PROTOCOLOS CERTIFICADOS FRENTE AL COVID 19

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Como ya comentamos en la entrada anterior, está cobrando una gran importancia la gestión que las empresas están haciendo de la seguridad y salud frente al coronavirus. Tanto los clientes como los propios trabajadores de una empresa necesitan sentirse seguros en ella, y para ello las empresas están elaborando protocolos de prevención frente al COVID 19, analizando cada puesto de trabajo, cada posible foco de contagio y estableciendo medidas para prevenirlo.

Pero hay algunos sectores en los que no basta con tener los protocolos, sino que es necesario la evidencia de la adecuada aplicación de buenas prácticas en la gestión del coronavirus para generar confianza en los trabajadores, clientes y consumidores y darles garantías de seguridad. Es por ello, que han surgido distintas certificaciones cuya finalidad es verificar la eficacia de los protocolos y evidenciar su funcionamiento.

Son varias las certificadoras que han lanzados estos certificados y hoy vamos a detenernos en dos de ellas:  

SGS: ha desarrollado un esquema de verificación de protocolos de prevención y control de infecciones cuyo proceso de auditoría consta de:

  • Revisión documental: consistente en la evaluación en remoto del protocolo que elabora la organización para determinar si cumple los requisitos mínimos para poder proseguir con la auditoría, que deben incluir una parte de limpieza y desinfección y otra de medidas de prevención.
  • Visita a las instalaciones: se realizan según un plan de muestreo y se comprueba que lo establecido en el protocolo se está cumpliendo y se puede

Si los resultados de la evaluación inicial son positivos, SGS emitirá un Certificado de cumplimiento de validez anual, que deberá mantenerse en el tiempo, para lo que la certificadora podrá realizar visitas periódicas no anunciadas.

AENOR: ha desarrollado una metodología basada en las recomendaciones de organismos nacionales e internacionales, y que incluyen requisitos de salud laboral, buenas prácticas de limpieza e higiene, medidas organizativas, medidas de protección o formación y de información y comunicación. Los protocolos que elaboren las empresas deben incluir tanto las recomendaciones sectoriales publicadas por entidades oficiales como las de carácter obligatorio que han emitido y siguen emitiendo las autoridades competentes. Su proceso de auditoría incluye:

  • Fase I: en la que se realiza una revisión documental del protocolo y que se lleva a cabo en remoto.
  • Fase II: auditoría presencial de certificación, comprobando in situ que la implantación de las medidas incluidas en el protocolo para prevenir el COVID 19 se realiza de manera eficaz y que es adecuado en función de las características de la organización.

 Y posteriormente, a partir de la fecha de la fase II de la auditoría y una vez concedido el certificado, AENOR realizará seguimientos trimestrales para comprobar que se sigue aplicando el protocolo de manera eficaz.

Si está interesado en alguna de estas certificaciones de protocolos frente al COVID 19  y necesita asesoramiento contacte con nosotros.