¿Qué cambios trae el nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos (RGPD)?

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

A partir del 25 de mayo será de aplicación el nuevo Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos y por el que se deroga la Directiva 95/46/CE (Reglamento General de Protección de Datos – RGPD)

Esto significa que la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos (LOPD) deja de estar vigente y habrá que esperar a que se apruebe la que será nueva Ley Orgánica de Protección de Datos 2018, actualmente en fase de proyecto.

Los cambios acaecidos en la sociedad a nivel global, con internet, las redes sociales, comercio online, Big data… han hecho necesaria una regulación, puesto que muchos de los cambios han afectado directamente a los derechos y libertades de las personas, haciendo que los datos personales se conviertan en un valor más de negocio y sin ofrecer garantía alguna sobre la confidencialidad ni sobre el correcto uso de estos.

El RGPD viene a reforzar los derechos de las personas físicas a través de:

  • mayor claridad e información cuando se recopilen datos,
  • pone fin de los consentimientos tácitos,
  • establece el derecho al olvido,
  • establece el derecho a la portabilidad de datos,
  • etc.

En cuanto al proceso de adaptación, éste va a depender del tipo de empresa y de los tipos de datos con los que trabaje (datos de riesgo, sensibles, financieros…).

Y a grandes rasgos ¿qué le va a exigir el RGPD a tu empresa?

  • Que la prevención sea el aspecto esencial,  puesto que ya no va a bastar con actuar cuando se haya producido una infracción sino que hay que evitar que ocurra.
  • Que tenga una Responsabilidad activa, es decir, que deberá poder demostrar y garantizar que se cumple con lo que establece el Reglamento.
  • Que establezca medidas basadas en los resultados del análisis del riesgo, actúen sobre aquellas actividades de tratamiento de datos que supongan un mayor riesgo para los derechos y libertades de las personas.

 

Imagen: Teravitia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *