COVID 19 Y GESTIÓN DE RIESGOS EN LA EMPRESA

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

La situación que estamos viviendo provocada por el COVID 19 ha resultado ser todo un desafío para las empresas debido a su fuerte impacto y hace que nos planteemos la importancia de la gestión del riesgo empresarial.

El análisis de riesgos forma parte de la gestión de toda empresa, pero la situación vivida con el COVID 19 ha puesto de manifiesto que las organizaciones no contemplan en dichos análisis los riesgos de tipo disruptivo, esos capaces de emerger de forma abrupta y generar un gran cambio. Esto ha hecho que la mayoría de los empresarios hayan tenido que improvisar medidas encaminadas a minimizar los daños.

Lo que parece claro, es que, la situación de pandemia vivida ha marcado un antes y un después en nuestras vidas y en nuestras empresas, y lo vivido nos hará tener previsto un plan de control para los posibles riesgos que puedan ocurrir de tipo disruptivo.

¿Cómo puede una empresa prepararse ante estos riesgos?

Existen distintas normas de gestión cuyo objetivo es precisamente facilitar a las empresas las herramientas necesarias para gestionar todo tipo de riesgos y para dar continuidad a su negocio, como pueden ser ISO  22301:2015 o ISO 31000:2018.

ISO 22301 por ejemplo, es un estándar cuyo objetivo es que las empresas estén preparadas ante la aparición de cualquier tipo de acontecimiento a través de la implantación de mecanismos que aseguran la continuidad de los procesos claves, la protección del servicio a los clientes y la imagen. Para ello tiene en cuenta los riesgos a los que se exponen las empresas y sus procesos y las consecuencias que estos provocarían en caso de materializarse, e incluye en los análisis de riesgos aquellos acontecimientos que no se prevén, como pueden ser los provocados por fenómenos meteorológicos adversos o en este caso un riesgo biológico, como el COVID 19.  Esta norma proporcionará a la empresa la capacidad estratégica y táctica para planificar y actuar ante incidentes o interrupciones que afectan a su actividad, de modo que pueda asegurar la continuidad de sus actividades a un nivel aceptable, es decir con objeto de asegurar la “Continuidad del Negocio”.

Por otro lado, tenemos la norma ISO 31000:2018 que proporciona a las empresas, los principios, el marco y el proceso necesario para gestionar cualquier tipo de riesgo de forma transparente, sistemática y fiable. Permitirá a la empresa minimizar de forma anticipada los posibles problemas que puedan producirse y dar respuesta con eficacia y seguridad a los peligros actuales a los que se enfrentan las organizaciones y empresas en su día a día, como pueden ser los riesgos ante un agente biológico.

¿Qué Beneficios pueden aportar estas normas?

Estas normas aportarán a la empresa distintos beneficios como pueden ser:

  • Determinar los riesgos más relevantes, tanto actuales como futuros.
  • Establecer estrategias que mejorarán la toma de decisiones y la planificación
  • Mejora la continuidad del negocio en momentos de crisis
  • Minimiza al máximo las posibles consecuencias de los riesgos mediante planes de antelación, siendo proactivo.
  • Mejora la gestión integral de la empresa
  • Mejora la imagen de la empresa
  • Utilizar un enfoque proactivo para minimizar el impacto de los incidentes
  • Mejorar el tiempo de recuperación tras la materialización de algún riesgo.

.Si desea información acerca de alguna de estas normas o cualquier esquema de certificación específico de gestión de riesgos no dude en contactar con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *