Planes Generales de Higiene (PGH) también conocidos como Programas de Prerrequisitos

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Durante los últimos años, la sociedad ha tomado gran interés en todo aquello que está relacionado con la seguridad alimentaria pasando, los consumidores, a tomar un papel activo exigiéndoles a las industrias alimentarias que elaboren productos seguros. Esta exigencia ha sido recogida por organismos internacionales como el Codex Alimentarius y por la propia Administración Pública, la cual actualmente obliga a las empresas alimentarias a que se responsabilicen de la inocuidad de los alimentos que ponen en el mercado.

Para recoger dicha obligación, existe un amplio abanico normativo y estas normativas ponen de manifiesto la necesidad de que, para conseguir la inocuidad de los alimentos, las industrias alimentarias deben implantar correctas prácticas de higiene y disponer de un Plan de Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos (APPCC).

¿Que son los PLANES GENERALES DE HIGIENE O PROGRAMAS DE PRERREQUISITOS?

Son el  conjunto de programas y actividades preventivas básicas, a desarrollar en todas las empresas alimentarias para la consecución de la seguridad alimentaria, y entre los aspectos que recogen, se requiere de unos planes específicos siendo estos, la base para implantar cualquier sistema de calidad en una industria alimentaria y constituyen los elementos esenciales de un sistema de autocontrol.

¿Cuáles son los Planes Generales de Higiene (PGH) o Programas de Prerrequisitos?

  • Control del agua apta para el consumo humano
  • Limpieza y desinfección
  • Control de plagas: desinsectación y desratización
  • Mantenimiento de instalaciones, equipos y útiles
  • Mantenimiento de la cadena de frío
  • Trazabilidad de los productos
  • Formación de manipuladores de alimentos
  • Eliminación de subproductos animales y otros residuos y de aguas residuales
  • Especificaciones sobre suministros y certificación de proveedores

Cabe mencionar que podrán existir otros PGH o Programas de Prerrequisitos dependiendo de las características de la empresa y de la necesidad de ésta para garantizar la seguridad de los alimentos.

¿A que industrias alimentarias les aplica la obligatoriedad de disponer de PGH´s  o Programas de Prerrequisitos?

Todas las industrias alimentarias que NO estén recogidas dentro de los dos puntos que se indican a continuación deberán disponer de PLANES GENERALES DE HIGIENE O PROGRAMAS DE PREREQUISITOS:

  1. Establecimientos de  venta (minoristas), a  excepción de  carnicerías-salchicherías  y carnicerías-charcuterías.
  2. Establecimientos de Restauración, a excepción de Comedores escolares, de empresa o de  instituciones, y Hoteles o Establecimientos de  servicios de  comidas que tengan capacidad o sirvan que puedan dar más de 200 comidas/día

A las industrias que se detallan en los párrafos anteriores les aplicara la obligatoriedad de disponer de REQUISITOS SIMPLIFICADOS DE HIGIENE. 

¿Quieres cumplir con la legislación vigente en materia de seguridad alimentaria? ¿No dispones de los PLANES GENERALES DE HIGIENE O PROGRAMAS DE PRERREQUSITOS apartados a la actividad de tu negocio? Los expertos en seguridad alimentaria de INTEGRA, están encantados de atender a tus necesidades.

 

 

Garantiza la seguridad alimentaria cumpliendo con los requisitos de la norma BRC

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

La norma de seguridad alimentaria BRC (British Retail Consortium), es desarrollada por un grupo de distribuidores minoristas británicos y surgió a raíz de:

–          La necesidad de definir una norma uniforme en la que se asegurara que con su cumplimiento se garantizaba la calidad y seguridad alimentaria de los productos y procesos llevados a cabo por las industrias alimentarias

–          La demanda de los consumidores–          La responsabilidad que deben tener los distribuidores

–          El incremento de los requisitos legales

–          La globalización del suministro de productos

BRC, es una norma específica para las industrias alimentarias, siendo de aplicación a compañías fabricantes o envasadoras de productos alimentarios.

En la actualidad se encuentra vigente la versión 7 de la norma que fue publicada en enero de 2015. Cabe mencionar que la norma BRC ha sufrido distintas revisiones desde su aparición para poder ir adaptándola a los requisitos detectados por los miembros del British Retail Consortium y a los cambios legislativos que han ido produciéndose.

Los principales beneficios que se obtienen tras la implantación de un sistema de gestión de la seguridad alimentaria bajo los requisitos de la norma BRC en una empresa son:

–          Reducir el número de auditorías soportadas por las empresas alimentarias ya que la certificación bajo la norma BRC evita auditorias de terceras partes porque reconocen la certificación como propia

–          Evidenciar el cumplimiento de la legislación en materia de seguridad alimentaria

–          Diferenciarse de la competencia

–          Conciliar la seguridad alimentaria y el control de calidad

–          Garantizar el control de todas las fases del proceso

–          Reducir al mínimo los peligros de contaminación

–          Asegurar la inocuidad de los alimentos producidos y/o envasados

–          Acceder a nuevos mercados

Por este motivo y por la demanda que grandes distribuidores y empresas están llevando a cabo para evidenciar que los productos que venden son legales, seguros y de calidad, cada vez son más las empresas productoras o envasadoras de productos alimentarios que están implantado y certificación Sistemas de Gestión de la Seguridad Alimentaria conforme los requisitos de la Norma Mundial de Seguridad Alimentaria BRC.

¿Quieres conocer los principales requisitos que se deben cumplir para lograr la correcta implantación de los requisitos establecidos en la norma BRC? No lo dudes, contacta con los consultores de INTEGRA y estos podrán asesorarte.

Imagen|Kconnors

AENOR cuenta con una serie de normas para la detección de alérgenos en los alimentos

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

La Asociación Española de Normalización  y Certificación (AENOR) publico una serie de normas para la detección de la presencia de alérgenos e ingredientes alérgicos en los alimentos con el objetivo de que los fabricantes del sector conozcan los métodos cualitativos y  cuantitativos adecuados, definidos en las normas técnicas publicadas, para el análisis de la presencia de alérgenos en los productos destinados a alimentación, incrementando los controles existentes en la actualidad.

Entre los requisitos recogidos en las normas publicadas por AENOR cabe destacar los siguientes:

Alérgenos

–         En los alimentos envasados, deberá aparecer la información sobre alérgenos en la lista de ingredientes, destacada mediante una composición tipográfica que la diferencia claramente del resto de la lista de ingredientes

–          En ausencia de lista de ingredientes deberá incluirse la mención “contiene” acompañada de la sustancia o producto determinado.

–          Los alérgenos deberán ser indicados en los alimentos no envasados que lleguen al consumidor final

–          Etc.

Por último queremos dejar constancia de que con el cumplimiento de las normas publicadas por AENOR, los fabricantes se aseguran el cumplimiento de los requisitos indicados en el Reglamento Europeo de Etiquetado de Alimentos, Reglamento (CE) nº 1169/2011.

¿Quieres conocer los requisitos de las normas publicadas por AENOR para la detección de alérgenos? Consúltanos, estaremos encantados de informarte.

Imagen|Deegolden

Fases que componen la implantación de un Sistema de Gestión de la Seguridad de la Información

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Para poder garantizar la correcta implantación de un Sistema de Gestión de la Seguridad de la Información (SGSI), la base es definir la estrategia a seguir por toda la organización para garantizar la seguridad de la información y posteriormente delimitar e identificar la información de carácter protegido que será el objeto del SGSI.

¿Pero como garantizamos desde Integra, que el SGSI que vamos a implantar en su organización se adapta a sus necesidades?

  1. Analizando los riesgos que determinan las amenazas y vulnerabilidad de la información que gestiona la empresa
  2. Seleccionando los controles y detallando los objetivos que quieren cumplir en materia de seguridad
  3. Definiendo las medidas correctoras más adecuadas para la empresa, basadas en los riesgos detectados que se deben minimizar.

 

¿Qué ventajas obtiene tras la implantación de un SGSI?

– Poder certificarse conforme la norma ISO 27001 de Sistemas de Gestión de la Seguridad de la Información, diferenciándose de la competencia.

Cumplir con la legislación vigente

– Mejora de los procesos y procedimientos existentes relacionados con la gestión de la información

Garantizarle a los clientes, proveedores, trabajadores…que la información proporcionada se gestiona de forma segura

Nuestros expertos, están esperando para poder subsanar sus dudas. No lo dude el equipo técnico de Integra, dará cumplimiento a sus expectativas y garantizara la seguridad de la información que gestionan en su empresa.

Imagen|Cohdra

La norma IFS de Seguridad Alimentaria

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

ifs-norma-seguridad-alimentariaHace algunas semanas te hablábamos sobre la norma ISO 22000 de Sistema de Gestión de la Inocuidad de los Alimentos, que son un tipo de sistema de gestión sectorial que, entre otros aspectos, ayuda a mejorar el nivel de control de la inocuidad alimentaria en las empresas, dotando a las empresas que preparan, procesan, envasan, transportan o almacenan alimentos de las siguientes ventajas si apuestan por su implantación:

  • Aporta solución a todas las necesidades de la empresa, brindando garantía de seguridad a los productos fabricados.
  • Mejora el conocimiento de los diferentes requisitos legales de aplicación a los productos alimenticios.
  • Ideal para dar respuesta a situaciones que pueden comprometer la seguridad alimentaria de los productos y los procesos productivos.
  • Mejora la imagen de la empresa.

No obstante, desde un punto de vista internacional, existe entre otras, una norma internacional que también es de aplicación a la seguridad alimentaria, la norma IFS pero ¿Qué es la norma IFS?

Como es evidente, todas las empresas  deben garantizar la seguridad de su propia marca en aquellos productos que venden, por lo que la norma IFS ayuda a cumplir todos aquellos requisitos de seguridad alimentaria necesarios para ello, aportando una respuesta concreta a las expectativas de seguridad alimentaria de los clientes, mejorando la seguridad de los consumidores.

No en vano, se trata de una norma orientada a todas aquellas industrias que lleven a cabo procesamientos de productos.

Su desarrollo se basa en varios puntos importantes:

  • Las responsabilidades de mayoristas y distribuidores.
  • La demanda cada vez más creciente de los consumidores.
  • El aumento de las exigencias a nivel legal y la globalización de suministro de productos.

Básicamente es necesario tener en cuenta que la norma IFS es de aplicación para toda la cadena alimentaria.

¿Quieres que te ayudemos a comprobar la reducción de costes que puedes tener en tu organización implantando un Sistema de Gestión de la Seguridad Alimentaria basado en los requisitos de la norma IFS? Pídenos precio y descubre las ventajas que puede ofrecer a tu organización.

La legislación de aplicación a los alérgenos alimentarios resulta de difícil aplicación para algunos empresarios

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Como bien sabemos ya que lo hemos comentado en varias entradas de nuestro blog desde el mes de diciembre del pasado año los bares, restaurantes, cafeterías, etc. están obligados a informar a sus clientes sobre los alérgenos que están presentes en sus platos.

Reglamento 1169/2011

Por otros lado los empresarios del sector hostelero solicitan que los productos envasados que llegan a sus establecimientos, estén bien etiquetados ya que las industrias alimentarias también deben hacer un esfuerzo para indicar claramente los ingredientes alergénicos que componen sus productos con objeto de poder informar de forma correcta a los clientes de bares, restaurantes, cafeterías, etc.

Por último es importante el indicar que el Reglamento 1169/2011 recoge un listado de 14 alérgenos (gluten, crustáceos, huevos y derivados, pescados, cacahuetes, soja, leche, frutos de cascara, apio, mostaza, sésamo, dióxido de azufre y sulfitos, altramuces, moluscos) con la intención de que para las empresas a las que les aplica esta legislación, les sea mucho mas fácil conocer la información que debe llegar al consumidor sobre los alérgenos que pueden contener los productos comercializados. Esta información puede facilitarse de forma escrita (en las cartas de los establecimientos o en los soportes de venta que utilizan) o bien de forma oral, a través del personal del establecimiento o de los operadores que atienden al teléfono cuando se trata de servir pedidos a domicilio.

¿Quiere asegurarse de que cumple con los requisitos definidos en el Reglamento 1169/2011? Deje que nuestros consultores se pongan manos a la obra y cumplan con su objetivo. Contacte con nosotros

Imagen|Alvimann

 

Plycem obtiene el Marcado CE de sus productos con la ayuda de Integra

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

06-09-2016El fabricante de fibrocemento costarricense PLYCEM con objeto de poder expandirse geográficamente a nuevos mercados ha obtenido el Marcado CE (Marcado de Conformidad Europea) para sus productos: Plyrock y Fibrolit con la ayuda del asesoramiento que nuestros consultores le han prestado y el trabajo conjunto de estos con el personal de PLYCEM.

El Marcado CE es la certificación que evidencia que los productos de PLYCEM cumplen con la legislación de aplicación en la UE para poder comercializar sus productos en los países que la componen. Para poder obtenerla tuvieron que contratar a nuestro equipo de consultores con objeto de que estos pudieran realizar los trabajos necesarios para que la entidad de certificación escogida por PLYCEM pudiera otorgar la certificación una vez comprobado el cumplimiento de todos los requisitos que la que el Marcado CE exige.

Es importante indicar que para obtener la certificación de Marcado CE se deben realizar a parte de trabajos de consultoría, una serie de ensayos de laboratorio a los materiales a certificar como son, entre otros muchos, ensayos de impermeabilidad al agua, permeabilidad del vapor, resistencia al fuego, etc.

Por todo lo comentado, hemos creído conveniente dedicar nuestra publicación de hoy a nuestro cliente PLYCEM para que todos nuestros lectores sean conocedores del trabajo que realizamos y de los frutos que se obtienen cuando un equipo de profesionales trabaja de forma conjunta con empresas que desean ser punteras en su sector y apuestan por la apertura de nuevos mercados con objeto de expandir sus líneas de negocio.

Si estas interesado en importar o exportar tus productos y desconoces los requisitos que estos deben cumplir, no dudes en contactar con nosotros. Nuestros consultores, se encuentran a tu disposición.

Imagen|Plycem

Fases para adaptar cualquier organización a la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD)

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Para poder adaptar cualquier organización a lo indicado en la LOPD, debemos llevar a cabo las fases que se detallan a continuación:

FASE 1: Diagnostico Inicial

Esta fase se basa en identificar los datos que gestiona la empresa y que deben ser protegidos, los miembros de la organización que tienen acceso a los mismos, los medios y sistemas utilizados para la protección de dichos datos y los ficheros que procederemos a dar de alta ante la AGENCIA ESPAÑOLA DE PROTECCION DE DATOS (AEPD).

FASE 2: Elaboración del Documento de Seguridad

Los trabajos a desarrollar en esta fase se basan en la confección del Documento de Seguridad y sus correspondientes registros basándonos en los datos tomados durante la fase de diagnostico inicial. Tras la confección de dicha documentación y la posterior revisión de la misma por parte de la empresa, procedemos a dar de alta los ficheros que contienen información de carácter protegido ante la AEPD.

FASE 3. Inscripción de los ficheros ante la Agencia Española de Protección de Datos.

Una vez inscritos los ficheros en la AEPD, la organización recibe una notificación donde se detalla el nº de registro. Esa notificación se deberá archivar junto con el Documento de Seguridad y sus registros ya que es la evidencia del cumplimiento de la legislación vigente.

FASE 4. Formación y revisión de cláusulas en contratos y plantillas de la organización

En esta fase, se forma al personal de la organización que tiene acceso a datos protegidos. Asimismo, se facilitan las cláusulas que deberán de incluirse en todas aquellas plantillas en las que se recojan datos protegidos (formularios, partes de trabajo, contratos, etc.).

De forma paralela también se revisarán los clausulados de los contratos que la organización realiza con terceras empresas y se verificará que cumplen los requisitos de protección de datos.

Cabe mencionar que desde INTEGRA, le ofrecemos a nuestros clientes nuestro servicio de MANTENIMIENTO, siendo ésta, una herramienta que garantiza la correcta adecuación de la empresa a la LOPD de forma indefinida, desarrollando comprobaciones anuales del estado de adaptación y cumplimiento de la LOPD, así como la realización de la AUDITORIA BIENAL, que exige la AEPD en los casos en que las empresas dispongan de ficheros dados de alta con nivel de seguridad MEDIO ó ALTO.

¿Quiere más información sobre la LOPD? No lo dude nuestros expertos estarán encantados de asesorarle.

Imagen|Cohdra

La ISO 19600 de Sistemas de Gestión del Compliance. Directrices

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

La norma ISO 19600 de Sistemas de Gestión del Compliance. Directrices establece los requisitos relacionados con las buenas prácticas que se deben aplicar en las organizaciones para la gestión del compliance.

Compliance

Los Sistemas de Gestión del Compliance están recomendados para empresas que quieren implantar una herramienta que les permita evidenciar su compromiso para el cumplimiento de los requisitos legales de aplicación y de aquellos otros requisitos que estas quieren cumplir de forma voluntaria. Por tanto los Sistemas de Gestión del Compliance pueden ser implantados en todo tipo de empresas.

La norma  ISO 19600 de Sistemas de Gestión del Compliance define las pautas que se deben seguir para la implantación, el mantenimiento y la mejora continua de un Sistema de Gestión del Compliance con objeto de que este sea operativo en las organizaciones que apuesten por esta herramienta. A la misma vez, la norma ISO 19600 define una serie de recomendaciones sobre  elementos con los que deberían contar las empresas para garantizar que cumplen con la Política de Compliance que definan y son capaces de asumir las obligaciones que pueden aparecer relacionadas con este aspecto.

¿Apuesta por la gestión del compliance en su empresa? ¿Quiere conocer el contenido de la norma ISO 19600? Contacte con Integra, a que espera.

Imagen|Muvuca

 

La ISO 22000 está en proceso de revisión

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

La norma ISO 22000 de Sistemas de Gestión de la Inocuidad de los Alimentos es una herramienta que permite evidenciar que las empresas que implantan un SistemaISO 22000 de Gestión basado en sus requisitos aseguran la seguridad de los productos y de los procesos que desarrollan.

Actualmente la norma ISO 22000 se encuentra en proceso de revisión con objeto de asegurar su adaptación a las necesidades actuales de las empresas del sector alimentario y su actualización conforme los nuevos requisitos legales de aplicación.

A día de hoy no conocemos al 100% los cambios que se van a producir en la nueva versión de la norma ISO 22000 pero si sabemos algunos de los aspectos que se trataron en la última reunión del Comité responsable de su revisión:

– La nueva versión de la ISO 22000 de Sistemas de Gestión de la Inocuidad de los Alimentos tendrá la nueva estructura de alto nivel de las normas ISO ya que esta otorga más facilidad a la hora de integrar diferentes sistemas de gestión.

– Establecerá el enfoque basado en el riesgo. Hasta ahora el concepto riesgo de la norma ISO 22000 se vinculaba a los riesgos operativos a través del APPCC (Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos) pero en la nueva versión también se deberán tener en cuenta los posibles riesgos relacionados con el negocio y las oportunidades vinculadas a los mismos.

Como bien sabemos la prevención, reducción y eliminación de riesgos relacionados con la inocuidad de los alimentos es fundamental para asegurar las condiciones de calidad, legalidad y seguridad en la cadena alimentaria por este motivo en la nueva versión de la ISO 22000 se deberán tener en cuenta todos y cada uno de ellos en cada una de las etapas que se desarrollen dentro de cada proceso de las organizaciones.

No deje de seguir nuestro blog para mantenerse informado de todas las actualizaciones normativas de aplicación a la seguridad alimentaria.

Imagen|Morguefile