Planes Generales de Higiene (PGH) también conocidos como Programas de Prerrequisitos

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Durante los últimos años, la sociedad ha tomado gran interés en todo aquello que está relacionado con la seguridad alimentaria pasando, los consumidores, a tomar un papel activo exigiéndoles a las industrias alimentarias que elaboren productos seguros. Esta exigencia ha sido recogida por organismos internacionales como el Codex Alimentarius y por la propia Administración Pública, la cual actualmente obliga a las empresas alimentarias a que se responsabilicen de la inocuidad de los alimentos que ponen en el mercado.

Para recoger dicha obligación, existe un amplio abanico normativo y estas normativas ponen de manifiesto la necesidad de que, para conseguir la inocuidad de los alimentos, las industrias alimentarias deben implantar correctas prácticas de higiene y disponer de un Plan de Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos (APPCC).

¿Que son los PLANES GENERALES DE HIGIENE O PROGRAMAS DE PRERREQUISITOS?

Son el  conjunto de programas y actividades preventivas básicas, a desarrollar en todas las empresas alimentarias para la consecución de la seguridad alimentaria, y entre los aspectos que recogen, se requiere de unos planes específicos siendo estos, la base para implantar cualquier sistema de calidad en una industria alimentaria y constituyen los elementos esenciales de un sistema de autocontrol.

¿Cuáles son los Planes Generales de Higiene (PGH) o Programas de Prerrequisitos?

  • Control del agua apta para el consumo humano
  • Limpieza y desinfección
  • Control de plagas: desinsectación y desratización
  • Mantenimiento de instalaciones, equipos y útiles
  • Mantenimiento de la cadena de frío
  • Trazabilidad de los productos
  • Formación de manipuladores de alimentos
  • Eliminación de subproductos animales y otros residuos y de aguas residuales
  • Especificaciones sobre suministros y certificación de proveedores

Cabe mencionar que podrán existir otros PGH o Programas de Prerrequisitos dependiendo de las características de la empresa y de la necesidad de ésta para garantizar la seguridad de los alimentos.

¿A que industrias alimentarias les aplica la obligatoriedad de disponer de PGH´s  o Programas de Prerrequisitos?

Todas las industrias alimentarias que NO estén recogidas dentro de los dos puntos que se indican a continuación deberán disponer de PLANES GENERALES DE HIGIENE O PROGRAMAS DE PREREQUISITOS:

  1. Establecimientos de  venta (minoristas), a  excepción de  carnicerías-salchicherías  y carnicerías-charcuterías.
  2. Establecimientos de Restauración, a excepción de Comedores escolares, de empresa o de  instituciones, y Hoteles o Establecimientos de  servicios de  comidas que tengan capacidad o sirvan que puedan dar más de 200 comidas/día

A las industrias que se detallan en los párrafos anteriores les aplicara la obligatoriedad de disponer de REQUISITOS SIMPLIFICADOS DE HIGIENE. 

¿Quieres cumplir con la legislación vigente en materia de seguridad alimentaria? ¿No dispones de los PLANES GENERALES DE HIGIENE O PROGRAMAS DE PRERREQUSITOS apartados a la actividad de tu negocio? Los expertos en seguridad alimentaria de INTEGRA, están encantados de atender a tus necesidades.

 

 

Garantiza la seguridad alimentaria cumpliendo con los requisitos de la norma BRC

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

La norma de seguridad alimentaria BRC (British Retail Consortium), es desarrollada por un grupo de distribuidores minoristas británicos y surgió a raíz de:

–          La necesidad de definir una norma uniforme en la que se asegurara que con su cumplimiento se garantizaba la calidad y seguridad alimentaria de los productos y procesos llevados a cabo por las industrias alimentarias

–          La demanda de los consumidores–          La responsabilidad que deben tener los distribuidores

–          El incremento de los requisitos legales

–          La globalización del suministro de productos

BRC, es una norma específica para las industrias alimentarias, siendo de aplicación a compañías fabricantes o envasadoras de productos alimentarios.

En la actualidad se encuentra vigente la versión 7 de la norma que fue publicada en enero de 2015. Cabe mencionar que la norma BRC ha sufrido distintas revisiones desde su aparición para poder ir adaptándola a los requisitos detectados por los miembros del British Retail Consortium y a los cambios legislativos que han ido produciéndose.

Los principales beneficios que se obtienen tras la implantación de un sistema de gestión de la seguridad alimentaria bajo los requisitos de la norma BRC en una empresa son:

–          Reducir el número de auditorías soportadas por las empresas alimentarias ya que la certificación bajo la norma BRC evita auditorias de terceras partes porque reconocen la certificación como propia

–          Evidenciar el cumplimiento de la legislación en materia de seguridad alimentaria

–          Diferenciarse de la competencia

–          Conciliar la seguridad alimentaria y el control de calidad

–          Garantizar el control de todas las fases del proceso

–          Reducir al mínimo los peligros de contaminación

–          Asegurar la inocuidad de los alimentos producidos y/o envasados

–          Acceder a nuevos mercados

Por este motivo y por la demanda que grandes distribuidores y empresas están llevando a cabo para evidenciar que los productos que venden son legales, seguros y de calidad, cada vez son más las empresas productoras o envasadoras de productos alimentarios que están implantado y certificación Sistemas de Gestión de la Seguridad Alimentaria conforme los requisitos de la Norma Mundial de Seguridad Alimentaria BRC.

¿Quieres conocer los principales requisitos que se deben cumplir para lograr la correcta implantación de los requisitos establecidos en la norma BRC? No lo dudes, contacta con los consultores de INTEGRA y estos podrán asesorarte.

Imagen|Kconnors

Apueste por garantizar la seguridad de su producto

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

En la actualidad cada vez son más las grandes marcas de distribución que exigen a sus proveedores que los productos suministrados o los servicios prestados (p.e. transporte y distribución) estén certificados por alguna de las Normas de Seguridad Alimentaria que existen en la actualidad.

Al principio este requerimiento suena extraño y lo primero que hace pensar es que ya están exigiendo algo que solo sirve para invertir tiempo, dinero y recursos humanos pero nada más empezar con el proceso de implantación de la norma escogida, se empieza a ver como una herramienta efectiva para tener un mayor control sobre todos los procesos que pueden afectar a la legalidad, seguridad y calidad de los productos y servicios prestados así como una buena estrategia de venta para exportar a otros países o abrir nuevas líneas de negocio.

Actualmente las normas en materia de seguridad alimentaria más demandadas son las que están reconocidas por GFSI (Global Food Safety Initiative) destacando en nuestra entrada de hoy, la Norma Mundial de Seguridad Alimentaria BRC (British Retail Consortium) y la Norma de Seguridad Alimentaria IFS (International Featured Standards).

En nuestro país estos esquemas eran desconocidos hasta que grandes cadenas de distribución han empezado a exigir esta certificación asegurándose que los proveedores que la obtienen garantizan que el producto suministrado o servicio prestado es legal, de calidad y seguro.

Por todo lo comentado, hemos querido centrar nuestra publicación de hoy en animar a los empresarios a adelantarse a los requerimientos que están por llegar de parte de sus clientes apostando por la seguridad alimentaria y consiguiendo posicionar su empresa dentro del sector.

Necesitas más información, desde nuestro Dpto. de Agroalimentario, estarán encantados de asesorarte en todo lo que necesites.

Imagen|Mconnors

El Sistema de Autocontrol

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

 

Por Enrique Padilla

En lo que se refiere a la seguridad alimentaria, el Sistema de Autocontrol se ha convertido en la herramienta más eficaz para asegura  la inocuidad y salubridad de los alimentos. El Sistema de Autocontrol compuesto de los Planes Generales de Higiene (PGH) y del Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos (APPCC) está basado en una, metodología que se ha impuesto, no solo por ser útil, científica y técnica sino por ser hoy en día una exigencia legal en el ámbito europeo y prácticamente una condición obligatoria en el comercio mundial de alimentos.

¿Qué permiten los Sistemas de Autocontrol?

La implantación de un Sistema de Autocontrol en las empresas alimentarias, se basa en la metodología APPCC, permitiendo la identificación, evaluación y el mantener bajo control los peligros que pueden afectar la inocuidad de los alimentos que las empresas producen o comercializan.

¿Cómo debe ser el Sistema de Autocontrol de las empresas alimentarias?

Deben ser específicos para cada empresa alimentaria, estar elaborados en equipo, con la participación de miembros de la empresa que conozcan en detalle el funcionamiento de la misma y el proceso productivo, deben de quedar documentados y estar permanentemente actualizados.

Deben de ser coherentes con el objetivo de adoptar medidas preventivas y mantener bajo control los peligros que pueden afectar a la salud de los consumidores.

Debe de ser realista, aplicado y puesto en práctica.

¿Quieres que diseños el Sistema de Autocontrol de tu Empresa? El equipo de INTEGRA, esta a tu disposición para asesorarte en todo lo relacionado con el diseño, implantación y puesta en práctica de tu Sistema de Autocontrol.

 

 

 

 

La norma IFS de Seguridad Alimentaria

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

ifs-norma-seguridad-alimentariaHace algunas semanas te hablábamos sobre la norma ISO 22000 de Sistema de Gestión de la Inocuidad de los Alimentos, que son un tipo de sistema de gestión sectorial que, entre otros aspectos, ayuda a mejorar el nivel de control de la inocuidad alimentaria en las empresas, dotando a las empresas que preparan, procesan, envasan, transportan o almacenan alimentos de las siguientes ventajas si apuestan por su implantación:

  • Aporta solución a todas las necesidades de la empresa, brindando garantía de seguridad a los productos fabricados.
  • Mejora el conocimiento de los diferentes requisitos legales de aplicación a los productos alimenticios.
  • Ideal para dar respuesta a situaciones que pueden comprometer la seguridad alimentaria de los productos y los procesos productivos.
  • Mejora la imagen de la empresa.

No obstante, desde un punto de vista internacional, existe entre otras, una norma internacional que también es de aplicación a la seguridad alimentaria, la norma IFS pero ¿Qué es la norma IFS?

Como es evidente, todas las empresas  deben garantizar la seguridad de su propia marca en aquellos productos que venden, por lo que la norma IFS ayuda a cumplir todos aquellos requisitos de seguridad alimentaria necesarios para ello, aportando una respuesta concreta a las expectativas de seguridad alimentaria de los clientes, mejorando la seguridad de los consumidores.

No en vano, se trata de una norma orientada a todas aquellas industrias que lleven a cabo procesamientos de productos.

Su desarrollo se basa en varios puntos importantes:

  • Las responsabilidades de mayoristas y distribuidores.
  • La demanda cada vez más creciente de los consumidores.
  • El aumento de las exigencias a nivel legal y la globalización de suministro de productos.

Básicamente es necesario tener en cuenta que la norma IFS es de aplicación para toda la cadena alimentaria.

¿Quieres que te ayudemos a comprobar la reducción de costes que puedes tener en tu organización implantando un Sistema de Gestión de la Seguridad Alimentaria basado en los requisitos de la norma IFS? Pídenos precio y descubre las ventajas que puede ofrecer a tu organización.

La ISO 22000 está en proceso de revisión

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

La norma ISO 22000 de Sistemas de Gestión de la Inocuidad de los Alimentos es una herramienta que permite evidenciar que las empresas que implantan un SistemaISO 22000 de Gestión basado en sus requisitos aseguran la seguridad de los productos y de los procesos que desarrollan.

Actualmente la norma ISO 22000 se encuentra en proceso de revisión con objeto de asegurar su adaptación a las necesidades actuales de las empresas del sector alimentario y su actualización conforme los nuevos requisitos legales de aplicación.

A día de hoy no conocemos al 100% los cambios que se van a producir en la nueva versión de la norma ISO 22000 pero si sabemos algunos de los aspectos que se trataron en la última reunión del Comité responsable de su revisión:

– La nueva versión de la ISO 22000 de Sistemas de Gestión de la Inocuidad de los Alimentos tendrá la nueva estructura de alto nivel de las normas ISO ya que esta otorga más facilidad a la hora de integrar diferentes sistemas de gestión.

– Establecerá el enfoque basado en el riesgo. Hasta ahora el concepto riesgo de la norma ISO 22000 se vinculaba a los riesgos operativos a través del APPCC (Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos) pero en la nueva versión también se deberán tener en cuenta los posibles riesgos relacionados con el negocio y las oportunidades vinculadas a los mismos.

Como bien sabemos la prevención, reducción y eliminación de riesgos relacionados con la inocuidad de los alimentos es fundamental para asegurar las condiciones de calidad, legalidad y seguridad en la cadena alimentaria por este motivo en la nueva versión de la ISO 22000 se deberán tener en cuenta todos y cada uno de ellos en cada una de las etapas que se desarrollen dentro de cada proceso de las organizaciones.

No deje de seguir nuestro blog para mantenerse informado de todas las actualizaciones normativas de aplicación a la seguridad alimentaria.

Imagen|Morguefile

Formación sobre Seguridad Alimentaria, Alergias e Intolerancias

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Integra ofrece la posibilidad de realizar cursos presenciales sobre Seguridad Alimentaria basados en las alergias e intolerancias a los alimentos. Estos cursos se desarrollan con objeto de conocer lo definido en el Reglamento 1169/2011 sobre información alimentaria facilitada al consumidor y poder cumplir con los requisitos de aplicación establecidos en el mismo.

Desde la aplicación de lo establecido en el Reglamento, la información alimentaria debe llegar a los consumidores de forma obligatoria y acompañar siempre a los alimentos que se comercializan.

Por todo esto en Integra impartimos cursos que tienen como objetivos:

AlérgenosEntender los aspectos necesarios para poder informar a los consumidores de los alimentos que son potencialmente alergénicos.

Conocer la legislación de aplicación en materia de alérgenos.

Emplear en el día a día las medidas necesarias para la prevención y el mantenimiento de los alimentos alérgenicos.

Lograr que los establecimientos cumplan con los requisitos legales de aplicación en materia de seguridad alimentaria.

Estos cursos se dirigen al personal de establecimientos dedicados a la alimentación (fijos o móviles), es decir, al personal de bares, restaurantes, caterings, pizzerías, etc. con objeto de que estos no se vean expuestos a las posibles sanciones existentes si se incumple lo establecido en el Reglamento 1169/2011 sobre información alimentaria facilitada al consumidor.

¿Esta interesado en formarse con nosotros? ¿Necesita que le hagamos un curso a medida para todo el personal de su empresa? Llámenos o escribanos, le asesoraremos sin ningún tipo de compromiso.

Imagen|Nacu

La cooperativa olivarera Nuestra Señora de la Virtudes obtiene las certificaciones BRC e IFS

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

La cooperativa olivarera de primer grado Nuestra Señora de las Virtudes ubicada en La Puebla de Cazalla (Sevilla) ha obtenido las certificaciones BRC (British Retail Consortium) e IFS (International Food Standard).

Las normas BRC e IFS son normas relacionadas con la seguridad alimentaria, reconocidas internacionalmente y con la implantación y certificación de un Sistema de Gestión de la Seguridad Alimentaria bajo sus requisitos las empresas evidencian el cumplimiento de los máximos estándares de calidad, seguridad y legalidad.

Ntra. Sra. de las Virtudes

Nuestra Señora de las Virtudes ya poseía las certificaciones ISO 9001 de Sistemas de Gestión de la Calidad y la ISO 14001 de Sistemas de Gestión del Medio Ambiente por tanto estás dos nuevas certificaciones se suman a las que ya poseían.

El alcance del Sistema de Gestión de la Seguridad Alimentaria implantado y certificado bajo los requisitos de las normas BRC e IFS comprende las secciones de almazara y envasado de aceite de oliva pero el objetivo de la cooperativa es ampliarlo para incluir la sección de aceituna de mesa.

Según declaraciones realizadas por D. Juan Carlos Lara, Presidente de la cooperativa Nuestra Señora de las Virtudes, hemos podido conocer que la internacionalización de los mercados, su globalización y la creciente preocupación en relación con la calidad y la seguridad les ha obligado a apostar por la implantación y certificación de un Sistema de Gestión de la Seguridad Alimentaria bajo los requisitos de las normas BRC e IFS ya que debido a la situación actual, solo las empresas que acreditan la excelencia en materia de seguridad alimentaria y calidad podrán hacerse un hueco en estos mercados.

¿Apuesta por la calidad y la seguridad alimentaria? ¿Le gustaría conocer los requisitos establecidos en las normas internacionales de seguridad alimentaria BRC e IFS? Contacte con Integra.

Imagen|www.nsvolives.net

 

AECOSAN ha lanzado la campaña “El etiquetado cuenta mucho”

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

AECOSAN (Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición) lanzo el pasado día 20 de julio la campaña “El etiquetado cuenta mucho” con objeto de dar a conocer las ventajas del actual etiquetado de los alimentos.

Reglamento 1169/2011El nuevo etiquetado de alimentos está regulado por la normativa europea de aplicación con objeto de que este ofrezca información mucho más clara, completa y útil a los consumidores y hace especial hincapié en la protección de las personas que sufren alergias o intolerancias alimentarias ya que ahora la información relacionada con los alérgenos que contienen los alimentos debe de indicarse con un tamaño mínimo de letra y con una tipografía que les diferencia del resto de ingredientes que componen los alimentos.

 

Las normas que se deben cumplir en relación con el etiquetado de alimentos se recoge en el Reglamento (UE) nº 1169/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo de 25 de octubre de 2011 sobre información alimentaria facilitada al consumidor, de aplicación desde el 13 de diciembre de 2014 a excepción de las indicaciones relacionadas con la información nutricional que serán aplicables a partir del 13 de diciembre del próximo año.

El objetivo del Reglamento (UE) nº 1169/2011 es el proteger la salud y garantizar el derecho a la información de los consumidores y es de aplicación a todos los alimentos destinados al consumidor final.

A continuación procedemos a detallar algunos de los principales cambios que ha sufrido el etiquetado de los alimentos:

– Mejora la legibilidad: la información obligatoria se indica con caracteres que tienen un tamaño de letra mínimo de 1,2 mm.

– La información obligatoria se indica en un lugar destacado, visible, legible y en su caso indeleble.

– Los ingredientes que causan alergias o intolerancias se destacan en la relación de ingredientes con un tamaño mínimo de letra y con una tipografía que los diferencie del resto de ingredientes.

– Los alimentos sin envasar también deben de contar con información de los ingredientes que contienen y pueden causar alergias o intolerancias.

– Se debe indicar el origen vegetal específico de los aceites y grasas vegetales.

– En la información nutricional obligatoria se incluye: valor energético, grasas, grasas saturadas, hidratos de carbono, azucares, proteínas y sal.

– Etc.

¿Quiere más información sobre los requisitos que debe cumplir el etiquetado de alimentos? Recuerde que los consultores de Integra, se encuentran a su disposición.

Imagen|Maena

 

Serunión obtiene la certificación de su Sistema de Gestión de la Inocuidad de los Alimentos para su cocina central de Vigo

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Serunión

A finales del pasado mes la empresa Serunión obtuvo la certificación del Sistema de Gestión de la Inocuidad de los Alimentos implantado y certificado bajo los requisitos de la norma ISO 22000 de Sistemas de Gestión de la Inocuidad de los Alimentos.

La obtención de esta certificación para Serunión supone el contar con el cuarto certificado de este tipo obtenido para una cocina central de la organización ya que las cocinas de Málaga, Sevilla y Lérida ya contaban con ella.

La implantación y certificación de un Sistema de Gestión de la Inocuidad de los Alimentos basado en los requisitos de la norma ISO 22000 evidencia que las organizaciones que apuestan por esta herramienta garantizan los máximos niveles de exigencia en el control de los procesos que desarrollan y garantiza la seguridad alimentaria.

Es importante el indicar que en la cocina central de Vigo se elaboran diariamente los menús que Serunión distribuye a colegios, escuelas infantiles, empresas y centros socio-sanitarios de Galicia.

Para lograr obtener la certificación del Sistema de Gestión de la Inocuidad de los Alimentos, Serunión ha involucrado al personal de la cocina, al equipo de Calidad y a los proveedores locales y regionales que forman parte del Programa de Apoyo a las Economías Locales que fomenta Serunión.

Con objeto de asegurar la correcta implantación del Sistema de Gestión de la Inocuidad de los Alimentos y el cumplimiento de los requisitos definidos en la norma ISO 22000 de Sistemas de Gestión de la Inocuidad de los Alimentos, Serunión se ha sometido durante los últimos meses a procesos de auditorías realizados por entidades independientes con objeto de verificar que los procesos desarrollados en la cocina central de Vigo desde la llegada y selección de las materias primas hasta la llegada de los productos al consumidor garantizan la seguridad alimentaria y que el Sistema de Autocontrol que incluye el APPCC es acorde a la actividad desarrollada en dichas instalaciones.

¿Le gustaría conocer los requisitos definidos en la norma ISO 22000 de Sistemas de Gestión de la Inocuidad de los Alimentos? Recuerde que los consultores de Integra se encuentran a su disposición, contacte con ellos.

Imagen|www.serunion.es