Formar Gratuitamente a los trabajadores, es posible

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Desde el año 1993, la formación y el reciclaje profesional de los trabajadores ocupados se viene regulando a través de los Acuerdos Nacionales de Formación Continua, suscritos entre las organizaciones empresariales y sindicales más representativas, y entre estas y el Gobierno.

Con la publicación, el día 31 de Julio (B.O.E. nº 182) de la Orden TAS 2307/2007 de 27 de Julio, por la que se regula la financiación de las acciones de formación continua en las empresas, en desarrollo del Real decreto 395/2007 de 23 de Marzo, por el que se regula el Subsistema de Formación Profesional Continua, se pone en marcha el nuevo modelo de Formación Continua.

La Formación Continua tiene como finalidad proporcionar a los trabajadores ocupados la formación que puedan necesitar a lo largo de su vida laboral, con el fin de que obtengan los conocimientos y practicas más adecuados a los requerimientos que en cada momento precisen las empresas, y permita compatibilizar su mayor competitividad con la mejora de la capacitación profesional y promoción individual del trabajador.

El método de financiación ha mejorado respecto a sistemas anteriores, permitiendo planificar mejor los presupuestos, así como en la ejecución de las cotizaciones aportadas por su empresa en concepto de formación profesional. Por este método, las empresas que cotizan por la contingencia de formación profesional, dispondrán de un crédito para el desarrollo de las acciones formativas, de forma que estas sean totalmente GRATUITAS.

¿CÓMO DESARROLLA INTEGRA ESTE TIPO DE ACCIONES FORMATIVAS?

El proceso de enseñanza se lleva a cabo siguiendo una metodología de estudio a distancia, presencial o tele-formación, lo que exige conocer las indicaciones prácticas necesarias para un mejor aprovechamiento del tiempo.

Nadie, hoy en día, pone en duda la efectividad de la formación abierta, por su carácter flexible, pudiéndose adaptar a las necesidades de cada trabajador a su tiempo ya su ritmo de aprendizaje.

Los cursos están orientados a la capacitación profesional para el trabajo y, hoy por hoy, la demanda de empleo pasa por una mayor cualificación de los trabajadores; el camino para conseguirlo es ofrecer una formación de calidad, adecuada a necesidades reales de los trabajadores.

Por esta razón, una preocupación central a la hora de abordar cualquier programa es que esté basado en necesidades reales de formación. Cada especialidad formativa que se desarrolla esta enmarcada dentro del mercado de trabajo, el cual presenta características y problemáticas diferenciales que vienen determinada por la situación sectorial, por la realidad laboral y por las funciones desempeñadas en el ámbito más concreto de la empresa.

El catalogo de nuestros cursos está adaptado a las características del puesto de trabajo de los alumnos que van a recibir la formación.

Los materiales que utilizara son didácticos ya que cuentan con:

–          Objetivos generales y específicos claramente formulados.

–          Sistemas de evaluación de aprendizaje integrados en la actividad diaria.

–          Ejemplos y consejos prácticos que conecten la actividad con la realidad.

–          Adaptados a la manera peculiar de aprender de los adultos.

 

Quiere conocer nuestro catalogo de cursos bonificados para este año 2012, no lo dudes, nuestros expertos están encantados de atenderle.

Imagen|Imelenchon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *