La Seguridad Alimentaria en Andalucía

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Seguridad AlimentariaDesde hace algunos años el sector agroalimentario de nuestro país está sufriendo un incremento en relación con las exportaciones, aspecto que esta haciendo que el sector hortofrutícola, el sector cárnico, el de los productos de mar, el del aceite de oliva y el vino ocupen un porcentaje elevado en el numero total de las exportaciones que realizamos año tras año.

A pesar de que la UE es nuestro principal socio comercial, los últimos datos económicos analizados evidencian nuevas demandas en mercados emergentes siendo esta cuestión algo que nos está permitiendo la diversificación, la mejora de la competitividad y el crecimiento.

Por todo lo indicado, Integra está desarrollando proyectos para diferentes industrias del sector agroalimentario con el objetivo de que estas puedan exportar sus productos garantizando la seguridad alimentaria de los mismos.

Entre las herramientas más demandadas por las industrias agroalimentarias podemos destacar:

– Implantación o la mejora de los Sistemas de Autocontrol implantados en las empresas

Identificación de los posibles peligros que pueden aparecer en las industrias, el análisis de los riesgos asociados a los mismos y la detección de los posibles puntos de control o puntos de control críticos

Implantación de Sistemas de Gestión de la Seguridad Alimentaria bajo los requisitos de las normas BRC (British Retail Consortium) y/o IFS (International Food Standard)

– Etc.

Ya que con la implantación y el mantenimiento de algunas de las herramientas indicadas en el apartado anterior se dota a las empresas de un valor añadido a la hora de realizar transacciones comerciales, de un control más exhaustivo y eficiente de los riesgos asociados a la seguridad alimentaria y se garantiza la protección de los consumidores ya que estas herramientas potencian la confianza de los consumidores a la hora de adquirir productos alimentarios.

¿Quiere conocer con más detalle las herramientas que existen en la actualidad para el sector agroalimentario? Recuerda que nos encontramos a tu disposición, contacta con nosotros.

Imagen|Mikedota

Planes Generales de Higiene (PGH) también conocidos como Programas de Prerrequisitos

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Durante los últimos años, la sociedad ha tomado gran interés en todo aquello que está relacionado con la seguridad alimentaria pasando, los consumidores, a tomar un papel activo exigiéndoles a las industrias alimentarias que elaboren productos seguros. Esta exigencia ha sido recogida por organismos internacionales como el Codex Alimentarius y por la propia Administración Pública, la cual actualmente obliga a las empresas alimentarias a que se responsabilicen de la inocuidad de los alimentos que ponen en el mercado.

Para recoger dicha obligación, existe un amplio abanico normativo y estas normativas ponen de manifiesto la necesidad de que, para conseguir la inocuidad de los alimentos, las industrias alimentarias deben implantar correctas prácticas de higiene y disponer de un Plan de Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos (APPCC).

¿Que son los PLANES GENERALES DE HIGIENE O PROGRAMAS DE PRERREQUISITOS?

Son el  conjunto de programas y actividades preventivas básicas, a desarrollar en todas las empresas alimentarias para la consecución de la seguridad alimentaria, y entre los aspectos que recogen, se requiere de unos planes específicos siendo estos, la base para implantar cualquier sistema de calidad en una industria alimentaria y constituyen los elementos esenciales de un sistema de autocontrol.

¿Cuáles son los Planes Generales de Higiene (PGH) o Programas de Prerrequisitos?

  • Control del agua apta para el consumo humano
  • Limpieza y desinfección
  • Control de plagas: desinsectación y desratización
  • Mantenimiento de instalaciones, equipos y útiles
  • Mantenimiento de la cadena de frío
  • Trazabilidad de los productos
  • Formación de manipuladores de alimentos
  • Eliminación de subproductos animales y otros residuos y de aguas residuales
  • Especificaciones sobre suministros y certificación de proveedores

Cabe mencionar que podrán existir otros PGH o Programas de Prerrequisitos dependiendo de las características de la empresa y de la necesidad de ésta para garantizar la seguridad de los alimentos.

¿A que industrias alimentarias les aplica la obligatoriedad de disponer de PGH´s  o Programas de Prerrequisitos?

Todas las industrias alimentarias que NO estén recogidas dentro de los dos puntos que se indican a continuación deberán disponer de PLANES GENERALES DE HIGIENE O PROGRAMAS DE PREREQUISITOS:

  1. Establecimientos de  venta (minoristas), a  excepción de  carnicerías-salchicherías  y carnicerías-charcuterías.
  2. Establecimientos de Restauración, a excepción de Comedores escolares, de empresa o de  instituciones, y Hoteles o Establecimientos de  servicios de  comidas que tengan capacidad o sirvan que puedan dar más de 200 comidas/día

A las industrias que se detallan en los párrafos anteriores les aplicara la obligatoriedad de disponer de REQUISITOS SIMPLIFICADOS DE HIGIENE. 

¿Quieres cumplir con la legislación vigente en materia de seguridad alimentaria? ¿No dispones de los PLANES GENERALES DE HIGIENE O PROGRAMAS DE PRERREQUSITOS apartados a la actividad de tu negocio? Los expertos en seguridad alimentaria de INTEGRA, están encantados de atender a tus necesidades.

 

 

Garantiza la seguridad alimentaria cumpliendo con los requisitos de la norma BRC

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

La norma de seguridad alimentaria BRC (British Retail Consortium), es desarrollada por un grupo de distribuidores minoristas británicos y surgió a raíz de:

–          La necesidad de definir una norma uniforme en la que se asegurara que con su cumplimiento se garantizaba la calidad y seguridad alimentaria de los productos y procesos llevados a cabo por las industrias alimentarias

–          La demanda de los consumidores–          La responsabilidad que deben tener los distribuidores

–          El incremento de los requisitos legales

–          La globalización del suministro de productos

BRC, es una norma específica para las industrias alimentarias, siendo de aplicación a compañías fabricantes o envasadoras de productos alimentarios.

En la actualidad se encuentra vigente la versión 7 de la norma que fue publicada en enero de 2015. Cabe mencionar que la norma BRC ha sufrido distintas revisiones desde su aparición para poder ir adaptándola a los requisitos detectados por los miembros del British Retail Consortium y a los cambios legislativos que han ido produciéndose.

Los principales beneficios que se obtienen tras la implantación de un sistema de gestión de la seguridad alimentaria bajo los requisitos de la norma BRC en una empresa son:

–          Reducir el número de auditorías soportadas por las empresas alimentarias ya que la certificación bajo la norma BRC evita auditorias de terceras partes porque reconocen la certificación como propia

–          Evidenciar el cumplimiento de la legislación en materia de seguridad alimentaria

–          Diferenciarse de la competencia

–          Conciliar la seguridad alimentaria y el control de calidad

–          Garantizar el control de todas las fases del proceso

–          Reducir al mínimo los peligros de contaminación

–          Asegurar la inocuidad de los alimentos producidos y/o envasados

–          Acceder a nuevos mercados

Por este motivo y por la demanda que grandes distribuidores y empresas están llevando a cabo para evidenciar que los productos que venden son legales, seguros y de calidad, cada vez son más las empresas productoras o envasadoras de productos alimentarios que están implantado y certificación Sistemas de Gestión de la Seguridad Alimentaria conforme los requisitos de la Norma Mundial de Seguridad Alimentaria BRC.

¿Quieres conocer los principales requisitos que se deben cumplir para lograr la correcta implantación de los requisitos establecidos en la norma BRC? No lo dudes, contacta con los consultores de INTEGRA y estos podrán asesorarte.

Imagen|Kconnors

AENOR cuenta con una serie de normas para la detección de alérgenos en los alimentos

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

La Asociación Española de Normalización  y Certificación (AENOR) publico una serie de normas para la detección de la presencia de alérgenos e ingredientes alérgicos en los alimentos con el objetivo de que los fabricantes del sector conozcan los métodos cualitativos y  cuantitativos adecuados, definidos en las normas técnicas publicadas, para el análisis de la presencia de alérgenos en los productos destinados a alimentación, incrementando los controles existentes en la actualidad.

Entre los requisitos recogidos en las normas publicadas por AENOR cabe destacar los siguientes:

Alérgenos

–         En los alimentos envasados, deberá aparecer la información sobre alérgenos en la lista de ingredientes, destacada mediante una composición tipográfica que la diferencia claramente del resto de la lista de ingredientes

–          En ausencia de lista de ingredientes deberá incluirse la mención “contiene” acompañada de la sustancia o producto determinado.

–          Los alérgenos deberán ser indicados en los alimentos no envasados que lleguen al consumidor final

–          Etc.

Por último queremos dejar constancia de que con el cumplimiento de las normas publicadas por AENOR, los fabricantes se aseguran el cumplimiento de los requisitos indicados en el Reglamento Europeo de Etiquetado de Alimentos, Reglamento (CE) nº 1169/2011.

¿Quieres conocer los requisitos de las normas publicadas por AENOR para la detección de alérgenos? Consúltanos, estaremos encantados de informarte.

Imagen|Deegolden

¿Qué es un APPCC?

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

El APPCC es la herramienta que deben implantar todas las empresas que forman parte en alguno de los procesos de la cadena alimentaria para poder definir los peligros que pueden darse en cada uno de los procesos que desarrollan, evaluarlos y definir los sistemas necesarios para poder controlarlos centrándose en la implantación de medidas que puedan prevenir la aparición de esos peligros para poder garantizar la seguridad, legalidad y calidad de sus productos y procesos.

A la misma vez, el APPCC  agiliza a las autoridades competentes los procesos de inspección que deben llevar a cabo en las industrias alimentarias promoviendo la confianza conforme los productos y procesos de las empresas que los tienen implantados garantizan la inocuidad de los productos fabricados.

Objetivos del APPCC:

–          Aumento de la seguridad alimentaria y calidad de los productos destinados a alimentación.

–          Cumplir con la legislación vigente

–          Etc.…

Beneficios tras la implantación del APPCC

–          Controlar los posibles riesgos que se pueden dar en los procesos llevados a cabo por las empresas alimentarias

–          Prevenir la aparición de los posibles peligros

–          Etc.

Cabe mencionar que el APPCC puede ser certificado de forma independiente por una entidad de certificación acreditada para tal hecho y que es totalmente integrable en los Sistemas de Gestión de la Seguridad Alimentaria ya  que entre los requisitos que establecen las normas por las que se rigen los Sistemas de Gestión de la Seguridad Alimentaria se encuentra la necesidad de la definir, implantar y revisar mínimo de forma anual, el APPCC que estas deben tener implantado.

¿Pertenece tu empresa a la industria alimentaria? ¿Estáa interesado en conocer más información sobre el APPCC? Estaremos encantados de asesorarte.

Imagen|Kconnors

FSSC 22000. Food Safety System Certification

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

La Norma FSSC 22000 se encuentra dentro de las normas aprobadas por Global Food Safety Initiative (GFSI), al igual que lo están las normas BRC e IFS entre otras.

Cabe mencionar que la norma FSSC 22000, no es aplicable a toda la cadena alimentaria siendo las industrias que pueden apostar por la implantación de un sistema de gestión de la inocuidad de los alimentos bajo sus requisitos, las que se indican a continuación:

–          Industrias que procesen productos perecederos animales (productos cárnicos y derivados sin incluir el sacrificio y las actividades llevadas a cabo previas al mismo)

–          Industrias de productos avícolas y derivados

–          Industrias lácteas

–          Industrias de productos y derivados del pescado

–          Industrias que procesen productos perecederos vegetales (frutas y hortalizas frescas que se encuentren dentro de la cuarta gama)

–          Industrias de productos enlatados, productos de molinería

–          Industrias de aceites y grasas, agua mineral, bebidas analcoholicas y alcohólicas, azúcar, chocolate, condimentos y especies, productos secos y productos de aperitivo.

–          Industrias que procesen productos (bio) químicos para la industria alimentaria como ingredientes alimentarios (aditivos, vitaminas, biocultivos). En este caso quedan excluidas las industrias que procesen coadyuvantes tecnológicos.

–          Etc.

Por último queremos dejar constancia de que la norma FSSC 2200 es totalmente integrable con otros sistemas de gestión, como pueden ser: los sistemas de gestión de la calidad (ISO 9001) , los sistemas de gestión medioambientales (ISO 14001), etc. y que la auditoria de certificación bajo dicha norma puede llevarse a cabo de forma conjunta con auditorias de certificación de otras normas de seguridad alimentaria como son BRC, IFS, etc.

¿Pertenece tu empresa a alguna de las industrias que hemos indicado en el presente artículo y estas interesado en implantar un sistema de gestión de la inocuidad de los alimentos bajo los requisitos de la norma FSSC 22000? Contacta con nosotros, estaremos encantados de asesorarte.

Imagen|Max Straeten

Apueste por garantizar la seguridad de su producto

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

En la actualidad cada vez son más las grandes marcas de distribución que exigen a sus proveedores que los productos suministrados o los servicios prestados (p.e. transporte y distribución) estén certificados por alguna de las Normas de Seguridad Alimentaria que existen en la actualidad.

Al principio este requerimiento suena extraño y lo primero que hace pensar es que ya están exigiendo algo que solo sirve para invertir tiempo, dinero y recursos humanos pero nada más empezar con el proceso de implantación de la norma escogida, se empieza a ver como una herramienta efectiva para tener un mayor control sobre todos los procesos que pueden afectar a la legalidad, seguridad y calidad de los productos y servicios prestados así como una buena estrategia de venta para exportar a otros países o abrir nuevas líneas de negocio.

Actualmente las normas en materia de seguridad alimentaria más demandadas son las que están reconocidas por GFSI (Global Food Safety Initiative) destacando en nuestra entrada de hoy, la Norma Mundial de Seguridad Alimentaria BRC (British Retail Consortium) y la Norma de Seguridad Alimentaria IFS (International Featured Standards).

En nuestro país estos esquemas eran desconocidos hasta que grandes cadenas de distribución han empezado a exigir esta certificación asegurándose que los proveedores que la obtienen garantizan que el producto suministrado o servicio prestado es legal, de calidad y seguro.

Por todo lo comentado, hemos querido centrar nuestra publicación de hoy en animar a los empresarios a adelantarse a los requerimientos que están por llegar de parte de sus clientes apostando por la seguridad alimentaria y consiguiendo posicionar su empresa dentro del sector.

Necesitas más información, desde nuestro Dpto. de Agroalimentario, estarán encantados de asesorarte en todo lo que necesites.

Imagen|Mconnors

El Sistema de Autocontrol

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

 

Por Enrique Padilla

En lo que se refiere a la seguridad alimentaria, el Sistema de Autocontrol se ha convertido en la herramienta más eficaz para asegura  la inocuidad y salubridad de los alimentos. El Sistema de Autocontrol compuesto de los Planes Generales de Higiene (PGH) y del Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos (APPCC) está basado en una, metodología que se ha impuesto, no solo por ser útil, científica y técnica sino por ser hoy en día una exigencia legal en el ámbito europeo y prácticamente una condición obligatoria en el comercio mundial de alimentos.

¿Qué permiten los Sistemas de Autocontrol?

La implantación de un Sistema de Autocontrol en las empresas alimentarias, se basa en la metodología APPCC, permitiendo la identificación, evaluación y el mantener bajo control los peligros que pueden afectar la inocuidad de los alimentos que las empresas producen o comercializan.

¿Cómo debe ser el Sistema de Autocontrol de las empresas alimentarias?

Deben ser específicos para cada empresa alimentaria, estar elaborados en equipo, con la participación de miembros de la empresa que conozcan en detalle el funcionamiento de la misma y el proceso productivo, deben de quedar documentados y estar permanentemente actualizados.

Deben de ser coherentes con el objetivo de adoptar medidas preventivas y mantener bajo control los peligros que pueden afectar a la salud de los consumidores.

Debe de ser realista, aplicado y puesto en práctica.

¿Quieres que diseños el Sistema de Autocontrol de tu Empresa? El equipo de INTEGRA, esta a tu disposición para asesorarte en todo lo relacionado con el diseño, implantación y puesta en práctica de tu Sistema de Autocontrol.

 

 

 

 

La norma IFS de Seguridad Alimentaria

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

ifs-norma-seguridad-alimentariaHace algunas semanas te hablábamos sobre la norma ISO 22000 de Sistema de Gestión de la Inocuidad de los Alimentos, que son un tipo de sistema de gestión sectorial que, entre otros aspectos, ayuda a mejorar el nivel de control de la inocuidad alimentaria en las empresas, dotando a las empresas que preparan, procesan, envasan, transportan o almacenan alimentos de las siguientes ventajas si apuestan por su implantación:

  • Aporta solución a todas las necesidades de la empresa, brindando garantía de seguridad a los productos fabricados.
  • Mejora el conocimiento de los diferentes requisitos legales de aplicación a los productos alimenticios.
  • Ideal para dar respuesta a situaciones que pueden comprometer la seguridad alimentaria de los productos y los procesos productivos.
  • Mejora la imagen de la empresa.

No obstante, desde un punto de vista internacional, existe entre otras, una norma internacional que también es de aplicación a la seguridad alimentaria, la norma IFS pero ¿Qué es la norma IFS?

Como es evidente, todas las empresas  deben garantizar la seguridad de su propia marca en aquellos productos que venden, por lo que la norma IFS ayuda a cumplir todos aquellos requisitos de seguridad alimentaria necesarios para ello, aportando una respuesta concreta a las expectativas de seguridad alimentaria de los clientes, mejorando la seguridad de los consumidores.

No en vano, se trata de una norma orientada a todas aquellas industrias que lleven a cabo procesamientos de productos.

Su desarrollo se basa en varios puntos importantes:

  • Las responsabilidades de mayoristas y distribuidores.
  • La demanda cada vez más creciente de los consumidores.
  • El aumento de las exigencias a nivel legal y la globalización de suministro de productos.

Básicamente es necesario tener en cuenta que la norma IFS es de aplicación para toda la cadena alimentaria.

¿Quieres que te ayudemos a comprobar la reducción de costes que puedes tener en tu organización implantando un Sistema de Gestión de la Seguridad Alimentaria basado en los requisitos de la norma IFS? Pídenos precio y descubre las ventajas que puede ofrecer a tu organización.

Tipos de trazabilidad alimentaria

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

En nuestro artículo dedicado a qué es la trazabilidad alimentaria, te indicábamos que consiste en un conjunto de técnicas orientadas a evitar, o minimizar, los posibles peligros a los que los consumidores se ven expuestos ante el consumo de un determinado producto alimentario.

tipos-trazabilidad-alimentaria

Entre los principales objetivos de la  trazabilidad alimentaria nos encontramos con que es ideal para encontrar y seguir el rastro de los alimentos que se ponen a la venta en el mercado, para que en caso de detectar un posible peligro para la salud pública se identifique y se proceda rápidamente a su retirada.

Para ello, las empresas deben llevar a cabo un procedimiento eficaz, denominado plan de control de trazabilidad alimentaria, que se pondrá a disposición de las autoridades competentes en el momento en que éstas la soliciten.

Tipos de trazabilidad alimentaria

  • Trazabilidad interna: independientemente de si se producen nuevos o no, se realiza una trazabilidad de los productos en el interior de la empresa. Para ello, es fundamental el registro y conservación de la información sobre aquellos productos que van a ser incorporados al proceso, relacionar los productos con la información procedente del APPCC y que la empresa ha recibido con los procesos que éstos han seguido, y finalmente conocer a partir de qué productos se han fabricado/elaborado los productos finales.
  • Trazabilidad hacia atrás: con este tipo de trazabilidad se pretende descubrir cuáles son los productos que entran a la empresa y conocer quiénes son sus proveedores. Por tanto, es fundamental registrar datos como nombre del proveedor y origen del producto, información detallada sobre el mismo, número de lote del proveedor, resultados de controles higiénicos-sanitarios, tratamientos que se han aplicado a los productos e incidencias y medidas correctoras que se han aplicado. Para todo ello, es fundamental que el proveedor aporte documentos como la factura, resultados analíticos del producto, registros de información adicional (alimentación animal, tratamientos y vacunaciones y tratamientos fitosanitarios), documentos que acrediten su origen geográfico y el certificado de que el producto está libre de organismos genéticamente modificados (OGM).
  • Trazabilidad hacia adelante: consiste en la trazabilidad, como su propio nombre podría indicar, de aquellos productos ya preparados para su expedición. Para llevarla a cabo, es fundamental el registro y conservación no solo sobre los productos enviados, sino sobre quiénes son sus clientes. Por tanto, se deben registrar los datos del cliente, a dónde se envía el producto, información detallada sobre el mismo, fecha de envío y número de lote, resultados obtenidos tras los controles higiénicos/sanitarios que se llevan a cabo en el momento de su envío, e incidencias y medidas correctoras que se han aplicado.

Si necesitas un Plan de Control de Trazabilidad Alimentaria en INTEGRA contamos con más de 10 años de experiencia desarrollando tareas de asesoramiento en el sector agroalimentario. Llámanos al teléfono 958 130 378 o escríbenos a través de nuestro formulario de contacto y descubre más sobre cómo podemos ayudar a tu empresa.

Imagen | telepathicparanoia