Beneficios y ventajas de la norma ISO 50001

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

norma-iso-50001Por suerte cada vez tiende a ser mayor el número de empresas que, de alguna u otra forma, se preocupan por la conservación del medio ambiente e incluso por la propia lucha contra el cambio climático, lo que les aporta no solo ventajas relacionadas directamente con la concienciación, sino beneficios de cara a sus clientes, mejorando la imagen muy por encima de sus competidores más directos.

En este sentido destaca la norma ISO 50001 de Eficiencia Energética, un sistema de gestión sectorial que puede ser incluso implantada y compatible de forma integrada con otras normas de sistemas de gestión relacionadas.

A la pregunta de qué es la norma ISO 50001, se trata de una completísima herramienta utilizada por aquellas empresas y organizaciones que desean ser más eficientes en materia energética.

Por tanto, la implantación de la norma ISO 50001 aporta determinadas ventajas y beneficios a aquellas empresas que opten por ella.

Principales beneficios de la norma ISO 50001

No hay duda que uno de los principales beneficios de su implantación es que se trata de una norma que permite mejorar el rendimiento energético de la empresa.

Esto proporciona importantísimos beneficios económicos, evidentemente debido al ahorro que en cuestión de consumo energético se produce desde el mismo momento de su implantación.

Otra de las ventajas pasa porque tu empresa es reconocida externamente como una organización que contribuye ya no solo a la conservación del medio ambiente, sino que es una compañía que lucha contra el cambio climático.

Ventajas de la ISO 50001 en cuestión de eficiencia energética

Teniendo en cuenta que uno de sus principales objetivos es conseguir la propia eficiencia energética de la compañía, no hay duda que es importante saber el ahorro que se consigue tras su implantación.

Por ejemplo, las empresas del sector servicios que ya la han implantado con INTEGRA han conseguido un aumento de su eficiencia de un 7%, mientras que las pertenecientes al sector industrial, lo han hecho hasta en un 38%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *