EL CONTROL A PROVEEDORES EN LA INDUSTRIA AGROALIMENTARIA

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

La seguridad de los alimentos es un pilar fundamental para cualquier empresa del sector agroalimentario para poder transmitir confianza al consumidor y para ser capaz de garantizar la calidad, seguridad, autenticidad y legalidad de sus productos.

La legislación europea, nos va indicando el camino a seguir para reducir cada vez más el nivel de riesgo a lo largo de toda la cadena alimentaria, incluyendo procesos, productos y actividades relacionados con la manipulación y producción de alimentos, con el objetivo de prevenir posibles efectos adversos sobre nuestra salud. Por tanto, todos los eslabones implicados en dicha cadena deben tomar las medidas necesarias para garantizar la seguridad alimentaria, ya sean empresas grandes o pequeñas, productores o distribuidores, exportadores o importadores…

New call-to-action

Lograr cumplir con los requisitos de inocuidad es cada día mas difícil y por eso se opta cada vez más por certificaciones en base a estándares de calidad y seguridad alimentaria internacionales. Las grandes organizaciones y cadenas de supermercados deben ser cada vez más exigentes con sus proveedores y deben ejercer un control sobre los mismos.

Las normas de seguridad alimentaria en general hacen hincapié en el control a proveedores y, es más, algunas de las normas internacionales más reconocidas como IFS Food o BRC exigen que las empresas dispongan de un sistema efectivo de aprobación y seguimiento de los proveedores, que les permita controlar cualquier riesgo que puedan entrañar las materias primas para la garantía de la seguridad, calidad, legalidad y autenticidad de los productos que comercialicen.

normas de seguridad alimentaria certificación de seguridad alimentaria

Y ¿QUÉ MÉTODOS DE SEGUIMIENTO DE PROVEEDORES SE PUEDEN UTILIZAR?

Existen distintas metodologías para realizar un adecuado seguimiento de un proveedor entre las que podemos destacar:

  • CUESTIONARIOS DE EVALUACIÓN: es quizá el más utilizado hasta el momento y consiste en enviar un cuestionario de evaluación específico de seguridad alimentaria que nos permita aprobarlos. Este método es recomendable sólo para aquellos proveedores considerados de bajo riesgo y además se deben acompañar de la comprobación del sistema de trazabilidad del proveedor, evidenciando que llevan la trazabilidad de manera adecuada y eficiente.
  • SOLICITAR CERTIFICACIONES: se les puede solicitar alguna de las certificaciones reconocidas por la GFSI (Iniciativa Mundial de Seguridad Alimentaria), entre las que podemos encontrar: BAP (Mejores Prácticas Acuícolas), BRC Estándar Global para Agentes y Corredores, BRC Estándar Global de Alimentos, BRC Estándar Global para Embalaje y Materiales de Embalaje, BRC Estándar Global para Almacenamiento y Distribución, FSSC 22000 (Certificación del Sistema de Seguridad Alimentaria), Global GAP (Buenas Prácticas Agrícolas), IFS Food (estándar internacional por características), SQF (alimentos de calidad segura).
  • REALIZAR AUDITORÍAS AL PROVEEDOR: que podrán ser documentales (revisión de plan de trazabilidad, revisión de Sistema de Análisis de Peligros y Puntos de Control Crítico, revisión de las buenas prácticas…) o in situ, que a su vez podrán ser anunciadas o no anunciadas, y durante las cuales se revisarán todos los procesos que afecten a las materias primas en las propias instalaciones del proveedor.

Si tiene una empresa agroalimentaria y quiere resolver cualquier duda contacte con nosotros, el equipo técnico de INTEGRA le asesorará en lo que necesite.

Foto: freepik

AECOSAN Y LA LEGISLACIÓN DE SEGURIDAD ALIMENTARIA

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

AECOSAN, es la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición, un organismo autónomo adscrito al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad a través de la Secretaría General de Sanidad y Consumo.

Sus funciones van encaminadas a lograr tres objetivos fundamentales: fomentar los derechos de los consumidores, promover la seguridad alimentaria ofreciendo garantías e información objetiva a los consumidores y al sector agroalimentario, y promover buenos hábitos de nutrición para prevenir la obesidad, mediante la planificación y desarrollo de estrategias.

AECOSAN ofrece información de diverso tipo en relación con la seguridad alimentaria, como controles y alertas alimentarias, evaluación y gestión del riesgo, la legislación alimentaria clasificada por aspecto regulado, bases de datos de interés y Registro General Sanitario de Empresas Alimentarias y Alimentos.

logo AECOSAN

En cuanto a la legislación, la Agencia permite consultar tanto la normativa nacional como la de la Unión Europea relativa a la seguridad alimentaria, así como las notas interpretativas de esta legislación aprobadas por la Comisión Institucional de AECOSAN.

Actualmente la cadena alimentaria es tan larga que cuando un alimento llega a nuestra mesa ha recorrido un largo camino previo, pasando por distintas empresas, muchísimas personas y traspasando incluso fronteras. Por ello es tan importante disponer de un marco común legislativo en el que todo lo que se puede o no se puede hacer esté claramente establecido y sea común a todos los países.

New call-to-action

Desde la Unión Europea nos llegan Reglamentos, Directivas, Decisiones, Recomendaciones, Dictámenes…unos de obligado cumplimiento y otro no, y que regulan diversos aspectos dentro de la cadena del sector agroalimentario, desde ingredientes, materiales en contacto con el alimento, contaminantes, almacenamiento, transporte, conservación, comercio…. Y además, hay que añadir que cada Estado Miembro también legislará teniendo en cuenta la protección de toda la ciudadanía europea y de todos los consumidores, y aprobando para ello Decretos o Reales Decretos.

Y, como ya hemos comentado, AECOSAN nos permite consultar toda la legislación existente tanto española como europea, cumpliendo de este modo con su objetivo de promover la seguridad alimentaria ofreciendo información objetiva tanto a los consumidores como al sector de la industria agroalimentaria.

Y ¿CÓMO ASEGURA UNA EMPRESA QUE CUMPLE CON LA LEGISLACIÓN DE SEGURIDAD ALIMENTARIA?

food law

En primer lugar, una empresa del sector agroalimentario, debe saber que necesita implantar y poner en marcha programas y procedimientos de seguridad alimentaria, que tengan en cuenta todos los requisitos básicos de higiene. Y en función del tipo de empresa, el eslabón de la cadena en la que se encuentre, el tipo de producto que fabrique o comercialice y una serie de aspectos más, deberá optar además por implantar el autocontrol basado en los principios de APPCC (Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos) del Codex Alimentarius.

Para lograr cumplir con todos los requisitos legales, desde INTEGRA, recomendamos buscar asesoramiento y, además, optar por utilizar herramientas de gestión útiles para asegurar el cumplimiento legal y que sean certificables para así demostrar al resto de la industria agroalimentaria el compromiso de tu empresa con la seguridad alimentaria Estas herramientas son los Sistemas de Gestión de la Seguridad Alimentaria, que además de asegurar el cumplimiento legal, aporta un valor añadido a una empresa tanto nacional como internacionalmente.  Los Sistemas de Gestión de Seguridad Alimentaria pueden implantarse en base a distintas normas que conviven hoy día en el mercado, y que son compatibles entre ellas, como son ISO 22000, FSCC 22000, BRC (British Retail Consortium) y/o IFS (International Food Standard).

Si su empresa necesitas saber a qué legislación está obligada a cumplir o está interesada en implantar alguna norma de seguridad alimentaria, nosotros podemos ayudarle.

Foto: stockvault

¿QUÉ ES LA SEGURIDAD ALIMENTARIA?

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Cuando hablamos de seguridad alimentaria, la primera definición que nos viene a la cabeza va encaminada a poner los medios para conseguir que el consumo de alimentos sea seguro, y para ello las empresas del sector agroalimentario tienen un papel fundamental.

El concepto de seguridad alimentaria ha ido evolucionando con el tiempo y actualmente se apoya en cuatro pilares fundamentales:  disponibilidad, estabilidad, acceso y uso.

La globalización ha hecho que la Seguridad alimentaria sea  vital debido a la inmensa cantidad de alimentos que se comercializan a nivel internacional, y que para llegar a la mesa tienen que viajar a través del mundo pasando por distintos eslabones de una larga cadena alimentaria. Además, los cambios en los hábitos alimenticios y el aumento de los colectivos que sufren determinadas enfermedades de origen alimentario, como las intolerancias y alergias alimentarias, han llevado a cambios en los modos de producción y en la forma de ofrecer la información al consumidor.

¿Sabes qué es la seguridad alimentaria?

Debido a esto, las normas alimentarias se convierten en un punto clave para garantizar la inocuidad y la calidad de los alimentos. De ahí nació el Codex Alimentarius, que es un compendio de normas, códigos de práctica, directrices y otras recomendaciones internacionalmente reconocidas relacionadas con los alimentos, su producción y su inocuidad. El Codex Alimentarius abarca toda la cadena de producción, lo que permite establecer normas alimentarias aceptadas internacionalmente y que permitan que la comercialización de los alimentos durante todos los eslabones de la cadena se realice de forma segura.

¿CÓMO ESTABLECE LA SEGURIDAD ALIMENTARIA UNA EMPRESA?

Las empresas del sector agroalimentario, deben establecer y poner en marcha programas y procedimientos de seguridad alimentaria, implementando un Sistema de Autocontrol, considerando todos los requisitos básicos de higiene a través de planes y el autocontrol basado en los principios de APPCC (Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos) del Codex Alimentarius. Y en este proceso de desarrollar el Sistema de Autocontrol de la empresa uno de los aspectos más importantes es, sin duda, la formación de los trabajadores, ya que de ellos dependerá el éxito de este.

New call-to-action
Pero, además de la implantación de un Sistema de Autocontrol, las empresas agroalimentarias pueden optar por dar un paso más, y utilizar herramientas para implementar Sistemas de Gestión de la Seguridad Alimentaria que les aporten valor añadido y sean reconocidos a nivel internacional. Estas herramientas pueden ser las normas ISO 22000, BRC (British Retail Consortium) y/o IFS (International Food Standard).

En INTEGRA podemos asesorarle sobre qué norma de seguridad alimentaria será más adecuada para su empresa.

Foto: freepik

LA SEGURIDAD ALIMENTARIA, DE VITAL IMPORTANCIA EN CUALQUIER EMPRESA AGROALIMENTARIA

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Es por todos conocida, la importancia que tiene hoy día la seguridad de los alimentos por su relación directa con nuestra salud. Y por tano, es fundamental para cualquier empresa relacionada con el sector de la alimentación poder transmitir confianza a los consumidores.

Además, los cambios en los hábitos alimenticios y el aumento de los colectivos que sufren determinadas enfermedades de origen alimentario, como las intolerancias y alergias alimentarias, han llevado a cambios en los modos de producción y en la forma de ofrecer la información al consumidor.

La legislación europea, va marcando las reglas a seguir en cuanto en cuanto a la prevención, eliminación y reducción del nivel de riesgos para la salud humana en toda la cadena alimentaria, incluyendo procesos, productos y actividades relacionados con la manipulación y producción de alimentos. Por tanto, todos los actores implicados en dicha cadena deben tomas las medidas necesarias para garantizar la seguridad alimentaria, ya sean empresas grandes o pequeñas, productores o distribuidores, exportadores o importadores…

Las empresas, como paso fundamental, deben establecer y poner en marcha programas y procedimientos de seguridad alimentaria, considerando todos los requisitos básicos de higiene a través de planes y el autocontrol basado en los principios de APPCC (Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos) del Codex Alimentarius. Y en este proceso de desarrollar el Sistema de Autocontrol de la empresa uno de los aspectos más importantes es, sin duda, la formación de los trabajadores, ya que de ellos dependerá el éxito de este.

Pero, además de la implantación de un Sistema de Autocontrol, las empresas agroalimentarias pueden optar por dar un paso más, y utilizar herramientas para implementar Sistemas de Gestión de la Seguridad Alimentaria que les aporten valor añadido y sean reconocidos a nivel internacional. Estas herramientas pueden ser las normas ISO 22000, BRC (British Retail Consortium) y/o IFS (International Food Standard).

Si desea información acerca de las normas de seguridad alimentaria y de cómo implantarlas en su empresa no dude en llamarnos.

Foto: vectorpouch

LA VERSIÓN 8 DE LA NORMA BRC TRAE CAMBIOS. CONÓCELOS

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

La norma BRC Global Standard for Food Safety, de seguridad alimentaria, fue desarrollada para ayudar a las empresas a garantizar el máximo nivel de protección al consumidor y asegurar el cumplimiento de los requisitos legales aplicables a los productos alimentarios que suministran.

Con esta norma se evalúa la capacidad de los proveedores y distribuidores para garantizar la seguridad de los alimentos que ofrecen al consumidor. Y… ¿cómo lo hace? Pues estableciendo una serie de requisitos, coherentes con las normas de seguridad alimentaria y las buenas prácticas de fabricación, y audita periódicamente el cumplimiento de estos por parte de las empresas.

Los constantes cambios y problemas a los que se enfrenta la industria alimentaria exige normativas cada vez más específicas, y el British Retail Consortium a querido dar respuesta una vez más a dichos cambios con la publicación de una nueva versión de la norma BRC Food, concretamente la versión 8.

¿Qué cambios introduce esta versión?

  • Fomentar el compromiso de la Dirección, a través del desarrollo de la cultura de seguridad de los productos dentro de la empresa
  • Ampliar los requisitos para la vigilancia ambiental
  • Alentar a los sitios a seguir desarrollando sistemas de seguridad y defensa alimentaria 
  • Amplía la frecuencia para la revisión y actualización de la evaluación de riesgos de las materias primas, será al menos cada 3 años.
  • Aclara los requisitos para las zonas de riesgo de producción de alto riesgo, alto cuidado y ambiente de alta asistencia
  • Añade mayor claridad para los sitios que fabrican alimentos para mascotas 
  • Establece la obligación de planificar 4 auditorías internas a lo largo del año.

El periodo de transición que se ha fijado para aquellas empresas que ya están certificadas bajo la versión anterior es de 6 meses, y por tanto para febrero de 2019 todas las empresas estarán ya auditadas bajo los requisitos de la versión 8.

Si necesita asesoramiento para adaptarse contacte con nosotros.

Foto: freepik

IFS GLOBAL MARKETS-FOOD MARCA EL CAMINO HACIA LA CERTIFICACIÓN IFS

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

La empresa u organización que esté interesada en seguir la agenda que marca IFS Global Markets-Food para llegar al cumplimiento de los estándares de IFS de una forma gradual, debería llevar a cabo en primer lugar una autoevaluación con respecto al listado de requisitos del Nivel Básico y /o Medio para decidir el nivel de entrada al programa. Dichos requisitos pueden consultarse gratuitamente en la web de IFS.

La autoevaluación debe ser realizada por la propia empresa y puede llevarla a cabo con el apoyo de algún consultor/asesor calificado e independientes.

La autoevaluación o pre-evaluación de los requisitos de la Lista de Verificación del Nivel Básico e Intermedio es un paso voluntario cuyo objetivo es que la empresa pueda llevar a cabo su propio proceso de análisis de carencias que le permitirá definir y poner en marcha un plan de acción para su mejora.

La duración de la evaluación va a depender de una serie de factores como:

  • El tamaño de la empresa
  • El alcance de la evaluación
  • El número de trabajadores

Y se debe tener en cuenta, que el estándar establece que se deberá utilizar 2/3 de la duración de la evaluación, como mínimo, en el área de producción de la empresa.

Una vez obtenidos los resultados de la autoevaluación, la empresa podrá decidir en qué nivel accede al proceso de certificación y esto dependerá en gran medida de la adecuación y desarrollo tanto de la infraestructura como de los procesos implantados de gestión de la seguridad alimentaria. Por tanto, para llegar al objetivo final, que es la certificación IFS food, hay que cumplir con los requisitos de las dos primeras etapas o niveles, que son:

  1. NIVEL BÁSICO: se centra en:
  • Sistemas de gestión de la seguridad o inocuidad alimentaria: liberación del producto, trazabilidad, gestión de incidentes, control de productos no conformes y acciones correctivas.
  • Buenas prácticas de fabricación:Higiene del personal, medio ambiente, limpieza y desinfección, control de la contaminación del producto, control de plagas, control de la calidad de agua.
  • Control de peligros alimentarios:general, específico y control de alérgenos.
  1. NIVEL INTERMEDIO: en el que se evaluará:
  • Sistema de gestión de la seguridad alimentaria:Responsabilidad de la dirección, requisitos de la documentación general, procedimientos, gestión de reclamaciones, control de medidas y vigilancia de los equipos, análisis del producto, compras, homologación de proveedor, realización de la vigilancia, formación.
  • Buenas prácticas de fabricación:Instalaciones y mantenimiento de equipos, instalaciones del personal, gestión de residuos, almacenamiento y transporte.
  • Control de peligros alimentarios:APPCC y Food Defense

IFS Global Markets-Food es una gran oportunidad para las PYMES que no están seguras de poder alcanzar la certificación IFS actualmente, pero que creen que pueden lograrla de una manera gradual. Si está interesado no dude en contactar con nosotros.

FOTO: freepik

¿CONOCE LA NORMA IFS GLOBAL MARKET-FOOD? UNA GRAN OPCIÓN PARA LAS PYMES

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

IFS Global Markets-Food es una herramienta desarrollada para ayudar, a pequeñas y medianas empresas de la industria alimentaria, a implantar un Sistema de Gestión de calidad y seguridad alimentaria que le permita llegar al cumplimiento de los estándares de IFS de una forma gradual y dentro de un periodo de tiempo definido, que suele ser de 3 años.

Está especialmente pensada, para aquellas pymes a las que aún les falta algo de desarrollo, ya sea en sus procesos de seguridad alimentaria o en su infraestructura, para poder llegar a cumplir con las exigencias de la norma IFS.  IFS Global Markets-Food supone, por tanto, un primer paso y el apoyo necesario para logar una certificación IFS Food, que aportará a la empresa una ventaja competitiva en el mercado.

¿Cómo puede una empresa certificarse en IFS Global Markets-Food?

El proceso de certificación en IFS Global Markets-Food consta de 3 o 4 fases en función del punto de partida que elija la empresa y que dependerá de varios factores. Las fases serían:

  1. AUTOEVALUACIÓN: este primer paso, consiste en realizar un pre-auditoría en la que se evalúa el cumplimiento de ciertos requisitos y que permitirá a la empresa decidir en qué nivel accede al proceso de certificación, nivel básico o intermedio. Esto dependerá en gran medida de la adecuación y desarrollo tanto de la infraestructura como de los procesos implantados de gestión de la seguridad alimentaria.
  2. NIVEL BÁSICO: se centra en:
  • Sistemas de gestión de la seguridad o inocuidad alimentaria: liberación del producto, trazabilidad, gestión de incidentes, control de productos no conformes y acciones correctivas.
  • Buenas prácticas de fabricación:Higiene del personal, medio ambiente, limpieza y desinfección, control de la contaminación del producto, control de plagas, control de la calidad de agua.
  • Control de peligros alimentarios:general, específico y control de alérgenos.
  1. NIVEL INTERMEDIO: en el que se evaluará:
  • Sistema de gestión de la seguridad alimentaria:Responsabilidad de la dirección, requisitos de la documentación general, procedimientos, gestión de reclamaciones, control de medidas y vigilancia de los equipos, análisis del producto, compras, homologación de proveedor, realización de la vigilancia, formación.
  • Buenas prácticas de fabricación:Instalaciones y mantenimiento de equipos, instalaciones del personal, gestión de residuos, almacenamiento y transporte.
  • Control de peligros alimentarios:APPCC y Food Defense.
  1. CERTIFICACIÓN IFS FOODSería el objetivo final de todo este proceso, conseguir la certificación IFS.

Si su empresa tiene como objetivo la certificación según los estándares de la norma IFS-Food pero cree que aún no está preparada o necesita cambios en la infraestructura para lograrla, la norma IFS Global Markets-Food puede ser su oportunidad. No la desaproveche, contacte con nosotros sin compromiso.

FOTO: Stevepb

YA TENEMOS NUEVA VERSIÓN DE LA ISO 22000

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

La Organización Internacional de Normalización publicó el pasado 19 de junio la nueva versión de la Norma ISO 22000:2018 Sistemas de gestión de la inocuidad de los alimentos, que establece los requisitos para implantar y desarrollar un sistema de gestión de seguridad alimentaria que sea eficaz a lo largo de toda la cadena alimentaria.

Esta norma, a igual que ha ocurrido con las ISO 9001, 14001 y 45001, también adopta la estructura de alto nivel, incluyendo los siguientes apartados:

  • Contexto de la organización
  • Liderazgo
  • Planificación
  • Apoyo
  • Operación
  • Evaluación del desempeño
  • Mejora

 

Entre otros cambios, la nueva ISO 22000 viene a reforzar el enfoque basado en riesgos, haciendo más hincapié en minimizarlos a lo largo de todos los eslabones de la cadena alimentaria que puedan generar un peligro en los alimentos, ya sea de manera directa o incluso indirecta. Por tanto, la norma sienta las bases para ayudar a identificar, prevenir y reducir los riesgos, consiguiendo sistemas de gestión de la seguridad alimentaria más eficientes.

La ISO 22000:2018 persigue garantizar la cadena de suministro basándose en los principios de los Sistemas de Gestión Integrados y manteniendo los principios de APPCC.

Las organizaciones certificadas conforme a ISO 22000: 2005 tendrán un plazo de tres años para adaptarse a la nueva versión de la norma.

Si no eres de los que dejan las cosas para última hora y necesitas más información contacta con nosotros. INTEGRA

 Foto: freepik

¿Conoces la Norma de Seguridad Alimentaria BRC?

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

La norma BRC Global Standard for Food Safety, de seguridad alimentaria, fue desarrollada para ayudar a las empresas a garantizar el máximo nivel de protección al consumidor y asegurar el cumplimiento de los requisitos legales aplicables a los productos alimentarios que suministran.

Esta norma nació en el Reino Unido pero tiene un gran reconocimiento a nivel mundial, puesto que asegura la capacidad de los proveedores y distribuidores para garantizar la seguridad de los alimentos que ofrecen al consumidor. Y… ¿cómo lo hace? Pues estableciendo una serie de requisitos, coherentes con las normas de seguridad alimentaria y las buenas prácticas de fabricación, y auditando periódicamente el cumplimiento de estos por parte de las empresas.

Existen algunas empresas a las que sí se les exige que estén certificadas en BRC, como es el caso de  proveedores de productos de marcas blancas para grandes superficies.

.

Y ¿qué ventajas puede aportar la certificación BRC a mi empresa?

  • Mejora de su Sistema de Gestión de seguridad alimentaria.
  • Reconocimiento
  • Acceso a mercados donde esta norma es exigida, por ejemplo, para trabajar con algunas grandes superficies.
  • Garantía de inocuidad alimentaria.
  • Establece que el Plan de Seguridad alimentaria debe basarse en el sistema de APPCC (de análisis de peligros y puntos de control crítico), basado a su vez en los 7 principios enunciados en el documento del Codex Alimentarius y que probablemente ya tenga implantado en su empresa.
  • Facilita el control de las distintas etapas del proceso de elaboración de productos.

En definitiva, con el Sistema de Gestión de Seguridad Alimentaria basado en la norma BRC su empresa conseguirá aumentar el nivel de confianza en la calidad y seguridad de sus productos.

Foto: Integra

 

Ventajas y beneficios de la IFS: Norma Internacional de Seguridad Alimentaria

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

ifs-norma-seguridad-alimentaria

Las diferentes empresas y organizaciones que intervienen en la cadena alimentaria, tienen a su disposición normas como es la norma IFS, Norma Internacional de Seguridad Alimentaria) que aportan una serie de beneficios y ventajas principalmente a todas aquellas compañías que necesitan garantizar la seguridad alimentaria en aquellos productos que venden, así como conseguir que sus actividades alcancen un mayor nivel de control en materia de seguridad alimentaria.

¿Cuáles son los principales beneficios de la norma IFS?

  • Cumplimiento: es una herramienta que permite evidenciar que nuestra organización cumple con la legislación en materia de seguridad alimentaria.
  • Conciliación: permite la conciliación tanto del control de la calidad como de la propia seguridad alimentaria.
  • Control: de todas las etapas de producción.
  • Reducción de riesgos: con el control de todas las etapas de producción se consigue reducir los peligros y riesgos de contaminación, con lo que se asegura la propia seguridad de los alimentos producidos y envasados.
  • Competitividad: de cara sobretodo a tus competidores más directos.
  • Integración fácil: con otros sistemas de gestión.