incorpore información sobre la ubicación de los datos, es decir en qué país. Esta información es importante puesto que si el país es perteneciente a la Comunidad Económica Europea no se considerará transferencia internacional de datos y además ofrecerá todas las garantías jurídicas. Pero en el caso de que vayan a estar localizados en países que no pertenecen al Espacio Económico Europeo habrá transferencia internacional de datos, y se debe tener en cuenta que el país ofrezca garantías jurídicas adecuadas, es decir que ofrezca un nivel de protección equivalente al del Espacio Económico Europeo y así se haya acordado por la Agencia Española de Protección de Datos o por Decisión de la Comisión Europea. Puede consultar los países considerados de garantía por la Agencia Española de protección de datos pinchando aquí.
  • Que exija ciertas medidas de seguridad, como la de garantizar la integridad de los datos personales, evitar accesos no autorizados y la posibilidad de recuperar la información en caso de que se produzcan incidencias de seguridad.
  • Que incluya un compromiso de garantizar la confidencialidad utilizando los datos sólo para la finalidad de tratamiento establecida en el contrato y que garantice el compromiso de confidencialidad de sus trabajadores.
  • Que defina que en el caso de rescisión del contrato unilateralmente o por ambas partes, el Encargado de tratamiento tendrá la obligación de entregar toda la información al cliente en el formato que se acuerde, en el plazo más breve posible y con total garantía de la integridad de la información. Y para asegurar que el proveedor no se queda con datos de carácter personal, es recomendable requerir una certificación de la destrucción de la información una vez devuelta al Responsable de tratamiento.

Para ampliar información acerca de este tema puede consultar la Guía Para Clientes Que Contraten Servicios De “Cloud Computing” publicada por la Agencia Española de Protección de Datos.

Y si su empresa aún no se ha adaptado al Reglamento General Europeo de Protección de Datos y necesita ayuda, llámenos.

Foto: creativeart

IFS LOGISTICS, LA NORMA PARA LAS EMPRESAS DE TRANSPORTE Y ALMACENAMIENTO

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

IFS Logistics es una norma pensada para las empresas de transporte, distribución, carga y descarga, y almacenamiento de productos tanto alimentarios como no alimentarios, y cuyo objetivo principal es garantizar la transparencia a lo largo de la cadena de suministro, uniendo para ello comercio e industria a través de las certificaciones.

Este sistema de certificación es una gran opción para aquellas empresas de logística cuyo objetivo sea trabajar con grandes superficies o distribuidoras, puesto que la obtención del certificado de IFS Logistics da acceso a una base de datos de empresas certificadas pertenecientes a toda la cadena de producción y distribución, y que podrán contactar entre ellas.

Además, la propia norma exige a las empresas certificadas que sus proveedores logísticos también lo estén o que se ajusten a sus requisitos, con el objetivo de que se mantenga la transparencia de los procesos y asegurando la calidad y seguridad de los productos. Por esto, cada día son más las empresas que exigen estos requisitos a sus proveedores.

Los requisitos de la norma IFS Logistics se divide en 6 capítulos:

  • Responsabilidad de la dirección
  • Sistema de gestión de la calidad y seguridad del producto
  • Gestión de los Recursos
  • Realización del servicio
  • Medidas, análisis y mejoras
  • Plan de Defensa del productos/Alimentos e inspecciones externas

La certificación IFS puede suponer para su empresa una gran ventaja competitiva, mejorando la satisfacción del cliente, el uso de los recursos y logrando ampliar el mercado al hacerse visible para el resto de las empresas certificadas.

Foto: kjpargeter

LOS CHIRINGUITOS DE PLAYA APUESTAN POR UNA ADECUADA GESTIÓN AMBIENTAL

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

A punto de finalizar la campaña de verano vemos como cada vez son más numerosos en nuestro país los chiringuitos de playa que se hacen Chiringuitos Responsables, a través del Ministerio para la Transición Ecológica. Para pertenecer a este grupo, lo chiringuitos deben mejorar su actividad a través del cumplimiento de un Decálogo de Buenas Prácticas que recoge aspectos de gestión que les permite reducir su impacto ambiental, mejorar su reputación entre usuarios y clientes y avanzar en una gestión sostenible y respetuosa con el medio que le rodea.

Este interés cada vez mayor por mantener la calidad de nuestras playas y una adecuada gestión de estas, hace que haya más de 700 chiringuitos registrados actualmente en el decálogo de buenas prácticas ambientales del Ministerio, y que, además, muchos de ellos, persigan la excelencia en sostenibilidad ambiental. Por ello, muchos chiringuitos optan también por implantar Sistemas de Gestión Ambiental según la norma ISO 14001:2015, lo que les lleva a plantear acciones que van mucho más allá del mero cumplimiento legislativo y que pretenden lograr, entre otras cosas, un uso adecuado de sus recursos, la gestión correcta de los residuos, la identificación y evaluación de los aspectos ambientales asociados a su actividad y el fomento entre sus trabajadores y clientes del respeto y la protección del entorno que les rodea.

Gracias a la implantación de un Sistema de Gestión Ambiental, los chiringuitos pueden lograr además un equilibrio entre la rentabilidad del local y la reducción de su impacto sobre el medio ambiente.

Si es dueño de un chiringuito de playa no se quede atrás, dispone de más de 8 meses para prepararse antes de la próxima temporada de primavera verano, implante un Sistema de Gestión Ambiental según la norma ISO 14001:2015 y notará sus beneficios.

Foto: mrsiraphol

AMPLIADO EL PLAZO PARA SOLICITAR LAS AYUDAS QUE LE PERMITIRÁN IMPLANTAR UN SISTEMA DE GESTIÓN DE SEGURIDAD Y SALUD LABORAL EN SU EMPRESA

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

La Consejería de empleo, empresa y comercio quiere fomentar el desarrollo de proyectos de mejora en prevención de riesgos laborales a través de incentivos dirigidos a PYMES de la comunidad autónoma de Andalucía, en régimen de concurrencia competitiva.

Han establecido dos líneas de beneficiarios:

  • Línea A: PYMEs que desarrollan actividades económicas que durante 2017 reflejaron en la Comunidad Autónoma de Andalucía mayores índices de incidencia por accidentes de trabajo y/o enfermedades profesionales. La financiación total destinada a esta línea es de 2.920.000 €.
  • Línea B: PYMEs que desarrollan actividades económicas del sector industrial de Andalucía, integrado por la industria manufacturera y los servicios avanzados vinculados a procesos y productos industriales que se especifican. La financiación total destinada a esta línea es de 2.660.000 €.

¿QUÉ PROYECTOS O ACTIVIDADES SON SUBVENCIONABLES?

Existen dos modalidades a las que podrán acogerse los distintos proyectos:

  • Modalidad M1. Actividades y proyectos que contemplen inversiones dirigidas a la incorporación de medidas especificadas en la planificación preventiva de la empresa. Las ayudas irán de 1500 a 15000 €.
  • Modalidad M2. Actividades y proyectos que contribuyan a la mejora de la integración de la prevención de riesgos laborales en la empresa y/o al cumplimiento más eficaz de la normativa de prevención, así como proyectos innovadores y/o de desarrollo de buenas prácticas preventivas que contribuyan de forma significativa a la mejora de la seguridad y la salud laboral en los centros de trabajo. Las ayudas irán de 1200 a 12000 €. Y en esta segunda modalidad, se contempla en el apartado c) Diseño, implantación y certificación por primera vez en la empresa de Sistemas de Gestión de Seguridad y Salud LaboralPor lo que es subvencionable la implantación de un Sistema de Gestión de seguridad y salud en base a la norma ISO 45001.

El plazo para presentar las solicitudes se ha ampliado hasta el 4 de septiembre de 2018, así que no desaproveche la oportunidad y presente su solicitud mediante registro electrónico, a través del enlace facilitado por la Junta de Andalucía: http://juntadeandalucia.es/organismos/empleoempresaycomercio/servicios/procedimientos/detalle/523/datos-basicos.html

El plazo de resolución será de seis meses a partir del día siguiente al de finalización del plazo para la presentación de solicitudes.

Si desea solicitarla y necesita presupuesto de diseño e implantación de un sistema de gestión según la norma ISO 45001 contacte con nosotros sin compromiso.

Foto: freepik

IFS GLOBAL MARKETS-FOOD MARCA EL CAMINO HACIA LA CERTIFICACIÓN IFS

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

La empresa u organización que esté interesada en seguir la agenda que marca IFS Global Markets-Food para llegar al cumplimiento de los estándares de IFS de una forma gradual, debería llevar a cabo en primer lugar una autoevaluación con respecto al listado de requisitos del Nivel Básico y /o Medio para decidir el nivel de entrada al programa. Dichos requisitos pueden consultarse gratuitamente en la web de IFS.

La autoevaluación debe ser realizada por la propia empresa y puede llevarla a cabo con el apoyo de algún consultor/asesor calificado e independientes.

La autoevaluación o pre-evaluación de los requisitos de la Lista de Verificación del Nivel Básico e Intermedio es un paso voluntario cuyo objetivo es que la empresa pueda llevar a cabo su propio proceso de análisis de carencias que le permitirá definir y poner en marcha un plan de acción para su mejora.

La duración de la evaluación va a depender de una serie de factores como:

  • El tamaño de la empresa
  • El alcance de la evaluación
  • El número de trabajadores

Y se debe tener en cuenta, que el estándar establece que se deberá utilizar 2/3 de la duración de la evaluación, como mínimo, en el área de producción de la empresa.

Una vez obtenidos los resultados de la autoevaluación, la empresa podrá decidir en qué nivel accede al proceso de certificación y esto dependerá en gran medida de la adecuación y desarrollo tanto de la infraestructura como de los procesos implantados de gestión de la seguridad alimentaria. Por tanto, para llegar al objetivo final, que es la certificación IFS food, hay que cumplir con los requisitos de las dos primeras etapas o niveles, que son:

  1. NIVEL BÁSICO: se centra en:
  • Sistemas de gestión de la seguridad o inocuidad alimentaria: liberación del producto, trazabilidad, gestión de incidentes, control de productos no conformes y acciones correctivas.
  • Buenas prácticas de fabricación:Higiene del personal, medio ambiente, limpieza y desinfección, control de la contaminación del producto, control de plagas, control de la calidad de agua.
  • Control de peligros alimentarios:general, específico y control de alérgenos.
  1. NIVEL INTERMEDIO: en el que se evaluará:
  • Sistema de gestión de la seguridad alimentaria:Responsabilidad de la dirección, requisitos de la documentación general, procedimientos, gestión de reclamaciones, control de medidas y vigilancia de los equipos, análisis del producto, compras, homologación de proveedor, realización de la vigilancia, formación.
  • Buenas prácticas de fabricación:Instalaciones y mantenimiento de equipos, instalaciones del personal, gestión de residuos, almacenamiento y transporte.
  • Control de peligros alimentarios:APPCC y Food Defense

IFS Global Markets-Food es una gran oportunidad para las PYMES que no están seguras de poder alcanzar la certificación IFS actualmente, pero que creen que pueden lograrla de una manera gradual. Si está interesado no dude en contactar con nosotros.

FOTO: freepik

¿POR QUÉ IMPLANTAR UN SISTEMA DE GESTIÓN?

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Un sistema de gestión consiste fundamentalmente en un conjunto de etapas que se encuentran unidas en un proceso continuo, que permite trabajar de manera ordenada una determinada idea hasta conseguir una mejora palpable y que será continua en le tiempo.

Por ello, cuando una empresa u organización se plantea la posibilidad de implementar un sistema de gestión, aconsejamos tener siempre presente las diferentes ventajas de un sistema de gestión. Entre las que destacan:

  • Reducción de costes
  • Gestión de riesgos sociales, medioambientales y financieros
  • Aumento de la satisfacción de los clientes
  • Potenciación de la innovación
  • Posibilidad de lograr mejoras continuamente
  • Facilidad para acceder a nuevos mercados

Y llegados a este punto nos encontramos en un momento en el que puede ser interesante responder a otra pregunta importante: ¿por qué es necesario un sistema de gestión en mi empresa?.

Un sistema de gestión es necesario e incluso imprescindible en una compañía u organización porque, como sabemos, las empresas que operan actualmente se enfrentan a una gran variedad de retos.

Entre estos retos más importantes, nos encontramos con la gran competitividad existente a día de hoy unida a la globalización y la velocidad de los cambios, lo que a su vez se requiere una óptima capacidad de adaptación, consiguiendo una rentabilidad que ayude positivamente en un buen crecimiento utilizando las ventajas que nos ofrece la tecnología.

El equilibrio entre estos retos se puede convertir en un proceso difícil, donde el sistema de gestión ayuda muchísimo, dado que permite aprovechar y desarrollar el potencial existente en nuestra organización.

FOTO: ijeab