Lidl logra la certificación “Residuo Cero”

Comparte: Facebooktwitterlinkedin

Lidl ha obtenido la primera certificación “Residuo Cero” en nuestro país gracias a la gestión post-venta que realiza de sus productos de bazar.

Las promociones de productos de bazar se renuevan de forma semanal en todas las tiendas que la compañía posee en nuestro país y conllevan la concentración de aproximadamente un centenar de referencias distintas en cada una de ellas que son comercializadas en grupo en torno a diferentes temáticas.

Residuo Cero

Lidl anualmente gestiona miles de productos no alimentarios y la gestión post-venta del surtido de productos de bazar se convierte en un proceso complejo que incluye la devolución de las unidades que no se comercializan, la gestión de las garantías, la disponibilidad de piezas de reposición para reparaciones, etc.

A través de la puesta en marcha de un proyecto para la mejora del Sistema de Gestión post-venta de los artículos de bazar, Lidl ha logrado reducir a 0 los residuos que se enviaban a vertedero una vez finalizada la época promocional.

La certificación “Residuo Cero” otorgada por AENOR evidencia que Lidl gestiona eficazmente los productos de bazar (residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), plásticos y textil), que son distribuidos de forma correcta en los establecimientos de nuestro país y que si no se comercializan se recogen, clasifican y recuperan de manera eficiente y centralizada en una de sus plataformas logísticas, lugar donde se procesan para ser donados, reutilizados, reciclados y valorizados conllevando que estos se incluyan nuevamente en el sistema como nuevos recursos o materias primas y evitando que sean llevados a vertedero.

Algunas de las ventajas de la certificación “Residuo Cero” son:

– La contribución en el ahorro de materias primas

– La sostenibilidad económica

– La conservación de recursos naturales y de los ecosistemas

– El cuidado del Medio Ambiente

Para finalizar nuestra publicación de hoy debemos señalar que la gestión de los residuos es uno de los desafíos ambientales más complicados a los que se enfrentan las sociedades modernas debido a que su incremento a nivel global es continuo, por este motivo valorizarlos de forma correcta para que sean transformados en recursos que fomenten el desarrollo sostenible, es fundamental.

¿Le gustaría conocer los pases a seguir para obtener la certificación “Residuo Cero”? Comente esta publicación y nuestros consultores se pondrán en contacto con usted.

Imagen|Lidl