Las aceiteras, ven próximo su final

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

A partir de enero de 2014, las aceiteras siempre emparejadas con las correspondientes vinagreras, se convertirán en objeto de colección ya que no se podrán encontrar en las barras de los bares, ni en las mesas de los restaurantes españoles.

 

La prohibición del uso de estos recipientes, viene impuesta por Bruselas ya que es la Unión Europea quien ha estipulado la erradicación en el uso de estos artículos que contienen aceite en lugares públicos, encontrándose esta medida recogida dentro del Plan de Lucha contra el fraude en el aceite de oliva, proyecto respaldado formalmente por nuestro país.

Los motivos dados para prohibir la utilización de las aceiteras, son muy similares a los planteados para la eliminación de las botellas de bebidas alcohólicas de alta graduación rellenables, ya que las aceiteras son rellenables con cualquier tipo de aceite y el consumidor desconoce que está consumiendo, ni tan siquiera sabe si el aceite es realmente de oliva.

Por lo indicado anteriormente, a partir del del mes de enero de 2014, se permitirá la utilización de envases de aceite monodósis y la degustación de aceite desde botellas, incluyendo las de pequeño tamaño siempre y cuando sean irrellenables.

Queremos dejar constancia de que la Unión Europea va a poner en funcionamiento un Plan de Acción del Olivar, en el que se van a incluir numerosas y variadas iniciativas propuestas por el Comité Copa-Cogeca (productores y cooperativas representantes de los países que componen la Comisión Europea) ya que esta solicitando la aplicación de dichas iniciativas para poder preservar la buena calidad de los aceites de oliva, asegurando que no se produzcan engaños ante el consumidor, se refuerce la investigación científica para la detección de “prácticas ilegales” y se prohíba la mezcla de aceites vegetales, mientras no se disponga de análisis que tengan total rigor científico y que determinen la cantidad y todos los tipos de aceites que componen la mezcla.

Cabe mencionar que la Federación de Cooperativas Agroalimentarias, incluyendo su sección financiera, se ha mostrado a favor de la medida de eliminación de las aceiteras y deja constancia de que con ella, se va a evitar que los consumidores confundan la calidad de algunos aceites con otros de gama superior.

A la misma vez queremos dejar constancia de que para las pequeñas cooperativas aceiteras, la medida no les ha parecido bien ya que el envasado en monodósis les supondrá un gasto extra para poder seguir comercializando en el Canal Horeca mientras que a las grandes marcas no les va a suponer ningún inconveniente.

Recuerde a partir de enero de 2014, la vinagrera ya no tendrá a su compañera.

¿Necesita más información acerca de esta prohibición? En INTEGRA, nos encontramos a su entera disposición.

Imagen|Danielito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *