ISO 22716: Guía de Buenas Prácticas para la fabricación de productos cosméticos

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

A finales del año 2007, se publicó la norma UNE-EN ISO 22716: Guía de Buenas Prácticas para la fabricación de productos cosméticos.

La norma ISO 22716, define las líneas madre de la fabricación de los productos cosméticos conforme los fundamentos del Reglamento CE 1223/2009 de “Buenas Prácticas de Fabricación de Productos Cosméticos” (BPPC).

El Reglamento CE 1223/2009 define la calidad de la fabricación, el almacenamiento, la conservación y la expedición de productos cosméticos, con el fin de eliminar y prevenir los fallos en estos procesos y garantizar a través de la calidad que la utilización de los productos cosméticos es segura para los consumidores.

La ISO 22716, es específica para todas las empresas que intervengan en alguna de las fases quese llevan a cabo para la fabricación de productos cosméticos.

Beneficios de la implantación de un sistema de gestión basado en la norma ISO 22716:–          Integrar dentro de la organización los requisitos que garantizan la calidad del proceso y del producto y los requisitos de Buenas Prácticas de Fabricación o Manufactura con otra normativa sobre calidad, como la detallada en los requisitos de la norma ISO 9001 de Sistemas de Gestión de la Calidad 

–          Fomentar el cumplimiento de la normativa adoptada por los reguladores en todo el mundo

–          Dota a la organización de una base solida que garantiza el cumplimiento de la calidad y seguridad en la cadena de distribución de los productos cosméticos

–          Controlar y reducir la peligrosidad de los productos cosméticos y promueve la mejora continua a lo largo de toda la cadena de distribución

–          Etc.

Por último queremos dejar constancia de que la norma ISO 22716,  es reconocida internacionalmente.

¿Estás interesado en obtener la certificación bajo la norma ISO 22716? ¿Forma tu empresa parte de la cadena de distribución de los productos cosméticos?. Contacta con nuestros técnicos, estarán encantados de asesorarte.
Imagen|Trostles?

 

Desde el 11 de julio de 2013, los fabricantes de productos cosméticos deberán cumplir con requisitos de buenas prácticas (GMP)

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Con la modificación de la Directiva Europea 76/768/CEE el pasado 9 de marzo de 2009, es obligatorio para todos los fabricantes de productos cosméticos, el garantizar el cumplimiento de unos requisitos de buenas prácticas. Dicha obligatoriedad será aplicable a partir del 11 de julio de 2013.

Los fabricantes de productos cosméticos que se van a ver afectados por la obligatoriedad de garantizar el cumplimiento de los requisitos de buenas prácticas son aquellos que fabriquen cremas, emulsiones, lociones, geles, aceites para la piel, mascaras faciales, bases tintadas, polvos de maquillaje, polvos para después del baño, polvos higiénicas, perfumes, desodorantes, productos del cuidado del cabello, etc.

Con la aprobación y entrada en vigor del Reglamento del Parlamento Europeo (CE) 1223/2009, de 30 de noviembre de 2009, sobre productos cosméticos publicado en el Diario Oficial del 22 de diciembre de 2009 se derogo la Directiva 76/768/CEE.

Objetivos del Reglamento del Parlamento Europeo (CE) 1223/2009, de 30 de noviembre de 2009, sobre productos cosméticos:

–          Mayor seguridad jurídica ya que se ha corregido la inseguridad jurídica detectada al contar con 55 directivas diferentes de la misma materia y se ha conseguido poner remedio a las incoherencias observadas a través del establecimiento de un conjunto de definiciones y medidas de desarrollos con el fin de evitar diferencias en la transposición nacional ya que la Comisión Europea modifico la forma jurídica del acto pasando a ser Reglamento (aplicación directa) en lugar de Directiva.

–          Aumentar la seguridad del producto: En el nuevo Reglamento se recogen requisitos claros para evaluar la seguridad de los productos, en la anterior Directiva no se recogía dicha cuestión.

–          Reducir costes administrativos: El nuevo Reglamento reduce los trámites, clarifica los requisitos mínimos de seguridad a cumplir y simplifica los requisitos de notificación facilitando el comercio transfronterizo con la aplicación uniforme en la UE logrando reducir costes, beneficiar al consumidor y garantizar la seguridad del producto.

¿Es fabricante de cosméticos y quiere estar seguro de que cumple con el Reglamento del Parlamento Europeo (CE) 1223/2009, de 30 de noviembre de 2009, sobre productos cosméticos? Nuestros consultores, le asesoraran para evitar que incumpla con la nueva normativa comunitaria.

Imagen|Ronnieb