RESPONSABILIDAD SOCIAL EN LA EMPRESA

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

El término RSC, Responsabilidad Social Corporativa, o RSE, Responsabilidad Social Empresarial, está muy de moda en la actualidad, pero muchos empresarios aún no tienen claro el significado ni la verdadera dimensión del concepto.

La RSC implica que una empresa sea consciente de su relación con el entorno físico-social en el que se desenvuelve, y que comprenda que el mundo de la empresa y el mundo en general son dos realidades que, aunque distintas, están íntimamente relacionadas. Implica también, que la empresa adopte su papel como responsable de la mejora del entorno y a su vez responsable de que las personas que la integran mejoren a todos los niveles gracias a su relación con la empresa. Y, además, hay que considerar como otra de las responsabilidades más importantes dentro de la RSC, la de innovar, principalmente con el objetivo de lograr que el entorno físico-social mejore gracias a ello.

Por tanto, es evidente, que, a la hora de mejorar el posicionamiento de una empresa y su reputación, uno de los aspectos que más se deben cuidar es el relacionado con la Responsabilidad Social Corporativa (RSC). Su importancia se debe a que las acciones impulsadas por una organización siempre van a repercutir en la sociedad y es de vital importancia la imagen que la sociedad tenga de ella, por lo que es recomendable adaptarse a las diferentes normas y requisitos vigentes. En este sentido, el modelo SGE 21 se posiciona como un sistema fundamental para el desarrollo de las empresas en el ámbito de la RSE.

La SGE 21 es la primera norma europea que permite implementar, auditar y certificar un sistema de gestión ética y socialmente responsable. Esta norma es de carácter voluntario y son muchas las empresas que están optando por su implantación, tanto multinacionales como pequeñas y medianas empresas. Además, es completamente compatible con otros modelos ya consolidados, como los de calidad ISO 9001, medio ambiente ISO 14001 o prevención de riesgos laborales ISO 45001.

¿Cuáles son las áreas de gestión de la norma SGE 21?

La norma SGE 21 está compuesta por un total de seis capítulos: cinco de ellos relacionados con los antecedentes y los aspectos generales, mientras que en el sexto se especifican los requisitos certificables de la norma. Y es en este último apartado donde se especifican las 9 áreas de gestión:

GOBIERNO DE LA ORGANIZACIÓN

Se trata del área de gestión central de la norma SGE 21. La alta dirección implementará una Política de Gestión Ética y Responsabilidad Social, un Código de Conducta, una Política Anticorrupción y se encargará de transmitir el mensaje a todos los niveles. Además, creará un Comité de Ética que se encargue de asegurar el cumplimiento de todas las medidas y acciones anunciadas.

PERSONAS QUE INTEGRAN LA ORGANIZACIÓN

El objetivo de este apartado de la SGE 21 es el establecimiento de relaciones laborales sanas que fomenten el bienestar y la motivación de todas las personas que integren la organización. La empresa tendrá que garantizar los derechos y oportunidades de todos los empleados, así como su capacidad de desarrollo personal y profesional, es un aspecto fundamental para que una empresa se encamine hacia el éxito.

CLIENTES

Para una empresa, los clientes son un pilar fundamental para lograr un crecimiento exitoso. Por ello, debe determinar sus necesidades y atenderlas en todo momento. La norma SGE 21 establece distintos requisitos entre los que se pueden destacar la accesibilidad de los productos o servicios, la protección de públicos vulnerables y la incorporación de criterios de Responsabilidad Social en la etapa de I+D.

PROVEEDORES Y CADENA DE SUMINISTRO

Las organizaciones pondrán los medios para disponer de proveedores eficientes y para ello definirán unos criterios de compras responsables e impulsarán la comunicación con los proveedores.

ENTORNO SOCIAL E IMPACTO EN LA COMUNIDAD

Las empresas deben identificar el impacto que provocan en su entorno social para tomar conciencia del nivel de influencia que tienen sobre su entorno. La norma establece que se lleven a cabo acciones sociales y solidarias con su entorno logrando la implicación de los trabajadores y analizando los posibles impactos tanto positivos como negativos en la sociedad.

INVERSORES

Este punto de la norma hace referencia a la implementación de un Código de Buen Gobierno y la transparencia financiera mediante la publicación de las cuentas anuales, haciéndolas accesibles a su entorno.

ENTORNO AMBIENTAL

La gestión ambiental es algo que hoy día preocupa a la mayoría de las empresas debido a las exigencias de la sociedad a nivel global. Pues bien, la norma SGE 21 persigue que las empresas lleven a cabo una gestión ambiental responsable, adquiriendo un compromiso con el Desarrollo Sostenible. Para lograrlo tendrá que elaborar un plan de riesgos ambientales que le permita evitar la contaminación del medio ambiente, así como establecer una estrategia para combatir el cambio climático.

COMPETENCIA

La SGE 21 pretende fomentar una competencia leal y mostrar un comportamiento basado en el respeto y la integridad con otras empresas competidoras. Asimismo, persigue impulsar la colaboración entre las organizaciones de un mismo sector para potenciar la RSE.  

ADMINISTRACIONES PÚBLICAS

La norma SGE 21 trata de fomentar en este punto una correcta comunicación entre las empresas y las administraciones, más allá del obligado cumplimiento de la legislación y la normativa vigente. De la misma manera, este apartado busca la transparencia a la hora de cumplir con el pago de los impuestos correspondientes.

Por lo tanto, con la implementación de la SGE 21, una empresa que quiera caminar en la senda de la Responsabilidad Social y la gestión ética logrará un sistema que integre los aspectos sociales, ambientales y de buen gobierno. Si desea más información contacte con nosotros.

Imagen: freepik

SGE 21, LA NORMA DE LA RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

El término RSC, Responsabilidad Social Corporativa, o RSE, Responsabilidad Social Empresarial, está muy de moda en la actualidad, pero muchos empresarios aún no tienen claro el significado ni la verdadera dimensión del concepto.

La RSC implica que una empresa sea consciente de su relación con el entorno físico-social en el que se desenvuelve, y que comprenda que el mundo de la empresa y el mundo en general son dos realidades que, aunque distintas, están íntimamente relacionadas. Implica también, que la empresa adopte su papel como responsable de la mejora del entorno y a su vez responsable de que las personas que la integran mejoren a todos los niveles gracias a su relación con la empresa. Y, además, hay que considerar como otra de las responsabilidades más importantes dentro de la RSC, la de innovar, principalmente con el objetivo de lograr que el entorno físico-social mejore gracias a ello.

Por tanto, es evidente, que, a la hora de mejorar el posicionamiento de una empresa y su reputación, uno de los aspectos que más se deben cuidar es el relacionado con la Responsabilidad Social Corporativa (RSC). Su importancia se debe a que las acciones impulsadas por una organización siempre van a repercutir en la sociedad y es de vital importancia la imagen que la sociedad tenga de ella, por lo que es recomendable adaptarse a las diferentes normas y requisitos vigentes. En este sentido, el modelo SGE 21 se posiciona como un sistema fundamental para el desarrollo de las empresas en el ámbito de la RSE.

La SGE 21 es la primera norma europea que permite implementar, auditar y certificar un sistema de gestión ética y socialmente responsable. Esta norma es de carácter voluntario y son muchas las empresas que están optando por su implantación, tanto multinacionales como pequeñas y medianas empresas. Además, es completamente compatible con otros modelos ya consolidados, como los de calidad ISO 9001, medio ambiente ISO 14001 o prevención de riesgos laborales ISO 45001.

¿Cuáles son las áreas de gestión de la norma SGE 21?

La norma SGE 21 está compuesta por un total de seis capítulos: cinco de ellos relacionados con los antecedentes y los aspectos generales, mientras que en el sexto se especifican los requisitos certificables de la norma. Y es en este último apartado donde se especifican las 9 áreas de gestión:

Gobierno de la organización

Se trata del área de gestión central de la norma SGE 21. La alta dirección implementará una Política de Gestión Ética y Responsabilidad Social, un Código de Conducta, una Política Anticorrupción y se encargará de transmitir el mensaje a todos los niveles. Además, creará un Comité de Ética que se encargue de asegurar el cumplimiento de todas las medidas y acciones anunciadas.

Personas que integran la organización

El objetivo de este apartado de la SGE 21 es el establecimiento de relaciones laborales sanas que fomenten el bienestar y la motivación de todas las personas que integren la organización. La empresa tendrá que garantizar los derechos y oportunidades de todos los empleados, así como su capacidad de desarrollo personal y profesional, es un aspecto fundamental para que una empresa se encamine hacia el éxito.

Clientes

Para una empresa, los clientes son un pilar fundamental para lograr un crecimiento exitoso. Por ello, debe determinar sus necesidades y atenderlas en todo momento. La norma SGE 21 establece distintos requisitos entre los que se pueden destacar la accesibilidad de los productos o servicios, la protección de públicos vulnerables y la incorporación de criterios de Responsabilidad Social en la etapa de I+D.

Proveedores y cadena de suministro

Las organizaciones pondrán los medios para disponer de proveedores eficientes y para ello definirán unos criterios de compras responsables e impulsarán la comunicación con los proveedores.

Entorno social e impacto en la comunidad

Las empresas deben identificar el impacto que provocan en su entorno social para tomar conciencia del nivel de influencia que tienen sobre su entorno. La norma establece que se lleven a cabo acciones sociales y solidarias con su entorno logrando la implicación de los trabajadores y analizando los posibles impactos tanto positivos como negativos en la sociedad.

Inversores

Este punto de la norma hace referencia a la implementación de un Código de Buen Gobierno y la transparencia financiera mediante la publicación de las cuentas anuales, haciéndolas accesibles a su entorno.

Entorno ambiental

La gestión ambiental es algo que hoy día preocupa a la mayoría de las empresas debido a las exigencias de la sociedad a nivel global. Pues bien, la norma SGE 21 persigue que las empresas lleven a cabo una gestión ambiental responsable, adquiriendo un compromiso con el Desarrollo Sostenible. Para lograrlo tendrá que elaborar un plan de riesgos ambientales que le permita evitar la contaminación del medio ambiente, así como establecer una estrategia para combatir el cambio climático.

Competencia

La SGE 21 pretende fomentar una competencia leal y mostrar un comportamiento basado en el respeto y la integridad con otras empresas competidoras. Asimismo, persigue impulsar la colaboración entre las organizaciones de un mismo sector para potenciar la RSE.  

Administraciones Públicas

La norma SGE 21 trata de fomentar en este punto una correcta comunicación entre las empresas y las administraciones, más allá del obligado cumplimiento de la legislación y la normativa vigente. De la misma manera, este apartado busca la transparencia a la hora de cumplir con el pago de los impuestos correspondientes.

Por lo tanto, con la implementación de la SGE 21, una empresa que quiera caminar en la senda de la Responsabilidad Social y la gestión ética logrará un sistema que integre los aspectos sociales, ambientales y de buen gobierno. Si desea más información contacte con nosotros.

Imagen: freepik

SEUR obtiene la certificación PEFC

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedinHace algunos días hemos sido conocedores de que SEUR, empresa de transporte urgente y logística de nuestro país, ha sido pionera en la obtención de la certificación PEFC.

Dicho reconocimiento fue entregado a la compañía durante el encuentro profesional organizado por PEFC España llamado Programa de Reconocimiento de Sistemas de Certificación Forestal I.

El encuentro se realizo con el fin de que los representantes de las diferentes compañías que asistían, reflexionaran sobre los beneficios de la certificación de productos forestales como son:

–          El crecimiento de la economía basado en el momento y su cadena de valor

–          La creación de empleo

–          La mejora de la imagen de las organizaciones que apuestan por este certificado ya que con su obtención se evidencia el compromiso asumido por estas con la sostenibilidad y el cuidado de los bosques.

PEFC

Como hemos comentado durante el encuentro, SEUR recibido el certificado PEFC que evidencia la integración de la compañía en la Red de Entidades Responsables con la sostenibilidad de los bosques, siendo la primera empresa de su sector que forma parte del equipo de trabajo compuesto por 38 empresas.

A la misma vez, SEUR participo en la mesa redonda a través de May López, Responsable de RSC de la compañía, encargada de presentar las medidas que ha definido la empresa en materia de Responsabilidad Social Corporativa como son:

–          La definición de indicadores a través de la creación de un Cuadro de Mando

–          El lanzamiento de los nuevos ecoembalajes fabricados con material certificado y/o reciclado

–          Etc.

Al acto también asistió como participante, Ana Belén Noriega (Secretaria General de PEFC en nuestro país) responsable de intervenir para dejar constancia de que “la certificación PEFC permite a los trabajadores, a los clientes y a los proveedores tener conciencia y consciencia de que forman parte de un proyecto que los hace ciudadanos responsables ya que permite escoger hacia dónde va nuestra sociedad”.

Por último consideramos importante indicar que durante la mesa redonda también se produjo la intervención de Elisa Barahona, Directora General de Sostenibilidad del Ayuntamiento de Madrid para dejar constancia de que en la actualidad, 56 empresas que forman parte del proyecto madrileño utilizan hasta un 35% de material certificado y, de esos productos, un 85% llevan impreso el sello de los dos árboles PEFC resaltando a la misma vez la necesidad de incrementar la visibilidad y el reconocimiento de esta certificación ya que permite a los ciudadanos el identificar y escoger productos que cumplen con sus expectativas medioambientales.

Para finalizar este articulo consideramos importante indicar que el reconocimiento otorgado a SEUR se suma al compromiso con la Sostenibilidad que la empresa desarrolla a través de su política RSC mediante el desarrollo de estrategias encaminadas a las reducción del consumo de recursos naturales, la utilización de sistemas más eficientes y de productos más respetuosos con el medio ambiente.

¿Le interesa conocer los requisitos a cumplir para obtener la certificación PEFC? Integra como empresa consultora con amplia experiencia podrá asesorarle a través de su personal altamente cualificado de todo lo necesario. A que espera, contacte con nosotros.

Imagen|PEFC

IFS (International Featured Standards) lanza 4 nuevas soluciones de Responsabilidad Social Corporativa (RSC)

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedinIFS ha presentado 4 nuevas soluciones destinadas a la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) y al cumplimiento de la legislación vigente en esta materia. Dentro de estas soluciones se encuentran aspectos ambientales, prevención de riesgos laborales, control de las exportaciones y garantía de la calidad.

Las soluciones lanzadas por IFS en materia de RSC pueden aplicarse a un amplio abanico de sectores empresariales ya que desde IFS entienden la importancia de la RSC, tanto en lo referente a cumplimiento legal como en el aprovechamiento de la mejora del negocio teniendo como objetivo el aumento de la rentabilidad.

Soluciones de IFS para RSC

  1. Gestión de la Huella Ecológica 2.0: Da cobertura a un extenso abanico de actividades comprendiendo desde el abastecimiento de materias primas, el diseño del producto en logística, la búsqueda y el seguimiento de las emisiones producidas por las empresas.
  2. Prevención de Riesgos Laborales (PRL):  Dota a las empresas de una solución para la protección de la salud y el bienestar de los trabajadores (propios o subcontratados) ofreciendo una plataforma integrada para la gestión de políticas de Seguridad y Salud en el Trabajo (SST), evaluación de los riesgos, gestión de los incidentes y accidentes y la implantación de indicadores que generan informes sobre el rendimiento de los procesos implantados en las organizaciones fomentando el cumplimiento de la legislación así como los estándares de SST y medio ambiente.
  3. Control de exportaciones: Permite gestionar los productos sujetos a restricciones de exportación,  identificándolas, evitando las ventas y/o compras o la utilización de los permisos validos de exportación, en caso de existir. A la misma vez permite o evita las ventas a partes rechazadas gracias a las definiciones llevadas a cabo de cliente, proveedor, destinatario final, etc.
  4. Garantía de Calidad: Dota al Sistema de Gestión de la Calidad de un apoyo para la correcta planificación del cumplimiento de los estándares de calidad, el correcto desarrollo de los procesos de auditoría y el desarrollo de los Informes de No Conformidad (NC), Acción Correctiva (AC) y Acción Preventiva (AP). Con la combinación de todos estos pasos las empresas garantizan y documentan el cumplimiento de los estándares de RSC, ya sean voluntarios u obligatorios de acuerdo con la legislación actual.

¿Le interesa la RSC? ¿Necesita más información sobre IFS? Nuestros técnicos están a su disposición.

Imagen|OldGreySeaWolf