Aprobado el segundo borrador de la norma ISO 45001 de Seguridad y Salud en el Trabajo

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

La pasada semana, en concreto el pasado día 13 de julio, el Comité Internacional responsable de la elaboración de la nueva norma ISO 45001 de Sistemas de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo (SST) aprobó el segundo borrador de la misma, logrando con su aprobación que la publicación de la que va a ser la primera norma ISO en el ámbito de la seguridad y salud en el trabajo, este cada vez mas cerca.

En el borrador ISO/DIS 45001.2:2017 de Sistemas de Gestión de la SST se evidencia que la norma busca el refuerzo de la implicación de la Alta Dirección de las empresas haciendo hincapié en el contexto de la organización y en la gestión del riesgo.

Por otro lado, también se ha comprobado que la nueva ISO 45001 va a contar con la estructura de alto nivel que ya contienen normas como la ISO 9001 de Sistemas de Gestión de la Calidad o la ISO 14001 de Sistemas de Gestión del Medio Ambiente y pretende que las empresas que apuestan por la  la implantación de un sistema de gestión basado en su requisitos aseguren:

  • El cumplimiento legal de los requisitos de aplicación y de otros requisitos.
  • El establecimiento de indicadores que evidencien la mejora continua, enfatizando en la participación de los trabajadores en todos los niveles de la empresa.

Por ultimo es importante el indicar que en el mes de septiembre de este año, el Grupo de Trabajo responsable de la definición de la norma ISO 45001 se volverá a reunir con objeto de estudiar los comentarios que se reciban desde la fecha de publicación del borrador hasta su próxima reunión y tomar la decisión de publicar la nueva norma de forma definitiva o bien pasar este borrador a borrador final de la misma.

Debemos tener en cuenta que una vez sea publicada la norma ISO 45001, las empresas que estén certificadas en OHSAS 18001 contaran con un periodo de transición para adaptar sus sistemas de gestión a los requisitos que esta establezca ya que el estándar actual, desaparecerá cuando finalice dicho periodo de transición.

Contacta con Integra  y adelántate a los cambios que deberán producirse en tu sistema de gestión de la SST.

Imagen|Pixabay

Garantiza la seguridad alimentaria cumpliendo con los requisitos de la norma BRC

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

La norma de seguridad alimentaria BRC (British Retail Consortium), es desarrollada por un grupo de distribuidores minoristas británicos y surgió a raíz de:

–          La necesidad de definir una norma uniforme en la que se asegurara que con su cumplimiento se garantizaba la calidad y seguridad alimentaria de los productos y procesos llevados a cabo por las industrias alimentarias

–          La demanda de los consumidores–          La responsabilidad que deben tener los distribuidores

–          El incremento de los requisitos legales

–          La globalización del suministro de productos

BRC, es una norma específica para las industrias alimentarias, siendo de aplicación a compañías fabricantes o envasadoras de productos alimentarios.

En la actualidad se encuentra vigente la versión 7 de la norma que fue publicada en enero de 2015. Cabe mencionar que la norma BRC ha sufrido distintas revisiones desde su aparición para poder ir adaptándola a los requisitos detectados por los miembros del British Retail Consortium y a los cambios legislativos que han ido produciéndose.

Los principales beneficios que se obtienen tras la implantación de un sistema de gestión de la seguridad alimentaria bajo los requisitos de la norma BRC en una empresa son:

–          Reducir el número de auditorías soportadas por las empresas alimentarias ya que la certificación bajo la norma BRC evita auditorias de terceras partes porque reconocen la certificación como propia

–          Evidenciar el cumplimiento de la legislación en materia de seguridad alimentaria

–          Diferenciarse de la competencia

–          Conciliar la seguridad alimentaria y el control de calidad

–          Garantizar el control de todas las fases del proceso

–          Reducir al mínimo los peligros de contaminación

–          Asegurar la inocuidad de los alimentos producidos y/o envasados

–          Acceder a nuevos mercados

Por este motivo y por la demanda que grandes distribuidores y empresas están llevando a cabo para evidenciar que los productos que venden son legales, seguros y de calidad, cada vez son más las empresas productoras o envasadoras de productos alimentarios que están implantado y certificación Sistemas de Gestión de la Seguridad Alimentaria conforme los requisitos de la Norma Mundial de Seguridad Alimentaria BRC.

¿Quieres conocer los principales requisitos que se deben cumplir para lograr la correcta implantación de los requisitos establecidos en la norma BRC? No lo dudes, contacta con los consultores de INTEGRA y estos podrán asesorarte.

Imagen|Kconnors

Garantiza la seguridad de la información de tu empresa

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Cada vez son más las empresas que se fijan como propósito, el poder garantizar la seguridad de la información que manejan para el desarrollo de su actividad cotidiana. Por este motivo se ha incrementando la demanda de consultas que hasta día de hoy, recibíamos sobre la Norma Internacional ISO 27001 de Sistemas de Gestión de la Seguridad de la Información (SGSI).

La norma ISO 27001 define los requisitos necesarios para el establecimiento, la implantación, la correcta operatividad, el monitoreo, la revisión, el mantenimiento y la mejora del Sistema de Gestión de Seguridad de la Información (SGSI) que se implante en cualquier empresa.

Cabe mencionar que toda empresa debe conocer los riesgos a los que se expone en relación al tratamiento de la información que manejan por este motivo, la ISO 27001 a parte de definir todos los requisitos comentados en el apartado anterior también define los controles de seguridad que se deben llevar a cabo en las empresas, adaptando los mismos a las necesidades de estas o de los departamentos específicos que forman parte de ellas.

En la actualidad, las empresas que deciden implantar un Sistema de Gestión de la Seguridad de la Información (SGSI), logran tras dicho proceso, lo siguiente:

  1. Reducir los posibles riesgos que tenían al tratar la información que poseen
  2. Reducir los costes derivados de los riesgos detectados
  3. Asegurar la rentabilidad de las inversiones realizadas en materia de seguridad
  4. Mejorar su posicionamiento
  5. Aumentar su credibilidad en el mercado
  6. Diferenciarse de la competencia
  7. Etc.

Por último queremos dejar constancia de que un SGSI es totalmente integrable con Sistemas de Gestión que ya estén implantados en las empresas que apuestan por esta herramienta, como lo son los Sistemas de Gestión de la Calidad (ISO 9001), Sistemas de Gestión Medioambiental (ISO 14001), etc.

¿Quieres apostar por los SGSI? ¿Necesitas información y no conoces una empresa experta en este tipo de Sistema de Gestión? Integra, es lo que buscabas, contacta con nuestros consultores y te asesoraran tras detectar tus necesidades.

Imagen|Ronnieb

Fases que componen la implantación de un Sistema de Gestión de la Seguridad de la Información

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Para poder garantizar la correcta implantación de un Sistema de Gestión de la Seguridad de la Información (SGSI), la base es definir la estrategia a seguir por toda la organización para garantizar la seguridad de la información y posteriormente delimitar e identificar la información de carácter protegido que será el objeto del SGSI.

¿Pero como garantizamos desde Integra, que el SGSI que vamos a implantar en su organización se adapta a sus necesidades?

  1. Analizando los riesgos que determinan las amenazas y vulnerabilidad de la información que gestiona la empresa
  2. Seleccionando los controles y detallando los objetivos que quieren cumplir en materia de seguridad
  3. Definiendo las medidas correctoras más adecuadas para la empresa, basadas en los riesgos detectados que se deben minimizar.

 

¿Qué ventajas obtiene tras la implantación de un SGSI?

– Poder certificarse conforme la norma ISO 27001 de Sistemas de Gestión de la Seguridad de la Información, diferenciándose de la competencia.

Cumplir con la legislación vigente

– Mejora de los procesos y procedimientos existentes relacionados con la gestión de la información

Garantizarle a los clientes, proveedores, trabajadores…que la información proporcionada se gestiona de forma segura

Nuestros expertos, están esperando para poder subsanar sus dudas. No lo dude el equipo técnico de Integra, dará cumplimiento a sus expectativas y garantizara la seguridad de la información que gestionan en su empresa.

Imagen|Cohdra

La norma IFS de Seguridad Alimentaria

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

ifs-norma-seguridad-alimentariaHace algunas semanas te hablábamos sobre la norma ISO 22000 de Sistema de Gestión de la Inocuidad de los Alimentos, que son un tipo de sistema de gestión sectorial que, entre otros aspectos, ayuda a mejorar el nivel de control de la inocuidad alimentaria en las empresas, dotando a las empresas que preparan, procesan, envasan, transportan o almacenan alimentos de las siguientes ventajas si apuestan por su implantación:

  • Aporta solución a todas las necesidades de la empresa, brindando garantía de seguridad a los productos fabricados.
  • Mejora el conocimiento de los diferentes requisitos legales de aplicación a los productos alimenticios.
  • Ideal para dar respuesta a situaciones que pueden comprometer la seguridad alimentaria de los productos y los procesos productivos.
  • Mejora la imagen de la empresa.

No obstante, desde un punto de vista internacional, existe entre otras, una norma internacional que también es de aplicación a la seguridad alimentaria, la norma IFS pero ¿Qué es la norma IFS?

Como es evidente, todas las empresas  deben garantizar la seguridad de su propia marca en aquellos productos que venden, por lo que la norma IFS ayuda a cumplir todos aquellos requisitos de seguridad alimentaria necesarios para ello, aportando una respuesta concreta a las expectativas de seguridad alimentaria de los clientes, mejorando la seguridad de los consumidores.

No en vano, se trata de una norma orientada a todas aquellas industrias que lleven a cabo procesamientos de productos.

Su desarrollo se basa en varios puntos importantes:

  • Las responsabilidades de mayoristas y distribuidores.
  • La demanda cada vez más creciente de los consumidores.
  • El aumento de las exigencias a nivel legal y la globalización de suministro de productos.

Básicamente es necesario tener en cuenta que la norma IFS es de aplicación para toda la cadena alimentaria.

¿Quieres que te ayudemos a comprobar la reducción de costes que puedes tener en tu organización implantando un Sistema de Gestión de la Seguridad Alimentaria basado en los requisitos de la norma IFS? Pídenos precio y descubre las ventajas que puede ofrecer a tu organización.

Tipos de trazabilidad alimentaria

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

En nuestro artículo dedicado a qué es la trazabilidad alimentaria, te indicábamos que consiste en un conjunto de técnicas orientadas a evitar, o minimizar, los posibles peligros a los que los consumidores se ven expuestos ante el consumo de un determinado producto alimentario.

tipos-trazabilidad-alimentaria

Entre los principales objetivos de la  trazabilidad alimentaria nos encontramos con que es ideal para encontrar y seguir el rastro de los alimentos que se ponen a la venta en el mercado, para que en caso de detectar un posible peligro para la salud pública se identifique y se proceda rápidamente a su retirada.

Para ello, las empresas deben llevar a cabo un procedimiento eficaz, denominado plan de control de trazabilidad alimentaria, que se pondrá a disposición de las autoridades competentes en el momento en que éstas la soliciten.

Tipos de trazabilidad alimentaria

  • Trazabilidad interna: independientemente de si se producen nuevos o no, se realiza una trazabilidad de los productos en el interior de la empresa. Para ello, es fundamental el registro y conservación de la información sobre aquellos productos que van a ser incorporados al proceso, relacionar los productos con la información procedente del APPCC y que la empresa ha recibido con los procesos que éstos han seguido, y finalmente conocer a partir de qué productos se han fabricado/elaborado los productos finales.
  • Trazabilidad hacia atrás: con este tipo de trazabilidad se pretende descubrir cuáles son los productos que entran a la empresa y conocer quiénes son sus proveedores. Por tanto, es fundamental registrar datos como nombre del proveedor y origen del producto, información detallada sobre el mismo, número de lote del proveedor, resultados de controles higiénicos-sanitarios, tratamientos que se han aplicado a los productos e incidencias y medidas correctoras que se han aplicado. Para todo ello, es fundamental que el proveedor aporte documentos como la factura, resultados analíticos del producto, registros de información adicional (alimentación animal, tratamientos y vacunaciones y tratamientos fitosanitarios), documentos que acrediten su origen geográfico y el certificado de que el producto está libre de organismos genéticamente modificados (OGM).
  • Trazabilidad hacia adelante: consiste en la trazabilidad, como su propio nombre podría indicar, de aquellos productos ya preparados para su expedición. Para llevarla a cabo, es fundamental el registro y conservación no solo sobre los productos enviados, sino sobre quiénes son sus clientes. Por tanto, se deben registrar los datos del cliente, a dónde se envía el producto, información detallada sobre el mismo, fecha de envío y número de lote, resultados obtenidos tras los controles higiénicos/sanitarios que se llevan a cabo en el momento de su envío, e incidencias y medidas correctoras que se han aplicado.

Si necesitas un Plan de Control de Trazabilidad Alimentaria en INTEGRA contamos con más de 10 años de experiencia desarrollando tareas de asesoramiento en el sector agroalimentario. Llámanos al teléfono 958 130 378 o escríbenos a través de nuestro formulario de contacto y descubre más sobre cómo podemos ayudar a tu empresa.

Imagen | telepathicparanoia

¿Qué es la Trazabilidad Alimentaria?

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

A lo largo de las distintas publicaciones en nuestro blog, hemos tratado muchos  y diversos temas, entre los que podemos destacara, todos los asuntos relacionados con la seguridad alimentaria.

¿Que entendemos como seguridad alimentaria?

La seguridad alimentaria es el conjunto de técnicas orientadas a evitar, o minimizar, los posibles peligros a los que los consumidores se ven expuestos ante el consumo de un determinado producto alimentario.

trazabilidad-alimentaria

Aunque en la actualidad existen bastantes normas relacionadas con la seguridad alimentaria, básicamente las más conocidas son la norma ISO 22000 de Sistemas de Gestión de la Inocuidad de los Alimentos, la norma mundial de seguridad alimentaria BRC y la norma mundial de seguridad alimentaria IFS.

Es importante el indicar que dentro de los sistemas de gestión de la seguridad alimentaria se recogen apartados específicos relacionados con la trazabilidad y su aseguramiento pero:

¿Qué significa Trazabilidad Alimentaria?

Trazabilidad alimentaria se entiende por la posibilidad de encontrar y seguir el rastro de un alimento, pienso, animal destinado a la producción de alimentos o una sustancia destinada a ser incorporados en alimentos o piensos, o con probabilidad de serlo.

Por tanto el asegurar la Trazabilidad alimentaria es obligatorio para cualquier empresa del sector alimentario, dado que los planes de control se aplican a absolutamente toda la cadena alimentaria.

Imagen | photologue_np

¿A que tipo de empresas se recomienda la ISO 27000?

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

empresas iso 27000

¿A qué empresas se recomienda la implantación de un Sistema de Gestión de la Seguridad de la Información?

Antes de conocer a qué empresas se recomienda la implantación de un Sistema de Gestión de la Seguridad de la Información, es conveniente tener presente qué es la norma ISO 27000 de Seguridad de la Información.

Como su propio nombre indica, la ISO 27000 es una norma que define los requisitos que debe cumplir el Sistema de Gestión de Seguridad de la Información en una empresa u organización.

Por tanto, su implantación ofrece a la empresa la ventaja de proteger su información de manera fiable a través de tres principales objetivos: preservar la confidencialidad de sus datos, conservación de la integridad de sus datos y disponibilidad fácil de la información protegida.

Por todo ello, es evidente que debido al tipo de información con la que trabajan, muchas empresas y organizaciones que tratan asuntos confidenciales en cuanto a datos personales (sanitaria, laboral, médica, financiera…), la aplicación de la ISO 27000 es fundamental.

No obstante, los Sistemas de Gestión de la Seguridad de la Información pueden ser implantados en cualquier organización pública o privada que desee garantizar tanto la preservación como la protección de sus datos.

Imagen | Diego3336

¿Que es la norma ISO 27000 de Seguridad de la Información?

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

iso 27000Los sistemas de gestión sectoriales son herramientas que han sido especialmente adaptadas a la actividad principal de cada empresa, lo que a su vez brinda la posibilidad de añadir una certificación específica a la genérica, que encontramos dentro de los diferentes sistemas de gestión.

Uno de estos sistemas son los implantados bajo los requisitos de la norma ISO 22000 de Sistemas de Gestión de la Inocuidad de los Alimentos, sobre la que ya en momentos anteriores nos hemos ocupado de forma extensa.

Pero en lo que se refiere a la seguridad de la información, las empresas tienen a su disposición los Sistemas de Gestión de la Seguridad de la Información, que se implantan bajo los requisitos de la norma ISO 27000.

La ISO 27000 es una norma que define de qué manera se debe implantar un Sistema de Gestión de la Seguridad de la Información en una empresa u organización.

Su implantación ofrece a la organización o empresa la ventaja de proteger su información de la forma más fiable posible, persiguiéndose para ello un total de tres objetivos principales:

  1. Preservar la confidencialidad de sus datos.
  2. Conservar la integridad de sus datos.
  3. Disponibilidad de la información protegida.

No en vano, tal es su importancia que la implantación de este tipo de herramienta garantiza que los riesgos de seguridad de la información son controlados por la organización eficientemente, tanto de forma interna como al resto de las empresas.

Es interesante tener en cuenta que los sistemas de gestión implantados balo los requisitos de la norma ISO 27000 son totalmente compatibles con otros sistemas de gestión como son los sistemas de gestión de la calidad,etc.

¿Cómo son las nuevas etiquetas de los alimentos?

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Desde el 13 de diciembre de 2014 se deben aplicar los aspectos detallados en el Reglamento Europeo de Información Alimentaria. Los objetivos del Reglamento Europeo 1169/2011 son la reordenación de las pautas a seguir en cuanto a las obligaciones que se deben cumplir para etiquetar productos alimentarios, subsanar las discrepancias que existían en la legislación de aplicación hasta el momento y el mejorar la información facilitada a los consumidores.

Reglamento 1169/2011

Con la aplicación de los aspectos definidos en el Reglamento 1169/2011 más de 28.000 empresas del sector alimentario se han visto obligadas a introducir cambios en su etiquetado para facilitar información más clara a los consumidores.

Es importante el indicar que el Reglamento entro en vigor el pasado 12 de diciembre de 2011 aunque la aplicación de los aspectos definidos en el mismo se iniciaron el pasado 13 de diciembre de 2014 excepto las disposiciones relacionadas con la información nutricional que podían cumplirse de forma voluntaria hasta el pasado 13 de diciembre, fecha en las que han pasado a ser de obligado cumplimiento.

A continuación vamos a detallar los principales cambios  que se han producido en el etiquetado de los productos alimentarios:

– Información nutricional

Se debe incluir en las etiquetas de los productos alimentarios la siguiente información: valor energético, grasas, ácidos saturados, hidratos de carbono, azucares, proteínas y sal.

– Información más legible

El Reglamento 1169/2011 establece un tamaño mínimo para la letra que se debe utilizar en el etiquetado de productos alimentarios. La información debe incluirse en un lugar destacado, ser visible, legible e indeleble.

– Alérgenos

Se debe acentuar dentro de la lista de ingredientes, los alérgenos haciendo uso de la tipografía.

En productos alimentarios que no estén envasados también se deberá informar de la presencia de alérgenos en los mismos.

– Ingestas de referencia

El Reglamento 1169/2011 también indica algunos aspectos que se pueden detallar en el nuevo etiquetado con carácter voluntario, entre estos aspectos, encontramos la utilización voluntaria de un sistema ya utilizado por las empresas alimentarias y de bebidas como es el de ingestas de referencia, herramienta que permite a los consumidores el conocer el porcentaje diario de nutrientes que ingiere con ese producto alimentario o bebida.

– Venta a distancia

Dentro del Reglamento encontramos por primera vez una serie de requisitos específicos sobre información alimentaria que se deben incluir en los alimentos que se comercialicen mediante venta a distancia. Estos requisitos son el indicar la fecha de caducidad y el disponer de la información obligatoria que debe estar a disposición del consumidor antes de la compra de los productos y en el momento de la entrega de los mismos.

– Aceites vegetales

En  el nuevo etiquetado se debe indicara el tipo de aceites vegetales que se utilizan como ingrediente y el origen botánico de los aceites y grasas refinadas utilizadas.

– Origen de los alimentos

Es obligatorio indicar el origen de la carne fresca, congelada y ultracongelada de porcino, ovino, caprino y aves de corral y en los productos cárnicos, preparados de carne y productos de pesca que tengan proteínas animales añadidas se debe informar del origen de las mismas. Si estos productos tienen apariencia de corte, conjunto, loncha, parte o canal y la presencia de agua añadida es superior al 5% del peso del producto terminado, se debe indicar en el etiquetado. Si son productos elaborados a base de piezas combinadas y dan la impresión de haber sido elaborados como pieza entera se debe indicar la frase “elaborado a partir de piezas de carne” o “elaborado a partir de piezas de pescado”

¿Está interesado en conocer con detalle los requisitos definidos en el Reglamento Europeo 1169/2011? Contacte con nosotros, nos encontramos a su disposición para asesorarle.

Imagen|Maena