EVALUACIÓN DEL DESEMPEÑO EN ISO 45001

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

La norma ISO 45001 de Sistemas de Gestión de la Seguridad y Salud en el trabajo desarrolla, en su apartado 9, la importancia de llevar a cabo la evaluación del desempeño, que se deberá realizar en base a criterios previamente establecidos y para ello una organización tendrá que implementar procesos de:

  • Seguimiento, medición, análisis y evaluación: para lo que será necesario asegurar el cumplimiento de los requisitos legales y otros requisitos, y establecer indicadores que permitan evaluar la correcta implementación de los procesos, la eficacia de los controles establecidos para los peligros y riesgos e incluso que permitan detectar oportunidades de mejora.
  • Auditoría interna: la empresa deberá llevar a cabo auditorías a intervalos planificados, estableciendo responsabilidades y evaluando el cumplimiento de la norma en todos los procesos de la organización. Y dará como resultado un informe a tener en cuenta para la mejora continua de la organización.
  • Revisión del Sistema por la Dirección: la organización debe realizar revisiones periódicas del sistema de gestión de seguridad y salud para comprobar la eficacia y adecuación del mismo a los requisitos de la norma y a los procesos de la organización.

Y ¿qué beneficios puede aportar ISO 45001 a tu empresa?

Una empresa que implanta un Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el trabajo según la norma ISO 45001 y que evalúa adecuadamente el desempeño del mimo, podrá:

  • Reducir e incluso, eliminar en algunos casos, los riesgos y peligros para la seguridad y salud que se deriven de su actividad.
  • Disminuir los accidentes e incidentes relacionados con el trabajo.
  • Mejorar el desempeño de su sistema de gestión mediante la evaluación continua

Foto: freepik

 

PLAN DE IGUALDAD OBLIGATORIO PARA EMPRESAS DE MÁS DE 50 TRABAJADORES

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

El pasado 7 de marzo, se publicó el Real Decreto-Ley 6/2019 de medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación, que modifica la Ley Orgánica para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres, el Estatuto de los Trabajadores, el Estatuto de los Trabajadores y la Ley General de la Seguridad Social, entre otras normas.

Entre los principales cambios que introduce, incluye la obligatoriedad de disponer de un Plan de Igualdad para las empresas de 50 o más trabajadores. El objetivo principal es conseguir eliminar la desigualdad, aún existente, entre mujeres y hombres en el ámbito laboral.

Además, se crea un Registro de Planes de Igualdad de las Empresas, como parte de los Registros de convenios y acuerdos colectivos de trabajo dependientes de la Dirección General de Trabajo del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social y de las Autoridades Laborales de las Comunidades Autónomas. Las empresas están obligadas a inscribir sus planes de igualdad en el citado registro.

Y ¿cómo se debe realizar el Plan de Igualdad?

El nuevo Real Decreto establece que los planes de igualdad contendrán un conjunto ordenado de medidas evaluables dirigidas a remover los obstáculos que impiden o dificultan la igualdad efectiva de mujeres y hombres.

Previamente a la elaboración del Plan se debe realizar un diagnóstico, que consistirá en un estudio cuantitativo y cualitativo de la estructura organizativa de la empresa que permita conocer la situación sobre la igualdad entre mujeres y hombres en la actualidad. El diagnóstico incluirá información sobre los elementos que pueden generar discriminaciones en la empresa (humanos, económicos, materiales, de organización, etc.), así como sobre los recursos de los que dispone para plantear el cambio.

El contenido del diagnóstico será, al menos, el siguiente:

  1. Proceso de selección y contratación.
  2. Clasificación profesional.
  3. Formación.
  4. Promoción profesional.
  5. Condiciones de trabajo, incluida la auditoría salarial entre mujeres y hombres.
  6. Ejercicio corresponsable de los derechos de la vida personal, familiar y laboral.
  7. Infrarrepresentación femenina.
  8. Retribuciones.
  9. Prevención del acoso sexual y por razón de sexo

¿Qué beneficios puede aportar un Plan de igualdad a la empresa?

En la actualidad, contemplar la igualdad como un elemento estratégico y de calidad de una empresa le va a aportar un valor añadido y una serie de beneficios, como:

  • Aumento de la productividad, debido a que la igualdad de oportunidades y de salario genera buen ambiente de trabajo que conlleva una mayor productividad.
  • Mejora de la imagen de la empresa frente a los clientes, los trabajadores y la sociedad en general.
  • Reduce el absentismo laboral, puesto que se gestionan aspectos como la conciliación laboral, que ayudan a disminuir el estrés y las preocupaciones entre el personal de la empresa.
  • Mejora el clima laboral al reducir las diferencias entre compañeros y compañeras, reduciendo la conflictividad laboral.
  • Aporta ventajas competitivas en caso de querer optar a contratos con las administraciones públicas.

Si está obligado a implementar un Plan de Igualdad en su empresa y no sabe por dónde empezar, contacte con nosotros y le ayudaremos en todo el proceso.

EUCERPLAST, CERTIFICACIÓN PARA LOS QUE USAN PLÁSTICO RECICLADO

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Actualmente, el plástico está acaparando noticias y se está extendiéndo una alarma social entorno al cada vez mayor uso que se hace de él.

Pues bien, lo que una gran parte de la sociedad desconoce, es que hace tiempo que se están tomando medidas para controlar en cierto modo esa “invasión” desmesurada del plástico en nuestro día a día, y una de las más importantes es el uso de plástico reciclado post-consumo. Si se apuesta por el reciclaje de los plásticos post- consumo se logrará evitar que estos vayan a parar a la naturaleza provocando los grandes problemas medioambientales que ya todos conocemos.

Después de varios años de trabajo, los transformadores, recicladores y recuperadores de plásticos europeos se pusieron de acuerdo para lanzar una nueva certificación y auditoría medioambiental de ámbito europeo llamada EuCertPlast, que pretende apostar por el reciclaje de plásticos post-consumo.

El objetivo de la Certificación europea EUCERPLAST es fomentar buenas prácticas de reciclaje respetuosas con el medioambiente y procedimientos estandarizados y centrados en la trazabilidad y evaluación de la conformidad del polímero reciclado.

Se centra en la trazabilidad de los materiales plásticos en la cadena de suministro, durante todo el proceso de reciclaje, y la calidad del contenido reciclado en el producto final. Es decir que se pueden certificar desde las empresas recicladoras hasta las trasformadoras que utilizan como materia prima plástico reciclado certificado.

Con esta certificación se persigue lograr que la industria europea de los plásticos sea cada vez más transparente, y que exista un esquema común para la realización de las auditorías, salvando la dificultad que actualmente presenta el hecho de que existan distintas normativas en función del país.  

La combinación de todos estos aspectos permitirá a los recicladores cumplir con los requisitos de REACH (Reglamento relativo al registro, la evaluación, la autorización y la restricción de las sustancias y preparados químicos) y con el cumplimiento de los requisitos necesarios para ser apto para el contacto con alimentos.

¿QUÉ REQUISITOS EXIGE?

El esquema de certificación funciona según la norma europea EN 15343: 2007. Con EuCertPlast, los recicladores y auditores pueden trabajar para integrar diferentes esquemas de auditoría y crear un sistema eficiente, armonizado y transparente.

La norma contiene 55 requisitos divididos en 9 secciones:

  • Sección 1. Licencias, permisos y certificaciones
  • Sección 2. Equipo directivo
  • Sección 3. Procedimientos y controles del material entrante
  • Sección 4. Gestión de existencias
  • Sección 5. Proceso de producción
  • Sección 6. Controles del material reciclado saliente
  • Sección 7. Protección medioambiental
  • Sección 8. Subcontratación
  • Sección 9. Gestión de calidad

Y además lo requisitos se dividen en “obligatorios y en importantes, pero no esenciales”, y una empresa que quiera lograr la certificación debe cumplir el 100% de los obligatorios y, al menos, el 50% de los importantes, pero no esenciales. Además, la auditoría de certificación sólo la pueden efectuar auditores acreditados de manera personal por EuCertPlast.

Aquellos compradores de plásticos reciclados post-consumo que realmente quieren garantizar productos de buena calidad, suelen exigir a sus proveedores el certificado EuCertPlast.

Uno de nuestros clientes, Sulayr Global Service, S.L. , es consciente de la relevancia que está alcanzando esta certificación, por lo que solicitó los servicios de INTEGRA y desde el pasado 31 de mayo de 2019, cuenta con el certificado EuCertPlast, lo que le permitirá un posicionamiento aún mejor en el mercado de plástico reciclado post-consumo.

Si su empresa pertenece al sector del plástico reciclado y necesita asesoramiento sobre la certificación EuCertPlast, no dude con contactar con nosotros, contamos con la experiencia necesaria.

NORMAS IFS DE SEGURIDAD ALIMENTARIA

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedinActualmente, tanto los consumidores como las autoridades sanitarias muestran un grado de exigencia cada día más elevado en cuanto a la calidad y seguridad que deben ofrecen los productos alimentarios. Por ello, todas las empresas que forman parte de la cadena alimentaria deben garantizar la seguridad de su propia marca en aquellos productos que venden. Pues bien, las normas IFS ayudan a cumplir todos aquellos requisitos de seguridad alimentaria y de calidad necesarios para cumplir con dichas exigencia.

IFS tiene distintas normas que marcan el camino que deben seguir las empresas para llevar a la práctica los requisitos necesarios para garantizar la seguridad alimentaria de su producto, independientemente del nivel de la cadena alimentaria al que pertenezca. Es decir, que pueden optar a la certificación tanto los fabricantes de alimentos, brókeres, servicios logísticos como fabricantes de productos de limpieza de uso domésticos y de la higiene personal o mayoristas y distribuidores.

Entre las normas más implantadas y certificadas podemos encontrar las siguientes:

IFS Food 6.1: Recomendada a empresas que procesan alimentos o que empaquetan productos alimentarios a granel. El estándar IFS Food sólo se aplica cuando el producto es procesado o tratado o cuando existe peligro de una contaminación del producto durante su primer empaquetado.

El IFS Food se aplica a:

  • el procesado y tratamiento y/o
  • la manipulación de productos a granel y/o
  • las actividades realizadas durante el primer empaquetado.

IFS Global Markets Food:  es una gran oportunidad para las PYMES que no están seguras de poder alcanzar la certificación IFS actualmente por no cumplir algunos de los requisitos exigidos, pero que creen que pueden lograrla de una manera gradual.  Con esta norma podrán ir desarrollando todos los procedimientos de seguridad alimentaria para implementar el sistema de gestión según la norma IFS pero de manera progresiva y durante un periodo de tiempo definido.

IFS Logistics: es la norma pensada para las empresas de transporte, distribución, carga y descarga, y almacenamiento de productos tanto alimentarios como no alimentarios, y cuyo objetivo principal es garantizar la transparencia a lo largo de la cadena de suministro. Además, puede aplicarse a todos los medios de transporte: camiones, trenes, barcos, aviones y cualquier otro con condiciones de temperatura controladas o a temperatura ambiental.

IFS HPC: este estándar establece los requisitos para garantizar la seguridad del producto, reducir los costes y asegurar la transparencia con respecto a la totalidad de la cadena de producción de productos para el hogar y de higiene personal.

IFS Broker: establece los requisitos aplicables a aquellas empresas que ejercen principalmente una actividad comercial y que escogen ellas mismas a sus proveedores, compran mercancía ellas mismas o comercian con mercancía y después la envían directamente a sus propios clientes, sin ellas haber entrado nunca en contacto con el producto.

IFS PACsecure 1.1: es la norma de seguridad para los materiales de envasado basado en el APPCC (Análisis de Peligros y Puntos de Control Crítico).

PRINCIPALES BENEFICIOS DE CERTIFICARSE EN UNA NORMA IFS

La certificación IFS basada en cualquier de las normas citadas mencionadas anteriormente demostrará a los clientes el claro compromiso de la empresa por la excelencia en calidad y la seguridad alimentaria. Y, además, aportará otros beneficios como:

  • Posicionamiento en el mercado frente a la competencia
  • Oportunidades comerciales con grandes superficies del sector de la alimentación
  • Control eficaz de los procesos internos de producción, minimizando el riesgo de contaminación o de errores
  • Gestión más operativa y rápida de los riesgos para la seguridad alimentaria.
  • Reducción de costes y tiempos
  • Mayor confianza para clientes y consumidores
  • Evidenciar ante terceros el cumplimiento legal en cuanto a seguridad alimentaria.

Si necesita asesoramiento sobre alguna de las normas IFS, en INTEGRA le informaremos acerca del proceso de implantación.

LEY 11/2018 DE INFORMACIÓN NO FINANCIERA, ¿CÓMO AFECTA A LAS EMPRESAS?

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedinEl último mes del año se publicó la Ley 11/2018, de 28 de diciembre, por la que se modificaba el Código de Comercio, el texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital y la Ley de Auditoría de Cuentas, en materia de información no financiera y diversidad.

Esta Ley ha venido a introducir importantes novedades en materia de información no financiera para determinadas sociedades, ya que además de modificar la Leyes mencionadas anteriormente, viene a impulsar la nueva norma la transparencia y el compromiso social de las empresas obligándolas a dar más información.

Estarán obligadas a dar la información no financiera, las Sociedades anónimas, de responsabilidad limitada y las comanditarias por acciones que, de forma simultánea, tengan la condición de entidades de interés público cuyo número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio sea superior a 500 y, adicionalmente se consideren empresas grandes en los términos definidos por la Directiva 2013/34. Y las sociedades de interés público que formulen cuentas consolidadas también están incluidas en el ámbito de aplicación de esta norma siempre que el grupo se califique como grande, en los términos definidos por la Directiva 2013/34/UE, y el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio por el conjunto de sociedades que integran el grupo sea superior a 500.

Y ¿QUÉ INFORMACIÓN NO FINANCIERA DEBE PRESENTARSE?

La Ley 11/2018 pretende que las sociedades, entre otra información de carácter social, incluyan información ambiental. El objetivo es que las empresas identifiquen los riesgos para mejorar la sostenibilidad y aumentar la confianza de los inversores, los consumidores y la sociedad en general, al tiempo que incrementa la divulgación de información sobre aspectos ambientales.

Y específicamente, la Ley establece que dentro de la información no financiera que deben presentar las empresas, se incluya información detallada sobre los efectos actuales y previsibles que sus actividades puedan tener en el medio ambiente , y en su caso, sobre la salud y la seguridad; también se incluirán los procedimientos de evaluación o certificación ambiental; los recursos dedicados a la prevención de riesgos ambientales; la aplicación del principio de precaución, la cantidad de provisiones y garantías para riesgos ambientales. Además, indica las siguientes pautas a modo de guía:

  • Contaminación: medidas para prevenir, reducir o reparar las emisiones de carbono que afectan gravemente el medio ambiente; teniendo en cuenta cualquier forma de contaminación atmosférica específica de una actividad, incluido el ruido y la contaminación lumínica.
  • Economía circular y prevención y gestión de residuos: medidas de prevención, reciclaje, reutilización, otras formas de recuperación y eliminación de desechos; acciones para combatir el desperdicio de alimentos.
  • Uso sostenible de los recursos: el consumo de agua y el suministro de agua de acuerdo con las limitaciones locales; consumo de materias primas y las medidas adoptadas para mejorar la eficiencia de su uso; consumo, directo e indirecto, de energía, medidas tomadas para mejorar la eficiencia energética y el uso de energías renovables.
  • Cambio climático: los elementos importantes de las emisiones de gases de efecto invernadero generados como resultado de las actividades de la empresa, incluido el uso de los bienes y servicios que produce; las medidas adoptadas para adaptarse a las consecuencias del cambio climático; las metas de reducción establecidas voluntariamente a medio y largo plazo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y los medios implementados para tal fin.
  • Protección de la biodiversidad: medidas tomadas para preservar o restaurar la biodiversidad; impactos causados por las actividades u operaciones en áreas protegidas.

Si su sociedad está entre las que deben realizar el informe sobre la información no financiera en INTEGRA podemos asesorarle.

 

CONSIDERACIONES PARA IMPLANTAR ISO  45001

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedinLa norma ISO 45001:2018 fue publicada el pasado año por la Organización Internacional de Normalización (ISO), con el objetivo de convertir esta norma en el primer referencial mundial de gestión de seguridad y salud en el trabajo, reemplazando a la OHSAS 18001. Por tanto, aquellas organizaciones que estén certificadas en OHSAS 18001 deberán realizar una migración hacia esta nueva normativa, siendo la fecha límite de validez de los certificados de OHSAS 18001 el 12 de marzo de 2021.

ISO 45001 establece los requisitos necesarios para implementar en una empresa u organización un Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo, y su estructura es la de alto nivel, común al resto de normas de gestión, por lo que una empresa que esté certificada con las normas ISO 9001 y/o ISO 14001, tendrá mucho más fácil implantar esta nueva norma e integrarla en un mismo sistema de gestión de calidad, medio ambiente y seguridad y salud en el trabajo.

Entre los cambios que aporta, destacamos que viene a reforzar el liderazgo de la alta dirección, y pone especial interés en el contexto en el que trabaja la empresa y en el análisis y gestión de riesgos y oportunidades detectadas en materia de Seguridad y Salud en el trabajo.
Cabe resaltar también, entre las novedades, que introduce el concepto de bienestar laboral, clave hoy día para que los empleados, como partes interesadas de la organización, trabajen de manera motivada y comprometida, lo que a su vez mejorará su rendimiento y productividad. Además, establece la obligación de implantar y mantener procesos para la consulta y la participación de los empleados a diferentes niveles y funciones. Y es que, ISO 45001, otorga una gran importancia a la capacidad que demuestre una organización para implicar a sus trabajadores en la gestión de la seguridad y salud en el trabajo, valorando que se capaz de implantar procesos efectivos de consulta y participación. Y todo esto persiguiendo siempre que la empresa pueda mejorar su desempeño en materia de seguridad y salud.

Foto: rawpixel.com

¿QUÉ REQUISITOS ESTABLECE LA NORMA?

 Como ya hemos comentado en entradas anteriores, la norma ISO 45001: 2018 Sistemas de gestión de la Seguridad y Salud en el trabajo sigue la misma estructura de alto nivel que las normas ISO 9001 y ISO 14001, dividiéndose en los siguientes apartados:

  • CONTEXTO DE LA ORGANIZACIÓN

La norma especifica que la organización tiene que determinar las cuestiones tanto externas como internas que sean pertinentes para su propósito y que puedan afectar a la capacidad de conseguir los resultados previstos de su Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo.

Para realizar un buen análisis del contexto, la organización debe pensar en todos los factores que puedan afectar de forma negativa o positiva al desempeño de la organización y a la consecución de los objetivos planificados. Se debe identificar todo aquello que la rodea, y analizar en qué forma pueden impactar estos factores sobre la gestión de la seguridad y salud laboral de la organización.

  • LIDERAZGO

ISO 45001 otorga gran importancia a la capacidad que tenga la alta dirección de demostrar su liderazgo y compromiso con el Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo y para ello tendrá que establecer e implantar una política de seguridad y salud, y asegurarse de que las funciones y responsabilidades sean asignadas y comunicadas claramente a todos los niveles de la empresa.

La Dirección debe comprometerse a proporcionar condiciones de trabajo seguras y saludables para la prevención de lesiones y deterioro de la salud relacionados en el trabajo y su política tendrá que ser apropiada al tamaño y contexto de la empresa.

Además, la norma exige que se implanten procesos para la consulta y la participación de los empleados a diferentes niveles, buscando su participación incluso en la planificación, implantación, evaluación del desempeño y acciones para la mejora del sistema de gestión y que esto se convierta en una práctica habitual y periódica y no en algo puntual.

  •  PLANIFICACIÓN

 La organización planificará el Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo, considerando las cuestiones tanto internas como externas, los recursos necesarios y además analizará los riesgos y las oportunidades para establecer los medios de control que considere necesarios para abordarlos y evitar efectos no deseados. De este modo logrará la mejora continua de su Sistema de Gestión.

  •  APOYO

 Dirección debe facilitar los recursos que sean necesarios para la correcta implantación del Sistema Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo, logrando su mejora continua.  Entre otras cosas, debe determinar la competencia necesaria de los empleados a los que afecta o puede afectar al desempeño de la seguridad y salud en el trabajo., asegurar su competencia, planificar las acciones formativas necesarias, y conservar las evidencias.

También debe asegurarse de concienciar a sus trabajadores y de establecer medios adecuados para las comunicaciones, tanto internas como externas, relacionadas con el Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo

 

Foto: freepik

  • OPERACIÓN

La empresa tiene que establecer, implantar y mantener procesos para eliminar los peligros y reducir los riesgos para la seguridad y salud en el trabajo usando una jerarquía de controles que establece la norma:

  • Eliminar el peligro.
  • Sustituir procesos, materiales o equipos menos peligrosos.
  • Reorganizar el trabajo y utilizar controles de ingeniería.
  • Incluir formación.
  • Utilizar equipos de protección personal adecuada.

La Dirección debe ser capaz de gestionar los cambios surgidos en su organización, tiene que establecer procesos para implementar y controlar los cambios establecidos de forma temporal o permanentes que impactan en el desempeño de la seguridad y salud en el trabajo.

Será muy importante también, el proceso de compras que establezca la organización, puesto que debe asegurar que los productos y servicios proporcionados externamente sean conformes con el Sistema de Gestión. Y tendrá que coordinar los procesos con los contratistas para identificar los peligros y evaluar y controlar los riesgos para la seguridad y salud en el trabajo.

  •  EVALUACIÓN DEL DESEMPEÑO

La evaluación del desempeño es de gran importancia en cualquier sistema de gestión, puesto que el resultado de esta evaluación será la base para tomar medidas y acciones encaminadas siempre a la mejora continua. Esta evaluación del desempeño se realizará bajo unos criterios previamente establecidos y para ello se implementarán procesos de:

– Seguimiento, medición, análisis y evaluación: para lo que será necesario asegurar el cumplimiento de los requisitos legales y otros requisitos, y establecer indicadores que permitan evaluar la correcta implementación de los procesos, la eficacia de los controles establecidos para los peligros y riesgos e incluso que permitan detectar oportunidades de mejora.

– Auditoría interna: la empresa deberá llevar a cabo auditorías a intervalos planificados, estableciendo responsabilidades y evaluando el cumplimiento de la norma en todos los procesos de la organización. Y dará como resultado un informe a tener en cuenta para la mejora continua de la organización.

– Revisión del Sistema por la Dirección: la organización debe realizar revisiones periódicas del sistema de gestión de seguridad y salud para comprobar la eficacia y adecuación de este a los requisitos de la norma y a los procesos de la organización.

  •  MEJORA

 La organización tiene que establecer las oportunidades de mejora para el Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo e implantar las acciones necesarias para conseguir materializarlas.  Además, establecerá los procesos necesarios para gestionar los incidentes y no conformidades que puedan originarse e implementará las acciones correctivas que considere necesarias y que sean apropiadas a los efectos.

En definitiva, una empresa u organización pondrá los medios necesarios para mejorar de forma continua la conveniencia, adecuación y eficiencia de su Sistema de gestión de la seguridad y salud en el trabajo.

Si está interesado en implantar la ISO 45001 en su empresa o necesita realizar la migración de OHSAS 18001 a esta nueva norma, no dude en contactar con nosotros.

 

 

¿Quieres la Q de Calidad para tu Hotel o Apartamento Turístico? Implanta UNE 182001

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedinEl Turismo mueve nuestra economía y teniendo en cuenta la tendencia mundial del sector, está claro que la Calidad puede representar una gran ventaja competitiva que permita mejorar el servicio de un establecimiento con el fin de poder satisfacer las exigencias de los clientes, tanto nacionales como internacionales.

La Q de Calidad Turística es una opción al alcance de cualquier Hotel o Apartamentos Turístico que tenga un claro compromiso con la calidad de su gestión y de su servicio, y que desee acreditar que cumple con los requisitos de calidad establecidos por Sistema de Calidad Turística Española (SCTE). El estándar que establece los requisitos que debe cumplir el Sistema de Calidad de los Hoteles o apartamento turísticos es la UNE 182001, y ésta puede implantarse independientemente del tamaño del establecimiento o de las estrellas de las que disponga. Hoy en día existe una demanda creciente de apartamentos turísticos y éstos tienen las mismas opciones que un Hotel para obtener la Marca Q de Calidad, e incluso le resultará más fácil.

REQUISITOS DE LA NORMA UNE 182001

Como vimos en la entrada referente a Alojamientos rurales, cada tipo de establecimiento turístico tiene una norma específica de calidad que implantar, y en esta ocasión es la Norma de Calidad Turística UNE 182001 la que se aplica a Hoteles y apartamentos turísticos. Esta será la herramienta que van a utilizar para implantar los requisitos de calidad aplicables tanto en la prestación del servicio como en sus instalaciones y equipamientos.

La norma se divide en distintos apartados, coincidiendo con las unidades de servicios que suele haber en los hoteles. Cada uno de ellos incluye una serie de requisitos, tales como:

  • Dirección: definir la política, planificar objetivos, gestionar los recursos, establecer un sistema de seguridad, la organización y coordinación…
  • Alojamiento: en el que entrarán los subprocesos de reservas, portería, servicio de equipaje, atención al cliente, facturación, check in y check out…
  • Restauración: planificación de la oferta gastronómica, Menús, cafeterías, bares, servicio de habitaciones, manipulación y elaboración, prestación del servicio.
  • Eventos: incluirá los requisitos específicos para la gestión eventos, del tipo reuniones de empresa, banquetes, exposiciones, exhibiciones…estableciendo los procesos de reservas, coordinación, preparación, montaje, control, seguimiento y facturación.
  • Mantenimiento: en este apartado se establecen los requisitos de mantenimiento, tanto preventivo como correctivo, y de seguridad de la infraestructura, edificios, exteriores, instalaciones, equipos…e incluye también la gestión ambiental.
  • Limpieza: este proceso incluye tanto limpieza e higiene de las habitaciones, servicio de lavandería, limpieza de zonas comunes…
  • Aprovisionamiento y almacenaje: este proceso incluye la gestión de compras, recepción de mercancías, verificación y almacenamiento de los productos adquiridos, gestión de las subcontrataciones
  • Animación: requisitos aplicables al proceso de animación para aquellos establecimientos que dispongan de ella, ya sea servicios de ludoteca, deportivos o de entretenimiento. Se requerirá realizar planificación y programación de las distintas actividades que se oferten.

VENTAJAS QUE APORTA LA Q DE CALIDAD

  • Mejorar la gestión del establecimiento, haciéndola más eficiente y enfocándola hacia la mejora continua de los procesos.
  • Mejorar el posicionamiento del establecimiento frente a la competencia
  • Lograr reforzar la confianza de los clientes, puesto que el establecimiento dispondrá de una garantía de calidad, evidenciando que su sistema de calidad está certificado y que por tanto supera las auditorías pertinentes.
  • Aumentar la satisfacción de los clientes, puesto que el sistema de calidad se enfoca a conocer las necesidades y expectativas de estos.
  • Conseguirá implicar a todo el personal en el sistema de calidad, trabajando por un objetivo común.
  • Reducir costes a través de una gestión más eficiente de los recursos.
  • Lograr reconocimiento en el sector turístico, entre los distintos agentes, operadores, organizaciones, plataformas web…

PASOS PARA QUE TU HOTEL O APARTAMENTO CONSIGA LA Q DE CALIDAD

Los pasos a seguir serían los siguientes:

  • Dar de alta al establecimiento en la web del ICTE (Instituto para la Calidad Turísitca Española) para conseguir la norma y su cuestionario de autoevaluación.
  • Llevar a cabo la autoevaluación con el objetivo de conocer el grado de cumplimiento de los procesos respecto la norma.
  • Formar en las herramientas de calidad a las personas con responsabilidad en el sistema.
  • Implantar el sistema de calidad con el establecimiento de mejoras y sobre la base de los requisitos de la norma UNE 182001 para hoteles y apartamentos turísticos.
  • Solicitar la certificación para que se lleve a cabo la auditoría.

Si desea obtener la Marca Q de Calidad y necesita que le asesoremos durante todo el proceso no dude en contactar con nosotros.

Foto: freepik

LO QUE NECESITAS CONOCER DE LA NORMA ISO 14001

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

  1. ¿QUÉ ES ISO 14001 Y UN SISTEMA DE GESTIÓN AMBIENTAL?

ISO 14001:2015 es la norma internacional que establece los requisitos para implantar un Sistema de Gestión Ambiental en una empresa, de forma que la organización consiga gestionar el equilibrio entre la reducción del impacto ambiental y el mantenimiento de la rentabilidad, utilizando para ello una gestión más eficiente de los recursos y de sus procesos.

Implantar una Sistema de Gestión Ambiental bajo los requisitos de la norma ISO 14001, hará que la empresa determine sus riesgos ambientales y los mantenga controlados, consiga reducir costes mediante la aplicación de medidas de consumo eficiente de los recursos y al mismo tiempo, le permitirá asegurar el cumplimiento de los requisitos legales.

  1. ¿QUIÉN LO CERTIFICA?

Una empresa que quiera certificar su Sistema de Gestión Ambiental según la norma ISO 14001 deberá contar con una Entidad de Certificación, acreditada por ENAC, que se encargará de auditar el sistema de gestión ambiental, evaluando si cumple con todos los requisitos de la norma y si está correctamente implantado en la empresa.

La certificación bajo la norma ISO 14001 de una empresa, se logra después de que la entidad de certificación escogida que la empresa constate que se cumplen los requisitos definidos en la norma y que se ha implantado y mantenido un Sistema de Gestión Ambiental.

Existen distintas entidades certificadoras acreditadas en nuestro país. En España, el único organismo con potestad para otorgar acreditaciones es la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) declarada, según el Real Decreto 1715 de 2010 del estado español, y en cumplimiento de lo establecido en el Reglamento Europeo (CE) n.º 765/2008. Las acreditaciones otorgadas a una Entidad de Certificación se hacen por sectores de actividad, con lo que es fundamental que la empresa, a la hora de elegir con quién certificarse, previamente se asegure de que la entidad elegida está acreditada para la actividad a la que se dedica

  1. PASOS A SEGUIR POR UNA EMPRESA PARA CERTIFICARSE

Cuando una empresa se ha decidido por implantar un Sistema de Gestión Ambiental según los requisitos de la norma ISO 14001 es porque quiere lograr que sus procesos sean más eficientes y más respetuosos con el medio ambiente, al tiempo que demuestra ante la sociedad y todas las partes interesadas su claro compromiso por mejorar su gestión ambiental. Pues bien, una vez tomada la decisión, para que el Sistema de gestión se certifique con éxito, los pasos a seguir serán los siguientes:

Paso 1. Diagnóstico inicial

En esta primera fase se realizará un diagnóstico ambiental para conocer el funcionamiento de la empresa y el grado de cumplimiento de la actual forma de trabajo de la organización respecto a los requisitos de la norma ISO 14001:2015, y además comprobando el cumplimiento legal ambiental y de seguridad industrial de la empresa.  Teniendo en cuenta dicho diagnóstico se realizará una planificación de trabajo para definir cómo va a ser el desarrollo del proyecto.  Será fundamental la implicación de la Alta Dirección, puesto que se le exige un claro compromiso, comenzando, en este primer paso, por definir el alcance de certificación.

En esta fase es conveniente designar a la persona de la empresa que liderará el proceso de implantación del sistema de gestión, la cual actuará como coordinadora de los trabajos e interlocutora con la entidad de certificación. También será la persona que mantenga informada a la Dirección acerca del proceso de implantación y le transmita las necesidades de recursos para una exitosa culminación del proceso.

Paso 2. Elaboración de la documentación del sistema

En esta etapa se definen aspectos clave del Sistema de Gestión Ambiental de la organización y se procede a la elaboración de la documentación que formará dicho Sistema. Para ello se utilizará toda la información obtenida en la fase del diagnóstico y la que sea necesario recabar posteriormente, para lograr el diseño de una documentación que sea lo más práctica y útil posible para la organización y que garantice el cumplimiento de la norma a implantar y de todos los requisitos legales que la empresa necesite cumplir.

Paso 3. Implantación y puesta en marcha del sistema

A medida que se va diseñando la documentación del Sistema de Gestión Ambiental se irán implementando los procedimientos y registros en todos los procesos contenidos en el alcance. Además, en todas aquellas áreas en las que se hayan implantado los procedimientos se realizará un seguimiento que permita verificar la bondad del sistema diseñado.  De esta forma se podrán efectuar a tiempo las correcciones oportunas encaminadas a obtener un resultado satisfactorio.

Paso 4. Auditoría Interna

Una vez finalizada la fase de implantación, y tras la generación de los registros pertinentes por parte de la organización, se comprobará el cumplimiento del Sistema de Gestión Ambiental desarrollado mediante la realización de una Auditoría Interna. La finalidad de esta auditoría es detectar posibles desviaciones y alcanzar el ajuste final del sistema. Como resultado de esta auditoría, se elaborará un Informe en el que se reflejarán los resultados de esta, y en base a ellos se podrán subsanar las posibles deficiencias que pudieran detectarse antes de encaminarse al paso de la certificación.

Para que la auditoría interna sea eficaz debe ser realizada por personal debidamente cualificado y será fundamental que el auditor o equipo auditor se encuentre formado en la ISO 14001, que conozca la actividad de la empresa y que sea imparcial e independiente de los departamentos auditados.

Paso 5. Auditoría de Certificación

Una vez que se haya verificado que el Sistema de Gestión Ambiental cumple con los requisitos de la norma ISO 14001:2015, la organización deberá elegir una entidad certificadora acreditada por la ENAC y comenzar con el proceso de certificación.

La auditoría de certificación se realizará en dos fases, una Fase I en la que los auditores verificarán in situ si el diseño del sistema de gestión es adecuado para sus procesos y que cumple, a grandes rasgos, con los requisitos de la norma y con los requisitos legales ambientales y de seguridad industrial que le sean de aplicación.

Y una Fase II en la que los auditores verificarán in situ la implementación de las mejoras propuestas durante la Fase 1 y el cumplimiento de lo establecido en el Sistema de gestión ambiental en todos los procesos de la empresa, haciendo hincapié en los operativos. Tras la finalización de la auditoría elaborará un informe para determinar la conformidad del Sistema de Gestión, con respecto a las exigencias de la norma a certificar.

Si el resultado de la auditoría ha reflejado alguna no conformidad, la entidad certificadora establece un plazo para proponer las acciones correctivas correspondientes, para lo que se elaborará un Plan de Acciones Correctivas (PAC)

Después de conseguir la Certificación ISO 14001 es necesario su mantenimiento, puesto que el certificado se concede por tres años, debiendo realizar auditorías de seguimiento anuales y una auditoría de re-certificación, a los tres años.

 

  1. ¿QUÉ BENEFICIOS OBTIENE UNA EMPRESA CON EL CERTIFICADO ISO 14001 DE GESTIÓN AMBIENTAL?

Una empresa que implante una Sistema de Gestión ambiental obtendrá múltiples beneficios al tiempo que contribuirá a mejorar la repercusión de su actividad en el medio ambiente. Entre los beneficios están:

  1. Ahorrar costes mediante un uso más eficiente de los recursos, tanto de materias primas como de consumo de energía, agua, combustible…
  2. Reducir los costes derivados de la gestión de residuos, vertidos, emisiones…gracias al control adecuado de la generación de los mismos.
  3. Conocer y evaluar todos los aspectos ambientales relevantes de la actividad de la empresa, desde la perspectiva de ciclo de vida.
  4. Mejorar la imagen corporativa de la empresa ante la sociedad en general.
  5. Disponer de mas oportunidades gracias a su mejor posicionamiento en el mercado y al amplio reconocimiento internacional del que dispone la norma.
  6. Mejorar el desempeño de los procesos internos mediante un control eficiente de los mismos.
  7. Prevenir y controlar los posibles riesgos ambientales de la organización.
  1. ¿Y CUÁLES SON LOS REQUISITOS CONCRETOS DE ISO 14001?

La última versión de la norma ISO 14001 es la de 2015, y al igual que las ISO 9001, que ya tratamos en una entrada anterior, presenta una estructura de alto nivel (HLS), lo que las hace fácilmente integrables, compatibles y armonizables.

La estructura común de los apartados de los requisitos es la siguiente:

Capítulo 4. Contexto de la organización

Capítulo 5. Liderazgo

Capítulo 6. Planificación

Capítulo 7. Soporte

Capítulo 8. Operaciones

Capítulo 9. Evaluación del desempeño

Capítulo 10. Mejora

A continuación, pasamos a desarrollar cada uno de estos capítulos, para que puedan hacerse una idea de los aspectos que deberán tener en cuenta en cada uno de ellos, si se deciden por implantar en su organización un Sistema de Gestión Ambiental en base a la norma ISO 14001.

Capítulo 4. Contexto de la organización

Tal y como especifica la norma, para determinar y analizar su contexto, la organización debe determinar las cuestiones externas e internas que son pertinentes para su propósito y que afectan a su capacidad para lograr los resultados previstos de su sistema de gestión ambiental. Y entre dichas cuestiones se incluirá las condiciones ambientales que puedan afectar a la actividad de la organización o que puedan verse afectadas por dicha actividad.

Lograr establecer el contexto de una organización es un paso inicial importante para la correcta implantación de un sistema de gestión ambiental, puesto que la empresa debe establecer los aspectos externos e internos, y las condiciones ambientales que serán necesarios para lograr sus objetivos y su dirección estratégica y que afectan a la capacidad que estas tienen para lograr dichos objetivos.

Además, para ello, determinará qué partes interesadas y/o grupos de interés (internas/externas) son pertinentes en relación con el sistema de gestión ambiental, e identificará sus necesidades y otros requisitos mediante su análisis en la identificación de riesgos y oportunidades

Capítulo 5. Liderazgo

La alta dirección debe demostrar liderazgo y compromiso con respecto al sistema de gestión ambiental, y demostrar que este es eficaz. Para ello debe:

–  Establecer una política ambiental apropiada al contexto de la organización y a su actividad, y que incluya un claro compromiso por la mejora continua de la gestión ambiental y por el cumplimiento de requisitos legales ambientales

– Planificar objetivos ambientales que sean compatibles con la dirección estratégica y el contexto.

– Asegurar los recursos necesarios para la correcta implementación del sistema y para que este funcione, tanto recursos humanos como de infraestructura o económicos.

Lograr la implicación del personal con la gestión ambiental y mantener una comunicación con ellos fluida y eficiente sobre los requisitos del sistema.

Implementar los medios necesarios para que el Sistema de Gestión Ambiental logre los resultados previstos.

Capítulo 6: Planificación

Una empresa que quiera planificar el Sistema de Gestión Ambiental deberá tener en cuenta los aspectos y requisitos mencionados en el capítulo 4 de la norma, y además deberá determinar los riesgos y oportunidades relacionados con sus:

– aspectos ambientales

– requisitos legales y otros requisitos

Además, deberá establecer las acciones necesarias parar abordar dichos riesgos y oportunidades, con el objetivo de:

– asegurar que el sistema de gestión ambiental puede lograr sus resultados previstos;

– prevenir o reducir los efectos no deseados, incluida la posibilidad de que condiciones ambientales externas afecten a la actividad de la organización;

– lograr la mejora continua.

La empresa tendrá que determinar los aspectos ambientales de sus actividades, productos y servicios, considerando tanto aquellos que pueda controlar como aquellos sobre los que pueda influir. Y además tendrá en cuenta todas las etapas de los procesos, desde la recepción de materias primas, pasando por la producción, transporte y hasta el final de la vida útil de los productos. Esto es lo que esta última versión de la norma ha realización de la identificación y evaluación de los aspectos ambientales desde la perspectiva de ciclo de vida.

Si analizamos un ciclo de vida genérico podría abarcar las siguientes etapas:

  • Adquisición de materias primas, durante la cual se pueden establecer distintos criterios tanto de control como de capacidad de influencia sobre los proveedores.
  • Diseño, que permitirá introducir mejoras en el producto y tener en cuenta criterios de sostenibilidad desde el inicio, como el uso de unos materiales específicos que faciliten la eliminación final.
  • Fabricación o producción, fase en la que la empresa puede ejercer un control directo, por ejemplo, intentando reducir el consumo energético, buscando equipos más eficientes.
  • Envasado, se debe buscar la reducción de los embalajes y elegir materiales con el menor impacto posible.
  • Distribución, habrá capacidad de control o de influencia por ejemplo en cuanto a la elección de rutas, a la reducción de emisiones de CO2 y/o la disminución del uso de combustibles fósiles.
  • Uso del producto, en esta fase cobrará gran importancia la información que se le facilite al cliente o usuario puesto que no se dispondrá de capacidad de control.
  • Fin de vida útil, que se debe tener presente desde el inicio para buscar posibles soluciones de reciclaje, eliminación o reutilización de los distintos materiales que conforman el producto.

En estas actividades concretas, la organización tendrá una oportunidad de tomar decisiones que favorezcan la minimización de impactes negativos y fomenten los positivos

Capítulo 7: APOYO

La organización debe determinar y proporcionar los recursos necesarios para el establecimiento, implementación, mantenimiento y mejora continua del sistema de gestión ambiental. Para ello debe establecer la competencia necesaria del personal para desempeñar correctamente su puesto de trabajo y debe asegurarse de que conocen perfectamente sus funciones y responsabilidades.

Cuando detecte necesidades de formación, la dirección debe tomar medidas para que dichas necesidades sean cubiertas, para lo que planificará anualmente la formación.

También debe asegurarse de que los trabajadores conozcan la política ambiental de la empresa, los aspectos ambientales significativos y los impactos que generan, así como la importancia que su propio trabajo tiene en la eficacia del sistema y en la mejora continua del desempeño ambiental de la empresa, así como las repercusiones de los incumplimientos de los requisitos del sistema o de los requisitos legales. Para ello, será fundamental que la Dirección pueda evidencias que ha realizado esas comunicaciones y por tanto, tendrá que implementar un sistema de comunicación tanto interna como externa, que sea eficaz y fluido, y que le permita realizar todas las comunicaciones pertinentes al sistema de gestión ambiental.

Además, como en todo sistema de gestión, debe establecer un sistema para el control de la información documentada, su elaboración, revisión, aprobación, conservación…de modo que pueda disponerse de la documentación en vigor y de las evidencias de su cumplimiento.

Capítulo 8. Operación

La empresa debe establecer, implementar, controlar y mantener los procesos necesarios para cumplir con los requisitos del Sistema de Gestión Ambiental. Dentro del sistema de gestión ambiental se debe definir el tipo y grado de control o influencia que se va a aplicar a los distintos procesos.

Teniendo en cuenta la perspectiva de ciclo de vida la organización tendrá que:

  • Establecer controles para asegurar que se tienen en cuenta requisitos ambientales en el proceso de diseño y desarrollo del producto o del servicio que ofrece, y además considerando cada etapa del ciclo de vida.
  • Determinar requisitos ambientales a la hora de realizar compras de productos o de subcontratar algún tipo de servicio, y comunicará a los proveedores y subcontratas sus requisitos ambientales. De este modo, la organización utilizará su capacidad de influencia sobre ellos y evaluará su desempeño ambiental anualmente.
  • Considerar o decidir si se debe informar acerca de los impactos ambientales potenciales significativos de sus procesos, teniendo en cuenta todo el ciclo de vida, desde el transporte, entrega, uso, tratamiento al finalizar la vida útil…

Además, la organización tendrá que mantener evidencias de los controles operacionales, es decir, que mantendrá información documentada para comprobar que todos los procesos se están llevando a cabo según lo planificado y que están cumpliendo con los requisitos del Sistema de Gestión ambiental.

Otro aspecto muy importante dentro del capítulo 8 de la norma ISO 14001, es el de preparación y respuesta ante emergencias. La organización debe establecer, implantar y mantener los procesos necesarios para responder a las situaciones de emergencias. La empresa tendrá que:

  • Establecer un plan de situaciones de emergencia ambiental, en el que incluirá acciones encaminadas a prevenir que dichas situaciones se materialicen y también acciones para prevenir impactos ambientales y consecuencias de esas posibles situaciones de riesgo.
  • Evaluar y revisar periódicamente las acciones planificadas para dar respuesta a las situaciones de emergencias y comprobar su funcionamiento a través por ejemplo de simulacros.
  • Revisar y actualizar los planes cuando se llegue a materializar alguna de las situaciones de emergencia o se produzca algún accidente.

foto: Dooder

Capítulo 9: Evaluación del desempeño

La organización tendrá que establecer una metodología de seguimiento y medición de los procesos, que les permita llevar a cabo un análisis y evaluación del desempeño ambiental. Y cuando los procesos productivos requieran la utilización de equipos de seguimiento y medición, la organización se asegurará de que estén calibrados y se usen y mantengan de manera adecuada.

Además, para llevar a cabo una evaluación del desempeño ambiental adecuada la organización tendrá que:

  • Realizar un seguimiento de todas aquellas operaciones o procesos que puedan generar impactos, como los consumos de recursos, la generación de residuos, los vertidos, generación de emisiones…y podrá establecer indicadores ambientales que les permita medirlos.
  • Realizar seguimiento y evaluación de los requisitos legales ambientales y su grado de cumplimiento, definir con qué periodicidad se revisará dicho cumplimiento y tomar las medidas que se estimen oportunas en caso de ser necesarias.
  • Medir el grado de cumplimiento de los objetivos ambientales planificados.
  • Establecer los momentos en los que se deben realizar los seguimientos y determinar los criterios de aceptación que utilizará para analizar los resultados.

Por tanto, en primer lugar, la organización tendrá que analizar todos los procesos y actividades que desarrolla para determinar si pueden generar algún tipo de impacto ambiental y como ya hemos comentado, para ello tendrán que definir ciertos indicadores ambientales.

Las organizaciones deben conservar la información documentada como evidencia de los resultados de la evaluación del cumplimiento.

Finalmente, la alta dirección debe revisar el sistema de gestión ambiental de la organización a intervalos planificados, para evaluar su correcto desempeño y asegurar su eficacia y mejora continua.

La revisión por la dirección debe incluir:

a) el estado de las acciones de las revisiones por la dirección previas;

b) los cambios en:

1) las cuestiones externas e internas que sean pertinentes al sistema de gestión ambiental;

2) las necesidades y expectativas de las partes interesadas, incluidos los requisitos legales y otros requisitos;

3) sus aspectos ambientales significativos;

4) los riesgos y oportunidades;

c) el grado en el que se han logrado los objetivos ambientales;

d) la información sobre el desempeño ambiental de la organización, incluidas las tendencias relativas a:

1) no conformidades y acciones correctivas;

2) resultados de seguimiento y medición;

3) cumplimiento de los requisitos legales y otros requisitos;

4) resultados de las auditorías;

e) adecuación de los recursos;

f) las comunicaciones pertinentes de las partes interesadas, incluidas las quejas;

g) las oportunidades de mejora continua;

Las salidas de la revisión por la dirección deben incluir:

  • las conclusiones sobre la conveniencia, adecuación y eficacia continuas del sistema de gestión ambiental;
  • las decisiones relacionadas con las oportunidades de mejora continua;
  • las decisiones relacionadas con cualquier necesidad de cambio en el sistema de gestión ambiental, incluidas los recursos;
  • las acciones necesarias cuando no se hayan logrado los objetivos ambientales;
  • las oportunidades de mejorar la integración del sistema de gestión ambiental a otros procesos de negocio, si fuera necesario;
  • cualquier implicación para la dirección estratégica de la organización.

Capítulo 10: Mejora.

El proceso de mejora implica que la organización determine y seleccione aquellas oportunidades de mejora que va a implementar para lograr la mejora continua de su Sistema de Gestión Ambiental. Este proceso debe incluir:

  • Mejoras de los procesos para prevenir no conformidades
  • Mejoras de los productos y servicios para cumplir con los requisitos conocidos y esperados
  • Mejoras de los resultados del Sistema de Gestión Ambiental

Una empresa establecerá y mantendrá procedimientos que definen las responsabilidades para investigar las no conformidades detectadas en el Sistema de Gestión, e iniciar las acciones correctivas aplicables, si procede. La organización debe demostrar además que, cuando ocurra una incidencia o no conformidad, incluida cualquiera originada por quejas, actúa del siguiente modo:

a) reaccionar ante la no conformidad, y cuando sea aplicable:

1) tomar acciones para controlarla y corregirla;

2) hacer frente a las consecuencias, incluida la mitigación de los impactos ambientales adversos;

b) evaluar la necesidad de acciones para eliminar las causas de la no conformidad, con el fin de que no vuelva a ocurrir en ese mismo lugar ni ocurra en otra parte, mediante:

1) la revisión de la no conformidad;

2) la determinación de las causas de la no conformidad;

3) la determinación de si existen no conformidades similares, o que potencialmente puedan ocurrir;

c) implementar cualquier acción necesaria;

d) revisar la eficacia de cualquier acción correctiva tomada; y

e) si fuera necesario, hacer cambios al sistema de gestión ambiental.

Las acciones correctivas deben ser apropiadas a la importancia de los efectos de las no conformidades encontradas, incluidos los impactos ambientales.

En definitiva, las organizaciones y/o empresas deben mejorar continuamente la idoneidad, adecuación y eficacia de su Sistema de Gestión Ambiental, para demostrar su claro compromiso por lograr que sus procesos sean cada día más respetuosos con el medioambiente y generen el menor impacto ambiental posible. Deberán tener en cuenta la evaluación y los elementos de salida de la revisión por la dirección para confirmar si hay áreas de bajo desempeño u oportunidades que deban tratarse como parte de la mejora continua, que es el fin último de un Sistema de Gestión.

 

PREVENIR ACCIDENTES LABORALES CON ISO 45001

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedinEn el último año, Andalucía registró un total de 88.507 incidentes en jornada y 13.914 in itinere, de los cuales 110 fueron mortales, según publicó el Ministerio de trabajo. Y aunque las cifras fueron algo más bajas que el año anterior no hay duda de que hay que seguir trabajando en la prevención.

Una medida eficaz para lograr disminuir estas estadísticas es que las empresas opten por implantar la cultura preventiva en su día a día, porque la seguridad laboral es un tema que no sólo concierne a los trabajadores sino también a los empresarios. Y es fundamental que esta cultura parta de un compromiso claro de la dirección, y que ésta sea capaz de ejercer su liderazgo dando ejemplo y transmitiendo a sus trabajadores la importancia de la prevención en su desempeño diario en el puesto de trabajo.

Aquellos empresarios comprometidos con la prevención, que quieran ir más allá del mero cumplimiento legal en la materia y deseen utilizar todos los medios a su alcance para mejorar la seguridad y salud de los trabajadores puede optar por implantar un Sistema de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo, basándose en los requisitos de la nueva norma ISO 45001.

New call-to-action

El enfoque que tiene la norma permitirá minimizar los riesgos laborales, reduciendo el número de accidentes y los problemas de salud laboral, lo que a su vez se traducirá en una mayor productividad.

La nueva norma internacional ISO 45001:2018 que viene a sustituir a la norma OHSAS 18001, tiene el objetivo de establecer los requisitos necesarios para implementar en una empresa un Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo. Y como sus predecesoras, la ISO 9001 e ISO 14001, esta también presenta la estructura de alto nivel, lo que las hace fácilmente integrables.

Pues bien, la estructura de alto nivel y lo que exige, en términos muy generales, podemos resumirlo de la siguiente manera:

CONTEXTO DE LA ORGANIZACIÓN

Al igual que el resto de las normas ISO con estructura de alto nivel, la norma ISO 45001 parte de la necesidad de analizar los factores internos y externos que pueden afectar a los resultados del sistema de gestión de la seguridad y salud en el trabajo. Por tanto, la dirección deberá analizar el contexto en el que se desenvuelve, para determinar todos los factores que le afectan tanto de manera negativa como positiva.

LIDERAZGO Y PARTICIPACIÓN DE LOS TRABAJADORES

La norma da una gran importancia al liderazgo y a la capacidad que demuestre una organización para implicar a sus trabajadores en la gestión de la seguridad y salud en el trabajo, valorando entre otras cosas, que se capaz de implantar procesos efectivos de consulta y participación.

PLANIFICACIÓN

Este punto comprende las acciones previstas para abordar riesgos y oportunidades, es decir, que la organización analice tanto los riesgos para la seguridad y salud, como los riesgos achacables al Sistema de Gestión, derivados del análisis del contexto. Una vez detectados todos los posibles riesgos, la dirección deberá tomar las medidas de control necesarias sobre ellos. Además, deberá determinar también las oportunidades de mejora y establecer las acciones necesarias para lograrlas.

APOYO

La organización debe determinar los medios y recursos necesarios para conseguir cumplir con la planificación establecida. Y tendrán en cuenta los recursos de todo tipo, humanos, económico, técnicos… pero prestando especial atención a los de carácter preventivo, la formación en materia de prevención, los equipos de protección individual y colectivos y la comunicación con todas las partes interesadas.

OPERACIÓN

La organización llevará a cabo la planificación y control sobre los procesos necesarios para cumplir con los requisitos del Sistema de Seguridad y Salud en el Trabajo, así como para eliminar los peligros y reducir los riesgos para la seguridad y salud. Esto va a requerir un enfoque proactivo, lo que quiere decir que hay que adelantarse a los posibles cambios, y ante la previsión de alguno se deberá tener en cuenta también cómo afectará a la seguridad y salud del personal de la empresa. De este modo siempre se podrá actuar previamente para mantener la seguridad.

Otro aspecto importante, será que la seguridad y salud se consiga integrar en el proceso de compras, para evitar cualquier peligro potencial en nuestra empresa.Y que además, que la dirección realice la preparación ante posibles situaciones de emergencia y la respuesta ante ella.

EVALUACIÓN DEL DESEMPEÑO

Se debe establecer un sistema de evaluación del correcto desempeño de los procesos, la eficacia de los controles, el grado de cumplimiento con los requisitos… y así verificar la implantación del sistema de gestión de seguridad y salud en todos los procesos. Todo esto se podrá evidenciar además durante el proceso de Auditoría interna y también durante la revisión del sistema por la dirección, durante la que se analizarán todos los puntos del Sistema,se reflejarán los resultados de los mismos y las conclusiones a las que se llega, para poder establecer mejoras.

MEJORA

La organización debe establecer las medidas necesarias y utilizar las herramientas disponibles para la mejora continua de la eficacia de su sistema, como pueden ser la gestión de las incidencias y no conformidades que surjan en el día a día.

En definitiva, la norma ISO 45001 permitirá a la organización gestionar la seguridad y salud en el trabajo yendo un paso por delante del mero cumplimiento de la legislación aplicable, logrando un valor añadido, demostrando un claro compromiso con la prevención y la seguridad de sus trabajadores, y mejorando la imagen de cara a la sociedad.

Si desea implantar la norma ISO 45001 o tiene implantada la OHSAS 18001 y desea adaptarse a la nueva norma, en INTEGRA  podemos ayudarle.

Foto: mindandi

¿QUÉ ES LA SEGURIDAD ALIMENTARIA?

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedinCuando hablamos de seguridad alimentaria, la primera definición que nos viene a la cabeza va encaminada a poner los medios para conseguir que el consumo de alimentos sea seguro, y para ello las empresas del sector agroalimentario tienen un papel fundamental.

El concepto de seguridad alimentaria ha ido evolucionando con el tiempo y actualmente se apoya en cuatro pilares fundamentales:  disponibilidad, estabilidad, acceso y uso.

La globalización ha hecho que la Seguridad alimentaria sea  vital debido a la inmensa cantidad de alimentos que se comercializan a nivel internacional, y que para llegar a la mesa tienen que viajar a través del mundo pasando por distintos eslabones de una larga cadena alimentaria. Además, los cambios en los hábitos alimenticios y el aumento de los colectivos que sufren determinadas enfermedades de origen alimentario, como las intolerancias y alergias alimentarias, han llevado a cambios en los modos de producción y en la forma de ofrecer la información al consumidor.

¿Sabes qué es la seguridad alimentaria?

Debido a esto, las normas alimentarias se convierten en un punto clave para garantizar la inocuidad y la calidad de los alimentos. De ahí nació el Codex Alimentarius, que es un compendio de normas, códigos de práctica, directrices y otras recomendaciones internacionalmente reconocidas relacionadas con los alimentos, su producción y su inocuidad. El Codex Alimentarius abarca toda la cadena de producción, lo que permite establecer normas alimentarias aceptadas internacionalmente y que permitan que la comercialización de los alimentos durante todos los eslabones de la cadena se realice de forma segura.

¿CÓMO ESTABLECE LA SEGURIDAD ALIMENTARIA UNA EMPRESA?

Las empresas del sector agroalimentario, deben establecer y poner en marcha programas y procedimientos de seguridad alimentaria, implementando un Sistema de Autocontrol, considerando todos los requisitos básicos de higiene a través de planes y el autocontrol basado en los principios de APPCC (Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos) del Codex Alimentarius. Y en este proceso de desarrollar el Sistema de Autocontrol de la empresa uno de los aspectos más importantes es, sin duda, la formación de los trabajadores, ya que de ellos dependerá el éxito de este.

New call-to-action
Pero, además de la implantación de un Sistema de Autocontrol, las empresas agroalimentarias pueden optar por dar un paso más, y utilizar herramientas para implementar Sistemas de Gestión de la Seguridad Alimentaria que les aporten valor añadido y sean reconocidos a nivel internacional. Estas herramientas pueden ser las normas ISO 22000, BRC (British Retail Consortium) y/o IFS (International Food Standard).

En INTEGRA podemos asesorarle sobre qué norma de seguridad alimentaria será más adecuada para su empresa.

Foto: freepik