CERTIFICACIÓN GLOBALGAP PARA PRODUCTOS AGRÍCOLAS

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Globalgap antiguamente conocido como Euregap es un organismo privado que establece normas voluntarias  por las que se pueden certificar productos agrícolas en cualquier parte del mundo. Desde 2007 se denomina GLOBALG.A.P. para reflejar su alcance global e internacional.

El Certificado GLOBALG.A.P., conocido como Norma para el Aseguramiento Integrado de Fincas (IFA), cubre las Buenas Prácticas Agrícolas aplicable a diferentes productos y que abarca la producción agraria, la acuicultura, la pecuaria y la horti-fruticultura. 

En la actualidad el certificado Globalgap es una evidencia ante los consumidores y distribuidores de que los alimentos son seguros y de calidad y han sido elaborados basándose en criterios de sostenibilidad, seguridad e higiene de los trabajadores que los manipulan garantizando el respeto al medio ambiente y a los animales.

Es la norma internacional con mayor reconocimiento para la producción agropecuaria, y se ha convertido en un requisito necesario para aquellos agricultores y ganaderos que aspiren a comercializar sus productos en grandes cadenas de distribución, tanto españolas como europeas o mundiales.

La normativa GLOBAL GAP de Aseguramiento Integrado de Fincas se certifica a nivel de explotación, y cubre todo el proceso de producción del producto certificado, es decir, desde el momento en que se planta, analizando incluso la procedencia de las semillas y estableciendo controles para las mismas.

Este certificado es una útil herramienta para fomentar la relación entre empresas, pero no es visible directamente para el consumidor final.

¿Quién puede certificarse?

Existen dos opciones para optar a la certificación Gobalgap:

  • GLOBALGAP para Agricultor-exportador, que se aplica a productores individuales, es decir, el que siembra, cultiva, cosecha y comercializa su producto. En este caso el certificado se emitirá a su nombre y para lograrlo deberá demostrar que lleva un control adecuado en todas las etapas.
  • GLOBALGAP para las asociaciones de productores o cooperativas, que además de con los requisitos exigidos para cada productor, para certificarse necesitará desarrollar un sistema de gestión de calidad para la asociación o cooperativa. En este caso, el grupo de productores debe estar constituido como una entidad legal y el certificado irá a nombre de dicha entidad y en el anexo adjunto se incluyen todos los productores bajo el alcance del certificado.

¿Qué requisitos necesito cumplir como productor individual para obtener el certificado?

La Norma IFA GLOBALG.A.P. V5 se estructura en un sistema de módulos que permite a los productores certificarse para varios sub-ámbitos en una sola auditoría. Es necesario cumplir una serie de Puntos de Control y Criterios de Cumplimiento (PCCC), que aparecen divididos en varios módulos, que a su vez cubren distintas áreas o niveles de actividad durante la producción. Los Puntos de Control y Criterios de Cumplimiento (PCCC) también se estructuran en módulos, y están conformados por:

  • El Módulo Base para Todo Tipo de Explotación Agropecuaria: es la base de todas las normas y establece los requisitos que los productores deben cumplir primero para obtener la certificación.
  • El Módulo del Ámbito: Establece criterios para distintos sectores de la producción alimentaria e incluye tres ámbitos, cultivos, animales y acuicultura.
  • El Módulo del Sub-Ámbito: en el que se establecerán los requisitos para un producto específico o un aspecto diferente de la producción de alimentos y la cadena de suministro.

Los aspectos que se incluyen en el Módulo base son:

– Inspección interna: mantenimiento de registros y autoevaluación.
– Historial y manejo de la explotación.
– Salud, seguridad y bienestar del trabajador.
– Gestión de residuos y agentes contaminantes, reciclaje y reutilización.
– Medio ambiente.
– Reclamaciones.
– Trazabilidad.

¿Está interesado en certificar su producto por Globalgap? Nuestros expertos en agroalimentario, estarán encantados de asesorarle, llámenos.

Imagen: BalashMirzabey