REDUCIR COSTES CON LA NORMA ISO 14001

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Hoy día, la Gestión ambiental en una empresa es fundamental para mejorar su posicionamiento en el mercado y obtener beneficios tanto de imagen como económicos, es decir, que implantar un Sistema de Gestión ambiental según la norma ISO 14001 se ha convertido en una clara inversión a corto y largo plazo.

Logar el equilibrio entre el beneficio económico y la protección del medio ambiente debe ser el objetivo de toda empresa actualmente, puesto que la sociedad demanda un tejido empresarial en el que prime la responsabilidad social y ambiental, y que dirija su desarrollo hacia la sostenibilidad.

New call-to-action

 

Y, esa es la función de un Sistema de Gestión ambiental, crear una herramienta eficaz que permita a la empresa reducir costes para ser más competitivos, y para adaptarse a las demandas de esta sociedad cada vez más concienciada ambientalmente,  preocupada por la contaminación del medio, el uso de los recursos, la gestión de residuos o el cambio climático.

REDUCIR COSTES CON LA NORMA ISO 14001

Y ¿Cómo se reducen costes con la Gestión ambiental?

La norma ISO 14001:2015 establece una serie de requisitos encaminados a la mejora contInua del desempeño ambiental de la empresa y para ello esta debe:

  • Establecer un consumo de los recursos que sea eficiente y que le permita ahorrar consumo, emisiones y costes, evaluando para ello los aspectos ambientales y planificando objetivos de reducción. Esta utilización eficiente de los recursos naturales disponibles, tales como el agua, energía eléctrica, gas, combustible… conseguirá reducir tanto los costes como la generación de residuos y de emisiones.
  • Implementar una gestión de residuos que sea eficaz, acorde a la actividad de la empresa e intentando siempre optimizar costes, adoptando medidas de minimización, reutilización y/o reciclaje.
  • Realizar la evaluación de aspectos ambientales teniendo en cuenta el análisis de ciclo de vida, lo que le permitirá reducir costes en distintos procesos, como almacenamiento, transporte, envasado o embalaje…
  • Identificar las situaciones de emergencia ambiental y los posibles accidentes que podrían suceder, para adoptar medidas preventivas y un plan de actuación a seguir en caso de que sucedan. Con este Plan de emergencia ambiental se consigue que los costes sean mínimos.
  • Evaluar el cumplimiento de los requisitos legales es otro requisito fundamental de la norma ISO 14001, que hace que la posibilidad de recibir sanciones se minimice.

Si la empresa adopta todas estas medidas, será valorada muy positivamente por parte del cliente y logrará mejorar su posicionamiento tanto en el mercado como frente a la competencia, y al mismo tiempo contribuirá a la protección del medio ambiente.

En INTEGRA contamos con la experiencia necesaria para lograr que tu empresa ahorre coste mediante la implantación de un Sistema de Gestión Ambiental en base a los requisitos de la norma ISO 14001:2015.

Foto: dooder

¿INTERESADO EN ACCEDER A LA CONTRATACIÓN PÚBLICA? ISO 14001 LE PUEDE AYUDAR

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

En el marco de la Estrategia europea 2020, que pretende fomentar el desarrollo inteligente, sostenible e integrado en la economía de la Unión Europea, nació la Ley 9/2017 de Contratos del Sector Público.

¿Cómo se puede demostrar que una empresa cumple con esos criterios?

El objetivo de esta Ley, que entró en vigor el 8 de marzo 2018 es conseguir una mayor transparencia en la contratación pública  y permitir o facilitar el acceso a la contratación pública a las pequeñas y medianas empresas y que los criterios cualitativos de adjudicación que se diseñen permitan a los organismos obtener obras, suministros y servicios de gran calidad. Para ello, establece la necesidad de incluir aspectos cualitativos, medioambientales, sociales e innovadores vinculados al objeto del contrato.

New call-to-action

 

En su artículo 145 establece que, entre los criterios cualitativos para evaluar la mejor relación calidad-precio, se podrán referir a características ambientales como la reducción del nivel de emisión de gases de efecto invernadero, el empleo de medidas de ahorro y eficiencia energética, la utilización de energía procedentes de fuentes renovables durante la ejecución del contrato y el mantenimiento o mejora de los recursos naturales que puedan verse afectados por la ejecución del contrato.

Además, en aquellos contratos en los que la ejecución pueda tener un impacto significativo en el medio ambiente, en la adjudicación se valorarán condiciones ambientales medibles.

La Ley sigue la regulación anterior relativa a la acreditación del cumplimiento de las normas de gestión medioambiental y a las obligaciones en materia medioambiental, social o laboral. En su artículo 94, establece que las empresas licitadoras, acreditarán el cumplimiento mediante certificados de gestión medioambiental como condición de solvencia técnica, es decir, para acreditar su experiencia en el ámbito de la protección del medio ambiente.

Por tanto, si tu empresa dispone por ejemplo, de un Sistema de Gestión Ambiental según la norma ISO 14001:2015 podrá acreditar la solvencia técnica ante la administración.

Si estás interesado en acceder a contratos públicos y aun no dispones de un Sistema de Gestión Ambiental certificado, solicítenos presupuesto sin compromiso.

Foto: d3images