LA CULTURA DE SEGURIDAD ALIMENTARIA EN TU EMPRESA

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

La Cultura de seguridad alimentaria está cobrando mucha importancia en los últimos tiempos, y para poder definir el concepto y entenderlo debemos comenzar por definir el término de cultura empresarial. Podríamos decir que la cultura empresarial es como la psicología de una empresa, el conjunto de actitudes, experiencias, creencias y valores que aportan a la empresa cada uno de sus integrantes.

Pues bien, en una época en la que la cultura empresarial y la responsabilidad social corporativa están al orden del día, hay un concepto que se está abriendo paso con fuerza en el sector alimentario, y ese concepto no es otro que el de Cultura de la seguridad alimentaria.  Debemos entender la Cultura de la seguridad alimentaria como el conjunto de actitudes, creencias y formas de actuar que lograrán que la estrategia de la empresa vaya encaminada hacia la mejora continua de la calidad y la seguridad alimentaria, garantizando en todo momento un producto seguro para el consumidor.

The Global Food Safety Initiative (GFSI, organismo internacional que engloba las principales normas de seguridad alimentaria, como BRC, IFS, FSSC) ha venido promoviendo desde hace años la cultura de seguridad de producto en la industria alimentaria con el fin último de garantizar la calidad y seguridad del producto. Esto ha hecho que el concepto de cultura de seguridad alimentaria esté apareciendo tanto en la legislación europea como en las principales normas certificables de seguridad alimentaria, como IFS Food y BRC. Las últimas versiones de estas normas introducen como uno de los criterios a cumplir el de implementar una verdadera cultura de seguridad.

Y ¿cómo implantar dicha cultura en tu empresa?

Para lograr una verdadera cultura de seguridad alimentaria arraigada en la empresa habrá que comenzar por trabajar la conciencia individual de todos los trabajadores, ofreciéndoles conocimiento acerca del producto que fabrican o comercializan, llegando incluso a integrar la ciencia que rodea al producto y su uso en la sociedad.

La dirección que logre fomentar en su empresa la cultura de seguridad alimentaria estará ayudando a su negocio y a sus empleados a prevenir y detectar desviaciones en cualquier proceso que afecte a la seguridad, la calidad y la legalidad de sus productos. Y cuando eso se consigue, los empleados se vuelven instintivamente conscientes de lo que deben y no deben hacer para producir productos seguros y de calidad. Esto se consigue siguiendo algunas pautas, como:

  • Manifestar el compromiso con la cultura de seguridad alimentaria.
  • Establecer objetivos claros y las metas para alcanzarlos.
  • Comunicar a todos los trabajadores la política de empresa y cualquier aspecto relacionado con la seguridad del producto.
  • Ofrecer una formación práctica y efectiva a los trabajadores.
  • Intercambiar información con los empleados, dándoles la confianza suficiente para aportar ideas y soluciones
  • Hacer partícipes a los trabajadores de la cultura de seguridad

Una cultura de seguridad alimentaria se considerará bien implantada en la empresa cuando la seguridad y la salud de los consumidores son entendidas y aceptadas como una prioridad por toda la organización.

Si estás interesado en la implantación de las normas IFS o BRC y necesitas ayuda para lograr establecer la cultura de seguridad alimentaria en tu empresa, llámanos.