¿QUÉ LEGISLACIÓN REGULA LA SEGURIDAD ALIMENTARIA?

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

La industria agroalimentaria busca asegurar de forma cada vez más rápida (en tiempo real) la calidad, la seguridad y la vida útil de sus productos, así como mejorar la eficiencia de sus procesos productivos, para solucionar los retos surgidos con el avance de la sociedad, y esto hace que surjan nuevas necesidades normativas.

Actualmente la cadena alimentaria es tan larga que cuando un alimento llega a nuestra mesa ha recorrido un largo camino previo, pasando por distintas empresas, muchísimas personas y traspasando incluso fronteras. Por ello es tan importante disponer de un marco común legislativo en el que todo lo que se puede o no se puede hacer esté claramente establecido y sea común a todos los países.

Desde la Unión Europea nos llegan Reglamentos, Directivas, Decisiones, Recomendaciones, Dictámenes…unos de obligado cumplimiento y otros no, y que regulan diversos aspectos dentro de la cadena del sector agroalimentario, desde ingredientes, materiales en contacto con el alimento, contaminantes, almacenamiento, transporte, conservación, comercio…. Y además, hay que añadir que cada Estado Miembro también legislará teniendo en cuenta la protección de toda la ciudadanía europea y de todos los consumidores, y aprobando para ello Decretos o Reales Decretos.

Los recientes acontecimientos de alertas alimentarias han puesto el punto de mira en los controles establecidos para asegurar que los productos que llegan al consumidos son inocuos para la salud. Según la OMS, organización Mundial de la Salud, en Europa se producen unos 23 millones de casos anuales de intoxicaciones alimentarias y en el mundo unos 600 millones.

No obstante, a pesar de que una empresa cumpla con todos los requisitos legales, no existe el riesgo cero, puesto que intervienen muchos factores, incluidos los humanos, y tras las últimas alertas hay algunas voces que reclaman cambios normativos que refuercen aún más los protocolos y controles en materia de seguridad alimentaria.

HOMBRE CON LUPA

Actualmente existe una amplia cantidad de normativa de seguridad alimentaria que las empresas están obligadas a cumplir y que puede consultarse a través de AECOSAN, que es la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición, un organismo autónomo adscrito al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad a través de la Secretaría General de Sanidad y Consumo. La Agencia permite consultar tanto la normativa nacional como la de la Unión Europea relativa a la seguridad alimentaria, así como las notas interpretativas de esta legislación aprobadas por la Comisión Institucional de AECOSAN.

Y ¿CÓMO ASEGURA UNA EMPRESA QUE CUMPLE CON LA LEGISLACIÓN DE SEGURIDAD ALIMENTARIA?

En primer lugar, una empresa del sector agroalimentario debe saber que necesita implantar y poner en marcha programas y procedimientos de seguridad alimentaria, que tengan en cuenta todos los requisitos básicos de higiene. Y en función del tipo de empresa, el eslabón de la cadena en la que se encuentre, el tipo de producto que fabrique o comercialice y una serie de aspectos más, deberá optar además por implantar el autocontrol basado en los principios de APPCC (Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos) del Codex Alimentarius y tener en cuenta todos los requisitos legales que puedan aplicarles, desde los relativos a los ingredientes, pasando por los de envases en contacto con los alimentos y sus análisis de migraciones, los de conservación, requisitos de transporte, hasta etiquetado…

Para lograr cumplir con todos los requisitos legales, desde INTEGRA, recomendamos el uso de herramientas de gestión útiles para asegurar el cumplimiento legal y que sean certificables para así demostrar al resto de la industria agroalimentaria el compromiso de tu empresa con la seguridad alimentaria.  Estas herramientas son los Sistemas de Gestión de la Seguridad Alimentaria, que además de asegurar el cumplimiento legal, aporta un valor añadido a una empresa tanto nacional como internacionalmente.  Los Sistemas de Gestión de Seguridad Alimentaria pueden implantarse en base a distintas normas que conviven hoy día en el mercado, y que son compatibles entre ellas, como son ISO 22000, FSSC 22000, BRC (British Retail Consortium) y/o IFS (International Food Standard).

Si su empresa necesitas saber a qué legislación está obligada a cumplir o está interesada en implantar alguna norma de seguridad alimentaria, nosotros podemos ayudarle.

Foto: dooder

¿QUIERES ASEGURAR LA INOCUIDAD DE LOS ALIMENTOS? IMPLANTA ISO 22000

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Los riesgos de contaminación de los alimentos se han puesto de relieve en nuestro país en los últimos meses con casos como los de la carne mechada o el atún en conserva, ambos con claras consecuencias para la salud humana. En dichos casos se ha puesto de manifiesto la importancia de establecer sistemas de gestión de la seguridad alimentaria en todos los eslabones de la cadena alimentaria. Pues bien, la norma  ISO 22000:2018 Sistemas de gestión de la inocuidad de los alimentos, establece los requisitos para implantar y desarrollar un sistema de gestión de seguridad alimentaria que sea eficaz a lo largo de toda la cadena alimentaria.

Esta norma se puede implantar en cualquier organización perteneciente a la cadena alimentaria, con el objetivo de garantizar que no haya eslabones débiles en la cadena de suministro de alimentos.  Por ello, ISO 22000 se puede aplicar en empresas muy diversas como: en productores de pienso y de alimento para animales, agricultores y recolectores de animales y plantas silvestres, productores de ingredientes, fabricantes de alimentos, distribuidores, servicios de restauración, transporte e incluso proveedores de productos de embalajes o equipos y/o productos de limpieza…entre otros.

Y los requerimientos que esta norma exige son distintos en función del sector al que pertenezca una empresa, puesto que los riesgos pueden ser muy diferentes de unas empresas a otras.

Latas de conserva

¿CÓMO ES LA ÚLTIMA VERSIÓN?

Un sistema de gestión de la inocuidad de los alimentos implantado según la norma ISO 22000  permitirá a las empresas  identificar, prevenir y reducir los riesgos, consiguiendo un sistema de seguridad alimentaria más eficaz, que garantice la cadena de suministro basándose en los principios de los Sistemas de Gestión de la calidad y manteniendo los principios de APPCC.

La última versión de esta norma fue publicada en 2018 y presenta la estructura de alto nivel ya conocida en normas como  ISO 9001, 14001 45001 y cuyos apartados son: Contexto de la organización, Liderazgo, Planificación, Apoyo, Operación, Evaluación del desempeño y Mejora.

Entre otros cambios, la nueva ISO 22000 viene a reforzar el enfoque basado en riesgos, haciendo más hincapié en minimizarlos a lo largo de todos los eslabones de la cadena alimentaria que puedan generar un peligro en los alimentos, ya sea de manera directa o incluso indirecta. Por tanto, la norma sienta las bases para ayudar a identificar, prevenir y reducir los riesgos, consiguiendo sistemas de gestión de la seguridad alimentaria más eficientes y una empresa más competitiva..

¿QUÉ VENTAJAS APORTA A LA EMPRESA? 

Actualmente la seguridad alimentaria está entre las principales preocupaciones de la sociedad y de la industria, y por tanto una empresa que disponga de un sistema de gestión de la inocuidad de los alimentos certificado, conseguirá:

  • Fortalecer la imagen de su producto, aumentando la credibilidad.
  • Ofrecer seguridad y confianza a las partes interesadas, especialmente al cliente y al consumidor final.
  • Mejorar el posicionamiento en el mercado.
  • Aumentar la competitividad.
  • La capacidad para abordar los riesgos detectados y lograr sus objetivos.
  • Demostrar la conformidad de sus procesos y productos con los requisitos reglamentarios que les aplican.

Si desea implantar un sistema de gestión de seguridad alimentaria en su empresa que ofrezca garantías al cliente, contacte con nosotros.

Foto: macrovector

LA SEGURIDAD ALIMENTARIA, DE VITAL IMPORTANCIA EN CUALQUIER EMPRESA AGROALIMENTARIA

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedinEs por todos conocida, la importancia que tiene hoy día la seguridad de los alimentos por su relación directa con nuestra salud. Y por tano, es fundamental para cualquier empresa relacionada con el sector de la alimentación poder transmitir confianza a los consumidores.

Además, los cambios en los hábitos alimenticios y el aumento de los colectivos que sufren determinadas enfermedades de origen alimentario, como las intolerancias y alergias alimentarias, han llevado a cambios en los modos de producción y en la forma de ofrecer la información al consumidor.

La legislación europea, va marcando las reglas a seguir en cuanto en cuanto a la prevención, eliminación y reducción del nivel de riesgos para la salud humana en toda la cadena alimentaria, incluyendo procesos, productos y actividades relacionados con la manipulación y producción de alimentos. Por tanto, todos los actores implicados en dicha cadena deben tomas las medidas necesarias para garantizar la seguridad alimentaria, ya sean empresas grandes o pequeñas, productores o distribuidores, exportadores o importadores…

Las empresas, como paso fundamental, deben establecer y poner en marcha programas y procedimientos de seguridad alimentaria, considerando todos los requisitos básicos de higiene a través de planes y el autocontrol basado en los principios de APPCC (Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos) del Codex Alimentarius. Y en este proceso de desarrollar el Sistema de Autocontrol de la empresa uno de los aspectos más importantes es, sin duda, la formación de los trabajadores, ya que de ellos dependerá el éxito de este.

Pero, además de la implantación de un Sistema de Autocontrol, las empresas agroalimentarias pueden optar por dar un paso más, y utilizar herramientas para implementar Sistemas de Gestión de la Seguridad Alimentaria que les aporten valor añadido y sean reconocidos a nivel internacional. Estas herramientas pueden ser las normas ISO 22000, BRC (British Retail Consortium) y/o IFS (International Food Standard).

Si desea información acerca de las normas de seguridad alimentaria y de cómo implantarlas en su empresa no dude en llamarnos.

Foto: vectorpouch

PLAN FOOD DEFENCE, INDISPENSABLE PARA EXPORTAR A EEUU

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedinLos productos agroalimentarios producidos en Europa y exportados a los Estados Unidos están obligados a disponer de plan o protocolo de FOOD DEFENSE, para englobar las actividades asociadas con la protección del suministro nacional de alimentos contra actos intencionados o deliberados de contaminación o alteración de los mismos. Esta obligación se impuso tras el atentado a la Torres Gemelas, y es requisito indispensable.

El servicio de Seguridad Alimentaria e Inspección del USDA (Department of Agriculture) define “FOOD DEFENSE” como la protección de los productos alimentarios contra el adulterado intencionado por agentes biológicos, químicos, físicos o radioactivos.

Una empresa que lo implanta establecerá una estrategia para proteger la cadena de producción alimentaria de cualquier intención de adulterar, ya sea biológica, física o químicamente su producto, evitando que pudiera llegar al consumidor final.  Y es más importante de lo que parece puesto que un ataque intencionado puede venir tanto desde el interior (propio personal) como desde el exterior, con la clara intención del sabotaje a la empresa o a la población a través de la empresa (terrorismo).

El objetivo del protocolo Food Defense  será lograr la identificación, el control y la vigilancia de los posibles focos de contaminación intencionada que pueden afectar a los productos alimentarios para poder establecer e implantar las medidas preventivas necesarias que garanticen el control y la reducción de los focos identificados.

Actualmente Food Defense es un requisito de obligado cumplimiento recogido dentro de normas internacionales de seguridad alimentaria, como son las normas BRC, IFS e ISO 22000, y de obligado cumplimiento por parte de la FDA (US Food and Drug Administration).

Por ultimo es importante dejar constancia de que Food Defense es una herramienta que permite controlar los posibles peligros desde la prevención y/o la respuesta rápida ante una situación de emergencia en materia de seguridad alimentaria.

¿Quieres implantar alguna de las normas de seguridad alimentaria que incluyen Food Defense o bien cumplir directamente con este protocolo? Nos encontramos a tu disposición para asesorarte sin ningún tipo de compromiso. Contacta con Integra.

Foto: stevepb

New call-to-action

 

¿CONSUMES FRUTA CORTADA?

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedinHa llegado el verano y con él la fruta típica de esta estación, sandías, melones, melocotones, albaricoques…

Cada vez, es más frecuente encontrar en los mercados fruta cortada (envasada o no) y además con una buena acogida por parte del consumidor, que cree que comprar sandías o melones por piezas enteras puede ser demasiada cantidad o que perecerá antes. Pues bien, expertos en seguridad alimentaria están advirtiendo de los posibles peligros que pueden entrañar este tipo de fruta cortada si no se manipula y conserva de manera adecuada.

Sabemos, que hoy día los controles sanitarios sobre los alimentos son mucho más restrictivos, y que la venta de fruta cortada está regulada y contemplada en la legislación. Pero, debemos tener en cuenta, especialmente con frutas como la sandía o el melón que no son frutas ácidas que les hace más resistentes a las bacterias sino que su protección viene dada por las gruesas cortezas que tienen y que hacen que las bacterias no lleguen al interior. Este tipo de frutas, una vez abiertas, pierden esa protección y si además no se mantienen en condiciones de refrigeración adecuadas para no romper la cadena de frío, pueden convertirse en caldo de cultivo para las bacterias.

Hay que prestar también especial atención a las condiciones higiénicas y de conservación de la fruta cortada y envasada en pequeñas bandejas con papel film o la que se vende metida en vasos de plástico. Por tanto, se hace fundamental exigir a los establecimientos que venden estos tipos de productos unas condiciones higiénicas y de manipulación muy escrupulosas.

 La industria alimentaria controla cada vez más sus procesos, implantando normas o estándares internacionales de seguridad alimentaria como ISO 22000 , IFS o BRC. Si todas las empresas y establecimientos siguen unas correctas prácticas higiénicas, siguiendo la legislación sanitaria vigente, el consumo de fruta partida no debería entrañar un riesgo para la salud. Aunque sí es cierto, que algunos establecimientos deberían plantearse no romper la cadena de frío de este tipo de alimentos para evitar los riesgos.

Foto: freepik

 

 

La ISO 22000 está en proceso de revisión

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedinLa norma ISO 22000 de Sistemas de Gestión de la Inocuidad de los Alimentos es una herramienta que permite evidenciar que las empresas que implantan un SistemaISO 22000 de Gestión basado en sus requisitos aseguran la seguridad de los productos y de los procesos que desarrollan.

Actualmente la norma ISO 22000 se encuentra en proceso de revisión con objeto de asegurar su adaptación a las necesidades actuales de las empresas del sector alimentario y su actualización conforme los nuevos requisitos legales de aplicación.

A día de hoy no conocemos al 100% los cambios que se van a producir en la nueva versión de la norma ISO 22000 pero si sabemos algunos de los aspectos que se trataron en la última reunión del Comité responsable de su revisión:

– La nueva versión de la ISO 22000 de Sistemas de Gestión de la Inocuidad de los Alimentos tendrá la nueva estructura de alto nivel de las normas ISO ya que esta otorga más facilidad a la hora de integrar diferentes sistemas de gestión.

– Establecerá el enfoque basado en el riesgo. Hasta ahora el concepto riesgo de la norma ISO 22000 se vinculaba a los riesgos operativos a través del APPCC (Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos) pero en la nueva versión también se deberán tener en cuenta los posibles riesgos relacionados con el negocio y las oportunidades vinculadas a los mismos.

Como bien sabemos la prevención, reducción y eliminación de riesgos relacionados con la inocuidad de los alimentos es fundamental para asegurar las condiciones de calidad, legalidad y seguridad en la cadena alimentaria por este motivo en la nueva versión de la ISO 22000 se deberán tener en cuenta todos y cada uno de ellos en cada una de las etapas que se desarrollen dentro de cada proceso de las organizaciones.

No deje de seguir nuestro blog para mantenerse informado de todas las actualizaciones normativas de aplicación a la seguridad alimentaria.

Imagen|Morguefile

Viaqua vuelve a obtener la certificación de su Sistema de Gestión de la Inocuidad de los Alimentos

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedinViaqua es la empresa responsable del abastecimiento de agua en Ourense y con la renovación de la certificación de su Sistema de Gestión de la Inocuidad de los Alimentos implantado y certificado bajo los requisitos de la norma ISO 22000 de Sistemas de Gestión de la Inocuidad de los Alimentos evidencia que el agua que abastece la ciudad es de calidad y apta para su consumo.

La implantación de un Sistema de Gestión de la Inocuidad de los Alimentos bajo los requisitos de la norma ISO 22000 de Sistemas de Gestión de la Inocuidad de los Alimentos, es una herramienta que permite garantizar la seguridad alimentaria y la inocuidad de los procesos y de los productos desarrollados por empresas que destinen su servicio o su producto a ser consumido por el ser humano.

El alcance de la certificación que posee Viaqua garantiza la seguridad, legalidad y calidad del agua potable desde su captación hasta su consumo por parte de los ciudadanos de Ourense, por tanto abarca todo el proceso desarrollado por la organización.

Es importante el indicar que en la auditoria de este año, necesaria para renovar la certificación del Sistema de Gestión de la Inocuidad de los Alimentos bajo los requisitos de la norma ISO 22000, la empresa Viaqua ha incluido la ETAP de Coiñas ya que son responsables de su correcto mantenimiento desde finales del tercer trimestre del año 2015.

Para finalizar nuestra entrada de hoy consideramos necesario el felicitar a Viaqua ya que aparte de renovar la certificación comentada en Ourense también ha logrado renovarla en Santiago y Pontevedra y sumar esta certificación a las que ya poseía para su Sistema de Gestión de la Calidad, implantado y certificado bajo los requisitos de la norma ISO 9001, a la de su Sistema de Gestión del Medio Ambiente, implantado y certificado bajo los requisitos de la norma ISO 14001 y a la de su Sistema de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo, implantado y certificado bajo los requisitos del estándar OHSAS 18001.

¿Está interesado en garantizar la inocuidad de sus procesos y productos? ¿Tiene usted una empresa alimentaria y estaría interesado en exportar sus productos a otros países o trabajar con grandes compañías de distribución? Contacte con el departamento de seguridad alimentaria de Integra y le informaran de la herramienta que más se adapte a sus necesidades.

 

La nueva versión de la norma ISO/TS 22003, a estudio

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedinA finales del mes de enero, conocimos que el IRAM estudiara la nueva versión de la norma ISO/TS 22003 Sistemas de Gestión de la Inocuidad de los Alimentos. Requisitos para los Organismos que Realizan Auditorias y Certificación de Sistemas de Gestión de la Inocuidad de los Alimentos.

ISO/TS 22003

Como bien sabemos, los alimentos nocivos son un problema para la salud humana y muchos de los problemas que existen actualmente en relación con la inocuidad de los alimentos son nuevos. Por este motivo y aunque ningunanorma puede acabar con todos estos problemas, la norma ISO/TS 22003 va a recorrer un largo camino con el fin de construir la confianza de la certificación en toda la cadena de suministro de alimentos ya que va a definir, entre otros, los requisitos de competencia que debe cumplir un auditor, la duración de la auditoría que la entidad de certificación debe aplicar, etc.

Con la nueva versión de la norma ISO/TS 22003 las entidades de certificación deberán adaptarse al cambio de enfoque que esta recoge ya que pasamos de un “enfoque basado en la calificación” a un “enfoque basado en competencias” siendo una norma mas especifica que la norma ISO/IEC 17021 ya que contiene los requisitos que debe cumplir el organismo de certificación en relación al sector alimentario.

Para finalizar, es importante indicar que la norma ISO/TS 22003 se debe considerar como una herramienta para que las entidades de certificación centren su trabajo, ya sea para certificar productos o Sistemas de Gestión con el fin de encontrar más soluciones de certificación rentables para las industrias alimentarias en el futuro.

¿Quiere conocer en qué consiste un Sistema de Gestión de la Inocuidad de los Alimentos? Escribanos o llámenos y le asesoraremos sobre todos los requisitos a cumplir para implantar este tipo de herramienta en su organización.

Imagen|Emmip

ISO 22000. Sistema de gestión para la seguridad de los alimentos

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedinComo hemos venido diciendo en reiteradas ocasiones, cada vez, se está haciendo más hincapié en la importancia de asegurar la seguridad, legalidad y calidad de los alimentos que consumimos diariamente desde el inicio de la cadena de producción hasta que el producto llega al consumidor final. Por este motivo ISO, desarrollo la Norma de Seguridad Alimentaria ISO 22000:2005 de Sistema de Gestión para la Seguridad de los Alimentos. Requisitos para cualquier organización de la cadena alimentaria.

Cabe mencionar que la ISO 22000 puede ser implantada en cualquier organización que esté implicada en la cadena alimentaria desde las explotaciones (granjas…) hasta los comercios pasando por las empresas que procesan el producto, lo envasan, transportan o almacenan.

¿Cuáles son los principales beneficios que se obtienen tras la implantación de la ISO 22000 en cualquier organización que forme parte de la cadena alimentaria?

Los beneficios obtenidos tras la implantación de la ISO 22000, son numerosos pero a continuación vamos a detallar los más significativos:

–          Abarca la mayoría de requisitos de las normas voluntarias y obligatorias que existen en la actualidad en materia de seguridad alimentaria

–          Cumple con los principales requisitos que recogen los Sistemas de Autocontrol (APPCC)

–          Optimización de los recursos

–          Mejor planificación del proceso por tanto menor verificación del mismo

–          Mayores y mejores controles del proceso llevado a cabo por la organización

–          Mejora de la imagen de la empresa de cara a clientes y proveedores…

¿Quiere que le llamemos? Solicítenos información, estaremos encantados de asesorarle

Imagen|MaxStraeten