ISO 14001 PARA EMPRESAS COMPROMETIDAS CON EL CLIMA

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Como todos sabemos, la Cumbre del Clima comenzó ayer en Madrid, durará hasta el día 13 de diciembre y su objetivo es ser el foro político más importante a nivel internacional para hacer frente a la mayor amenaza que sufre hoy día nuestro Planeta, el Cambio Climático. Durante estos días se reunirán representantes de todo el mundo con el fin de encontrar vías de actuación que logren reforzar la lucha por el Clima.

El cambio climático es el mayor desafío de nuestro tiempo y ahora nos encontramos en un momento decisivo para hacer algo al respecto. Todavía estamos a tiempo de hacer frente al cambio climático, pero para ello será necesario un esfuerzo sin precedentes por parte de todos los sectores de la sociedad, y en especial del sector industrial, las empresas pueden hacer una aportación muy importante hacia la consecución de los objetivos en 2030.

Las empresas, en la actualidad, están cada vez más concienciadas y comprometidas con el medio ambiente y una empresa que asume un fuerte compromiso ambiental se ve recompensada con mejores resultados que sus competidoras directas. Pues bien, dicho compromiso puede manifestarse a través de la implantación de un sistema de gestión ambiental basado en los requisitos de la norma ISO 14001, que le permitirá reducir su impacto sobre el medio, reducir los riesgos ambientales, ahorrar costes a través de un uso eficiente de los recursos, y a su vez una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Y logar ese equilibrio entre el beneficio económico y la protección del medio ambiente debe ser el objetivo de toda empresa actualmente, puesto que la sociedad demanda un tejido empresarial en el que prime la responsabilidad social y ambiental, y que dirija su desarrollo hacia la sostenibilidad.

Por tanto, una empresa que se certifique en ISO 14001 logrará, además de un beneficio para el medio ambiente, mejorar su posicionamiento respecto a la competencia y potenciar su imagen corporativa frente a la sociedad.

¿Cómo reduce una empresa los costes con ISO 14001?

La norma establece cómo implantar un sistema de gestión medioambiental eficaz en la empresa, de forma que la organización consiga gestionar el equilibrio entre la reducción del impacto ambiental con el propio mantenimiento de la rentabilidad.

La norma ISO 14001:2015 establece una serie de requisitos encaminados a la mejora continua del desempeño ambiental de la empresa y para ello esta debe:

  • Establecer un consumo de los recursos que sea eficiente y que le permita ahorrar consumo, emisiones y costes, evaluando para ello los aspectos ambientales y planificando objetivos de reducción. Esta utilización eficiente de los recursos naturales disponibles, tales como el agua, energía eléctrica, gas, combustible… conseguirá reducir tanto los costes como la generación de residuos y de emisiones.
  • Implementar una gestión de residuos que sea eficaz, acorde a la actividad de la empresa e intentando siempre optimizar costes, adoptando medidas de minimización, reutilización y/o reciclaje.
  • Realizar la evaluación de aspectos ambientales teniendo en cuenta el análisis de ciclo de vida, lo que le permitirá reducir costes en distintos procesos, como almacenamiento, transporte, envasado o embalaje…
  • Identificar las situaciones de emergencia ambiental y los posibles accidentes que podrían suceder, para adoptar medidas preventivas y un plan de actuación a seguir en caso de que sucedan. Con este Plan de emergencia ambiental se consigue que los costes sean mínimos.
  • Evaluar el cumplimiento de los requisitos legales es otro requisito fundamental de la norma ISO 14001, que hace que la posibilidad de recibir sanciones se minimice.

Si su empresa quiere aportar su grano de arena a la lucha contra el cambio climático y por el clima, puede hacerlo mediante la certificación en ISO 14001, contacte con nosotros y le facilitaremos la información que necesite.  

¿QUIERES ASEGURAR LA INOCUIDAD DE LOS ALIMENTOS? IMPLANTA ISO 22000

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Los riesgos de contaminación de los alimentos se han puesto de relieve en nuestro país en los últimos meses con casos como los de la carne mechada o el atún en conserva, ambos con claras consecuencias para la salud humana. En dichos casos se ha puesto de manifiesto la importancia de establecer sistemas de gestión de la seguridad alimentaria en todos los eslabones de la cadena alimentaria. Pues bien, la norma  ISO 22000:2018 Sistemas de gestión de la inocuidad de los alimentos, establece los requisitos para implantar y desarrollar un sistema de gestión de seguridad alimentaria que sea eficaz a lo largo de toda la cadena alimentaria.

Esta norma se puede implantar en cualquier organización perteneciente a la cadena alimentaria, con el objetivo de garantizar que no haya eslabones débiles en la cadena de suministro de alimentos.  Por ello, ISO 22000 se puede aplicar en empresas muy diversas como: en productores de pienso y de alimento para animales, agricultores y recolectores de animales y plantas silvestres, productores de ingredientes, fabricantes de alimentos, distribuidores, servicios de restauración, transporte e incluso proveedores de productos de embalajes o equipos y/o productos de limpieza…entre otros.

Y los requerimientos que esta norma exige son distintos en función del sector al que pertenezca una empresa, puesto que los riesgos pueden ser muy diferentes de unas empresas a otras.

Latas de conserva

¿CÓMO ES LA ÚLTIMA VERSIÓN?

Un sistema de gestión de la inocuidad de los alimentos implantado según la norma ISO 22000  permitirá a las empresas  identificar, prevenir y reducir los riesgos, consiguiendo un sistema de seguridad alimentaria más eficaz, que garantice la cadena de suministro basándose en los principios de los Sistemas de Gestión de la calidad y manteniendo los principios de APPCC.

La última versión de esta norma fue publicada en 2018 y presenta la estructura de alto nivel ya conocida en normas como  ISO 9001, 14001 45001 y cuyos apartados son: Contexto de la organización, Liderazgo, Planificación, Apoyo, Operación, Evaluación del desempeño y Mejora.

Entre otros cambios, la nueva ISO 22000 viene a reforzar el enfoque basado en riesgos, haciendo más hincapié en minimizarlos a lo largo de todos los eslabones de la cadena alimentaria que puedan generar un peligro en los alimentos, ya sea de manera directa o incluso indirecta. Por tanto, la norma sienta las bases para ayudar a identificar, prevenir y reducir los riesgos, consiguiendo sistemas de gestión de la seguridad alimentaria más eficientes y una empresa más competitiva..

¿QUÉ VENTAJAS APORTA A LA EMPRESA? 

Actualmente la seguridad alimentaria está entre las principales preocupaciones de la sociedad y de la industria, y por tanto una empresa que disponga de un sistema de gestión de la inocuidad de los alimentos certificado, conseguirá:

  • Fortalecer la imagen de su producto, aumentando la credibilidad.
  • Ofrecer seguridad y confianza a las partes interesadas, especialmente al cliente y al consumidor final.
  • Mejorar el posicionamiento en el mercado.
  • Aumentar la competitividad.
  • La capacidad para abordar los riesgos detectados y lograr sus objetivos.
  • Demostrar la conformidad de sus procesos y productos con los requisitos reglamentarios que les aplican.

Si desea implantar un sistema de gestión de seguridad alimentaria en su empresa que ofrezca garantías al cliente, contacte con nosotros.

Foto: macrovector

SISTEMA APPCC NECESARIO EN LA INDUSTRIA ALIMENTARIA

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

En la publicación anterior de nuestro blog, abordábamos la pregunta que toda la sociedad española se plantea en estos momentos, tras la crisis provocada por la alerta de la Listeriosis causada por la carne mechada contaminada, y que es ¿cómo lograr la seguridad alimentaria en la empresa?

En dicho artículo hablábamos de la importancia de controlar los riesgos de manera pormenorizada a lo largo de todo el proceso de producción y distribución de cualquier producto de la cadena alimentaria y añadíamos que el modo de identificar y controlar los riesgos es a través de la implantación de un Sistema APPCC de análisis de peligros y puntos críticos de control (o HACCP por sus siglas en inglés).

La industria alimentaria tiene como prioridad garantizar la inocuidad de los alimentos y los casos que ya hemos mencionado de intoxicaciones debidas a la contaminación de la carne, ha hecho que la sociedad dude de los controles establecidos para asegurar dicha inocuidad.   Por ello, la implantación de un sistema APPCC en una empresa aportará un alto grado de seguridad a sus productos, puesto que se tendrán en cuenta todos los posibles peligros o riesgos detectados (microbiológicos, químicos y físicos) y se implementarán las medidas de control necesarias, que permitan prevenir y además verificar la seguridad de los procesos e incluso medidas de corrección en caso de ser necesario.

¿EN QUÉ CONSISTE UN SISTEMA APPCC?

El sistema de Análisis de Peligros y Puntos de Control Crítico (APPCC o HAPPCC) es un sistema reconocido a nivel mundial, cuya finalidad es la identificación de los posibles riesgos y el análisis de los posibles peligros que se pueden detectar en el día a día de la actividad de una empresa alimentaria, para establecer los controles necesarios que impidan que ese peligro llegue a materializarse y/o en caso de que ocurra, se pueda detectar lo antes posible y controlar para minimizar al máximo las posibles consecuencias.

Carne fresca
Uncooked raw fresh beef

Para que no se produzca la contaminación de un producto por ninguno de los peligros posibles, microbiológicos, químicos o físicos, la empresa debe implantar un Sistema APPCC basándose en los principios del Codex Alimentarius:

1. Realizar un análisis de peligros. Se deben identificar los posibles “peligros” que pueden aparecer en el transcurso de la actividad diaria teniendo en cuenta las instalaciones, las temperaturas de cada zona, la limpieza, los métodos y técnicas del personal hasta los ingredientes que utilizamos en cada uno de los procesos.

2. Determinar los Puntos Control Crítico (PCC). Cuando se tienen identificados todos los posibles peligros, se determinan los Puntos de Control Críticos (PCC), que son los más importantes y deben ser analizados y controlados especialmente.

3. Establecer un límite o límites críticos. Es el criterio que se debe definir y cumplir para cada Punto de Control Crítico (PCC) y verificar si es válido o no.

4. Establecer un sistema de vigilancia de los Puntos de Control Críticos. Se deben revisar constantemente los PCC para garantizar la inocuidad del proceso y evitar así posibles contaminaciones en los productos.

5. Establecer las acciones correctivas. Son las medidas que se deben tomar para que los peligros identificados no vuelvan a aparecer.

6. Establecer un sistema de verificación. El objetivo es que permita a la empresa garantizar que las acciones correctivas llevadas a cabo son efectivas.

7Crear un sistema de documentación o registro. Junto con el punto 4, bien sea en formato papel o electrónico, debe disponer de documentos que acrediten el registro constante de todo lo relacionado con garantizar la seguridad, legalidad y calidad de nuestros productos. Serán las evidencias de que todos los procesos se llevan a cabo bajo la premisa de la seguridad alimentaria.

Si tu empresa necesita ayuda para el diseño e  implantación del Sistema APPCC y quiere contar con el asesoramiento de una empresa con experiencia, contacte con nosotros.

Foto: janoon028

¿CÓMO LOGAR LA SEGURIDAD ALIMENTARIA EN TU EMPRESA?

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

La crisis alimentaria provocada por la Listeria en nuestro país ha vuelto a generar dudas sobre el funcionamiento real del sistema de control sanitario. La desconfianza entre los consumidores va creciendo, pero lo cierto es que la puesta en el mercado de un producto contaminado por listeria se podría haber evitado si la empresa hubiera contado con un Sistema de Gestión de la Seguridad alimentaria eficaz.

Cualquier empresa perteneciente a la cadena de la industria alimentaria debe ser consciente de su responsabilidad a la hora de introducir productos en el mercado, por lo que debe establecer todas las medidas necesarias que garanticen la seguridad e inocuidad de los mismos. 

La legislación europea, va marcando las reglas a seguir en cuanto a la prevención, eliminación y reducción del nivel de riesgo para la salud humana en toda la cadena alimentaria, incluyendo procesos, productos y actividades relacionados con la manipulación y producción de alimentos. Por tanto, todos los actores implicados en dicha cadena deben tomas las medidas necesarias para garantizar la seguridad alimentaria, ya sean empresas grandes o pequeñas, productores o distribuidores, exportadores o importadores

Para reducir los riesgos sanitarios será necesario controlar de manera pormenorizada todo el proceso de producción y distribución, desde la llegada de la materia prima hasta la venta, y la mejor manera de lograrlo es mediante el establecimiento de un Sistema APPCC, de análisis de peligros y puntos críticos de control. La aplicación de este sistema aportará un alto grado de seguridad a los productos, puesto que se tendrán en cuenta todos los posibles peligros o riesgos detectados (microbiológicos, químicos y físicos) y se implementarán las medidas de control necesarias, que permitan prevenir y además verificar la seguridad de los procesos e incluso medidas de corrección en caso de ser necesario.

En el caso de la Listeria, si la empresa hubiera establecido controles para evitar contaminación microbiológica, mediante la aplicación buenas prácticas de higiene, los análisis periódicos de superficie para validar los procesos de limpieza, el control exhaustivo de materias primas y los análisis periódicos de producto terminado se podría haber evitado esta crisis o al menos minimizado las consecuencias, puesto que se habrían retirado los productos del mercado incluso antes de llegar al consumidor final.

Y, teniendo en cuenta que, a pesar de establecer controles, pueden darse fallos o errores, muchas veces humanos, es importantísimo contar con un procedimiento o plan de retirada del producto que sea efectivo y rápido, para lo que será fundamental llevar un control exhaustivo de la trazabilidad de los productos. Dicho Plan de retirada debe contemplar un sistema de comunicación efectivo con autoridades, clientes y distribuidores, y tener establecidas claramente las funciones y responsabilidades dentro del plan de retirada.  En casos de alerta sanitaria la rapidez de respuesta es primordial.

Mujer comprando en el supermercado

¿CÓMO ASEGURAR LA EFICACIA DEL SISTEMA?

Las empresas del sector agroalimentario tienen por delante el reto de establecer Sistemas de Seguridad Alimentaria que resulten eficaces y que consigan la confianza de los consumidores.  Por ello, además de implementar un Sistema de Autocontrol, basado en los principios de APPCC (Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos) del Codex Alimentarius y considerando todos los requisitos básicos de higiene, pueden optar a obtener certificaciones que les aporten ese aval de confianza frente a clientes y a consumidores finales.

Existen distintos estándares reconocidos a nivel internacional, que establecen los requisitos que debe cumplir un buen Sistema de Gestión de la seguridad alimentaria y de la inocuidad de los alimentos, y que son certificables, es decir, que sufren procesos de auditoría para avalar su eficacia. Los estándares que gozan con una mayor popularidad son ISO 22000, IFS (Internacional Food Standars) y BRC (British Retail Consortium).

Si su empresa está interesada en establecer un Sistema de Gestión de la Seguridad Alimentaria que sea realmente eficaz y necesita asesoramiento sobre las distintas nomas existentes actualmente en el mercado y cuál es la más adecuada para su negocio contacte con nosotros.

Foto: freepik

EVALUACIÓN DEL DESEMPEÑO EN ISO 45001

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedinLa norma ISO 45001 de Sistemas de Gestión de la Seguridad y Salud en el trabajo desarrolla, en su apartado 9, la importancia de llevar a cabo la evaluación del desempeño, que se deberá realizar en base a criterios previamente establecidos y para ello una organización tendrá que implementar procesos de:

  • Seguimiento, medición, análisis y evaluación: para lo que será necesario asegurar el cumplimiento de los requisitos legales y otros requisitos, y establecer indicadores que permitan evaluar la correcta implementación de los procesos, la eficacia de los controles establecidos para los peligros y riesgos e incluso que permitan detectar oportunidades de mejora.
  • Auditoría interna: la empresa deberá llevar a cabo auditorías a intervalos planificados, estableciendo responsabilidades y evaluando el cumplimiento de la norma en todos los procesos de la organización. Y dará como resultado un informe a tener en cuenta para la mejora continua de la organización.
  • Revisión del Sistema por la Dirección: la organización debe realizar revisiones periódicas del sistema de gestión de seguridad y salud para comprobar la eficacia y adecuación del mismo a los requisitos de la norma y a los procesos de la organización.

Y ¿qué beneficios puede aportar ISO 45001 a tu empresa?

Una empresa que implanta un Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el trabajo según la norma ISO 45001 y que evalúa adecuadamente el desempeño del mimo, podrá:

  • Reducir e incluso, eliminar en algunos casos, los riesgos y peligros para la seguridad y salud que se deriven de su actividad.
  • Disminuir los accidentes e incidentes relacionados con el trabajo.
  • Mejorar el desempeño de su sistema de gestión mediante la evaluación continua

Foto: freepik

 

PLAN DE IGUALDAD OBLIGATORIO PARA EMPRESAS DE MÁS DE 50 TRABAJADORES

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

El pasado 7 de marzo, se publicó el Real Decreto-Ley 6/2019 de medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación, que modifica la Ley Orgánica para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres, el Estatuto de los Trabajadores, el Estatuto de los Trabajadores y la Ley General de la Seguridad Social, entre otras normas.

Entre los principales cambios que introduce, incluye la obligatoriedad de disponer de un Plan de Igualdad para las empresas de 50 o más trabajadores. El objetivo principal es conseguir eliminar la desigualdad, aún existente, entre mujeres y hombres en el ámbito laboral.

Además, se crea un Registro de Planes de Igualdad de las Empresas, como parte de los Registros de convenios y acuerdos colectivos de trabajo dependientes de la Dirección General de Trabajo del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social y de las Autoridades Laborales de las Comunidades Autónomas. Las empresas están obligadas a inscribir sus planes de igualdad en el citado registro.

Y ¿cómo se debe realizar el Plan de Igualdad?

El nuevo Real Decreto establece que los planes de igualdad contendrán un conjunto ordenado de medidas evaluables dirigidas a remover los obstáculos que impiden o dificultan la igualdad efectiva de mujeres y hombres.

Previamente a la elaboración del Plan se debe realizar un diagnóstico, que consistirá en un estudio cuantitativo y cualitativo de la estructura organizativa de la empresa que permita conocer la situación sobre la igualdad entre mujeres y hombres en la actualidad. El diagnóstico incluirá información sobre los elementos que pueden generar discriminaciones en la empresa (humanos, económicos, materiales, de organización, etc.), así como sobre los recursos de los que dispone para plantear el cambio.

El contenido del diagnóstico será, al menos, el siguiente:

  1. Proceso de selección y contratación.
  2. Clasificación profesional.
  3. Formación.
  4. Promoción profesional.
  5. Condiciones de trabajo, incluida la auditoría salarial entre mujeres y hombres.
  6. Ejercicio corresponsable de los derechos de la vida personal, familiar y laboral.
  7. Infrarrepresentación femenina.
  8. Retribuciones.
  9. Prevención del acoso sexual y por razón de sexo

¿Qué beneficios puede aportar un Plan de igualdad a la empresa?

En la actualidad, contemplar la igualdad como un elemento estratégico y de calidad de una empresa le va a aportar un valor añadido y una serie de beneficios, como:

  • Aumento de la productividad, debido a que la igualdad de oportunidades y de salario genera buen ambiente de trabajo que conlleva una mayor productividad.
  • Mejora de la imagen de la empresa frente a los clientes, los trabajadores y la sociedad en general.
  • Reduce el absentismo laboral, puesto que se gestionan aspectos como la conciliación laboral, que ayudan a disminuir el estrés y las preocupaciones entre el personal de la empresa.
  • Mejora el clima laboral al reducir las diferencias entre compañeros y compañeras, reduciendo la conflictividad laboral.
  • Aporta ventajas competitivas en caso de querer optar a contratos con las administraciones públicas.

Si está obligado a implementar un Plan de Igualdad en su empresa y no sabe por dónde empezar, contacte con nosotros y le ayudaremos en todo el proceso.

EUCERPLAST, CERTIFICACIÓN PARA LOS QUE USAN PLÁSTICO RECICLADO

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Actualmente, el plástico está acaparando noticias y se está extendiéndo una alarma social entorno al cada vez mayor uso que se hace de él.

Pues bien, lo que una gran parte de la sociedad desconoce, es que hace tiempo que se están tomando medidas para controlar en cierto modo esa “invasión” desmesurada del plástico en nuestro día a día, y una de las más importantes es el uso de plástico reciclado post-consumo. Si se apuesta por el reciclaje de los plásticos post- consumo se logrará evitar que estos vayan a parar a la naturaleza provocando los grandes problemas medioambientales que ya todos conocemos.

Después de varios años de trabajo, los transformadores, recicladores y recuperadores de plásticos europeos se pusieron de acuerdo para lanzar una nueva certificación y auditoría medioambiental de ámbito europeo llamada EuCertPlast, que pretende apostar por el reciclaje de plásticos post-consumo.

El objetivo de la Certificación europea EUCERPLAST es fomentar buenas prácticas de reciclaje respetuosas con el medioambiente y procedimientos estandarizados y centrados en la trazabilidad y evaluación de la conformidad del polímero reciclado.

Se centra en la trazabilidad de los materiales plásticos en la cadena de suministro, durante todo el proceso de reciclaje, y la calidad del contenido reciclado en el producto final. Es decir que se pueden certificar desde las empresas recicladoras hasta las trasformadoras que utilizan como materia prima plástico reciclado certificado.

Con esta certificación se persigue lograr que la industria europea de los plásticos sea cada vez más transparente, y que exista un esquema común para la realización de las auditorías, salvando la dificultad que actualmente presenta el hecho de que existan distintas normativas en función del país.  

La combinación de todos estos aspectos permitirá a los recicladores cumplir con los requisitos de REACH (Reglamento relativo al registro, la evaluación, la autorización y la restricción de las sustancias y preparados químicos) y con el cumplimiento de los requisitos necesarios para ser apto para el contacto con alimentos.

¿QUÉ REQUISITOS EXIGE?

El esquema de certificación funciona según la norma europea EN 15343: 2007. Con EuCertPlast, los recicladores y auditores pueden trabajar para integrar diferentes esquemas de auditoría y crear un sistema eficiente, armonizado y transparente.

La norma contiene 55 requisitos divididos en 9 secciones:

  • Sección 1. Licencias, permisos y certificaciones
  • Sección 2. Equipo directivo
  • Sección 3. Procedimientos y controles del material entrante
  • Sección 4. Gestión de existencias
  • Sección 5. Proceso de producción
  • Sección 6. Controles del material reciclado saliente
  • Sección 7. Protección medioambiental
  • Sección 8. Subcontratación
  • Sección 9. Gestión de calidad

Y además lo requisitos se dividen en “obligatorios y en importantes, pero no esenciales”, y una empresa que quiera lograr la certificación debe cumplir el 100% de los obligatorios y, al menos, el 50% de los importantes, pero no esenciales. Además, la auditoría de certificación sólo la pueden efectuar auditores acreditados de manera personal por EuCertPlast.

Aquellos compradores de plásticos reciclados post-consumo que realmente quieren garantizar productos de buena calidad, suelen exigir a sus proveedores el certificado EuCertPlast.

Uno de nuestros clientes, Sulayr Global Service, S.L. , es consciente de la relevancia que está alcanzando esta certificación, por lo que solicitó los servicios de INTEGRA y desde el pasado 31 de mayo de 2019, cuenta con el certificado EuCertPlast, lo que le permitirá un posicionamiento aún mejor en el mercado de plástico reciclado post-consumo.

Si su empresa pertenece al sector del plástico reciclado y necesita asesoramiento sobre la certificación EuCertPlast, no dude con contactar con nosotros, contamos con la experiencia necesaria.

NORMAS IFS DE SEGURIDAD ALIMENTARIA

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedinActualmente, tanto los consumidores como las autoridades sanitarias muestran un grado de exigencia cada día más elevado en cuanto a la calidad y seguridad que deben ofrecen los productos alimentarios. Por ello, todas las empresas que forman parte de la cadena alimentaria deben garantizar la seguridad de su propia marca en aquellos productos que venden. Pues bien, las normas IFS ayudan a cumplir todos aquellos requisitos de seguridad alimentaria y de calidad necesarios para cumplir con dichas exigencia.

IFS tiene distintas normas que marcan el camino que deben seguir las empresas para llevar a la práctica los requisitos necesarios para garantizar la seguridad alimentaria de su producto, independientemente del nivel de la cadena alimentaria al que pertenezca. Es decir, que pueden optar a la certificación tanto los fabricantes de alimentos, brókeres, servicios logísticos como fabricantes de productos de limpieza de uso domésticos y de la higiene personal o mayoristas y distribuidores.

Entre las normas más implantadas y certificadas podemos encontrar las siguientes:

IFS Food 6.1: Recomendada a empresas que procesan alimentos o que empaquetan productos alimentarios a granel. El estándar IFS Food sólo se aplica cuando el producto es procesado o tratado o cuando existe peligro de una contaminación del producto durante su primer empaquetado.

El IFS Food se aplica a:

  • el procesado y tratamiento y/o
  • la manipulación de productos a granel y/o
  • las actividades realizadas durante el primer empaquetado.

IFS Global Markets Food:  es una gran oportunidad para las PYMES que no están seguras de poder alcanzar la certificación IFS actualmente por no cumplir algunos de los requisitos exigidos, pero que creen que pueden lograrla de una manera gradual.  Con esta norma podrán ir desarrollando todos los procedimientos de seguridad alimentaria para implementar el sistema de gestión según la norma IFS pero de manera progresiva y durante un periodo de tiempo definido.

IFS Logistics: es la norma pensada para las empresas de transporte, distribución, carga y descarga, y almacenamiento de productos tanto alimentarios como no alimentarios, y cuyo objetivo principal es garantizar la transparencia a lo largo de la cadena de suministro. Además, puede aplicarse a todos los medios de transporte: camiones, trenes, barcos, aviones y cualquier otro con condiciones de temperatura controladas o a temperatura ambiental.

IFS HPC: este estándar establece los requisitos para garantizar la seguridad del producto, reducir los costes y asegurar la transparencia con respecto a la totalidad de la cadena de producción de productos para el hogar y de higiene personal.

IFS Broker: establece los requisitos aplicables a aquellas empresas que ejercen principalmente una actividad comercial y que escogen ellas mismas a sus proveedores, compran mercancía ellas mismas o comercian con mercancía y después la envían directamente a sus propios clientes, sin ellas haber entrado nunca en contacto con el producto.

IFS PACsecure 1.1: es la norma de seguridad para los materiales de envasado basado en el APPCC (Análisis de Peligros y Puntos de Control Crítico).

PRINCIPALES BENEFICIOS DE CERTIFICARSE EN UNA NORMA IFS

La certificación IFS basada en cualquier de las normas citadas mencionadas anteriormente demostrará a los clientes el claro compromiso de la empresa por la excelencia en calidad y la seguridad alimentaria. Y, además, aportará otros beneficios como:

  • Posicionamiento en el mercado frente a la competencia
  • Oportunidades comerciales con grandes superficies del sector de la alimentación
  • Control eficaz de los procesos internos de producción, minimizando el riesgo de contaminación o de errores
  • Gestión más operativa y rápida de los riesgos para la seguridad alimentaria.
  • Reducción de costes y tiempos
  • Mayor confianza para clientes y consumidores
  • Evidenciar ante terceros el cumplimiento legal en cuanto a seguridad alimentaria.

Si necesita asesoramiento sobre alguna de las normas IFS, en INTEGRA le informaremos acerca del proceso de implantación.

LEY 11/2018 DE INFORMACIÓN NO FINANCIERA, ¿CÓMO AFECTA A LAS EMPRESAS?

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedinEl último mes del año se publicó la Ley 11/2018, de 28 de diciembre, por la que se modificaba el Código de Comercio, el texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital y la Ley de Auditoría de Cuentas, en materia de información no financiera y diversidad.

Esta Ley ha venido a introducir importantes novedades en materia de información no financiera para determinadas sociedades, ya que además de modificar la Leyes mencionadas anteriormente, viene a impulsar la nueva norma la transparencia y el compromiso social de las empresas obligándolas a dar más información.

Estarán obligadas a dar la información no financiera, las Sociedades anónimas, de responsabilidad limitada y las comanditarias por acciones que, de forma simultánea, tengan la condición de entidades de interés público cuyo número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio sea superior a 500 y, adicionalmente se consideren empresas grandes en los términos definidos por la Directiva 2013/34. Y las sociedades de interés público que formulen cuentas consolidadas también están incluidas en el ámbito de aplicación de esta norma siempre que el grupo se califique como grande, en los términos definidos por la Directiva 2013/34/UE, y el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio por el conjunto de sociedades que integran el grupo sea superior a 500.

Y ¿QUÉ INFORMACIÓN NO FINANCIERA DEBE PRESENTARSE?

La Ley 11/2018 pretende que las sociedades, entre otra información de carácter social, incluyan información ambiental. El objetivo es que las empresas identifiquen los riesgos para mejorar la sostenibilidad y aumentar la confianza de los inversores, los consumidores y la sociedad en general, al tiempo que incrementa la divulgación de información sobre aspectos ambientales.

Y específicamente, la Ley establece que dentro de la información no financiera que deben presentar las empresas, se incluya información detallada sobre los efectos actuales y previsibles que sus actividades puedan tener en el medio ambiente , y en su caso, sobre la salud y la seguridad; también se incluirán los procedimientos de evaluación o certificación ambiental; los recursos dedicados a la prevención de riesgos ambientales; la aplicación del principio de precaución, la cantidad de provisiones y garantías para riesgos ambientales. Además, indica las siguientes pautas a modo de guía:

  • Contaminación: medidas para prevenir, reducir o reparar las emisiones de carbono que afectan gravemente el medio ambiente; teniendo en cuenta cualquier forma de contaminación atmosférica específica de una actividad, incluido el ruido y la contaminación lumínica.
  • Economía circular y prevención y gestión de residuos: medidas de prevención, reciclaje, reutilización, otras formas de recuperación y eliminación de desechos; acciones para combatir el desperdicio de alimentos.
  • Uso sostenible de los recursos: el consumo de agua y el suministro de agua de acuerdo con las limitaciones locales; consumo de materias primas y las medidas adoptadas para mejorar la eficiencia de su uso; consumo, directo e indirecto, de energía, medidas tomadas para mejorar la eficiencia energética y el uso de energías renovables.
  • Cambio climático: los elementos importantes de las emisiones de gases de efecto invernadero generados como resultado de las actividades de la empresa, incluido el uso de los bienes y servicios que produce; las medidas adoptadas para adaptarse a las consecuencias del cambio climático; las metas de reducción establecidas voluntariamente a medio y largo plazo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y los medios implementados para tal fin.
  • Protección de la biodiversidad: medidas tomadas para preservar o restaurar la biodiversidad; impactos causados por las actividades u operaciones en áreas protegidas.

Si su sociedad está entre las que deben realizar el informe sobre la información no financiera en INTEGRA podemos asesorarle.

 

CONSIDERACIONES PARA IMPLANTAR ISO  45001

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedinLa norma ISO 45001:2018 fue publicada el pasado año por la Organización Internacional de Normalización (ISO), con el objetivo de convertir esta norma en el primer referencial mundial de gestión de seguridad y salud en el trabajo, reemplazando a la OHSAS 18001. Por tanto, aquellas organizaciones que estén certificadas en OHSAS 18001 deberán realizar una migración hacia esta nueva normativa, siendo la fecha límite de validez de los certificados de OHSAS 18001 el 12 de marzo de 2021.

ISO 45001 establece los requisitos necesarios para implementar en una empresa u organización un Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo, y su estructura es la de alto nivel, común al resto de normas de gestión, por lo que una empresa que esté certificada con las normas ISO 9001 y/o ISO 14001, tendrá mucho más fácil implantar esta nueva norma e integrarla en un mismo sistema de gestión de calidad, medio ambiente y seguridad y salud en el trabajo.

Entre los cambios que aporta, destacamos que viene a reforzar el liderazgo de la alta dirección, y pone especial interés en el contexto en el que trabaja la empresa y en el análisis y gestión de riesgos y oportunidades detectadas en materia de Seguridad y Salud en el trabajo.
Cabe resaltar también, entre las novedades, que introduce el concepto de bienestar laboral, clave hoy día para que los empleados, como partes interesadas de la organización, trabajen de manera motivada y comprometida, lo que a su vez mejorará su rendimiento y productividad. Además, establece la obligación de implantar y mantener procesos para la consulta y la participación de los empleados a diferentes niveles y funciones. Y es que, ISO 45001, otorga una gran importancia a la capacidad que demuestre una organización para implicar a sus trabajadores en la gestión de la seguridad y salud en el trabajo, valorando que se capaz de implantar procesos efectivos de consulta y participación. Y todo esto persiguiendo siempre que la empresa pueda mejorar su desempeño en materia de seguridad y salud.

Foto: rawpixel.com

¿QUÉ REQUISITOS ESTABLECE LA NORMA?

 Como ya hemos comentado en entradas anteriores, la norma ISO 45001: 2018 Sistemas de gestión de la Seguridad y Salud en el trabajo sigue la misma estructura de alto nivel que las normas ISO 9001 y ISO 14001, dividiéndose en los siguientes apartados:

  • CONTEXTO DE LA ORGANIZACIÓN

La norma especifica que la organización tiene que determinar las cuestiones tanto externas como internas que sean pertinentes para su propósito y que puedan afectar a la capacidad de conseguir los resultados previstos de su Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo.

Para realizar un buen análisis del contexto, la organización debe pensar en todos los factores que puedan afectar de forma negativa o positiva al desempeño de la organización y a la consecución de los objetivos planificados. Se debe identificar todo aquello que la rodea, y analizar en qué forma pueden impactar estos factores sobre la gestión de la seguridad y salud laboral de la organización.

  • LIDERAZGO

ISO 45001 otorga gran importancia a la capacidad que tenga la alta dirección de demostrar su liderazgo y compromiso con el Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo y para ello tendrá que establecer e implantar una política de seguridad y salud, y asegurarse de que las funciones y responsabilidades sean asignadas y comunicadas claramente a todos los niveles de la empresa.

La Dirección debe comprometerse a proporcionar condiciones de trabajo seguras y saludables para la prevención de lesiones y deterioro de la salud relacionados en el trabajo y su política tendrá que ser apropiada al tamaño y contexto de la empresa.

Además, la norma exige que se implanten procesos para la consulta y la participación de los empleados a diferentes niveles, buscando su participación incluso en la planificación, implantación, evaluación del desempeño y acciones para la mejora del sistema de gestión y que esto se convierta en una práctica habitual y periódica y no en algo puntual.

  •  PLANIFICACIÓN

 La organización planificará el Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo, considerando las cuestiones tanto internas como externas, los recursos necesarios y además analizará los riesgos y las oportunidades para establecer los medios de control que considere necesarios para abordarlos y evitar efectos no deseados. De este modo logrará la mejora continua de su Sistema de Gestión.

  •  APOYO

 Dirección debe facilitar los recursos que sean necesarios para la correcta implantación del Sistema Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo, logrando su mejora continua.  Entre otras cosas, debe determinar la competencia necesaria de los empleados a los que afecta o puede afectar al desempeño de la seguridad y salud en el trabajo., asegurar su competencia, planificar las acciones formativas necesarias, y conservar las evidencias.

También debe asegurarse de concienciar a sus trabajadores y de establecer medios adecuados para las comunicaciones, tanto internas como externas, relacionadas con el Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo

 

Foto: freepik

  • OPERACIÓN

La empresa tiene que establecer, implantar y mantener procesos para eliminar los peligros y reducir los riesgos para la seguridad y salud en el trabajo usando una jerarquía de controles que establece la norma:

  • Eliminar el peligro.
  • Sustituir procesos, materiales o equipos menos peligrosos.
  • Reorganizar el trabajo y utilizar controles de ingeniería.
  • Incluir formación.
  • Utilizar equipos de protección personal adecuada.

La Dirección debe ser capaz de gestionar los cambios surgidos en su organización, tiene que establecer procesos para implementar y controlar los cambios establecidos de forma temporal o permanentes que impactan en el desempeño de la seguridad y salud en el trabajo.

Será muy importante también, el proceso de compras que establezca la organización, puesto que debe asegurar que los productos y servicios proporcionados externamente sean conformes con el Sistema de Gestión. Y tendrá que coordinar los procesos con los contratistas para identificar los peligros y evaluar y controlar los riesgos para la seguridad y salud en el trabajo.

  •  EVALUACIÓN DEL DESEMPEÑO

La evaluación del desempeño es de gran importancia en cualquier sistema de gestión, puesto que el resultado de esta evaluación será la base para tomar medidas y acciones encaminadas siempre a la mejora continua. Esta evaluación del desempeño se realizará bajo unos criterios previamente establecidos y para ello se implementarán procesos de:

– Seguimiento, medición, análisis y evaluación: para lo que será necesario asegurar el cumplimiento de los requisitos legales y otros requisitos, y establecer indicadores que permitan evaluar la correcta implementación de los procesos, la eficacia de los controles establecidos para los peligros y riesgos e incluso que permitan detectar oportunidades de mejora.

– Auditoría interna: la empresa deberá llevar a cabo auditorías a intervalos planificados, estableciendo responsabilidades y evaluando el cumplimiento de la norma en todos los procesos de la organización. Y dará como resultado un informe a tener en cuenta para la mejora continua de la organización.

– Revisión del Sistema por la Dirección: la organización debe realizar revisiones periódicas del sistema de gestión de seguridad y salud para comprobar la eficacia y adecuación de este a los requisitos de la norma y a los procesos de la organización.

  •  MEJORA

 La organización tiene que establecer las oportunidades de mejora para el Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo e implantar las acciones necesarias para conseguir materializarlas.  Además, establecerá los procesos necesarios para gestionar los incidentes y no conformidades que puedan originarse e implementará las acciones correctivas que considere necesarias y que sean apropiadas a los efectos.

En definitiva, una empresa u organización pondrá los medios necesarios para mejorar de forma continua la conveniencia, adecuación y eficiencia de su Sistema de gestión de la seguridad y salud en el trabajo.

Si está interesado en implantar la ISO 45001 en su empresa o necesita realizar la migración de OHSAS 18001 a esta nueva norma, no dude en contactar con nosotros.