Comparte: Facebooktwitterlinkedin

Las dos palabras que mejor definen lo que aportan a una empresa las normas ISO son mejora continua. Ese es el objetivo fundamental de cualquier sistema de gestión que se considere eficaz, lograr la mejora continua de sus procesos y las normas ISO persiguen eso.

Pues bien, en función del tipo de norma que se implante y certifique, la empresa logrará prevenir la contaminación, proteger la salud y seguridad de los trabajadores, minimizar costos, reducir errores y favorecer el incremento de la productividad, así como también aumentar la satisfacción del cliente.  Además, disponer de un sistema de gestión certificado en alguna norma ISO ayudará a mejorar la posición de la empresa en el mercado, dar un mejor servicio o producto, diferenciarse de la competencia y demostrar innovación y liderazgo.

¿Qué son las normas ISO?

Las normas ISO son un conjunto de normas voluntarias cuya finalidad es la mejora continua de la gestión de una empresa en sus distintos ámbitos. Y, a pesar de ser voluntarias han ido ganando cada vez más reconocimiento gracias a la globalización, ya que dichas normas favorecen que los intercambios comerciales entre países sean cada vez más fáciles, transparentes y justos.

Según los informes ISO publicados en 2020, las empresas españolas figuran entre las diez primeras posiciones mundiales en las certificaciones consideradas más importantes, como calidad, gestión ambiental, seguridad alimentaria o gestión de la energía , entre otras.

Gráfica de crecimiento

¿Qué normas ISO se certifican más?

Las normas ISO más certificadas en España son:

  • ISO 9001. Es sin duda la norma de gestión de calidad más demandada por las empresas y la más extendida en el mundo. Una empresa que implanta un Sistema de Gestión de la Calidad obtiene grandes resultados en cuanto a mejora de procesos, ahorro de costes, posicionamiento… Las empresas españolas parecen tenerlo claro y España es el tercer país de Europa en número de empresas certificadas.
  • ISO 14001.Esta norma establece los requisitos para implantar un Sistema de Gestión Ambiental en una empresa que le permitirá gestionar el equilibrio entre la reducción del impacto ambiental y el mantenimiento del crecimiento económico.  Utiliza para ello una gestión más eficiente de los recursos y de sus procesos. Las empresas españolas están bastante concienciadas en este sentido y son conscientes de que hoy día no se puede trabajar sin tener en cuenta los aspectos ambientales asociados a los procesos.
  • ISO 50001. Su objetivo fundamental es buscar la eficiencia en la gestión energética, consiguiendo un equilibrio entre evitar el daño al medio ambiente, disminuir costes (con ahorros de hasta el 30%) y garantizar la calidad.
  • ISO 27001.  Aquellas empresas que se certifican en ISO 27001 pueden demostrar a sus clientes que gestiona adecuadamente la seguridad de la información que maneja. Además demostrará que cumple con la normativa vigente y que está disminuyendo los riesgos de fraude, y de pérdida o filtración de información.
  • ISO 22000.Esta norma establece los requisitos para implantar y desarrollar un sistema de gestión de seguridad alimentaria que sea eficaz a lo largo de toda la cadena alimentaria y que asegure la inocuidad de los alimentos. Es una norma que día a día va cobrando más importancia pero que cuenta con la competencia de otros estándares normativos.
  • ISO 45001.Su objetivo es lograr que la empresa gestione la seguridad y salud en el trabajo yendo un paso por delante del mero cumplimiento de la legislación aplicable. Se consigue con ello un valor añadido, demostrando un claro compromiso con la prevención y la seguridad de sus trabajadores, y mejorando la imagen de cara a la sociedad. Implantar esta norma permitirá a la empresa minimizar al máximo los riesgos laborales, reduciendo el número de accidentes y los problemas de salud laboral, lo que a su vez se traducirá en una mayor productividad.

¿Qué beneficios aportan?

Los beneficios que aportar las certificaciones ISO son diversos y algunos de ellos marcados por el ámbito de aplicación, pero de manera general podemos esperar que:

  • Aporte una mayor eficacia de los procesos.
  • Convierta la mejora continua en objetivo fundamental de la empresa.
  • Permita reducir costos, conseguir más rentabilidad y aumentar los niveles de productividad.
  • Contribuya a aumentar la satisfacción de los clientes y del resto de partes interesadas.
  • Aporte ventaja competitiva en el sector.
  • Abra puertas a nuevos mercados.

Si ya tienes claro que norma necesita implantar tu empresa o necesitas más información para decidirte no dudes en contactar con nosotros ,pues disponemos de una amplia experiencia en todas ellas.

Imagen: vectorjuice