UNE 53930, LA CERTIFICACIÓN PARA BOLSAS DE PLÁSTICO

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Antes de la llegada a nuestras vidas del COVID 19, el plástico estaba acaparando noticias y provocando una alarma social entorno al cada vez mayor uso que se hace de él y su gran impacto ambiental. Y ahora, hemos comprobado cómo el COVID 19 ha traído de nuevo un aumento del uso de plástico para distintos productos relacionados con la prevención, porque lo que nadie puede negar, es que el plástico ofrece algunas ventajas sobre otros materiales que le hace que sea difícilmente sustituible.

Pues bien, lo que una gran parte de la sociedad desconoce, es que hace tiempo que se están tomando medidas para controlar en cierto modo esa “invasión” desmesurada del plástico en nuestro día a día, y una de las más importantes es el uso de plástico reciclado post-consumo en la industria. Si se apuesta por el reciclaje de los plásticos post- consumo se logrará evitar que estos vayan a parar a la naturaleza provocando los grandes problemas medioambientales que ya todos conocemos. Porque es muy importante reducir el desecho que genera el plástico y potenciar la economía circular para evitar que los residuos sigan llegando al medio marino e incluso que afecten a nuestra propia salud, y se conseguirá logrando que vuelvan al inicio de la cadena productiva.

Transparent and white plastic or foil bag with hang hole isolated realistic vector illustration. Blank packet template for product packaging mock-up, brand ad design

A nivel europeo ya se están poniendo medios en este sentido, con la publicación por parte de la Comisión Europea de la Estrategia Europea para el plástico en una economía circular, las reglamentaciones van encaminadas a conseguir que la producción y uso del plástico sea más sostenible. Y en España contamos con el Real Decreto 293/2018 sobre reducción del consumo de bolsas de plástico, que incluyan un contenido mínimo en reciclado del 50% y un espesor mínimo de 50 micras que le aporte consistencia y facilite su reutilización.

Tanto la conciencia social, como este marco reglamentario, está haciendo que la industria del reciclaje se esté transformando y se esté revalorizando y el sector del plástico está en continua evolución y atendiendo a continuas demandas de la sociedad.

Por ello, AENOR, en septiembre de 2019 publicó un esquema de certificación para bolsas de plástico con alto contenido en reciclado para el transporte de productos de conformidad con la norma UNE 53930 que también se aprobó gracias al marco generado por el Real Decreto 293/2018 que ya exige el contenido mínimo en reciclado del 50%.

La certificación conforme a la norma UNE 53390 va más allá e incluye tres tipos de bolsas diferenciando en función del contenido de reciclado, y establece una sistemática de marcado donde se diferencia si tiene un contenido en reciclado mayor del 50%, mayor del 70% o mayor del 70% pero con material reciclado de post-consumo.

Durante los procesos de auditoría de AENOR se verificarán los contenidos en material reciclado y su origen, además de comprobar que las bolsas cumplen con el espesor definido y con una serie de requisitos mecánicos que las hagan funcionales, aspectos que se comprobarán mediante la realización de ensayos en el laboratorio acreditado. Por tanto, este esquema de certificación aportará confianza a una declaración realizada por un fabricante sobre el contenido de material reciclado de post-consumo que se ha utilizado en la fabricación de un producto

Como ya hemos comentado, este Certificado es un granito más hacia la economía circular, en la que, desde el diseño del producto, su producción, comercialización y consumo se pone el esfuerzo para lograr que la mayor parte del material pueda ser devuelto, tras su uso, al inicio de la cadena productiva, y en las mejores condiciones posibles.  

Si estás interesado en certificar tus bolsas de plástico, contacte con nosotros.

Imagen: vectorpocket

Alojamientos rurales, Covid 19 Y Q de Calidad

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Tradicionalmente el turismo de sol y playa ha sido uno de los principales reclamos en nuestro país, pero en los últimos tiempos y debido a la situación originada por el COVID 19, el turismo nacional está optando por destinos alejados del bullicio y las aglomeraciones,  y está optando por el turismo rural. 

Los Alojamientos rurales se han convertido en el gran reclamo turístico de este verano y en una fuente de ingresos para muchas familias, que ven cómo su negocio va creciendo y que, por tanto, cada vez los clientes son más exigentes y esperan un servicio de calidad y que ofrezca seguridad.

Pues bien, para garantizar ese servicio de calidad existe la marca Q de calidad turística para Alojamientos Rurales, cuya obtención estará supeditada a la implantación y cumplimiento de los requisitos de la norma UNE 183001. El cumplimiento de esta norma, y la obtención de la Q de Calidad, garantizará que el Alojamiento ofrece un servicio y unas instalaciones de calidad reconocida.

Los requisitos de la norma UNE 183001 hacen referencia a distintos elementos que se deben considerar en lo que respecta a procesos de la dirección, prestación del servicio, e infraestructura y equipamiento del establecimiento. Concretamente:

  • PROCESOS DE LA DIRECCIÓN

La dirección del alojamiento rural debe liderar el proceso de implantación del Sistema de gestión de calidad y para ello debe asumir la planificación, organización, gestión de recursos, gestión comercial, seguimiento y control de los procesos, con el objetivo final de la mejora continua de la eficacia del sistema. De este modo, la Dirección podrá asegurar de primera mano que los servicios ofrecidos cumplen con los requisitos de la norma.

  • PRESTACIÓN DEL SERVICIO

En todo sistema de gestión de calidad, la prestación del servicio cobra un papel fundamental, ya que afectará directamente al grado de satisfacción del cliente.  Y en un Alojamiento rural, la prestación del servicio llega a cobrar una importancia aún mayor, si cabe, puesto que ofrece un servicio de hospedaje a los clientes. Por ello, la norma UNE 183001 establece requisitos de cómo deben ser algunos aspectos de la prestación, tales como: la gestión de reservas, servicios de acogida, estancia y salida de huéspedes, la restauración, la limpieza y mantenimiento de las instalaciones y el aprovisionamiento y almacenamiento.

  • INFRAESTRUCTURA Y EQUIPAMIENTO

El tercer proceso importante al que hace referencia la norma UNE 183001, es el relacionado con la infraestructura e instalaciones del alojamiento, con el objetivo de que evidenciar que cumple con los requisitos adecuados para ofrecer un servicio de calidad a los clientes, en cuanto a capacidad de alojamientodimensiones de las instalacionesservicios sanitarios disponibles, distribución de las estanciasequipamiento básico del que debe disponer, mobiliario de jardín y terrazaszonas de recreo infantilaccesos al establecimiento o aparcamiento para vehículos.

BENEFICIOS QUE OBTIENE EL ALOJAMIENTO RURAL

La certificación de Q de Calidad sobre la base de la norma UNE 183001 dispone de un amplio reconocimiento de todo el sector turístico como garantía de servicio e instalaciones de calidad, pero, además, podrá aportar al Alojamiento rural los siguientes beneficios:

  • Los clientes potenciales tendrán una garantía de la calidad de los servicios que ofrece.
  • Incrementar el número de clientes gracias al aporte de fiabilidad de la certificación.
  • Lograr la fidelización de los clientes y conseguir que funcione el “boca a boca”.
  • Gestionar de una manera más eficiente todos los recursos existentes y por ende disminuir costes.
  • Posicionarse frente a aquellos alojamientos que puedan ser competencia, puesto que actualmente existe una amplia oferta.

Si desea darle ese plus a su Alojamiento rural que lo diferencie de la competencia, atrévase a solicitar la certificación Q de Calidad, contacte con INTEGRA, y nosotros le asesoraremos en lo que necesite.

Imagen: macrovector

GESTIÓN DE PLAYAS EN TIEMPOS DE COVID 19

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Estamos en pleno verano, época en la que normalmente reina el turismo de sol y playa, cada día más exigente, y que este año sin duda exige aún más debido a la situación originada por el COVID 19. Todos esperamos poder ir a la playa con cierta seguridad y que la gestión que se esté haciendo de ellas se eficaz y ágil para evitar problemas.

El turismo supone el principal aporte económico para muchos pueblos y ciudades costeras de nuestro país, y este año, aún más puesto que es un sector que se ha visto fuertemente perjudicado por la situación de pandemia global. Por tanto, es de vital importancia que mantengan una gestión adecuada de sus playas, basada en la calidad y sostenibilidad de estas.

Hoy en día, los gestores de las playas disponen de muchas herramientas para apostar por esa adecuada gestión en calidad y medio ambiente; todos hemos oído hablar de la bandera azul, de la Q de calidad turística, del Reglamento EMAS, de las normas ISO…

Últimamente, entre las herramientas de mejora que más se están utilizando en el ámbito de la calidad en las playas encontramos la norma ISO 9001:2015 de Sistemas de Gestión de la Calidad, ampliamente conocida y que persigue la mejora continua en la gestión. Y si, además, se integra la gestión de la calidad con la gestión ambiental mediante la implantación de la norma ISO 14001:2015, una entidad gestora conseguirá encontrar el equilibrio entre la explotación de los recursos que ofrece la playa (recreativos, turísticos…) y el respeto al entorno, introduciendo en su gestión el concepto de sostenibilidad.

El hecho de que una playa esté certificada con este tipo de normativas asegura una excelente calidad, unas medidas de seguridad adecuadas, un gran respeto por el medio ambiente e implica que se tengan que planificar las actuaciones que se vayan a realizar en la misma y siempre cumpliendo con todos los requisitos legales de aplicación. Y, además, los bañistas, al asistir a estas playas certificadas, se aseguran ciertos servicios como salvamento, socorrismo, limpieza de la arena, desinfección, control de aforo, calidad del agua tanto del mar como la destinada a higiene personal…evidenciando así la gestión de calidad y el control de los aspectos ambientales.

Debemos cuidar nuestras costas y es posible con una adecuada gestión.

Si necesita asesoramiento contacte con nosotros.

Imagen:frimufilms

COMPLIANCE PENAL, ¿QUÉ SIGNIFICA?

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Compliance penal se define como un programa de prevención de riesgos penales, un conjunto de normas de carácter interno que tienen las empresas, cuyo objetivo será garantizar que la actividad que se realice en ella y las personas que actúan en su nombre lo hagan según la legalidad, según la política de empresa, los códigos éticos del sector y cualquier otra disposición que les sea de aplicación.

Y, además, la parte penal del término hace referencia, a que es una herramienta que permitirá separar las responsabilidades penales de la persona física respecto a la jurídica, sin que una se pueda ver salpicada por los delitos que cometa la otra.

En definitiva, si unimos ambas partes, el término Compliance Penal se define como la herramienta de carácter preventivo que se implementa en una empresa con el objetivo de prevenir la infracción de normas de carácter penal y evitar posibles sanciones que puedan generar responsabilidad a la empresa.

Entre los delitos que pueden darse en el seno de una empresa encontramos el fraude, los daños informáticos, el blanqueo de capitales, los cambios de precios, los daños al medio ambiente, el robo de información, e incluso delitos de lesiones, acosos o abusos sexuales, etc.

¿Qué beneficios aporta?

Como ya hemos mencionado, Compliance Penal, se trata de un sistema de gestión que permitirá a la organización tener un mayor control sobre su funcionamiento, sobre cómo se opera y trabaja, para poder dirigir su estrategia de negocio hacia la reducción de los riesgos legales y a la detección de posibles hechos ilícitos que pudieran tener trascendencia penal para la organización. Y, además, podrá garantizar ante las autoridades, antes posibles clientes y ante la sociedad su compromiso con el cumplimiento legal y con las buenas prácticas del sector.

¿Cómo implementar un modelo de compliance?

En la actualidad, existen distintas normas nacionales e internacionales que se pueden utilizar de referencia para diseñar un modelo de Compliance efectivo y adaptado a las necesidades concretas de cada empresa. Entre ellas se encuentran la Norma UNE 19601 sobre Compliance Penal, la Norma ISO 19600 sobre gestión de sistemas de Compliance; y la Norma ISO 37001 sobre prevención del soborno y la corrupción.

Pero, se elija la norma que se elija, lo más importante es que el sistema se adapte a las necesidades de la empresa, que se estructure siguiendo lo indicado en el artículo 31 bis del Código Penal, y posteriormente considere los requisitos, aspectos o controles que defina es estándar elegido.

Y tal y como dice el art.31 bis del Código Penal, los modelos de gestión deberán cumplir los siguientes requisitos:

  1. Identificar las actividades en cuyo ámbito puedan ser cometidos los delitos que deben ser prevenidos.
  2. Establecer los protocolos o procedimientos que concreten el proceso de formación de la voluntad de la persona jurídica, de adopción de decisiones y de ejecución de estas con relación a aquéllos.
  3. Disponer de modelos de gestión de los recursos financieros adecuados para impedir la comisión de los delitos que deben ser prevenidos.
  4. Imponer la obligación de informar de posibles riesgos e incumplimientos al organismo encargado de vigilar el funcionamiento y observancia del modelo de prevención.
  5. Establecer un sistema disciplinario que sancione adecuadamente el incumplimiento de las medidas que establezca el modelo.
  6. Realizar una verificación periódica del modelo y de su eventual modificación cuando se pongan de manifiesto infracciones relevantes de sus disposiciones, o cuando se produzcan cambios en la organización, en la estructura de control o en la actividad desarrollada que los hagan necesarios.

Imagen:freepik

Q DE CALIDAD PARA SERVICIOS DE ATENCIÓN E INFORMACIÓN TURÍSTICA

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Como ya hemos comentado en entradas anteriores sobre la Q de Calidad Turística, hay 24 tipologías de establecimientos del sector turístico que cuentan con normas de referencia específicas para poder certificarse y cuya implantación permite mejorar la gestión y eficacia de los servicios que ofrecen, optimizar recursos, aumentar la satisfacción del cliente, mejorar la reputación de la organización y contar con un sello diferenciador frente al cliente potencial y a nivel interno.

La Norma Internacional de Calidad Turística UNE-ISO 14785:2015 es una herramienta de gestión creada específicamente para el sector de Oficinas de Información Turística y certificarse en base a sus requisitos supone un elemento diferenciador para cualquier oficina, aportando un valor añadido al servicio, mejorando su imagen y competitividad.

Las oficinas de turismo son conscientes de la importancia de la calidad en la prestación de los servicios que ofrecen y de que la satisfacción de los visitantes puede conllevar un aumento de turistas en el destino turístico, es por ello que las oficinas de turismo están apostando por las certificaciones.

La UNE-ISO 14785:2015, establece los requisitos de servicio, infraestructura y equipamientos necesarios para una adecuada acogida del turista, así como para la provisión de la información adecuada al mismo, ya sea desde su lugar de origen o desde el mismo destino.

Esta norma internacional va dirigida a la certificación del servicio de información y acogida turística que prestan las oficinas de información turística de cualquier tipo y tamaño, tanto de ámbito municipal como supramunicipal.

Para optar a la Q de calidad la oficina turística deberá cumplir con los requisitos de la norma y además con una serie de requisitos en el ámbito de la calidad como política de calidad, objetivos, indicadores, formación de empleados, mejora continua, gestión de quejas y reclamaciones, etc.

¿Qué requisitos incluye la norma?

Entre los requisitos definidos por la norma encontramos:

  • PRESTACIÓN DEL SERVICIO: que incluye requisitos requeridos cuando la información es presencial en el destino y también cuando la información se ofrece en origen y de manera no presencial.  
  • ACTIVIDADES COMERCIALES: incluye requisitos sobre las actividades comerciales como reserva y venta, servicios de entretenimiento, consumo de servicios tipo internet, cambio de divisas, visitas guiadas, venta de productos locales….
  • TECNOLOGÍAS DE COMUNICACIÓN: incluye requerimientos en cuanto a equipamiento informático y acceso a tecnologías.
  • ANÁLSIS Y ESTADÍSTICAS: se debe implementar una sistemática adecuada sobre perfiles de visitantes con el objetivo de publicar un informe anual que incluya: número, origen y motivo de la visita, información o servicios solicitados, satisfacción de los mismos, sugerencias y reclamaciones.
  • COMUNICACIÓN Y PROMOCIÓN: la norma tiene también en cuenta el proceso promoción y comunicación del destino, para lo que se hace necesario el contacto con proveedores de servicios y entidades interesadas en la promoción.
  • RECURSOS: establece algunos requisitos en cuanto a la formación y competencias del personal, así como las actividades de seguimiento y control que deben realizarse en el establecimiento, para asegurar el correcto estado y funcionamiento de este (mantenimiento preventivo, inspecciones reglamentarias, plan de limpieza)

Si desea información o asesoramiento sobre la Q de calidad turística póngase en contacto con nosotros.

LOS SERVICIOS TURÍSTICOS DE INTERMEDIACIÓN TAMBIÉN OPTAN A LA Q DE CALIDAD

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Como ya hemos mencionado en anteriores ocasiones, la Q de Calidad Turística, es una distinción que se ha convertido en un auténtico sinónimo de excelencia en el sector turístico español, gracias a que su obtención evidencia el prestigio, la diferenciación, la rigurosidad y la fiabilidad del negocio que la obtiene.

Esta marca es otorgada por el Instituto para la Calidad Turística de España (ICTE) y puede ser conseguida por cualquier organización del sector turístico cuya actividad disponga de una norma de referencia. Y en esta ocasión, vamos a centrarnos en los Servicios Turísitcos de intermediación, qué sí cuentan con una norma específica para ellos,  la norma UNE 189001 que establece los criterios que deben cumplir para logra la Q de Calidad Turística.

La norma UNE 189001 va dirigida principalmente a agencias de viajes (receptivos, emisores, que realicen o no diseño de producto, con o sin servicio de organización de eventos) y organizadores profesionales de congresos (OPCs). Y puede aplicarse tanto si prestan servicio on line como si lo hacen off line.

logo Q de calidad turística

¿Qué puede aportar la certificación a un Servicio turístico de intermediación?

  • Prestigio y diferenciación respecto a la competencia.
  • Un plus para la imagen frente a los consumidores y las administraciones.
  • Permitirá mantener controlada la legislación, facilitando así su cumplimiento.
  • Permite oportunidades de mejora a través de las auditorías anuales realizadas por expertos auditores independientes.
  • Se logrará un uso eficiente de los recursos y de los procesos internos, lo que conlleva una mayor motivación del personal.
  • Y sobre todo ayudará a mejorar el servicio y a identificar las necesidades de los clientes, favoreciendo la fidelización de estos.

¿Qué requisitos hay que cumplir?

Esta norma establece requisitos de calidad a implantar en:   

  • Dirección: a esta se le otorgan las funciones y obligaciones relacionadas con la gestión de calidad de la organización, como son definir una política, establecer objetivos, gestionar los recursos humano y materiales de los que disponen, llevar a cabo una adecuada gestión ambiental y gestión de la seguridad y accesibilidad, y sobre todo lograr la mejora continua de sus procesos.
  • Prestación del servicio: en esta parte la norma establece unos requisitos mínimos a cumplir por las distintas organizaciones, pero en función del tipo. Regula procesos como operaciones de emisores y receptores en agencias minoristas, o de diseño de productos en las mayoristas, o procesos como gestión de eventos, congresos y reuniones… Además, se hace un gran hincapié en la importancia de gestionar adecuadamente el servicio postventa y el control de proveedores, en especial evidenciando su continua evaluación.
  • Infraestructura y equipamientos: contemplan requisitos específicos relacionados con la existencia de señalización que facilite la accesibilidad y de mantenimiento de equipos e infraestructuras, incluyendo equipos informáticos y tecnologías utilizadas.  

Si trabaja dentro del sector de los Servicios turísticos de Intermediación obtener a Q de calidad turística puede ser una gran oportunidad, así que no dude en contactar con nosotros para informarse en profundidad.

AUTOBUSES CON Q DE CALIDAD

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedinEl sector del transporte de viajeros por carretera en nuestro país cuenta con una lista enorme de operadores y la competencia es amplia, por ello es importante lograr diferenciarse del resto y una de las opciones para conseguirlo es obtener la Q de Calidad Turística.

La obtención de la Marca Q de Calidad Turística puede incrementar el número de clientes, apostando por la fidelización, disminuyendo costes, optimizando recursos y logrando un posicionamiento en el sector. Los autobuses podrán mostrar una señal de identidad que evidencie el compromiso adquirido con los clientes a través de una prestación de servicio de calidad.

¿QUÉ REQUISITOS TENDRÁ QUE CUMPLIR UNA EMPRESA DE AUTOBUSES?

Los requisitos son amplios y podrían estructurarse en:

  • DIRECCIÓN: los requisitos en relación a los procesos de gestión realizados, gestión de los recursos humanos y materiales, comercialización y contratación de servicios, medición y seguimiento de la calidad, gestión de no conformidades, mejora continua y gestión y prevención de riesgos.
  • SEGURIDAD Y MEDIOAMBIENTE: establece los requisitos relativos a la seguridad, tanto de las instalaciones como de los vehículos. También se indican las disposiciones necesarias sobre seguros.

  • CIRCULACIÓN Y OPERACIONES: define los requisitos relativos al servicio, en relación con la planificación, el diseño y programación de rutas, la asignación de servicios, incluidos los especiales, y la gestión de incidencias.
  • HIGIENE Y MANTENIMIENTO: hay que cumplir los requisitos relativos a la higiene y mantenimiento tanto de la flota de vehículos como de las instalaciones, personal y almacén, que es quizá una de las partes más valoradas por parte de los usuarios/as.
  • ATENCIÓN A CLIENTES: se establecen los requisitos relativos a la interacción de los conductores con los clientes y guías, los lugares de carga y descarga del pasaje, así como los requerimientos en cuanto a accesibilidad

VENTAJAS QUE OBTENDRÁ LA EMPRESA DE AUTOBUSES

  • Refleja la excelencia del servicio prestado a sus clientes y mejora la competitividad del negocio.
  • Aumenta la formación del personal y esto refuerza su motivación e integración.
  • Se obtiene una mejor satisfacción del cliente al saber sus expectativas.
  • Permite realizar mejoras en los vehículos y en el servicio de atención.
  • Supone un reconocimiento por parte del sector turístico y del cliente.
  • Puede ser un instrumento de promoción.

Si desea información o asesoramiento para que sus autobuses cumplan con los requisitos de la Q de Calidad Turística contacte con nosotros.

FOTO: macrovector

OCIO NOCTURNO Y CALIDAD GARANTIZADA

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedinEn la actualidad el Ocio Nocturno es un atractivo turístico más de las ciudades, y puede ser un valor añadido a la hora de elegir destino, especialmente en la época veraniega, en la que los turistas buscan oferta de bares, pubs, salas de fiesta, discotecas, locales de conciertos…

Pues el Ocio Nocturno no tiene por qué ser incompatible con la gestión de calidad, ya que este tipo de locales también pueden dar un servicio de calidad al igual que los restaurantes, hoteles y apartamentos, y para ello cuentan con una norma que les permitirá obtener la Q de Calidad. Dicha norma es la UNE 188005:2009 y establece los requisitos que deben cumplir para la prestación de un servicio de calidad y ésta es gestionada por el ICTE (Instituto para la Calidad Turística Española).

Es una norma voluntaria y de aplicación a discotecas, salas de fiesta, cafés teatro, restaurantes espectáculo, pubs, bares de copas, locales de conciertos, terrazas de verano e instalaciones eventuales y otros tipos de establecimientos que realicen actividades similares recogidas en la legislación vigente. En definitiva, aplicable a todos aquellos establecimientos públicos e instalaciones de ocio que ofrecen con la consumición de bebida y la ambientación musical con finalidad recreativa y excluyendo a los establecimientos cuya actividad principal es la consumición de comida y bebida que se rigen por la norma tratada en el post anterior, la UNE 167013 y los dedicados a la organización de espectáculos.

La UNE 188005 marca directrices relacionadas con la atención al cliente, la seguridad, la accesibilidad, la gestión de los recursos…con el objetivo final de que la experiencia del cliente esté enmarcada dentro de los estándares exigidos por la Q de Calidad Turística. Y dentro de estos requisitos, la variable más importante para el cliente quizá sea la de seguridad, así que un local que pueda garantizar, mediante auditoría, que es seguro, siempre será una mejor opción.

¿QUÉ REQUISITOS EXIGIRÁ LA NORMA?

La norma se compone de tres grandes bloques en los que se enmarcan los distintos procesos, y establece los requisitos para cada uno de ellos, es decir, para los procesos de dirección, para los de prestación de servicio y para los relacionados con infraestructuras y equipamientos.  Concretamente:

Dirección

En este bloque los requisitos estarán relacionados con los procesos que dependen en mayor medida de la Dirección del establecimiento, como pueden ser: planificación, organización, accesibilidad universal, gestión de la seguridad, condiciones de acceso y servicio de admisión, gestión de recursos, comercialización y promoción, gestión ambiental, control y mejora continua-

Prestación del servicio

Incluirá los requisitos para la prestación de servicios en cuanto a dirección de la sala, ambientación musical y ambiental, programación de espectáculos y animaciones, relaciones públicas, servicio de barra, servicio de admisión, personal de seguridad, guardarropa, aparcamiento (si hubiera), limpieza y mantenimiento.

Infraestructura y equipamiento

Se definen los requisitos mínimos que deben cumplir en cuanto a equipamiento e infraestructuras en función del tipo de establecimiento concreto, es decir, de almacén, vestuario de personal, camerino, acústica, taquilla, barra, pista de baile, escenario, equipo de sonido o máquinas vending. Cada establecimiento deberá cumplir aquellos requisitos de calidad que le sean de aplicación en función de a qué se dediquen exactamente.

En una sociedad en la que el Ocio Nocturno es un atractivo turístico más, si gestionas un establecimiento de este tipo, es importante que ofrezcas a los turistas un servicio de calidad garantizada, y esa garantía te la puede otorgar la certificación Q de calidad turística. Si está interesado póngase en contacto con nosotros.

Foto: vectorpouch

Q DE CALIDAD PARA ESTABLECIMIENTOS DE RESTAURACIÓN

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedinEl sector de la restauración en España tiene un gran peso en la economía y un creciente valor turístico porque, en la actualidad, la gastronomía es considerada como una parte importante de la cultura de un territorio. Día a día va creciendo a nivel mundial el turismo gastronómico, la restauración es un atractivo turístico más de las ciudades, y cada vez son más las exigencias por parte de los clientes, que exigen una oferta con garantías de calidad. 

Pues bien, este sector, está apostando cada vez más por una gestión de calidad que ofrezca garantías, y una buena manera es que esté avalada por la Marca Q de Calidad Turística, reconocida internacionalmente. Y al igual que el resto de los sectores turísticos, el de la restauración también tiene su propia norma de Calidad, la UNE 167013:2017, que establece los requisitos que deben cumplir en relación con la gestión de calidad y a la prestación del servicio para poder obtener la Q de Calidad.

El hecho de que un establecimiento de hostelería y restauración obtenga la Q de calidad supondrá un factor de diferenciador, que le aportará valor añadido y mejorará su imagen y competitividad y le servirá de reclamo turístico.

¿QUÉ ESTABLECIMIENTOS PUEDEN OPTAR A LA Q DE CALIDAD?

Existen multitud de establecimientos que prestan servicios de restauración y cada uno de ellos pertenece a una modalidad distinta, pudiendo prestar servicios de mesa con menú, de buffet, de catering, servicios de barra, de comida rápida, de autoservicio…pero todos ellos pueden optar a la Q de Calidad Turística si cumplen las especificaciones de la norma UNE 167013.

¿Y QUÉ REQUISITOS SON LOS QUE EXIGE LA NORMA?

Como hemos comentado anteriormente, los establecimientos de restauración pueden ser de muy diversas modalidades y en función de los servicios que presten tendrán que cumplir con unos bloques u otros de los que se compone la norma. Los bloques son:

  • Responsabilidades de la dirección

Este bloque contempla aquellos requisitos que podríamos definir como comunes a los sistemas de gestión de calidad, y muy similares a los de la ISO 9001, como puede ser responsabilidades, organigrama, política, objetivos, documentación, formación, legislación, mejora continua, gestión de seguridad, buenas prácticas ambientales, compras, subcontratación y accesibilidad.

  • Requisitos de Higiene y del sistema APPCC

Como su propio nombre indica, en este bloque se definen los requisitos que se deben cumplir en cuanto a los requerimientos de higiene alimentaria y al Sistema de análisis de peligros y puntos críticos de control, APPCC que tengan implantado, y que contendrá: definición del ámbito del sistema, descripción del producto elaborado, diagramas de flujo proveedor-servicio, evaluación de peligros, determinación de puntos de control, límites, sistema de vigilancia de los PC (punto de control) y PCC (punto crítico de control), cuadro de gestión y programa de prerrequisitos.

  • Mantenimiento de las instalaciones y equipos

 Se definen los requisitos a cumplir en cuanto a la infraestructura, es decir, equipos e instalaciones y su mantenimiento. Entre ellas entrarían las instalaciones de cocina, el almacén, sistemas eléctricos, instalación y equipos contra incendios, equipamiento de zonas comunes, climatización, instalaciones de cocina y almacenamiento, limpieza y desinfección en instalaciones de riesgo, ascensores y montacargas, etc.

  • Cocina y cocina central

Se establecen los requisitos a tener en cuenta para que el diseño de la cocina se haga bajo unos criterios higiénico-sanitarios, diferenciando todas las zonas de la cocina y sus condiciones específicas.

  • Requisitos de transporte

Este bloque sólo se aplicará a los establecimientos que dispongan de una cocina central y después requieran de un transporte para llegar al cliente final. Se exigen ciertas condiciones para el transporte, para los proveedores del servicio, para los vehículos y para los procesos de carga y descarga que tendrán que realizarse bajo condiciones de seguridad alimentaria.

  • Requisitos de sala y bar

Este bloque se aplica en establecimientos como aquellos que sirven en mesa, los que organizan eventos, los que tengan autoservicio o los de buffet libre. En él se contemplan los requisitos para la prestación del servicio en función de su tipología e incluyen requisitos para la acogida del cliente, para la toma de comanda, para la prestación del servicio en barra o sala, para eventos, para facturación, despedida e incluso para la gestión de objetos perdidos y para cierre del establecimiento o espacio.

  • Requisitos de aprovisionamiento y almacenaje

Se establecen los requisitos que se deben cumplir para el control de los proveedores y homologarlos, y también en cuanto a las compras, recepción, verificación y almacenamiento de las materias primas.

Implementar la norma UNE 167013 en el establecimiento ayudará a mejorar el servicio y a identificar las necesidades de los clientes, favoreciendo la fidelización de los mismos. Si está interesado en implantar este estándar para conseguir la Q de calidad para su restaurante, cafetería, bar…contacte con nosotros.

foto: freepik

 

¿TE DEDICAS AL TURISMO ACTIVO? CONSIGUE LA MARCA Q DE CALIDAD PARA TU EMPRESA

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedinEn los últimos años, el llamado turismo activo está en auge y creciendo cada día. Es un tipo de turismo de aventura que busca la realización de actividades deportivas y recreativas en el medio natural, ya sea terrestre, acuático o aéreo. Y además, el objetivo de este turismo es además re realizar actividades en la naturaleza, al aire libre, persiguen que las actividades tengan un cierto riesgo para vivir experiencias cargadas de adrenalina. Algunas de esas actividades pueden ser senderismo, cicloturismo, barranquismo, rafting, piragüismo…y todas ellas pueden entrañar un cierto riesgo aunque en distintos grados cada una de ellas..

El hecho de que sea un turismo creciente ha originado que surjan gran cantidad de empresas en este sector, ofreciendo incluso paquetes multiaventura para grupos. Existe una manera de hacerse valer ante la competencia, distinguirse entre tanta nueva empresa, y es optando una gestión de calidad, que ofrezca seguridad a los turistas y una garantía demostrable, como puede ser obtener la marca Q de Calidad.

Pues bien, al igual que el resto de las empresas o establecimientos dedicados al mundo del turismo, las empresas de turismo activo también tienen su propio estándar para certificación de Q de Calidad, concretamente 2 normas, UNE-ISO 21101:2015 y 21103:2015, que han sustituido a la norma UNE 188003:2009. De inicio, el cambio se hace patente puesto que en las nuevas normas desaparecen los requisitos relacionados con el sistema de gestión de la calidad los que aparecen están relacionados con el Sistema de gestión de la seguridad.

Y ¿QUÉ REQUISITOS EXIGEN LAS NORMAS UNE-ISO 21101:2015 y UNE-ISO 21103:2015?

Los requisitos de las nuevas UNE-ISO 21101:2015  y UNE-ISO 21103:2015 se centran en:

  • Requisitos de información para los participantes
  • Requisitos para la gestión de la seguridad de las actividades

Como ya hemos mencionado anteriormente, estas normas no contemplan requisitos de gestión de la calidad propiamente dichos, sino que establecen requisitos para la implantación de un Sistema de Gestión de la seguridad que ofrezca garantías en la realización de esas actividades que siempre entrañan un cierto riesgo. Aun así, para optar a la marca de garantía Q Calidad Turística, si deberán implementar algunos requisitos de gestión de calidad como política de calidad, objetivos, indicadores, forma­ción de empleados, mejora continua, gestión de quejas y reclamaciones…

El ICTE (Instituto para Calidad Turística Española, como entidad certificadora y gestora de la Marca Q Calidad Turística ha establecido que las empresas de turismo activo tendrán que cumplir con ambas normas internacionales.

Dichas normas recogen los requisitos de un sistema de gestión de la seguridad y las pautas que deben seguir para ofrecer información a los usuarios y a los proveedores en las distintas fases en las que se estructuren las actividades. Cada una de ellas, regula un aspecto, una la gestión de la seguridad y la otra la gestión de la información, y más concretamente:

  • UNE-ISO 21101:2015 Turismo Activo. SISTEMA DE GESTIÓN DE LA SEGURIDAD

Establece los requisitos necesarios para implementar un sistema de gestión de la seguridad que aporte una mejora continua a la empresa y que consiga que las actividades de turismo activo se desarrollen con una garantía de seguridad. Incluye tanto los requisitos que deben cumplir los participantes y como los de los procesos que deben garantizar la seguridad de los mismos y cómo mantenerlos bajo control.

  • UNE-ISO 21103 INFORMACIÓN PARA LOS PARTICIPANTES

Define los requisitos mínimos de la información que debe transmitirse a los participantes antes, durante y después de la realiza­ción de las actividades de turismo de aventura, es decir la información previa, la información que se les dará durante la actividad y la información que debe facilitarse tras la finalización de la actividad, todo ello, bien estructurado y organizado.

Poder obtener la Q de Calidad en este tipo de empresas, es una oportunidad para lograr más seguridad, confianza y competitividad frente al resto de empresas que se mueven en el sector.

Si quieres logra la Q de Calidad para tu empresa de turismo activo contacta con nosotros, te ayudaremos.

Foto:pikisuperstar