El método Kjeldahl

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

La International Dairy Federation (IDF) y la Internacional Organization for Standardization (ISO) han trabajado de forma conjunta para ampliar el alcance de la norma internacional utilizada mundialmente para medir el contenido de proteína de la leche de vaca por el sector lácteo.

El método utilizado para esta medición es conocido como el método Kjeldahl.

Con la ampliación del alcance de esta norma se ha logrado que el método Kjeldahl se pueda utilizar en leche que provenga de otras especies animales así como su utilización en los productos lácteos que son comercializados internacionalmente cumpliendo con los requisitos de las normas definidas por el Codex Alimentarius.

La norma que ha sido sometida a revisión es la norma ISO 8968-1:2014 (FIL 20-1:2014) y es la herramienta que ratifica el papel vital que asume el método Kjeldahl en la armonizacion del comercio y en el aseguramiento de la protección de los consumidores.

Método Kjeldahl

A través de la modificación del método Kjeldahl y de la validación científica del mismo se ha logrado que este pueda ser aplicado a una amplia gama de productos lácteos como son la leche bovina con contenido reducido en grasa, la leche de cabra entera, todas las leches procedentes de ovejas, el queso, la leche en polvo y los productos lácteos en polvo, incluyendo formulas infantiles a base de leche, el concentrado de proteína de leche, el suero de leche concentrado de proteína, caseína y caseinatos.

Con esta validación se darán mayores garantías a los consumidores ya que en el contenido de la etiqueta se aplicara la metodología definida a nivel mundial.

Es importante indicar que el impacto de los métodos analíticos FIL/ISO se basa en que muchos de ellos son referidos en los reglamentos nacionales y regionales de aplicación y más de 60 han sido asumidos por el Codex Alimentarius convirtiéndose en las referencias internacionales a utilizar para la realización de las pruebas de la leche y de los productos lácteos.

Por último es importante indicar que a continuación se va a proceder a la presentación de la revisión del método Kjeldahl para que esta sea aprobada por el Codex Alimentarius con el objetivo de que sea adoptado internacionalmente para lograr una mayor armonización de los análisis de proteínas realizados en todo el mundo para minimizar el riesgo de disputas comerciales que resultan de las diferencias que se obtienen en los resultados de las pruebas analíticas realizadas en la actualidad.

¿Quiere conocer con más detalle la nueva norma ISO 8968-1:2014 (FIL 20-1:2014)? Nos encontramos a su entera disposición para asesorarle sin ningún tipo de compromiso. Contacte con Integra.

Imagen|Imelenchon

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *