REDUCE LOS ACCIDENTES DE TRÁFICO LABORALES CON ISO 39001

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Los accidentes de tráfico en horario laboral aumentan cada año, tal y como reflejaban los datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. En el año 2018 fallecieron 249 trabajadores debido a un accidente de tráfico laboral y de esto 136 se produjeron in itinere, es decir en el trayecto de casa al trabajo o del trabajo a casa y los 113 restantes durante la jornada de trabajo.

Son datos bastante contundentes, y si a ellos añadimos que el 38% de las muertes ocasionadas por accidente laboral son debidas a accidentes de tráfico, se evidencia la necesidad de que las empresas tomen medidas para fomentar la seguridad vial entre sus trabajadores.

La norma ISO 39001 puede ayudar a las empresas a lograr el objetivo de reducción los accidentes de tráfico laborales implantando un Sistema de Gestión de la Seguridad Vial.

¿Qué es la norma ISO 39001?

La ISO 39001 es una norma internacional elaborada por la Organización Internacional para la Estandarización (ISO) y que establece los que especifica los requisitos para implantar un Sistema de Gestión de seguridad Vial (SV) para que las organizaciones cuya actividad está relacionada con el sistema vial reduzcan el número de accidentes y evite las consecuencias de los mismo.

La norma se basa en los cuatro factores que determinan el contexto en Seguridad vial y que son: el factor humano, el factor vehículo, el factor vía y los aspectos organizativos.

El objetivo principal de un Sistema de Gestión de e la seguridad vial será conciencia y formar a los trabajadores para mejorar su manera de conducir, sus prácticas al volante, aumentando así la seguridad de la movilidad y minimizando el riesgo de sufrir un accidente de tráfico. Además, la empresa tendrá que identificar todas las amenazas viales a las que los trabajadores estarán expuestos para tomar medidas que minimicen los riesgos.

¿Cómo se estructura la norma?

La norma ISO 39001 sigue la misma estructura otros estándares más conocidos como ISO 9001, ISO 14001 o ISO 45001, lo que la hace fácilmente integrable con cualquiera de ellas.

Esta estructura, conocida como de alto nivel, se divide en:

  • Objeto y campo de aplicación: donde se especifica el uso previsto, así como su finalidad y el modo en que se aplicará.
  • Referencias normativas: aunque la ISO 39001 no necesita de otras normas para su interpretación.
  • Términos y definiciones: donde suele aparecer la terminología específica que aparecerá en el estándar.
  • Contexto de la organización: incluye desde la determinación del alcance, hasta la necesidad de analizar los factores externos e internos que pueden determinar el contexto de la organización, y la identificación de las necesidades y expectativas de las partes interesadas.
  • Liderazgo: este apartado común a todas las normas tiene como finalidad la implicación directa de la dirección a través de la definición de la política, liderar el proceso de implantación del Sistema y su posterior mantenimiento, así como lograr la implicación y el compromiso de todo el personal.
  • Planificación: se establece la necesidad de que la empresa identifique y determine sus riesgos y oportunidades y planifique medidas de control para los primeros y de consecución para los segundos.  
  • Soporte: en este apartado se incluye lo relacionado con los recursos tanto humanos como técnicos necesarios para buen funcionamiento del sistema de gestión, así como los procesos soportes en los que se apoya, como el de información documentada, comunicación…
  • Operación: este apartado se centra en el control operacional necesario para lograr esa adecuada gestión de la seguridad vial, así como la preparación de la empresa ante las posibles situaciones de emergencia.
  • Evaluación del desempeño: en este apartado se incluye la investigación de incidentes y accidentes de tráfico, seguimiento de procesos mediante indicadores y la necesidad de realizar auditorías internas.
  •  Mejora: incluye la gestión de no conformidades y la mejora continua del sistema de Gestión de la Seguridad Vial.

En definitiva, una empresa que se certifica un Sistema de Gestión de la Seguridad Vial conforme a la ISO 39001 logrará comportamientos más seguros entre sus trabajadores, logrando minimizar los riesgos de accidente de circulación e incluso salvar vidas y generando un impacto positivo no solo en la empresa sino también en la sociedad.  Si está interesado en la implantación de dicha norma contacte con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *