CERTIFICADO «LIBRE» DE COVID 19

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

La situación que estamos viviendo provocada por el COVID 19 ha resultado ser todo un desafío para las empresas debido a su fuerte impacto y hace que nos planteemos la importancia de la gestión del riesgo empresarial.

Poco a poco va avanzando la desescalada y con ella llega la vuelta al trabajo y la sensación de inseguridad de trabajadores y la posible crisis de confianza en los clientes y demás partes interesadas. Por ello, es importante para una empresa poder demostrar que está aplicando medidas y buenas prácticas para gestionar la crisis del coronavirus, y de este modo poder trasladar confianza y garantías a trabajadores, clientes y consumidores.

Las empresas tienen la necesidad de elaborar protocolos de prevención de covid que sean seguros y en los que se incluyan medidas de limpieza y desinfección, medidas de formación e información y medidas de control que permitan dar garantías, a pesar de que el riesgo cero es difícil de conseguir.

Pero, ¿cómo garantizar que el protocolo frente al covid funciona?

En las últimas semanas se ha venido escuchando en las noticias hablar sobre sellos que certifican a los establecimientos y empresas como libres de covid. Están surgiendo muchas iniciativas y sellos de esta índole pero de diferentes orígenes y no todos con el mismo rigor. Podemos distinguir ahora mismo en el mercado tres tipos de sellos o iniciativas:

  1. Iniciativas surgidas por la administración pública, como el caso de sello Safe Tourism Certified, que es liderado por el ICTE, Instituto para la Calidad del Turismo Español. Ha creado junto con el Ministerio unas Guías para establecimientos y empresas turísticas, en las que establecen los requisitos a cumplir en función del subsector al que pertenecen.
  2. Certificados emitidos por empresas certificadoras internacionales privadas, basados la mayoría de ellos en la verificación documental e in situ de la implantación de los protocolos de desinfección y prevención desarrollados por las empresas. Estos certificados cuentan con el rigor y garantía de un proceso de supervisión basado en las directrices y normativas marcadas por organismos oficiales.
  3. Sellos surgidos de entidades o asociaciones privadas, cuyos sellos son otorgados en base a criterios propios.  

Si necesita asesoramiento para desarrollar los protocolos de seguridad frente al covid19 o necesita ayuda para decidir qué tipo de certificado le interesa más a su empresa no dude en contactar con nosotros.

Imagen: stories

SECTOR TURÍSTICO Y COVID 19

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

El sector turístico de nuestro país está comenzando la vuelta a la actividad, poco a poco, a medida que la desescalada va avanzando y para lograr que esta reapertura de establecimientos se haga bajo las mejores condiciones de seguridad para la salud, éstos cuentan con unos protocolos avalados por el Ministerio de Sanidad. Dichos protocolos o guías han sido elaborados por el ICTE, Instituto para la Calidad Turística Española junto con la Secretaría de Estado de Turismo y el Ministerio de Sanidad y en ellos se establecen especificaciones que deben cumplir los establecimientos para prevenir el contagio del COVID 19.

Estos protocolos recogen los requisitos específicos para cada subsector o actividad turísticas como son alojamientos rurales, albergues-hostels, hoteles, apartamentos, museos, establecimientos de restauración, oficinas de información turísticas, campos de golf, turismo activo y ecoturismo, balnearios, campings o agencias de viajes.  El objetivo es ayudar a los establecimientos turísticos a implantar un Sistema de Prevención de Riesgo para la Salud frente al COVID-19, identificando y analizando los riesgos que tienen, así como a implementando las mejores prácticas en el servicio, en sus instalaciones y con su personal para hacer frente al virus.

Todas las guías presentan una estructura común y digamos que se dividen en tres grandes bloques, como son:

  • Requisitos para la gestión del riesgo: es fundamental que esta estaba se desarrolle de una manera eficaz para identificar todos los riesgos en el establecimiento, se debe designar un comité de gestión y proporcionar los recursos materiales que sean necesarios. Este comité decidirá las medidas a adoptar y deberá establecer las medidas informativas que llevarán a cabo, que deben ser claras y eficaces.
  • Requisitos del servicio: partiendo de la identificación de todas las actividades desarrolladas en el establecimiento, la guía marca unos requisitos o medidas preventivas que se deben tomar y que vendrán determinadas en función del subsector turístico al que pertenezca el establecimiento.
  • Requisitos de limpieza y desinfección: este es un apartado fundamental porque cualquier establecimiento deberá adaptar su plan de limpieza y desinfección teniendo en cuenta a la evaluación de los riesgos identificados anteriormente.

Todas las empresas podrán disponer gratuitamente de los protocolos que ya han sido publicados y que están avalados por el Ministerio de Sanidad, y tras su implantación, podrán ir un paso más allá y optar voluntariamente a la certificación del proceso de implantación del Sistema de Prevención de Riesgos para la Salud frente al Covid-19 y conseguir el sello “Safe Tourism Certified” que le permitirágenerar confianza en los clientes y operadores turísticos nacionales e internacionales.  

Si tiene un establecimiento turístico y necesita información o asesoramiento para implantar los protocolos del ICTE y obtener el Safe Tourism Certified, no dude en contactar con nosotros.

VUELTA AL TRABAJO, COVID 19 E ISO 45001

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

La vuelta al trabajo está comenzando paulatinamente en nuestro país y se espera que las fases de la desescalada vayan avanzando progresivamente, al tiempo que van permitiendo que la actividad económica y empresarial empiece a recuperarse.  Pero, si algo parece claro, es que nuestra vida laboral no va a volver a ser como lo era antes del coronavirus, o al menos no a corto plazo.  

En esta vuelta al trabajo, la gestión de la seguridad y salud está cobrando una gran importancia, puesto que ha surgido un nuevo riesgo laboral, el posible contagio por COVID 19, que afecta a todos los puestos de trabajo y que debe ser debidamente evaluado y tratado en las empresas.  Será necesario analizar cada puesto de la empresa individualmente, evaluar las posibles fuentes de contagio y establecer las medidas preventivas que se consideren necesarias.

Sabemos que el COVID 19 se puede transmitir por contacto directo con una persona contagiada, o bien por entrar en contacto con superficies u objetos contaminados y las empresas tendrán que preparase para evitar y prevenir todas esas vías de contagio.

¿Qué aporta la norma ISO 45001?

Una empresa que cuente con un sistema de gestión de la seguridad y salud en el trabajo basado en la norma ISO 45001, tendrá las herramientas necesarias para abordar esta situación desde un posición más estructurada y eficaz. Porque una empresa certificada en ISO 45001 conoce la importancia de abordar los riesgos de una manera integradora y haciendo participar a los propios trabajadores de la toma de decisiones. Es muy eficaz consultar a los propios implicados sobre las medidas que se deben implantar, porque desde su posición y conocimiento de los puestos de trabajo podrán aportar grandes soluciones. Además, tendrán la formación adecuada para saber que a la hora de establecer las medidas preventivas y organizativas deben priorizarse las colectivas frente a las individuales. Es decir, que la empresa tendrá que contemplar primero opciones como:

  • redistribuciones de las jornadas de trabajo
  • rediseño de los puestos de trabajo o colocación de barreras físicas para garantizar distancias de seguridad
  • reuniones no presenciales
  • colocación en varios puntos de la empresa de geles hidroalcohólicos
  • asegurar la disponibilidad de jabón suficiente en los cuartos de baño

Y una vez establecidas todas las medidas colectivas necesarias se facilitará a los trabajadores equipos de protección individual, es decir, las mascarillas higiénicas, y en caso de que el trabajo así lo requiera también guantes y/o pantallas protectoras.  

Por último, será muy importante apostar por la formación e información a los trabajadores y realizar una correcta coordinación de actividades empresariales cuando vayan a coincidir trabajadores de distintas empresas en una misma zona de trabajo.

Si su empresa necesita implantar un Sistema de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo podemos asesorarle, contacte con nosotros.

COVID 19 Y GESTIÓN DE RIESGOS EN LA EMPRESA

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

La situación que estamos viviendo provocada por el COVID 19 ha resultado ser todo un desafío para las empresas debido a su fuerte impacto y hace que nos planteemos la importancia de la gestión del riesgo empresarial.

El análisis de riesgos forma parte de la gestión de toda empresa, pero la situación vivida con el COVID 19 ha puesto de manifiesto que las organizaciones no contemplan en dichos análisis los riesgos de tipo disruptivo, esos capaces de emerger de forma abrupta y generar un gran cambio. Esto ha hecho que la mayoría de los empresarios hayan tenido que improvisar medidas encaminadas a minimizar los daños.

Lo que parece claro, es que, la situación de pandemia vivida ha marcado un antes y un después en nuestras vidas y en nuestras empresas, y lo vivido nos hará tener previsto un plan de control para los posibles riesgos que puedan ocurrir de tipo disruptivo.

¿Cómo puede una empresa prepararse ante estos riesgos?

Existen distintas normas de gestión cuyo objetivo es precisamente facilitar a las empresas las herramientas necesarias para gestionar todo tipo de riesgos y para dar continuidad a su negocio, como pueden ser ISO  22301:2015 o ISO 31000:2018.

ISO 22301 por ejemplo, es un estándar cuyo objetivo es que las empresas estén preparadas ante la aparición de cualquier tipo de acontecimiento a través de la implantación de mecanismos que aseguran la continuidad de los procesos claves, la protección del servicio a los clientes y la imagen. Para ello tiene en cuenta los riesgos a los que se exponen las empresas y sus procesos y las consecuencias que estos provocarían en caso de materializarse, e incluye en los análisis de riesgos aquellos acontecimientos que no se prevén, como pueden ser los provocados por fenómenos meteorológicos adversos o en este caso un riesgo biológico, como el COVID 19.  Esta norma proporcionará a la empresa la capacidad estratégica y táctica para planificar y actuar ante incidentes o interrupciones que afectan a su actividad, de modo que pueda asegurar la continuidad de sus actividades a un nivel aceptable, es decir con objeto de asegurar la “Continuidad del Negocio”.

Por otro lado, tenemos la norma ISO 31000:2018 que proporciona a las empresas, los principios, el marco y el proceso necesario para gestionar cualquier tipo de riesgo de forma transparente, sistemática y fiable. Permitirá a la empresa minimizar de forma anticipada los posibles problemas que puedan producirse y dar respuesta con eficacia y seguridad a los peligros actuales a los que se enfrentan las organizaciones y empresas en su día a día, como pueden ser los riesgos ante un agente biológico.

¿Qué Beneficios pueden aportar estas normas?

Estas normas aportarán a la empresa distintos beneficios como pueden ser:

  • Determinar los riesgos más relevantes, tanto actuales como futuros.
  • Establecer estrategias que mejorarán la toma de decisiones y la planificación
  • Mejora la continuidad del negocio en momentos de crisis
  • Minimiza al máximo las posibles consecuencias de los riesgos mediante planes de antelación, siendo proactivo.
  • Mejora la gestión integral de la empresa
  • Mejora la imagen de la empresa
  • Utilizar un enfoque proactivo para minimizar el impacto de los incidentes
  • Mejorar el tiempo de recuperación tras la materialización de algún riesgo.

.Si desea información acerca de alguna de estas normas o cualquier esquema de certificación específico de gestión de riesgos no dude en contactar con nosotros.

COVID 19 Y MIGRACIONES A ISO 45001, ISO 22000 E ISO 50001

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

La situación actual que estamos viviendo como consecuencia de la propagación del coronavirus (COVID-19) ha originado que toda la sociedad se adapte a nuevas rutinas y formas de trabajo. En nuestro sector, tanto consultoras, como certificadoras y entidades de control nos hemos tenido que adaptar, de la mejor manera posible, a nuevas metodologías con el objetivo de seguir prestando servicio a los clientes.

Pues una nueva consecuencia o adaptación debida al COVID 19, es la relacionada con las normas ISO que están actualmente en proceso de migración de las antiguas versiones a las nuevas versiones. El Foro Internacional de Acreditación (IAF, International Accreditation Forum) ha decidido ampliar 6 meses los periodos de transición establecidos inicialmente para la migración a las nuevas versiones de normas ISO 45001, ISO 22000 e ISO 50001, y estamos a expensas de la aprobación definitiva de ENAC.

También ha confirmado que, mientras duren las medidas de confinamiento, será posible realizar auditorías de migración de unas versiones a otras de manera remota, siempre y cuando todos los requisitos se puedan evaluar de esta manera, incluida la observación de actividades.

¿Cuáles son los plazos actuales?

Las fechas límite de adaptación a las normas ISO suele ser de 3 años desde que se publican y al ampliarse a 6 meses más, las nuevas fechas serán las siguientes:  

  • Norma ISO 45001:2018 de Sistemas de Gestión de la Seguridad y Salud en el trabajo: su fecha límite era el 12 de marzo de 2021 y ahora será el 30 de septiembre de 2021.
  • Norma ISO 22000:2018 de Sistemas de Gestión de la Inocuidad de los Alimentos: su fecha límite era el 18 de junio de 2021 y ahora pasará a 18 de diciembre de 2021.
  • Norma ISO 50001:2018 de Sistemas de Gestión de energía: su fecha límite era 20 de agosto de 2021 y ahora pasará a 20 de febrero de 2022.

Recuerde que si necesita asesoramiento para las migraciones de cualquiera de estas normas, ISO 45001, ISO 22000 o ISO 50001, puede contactar con nosotros.

Imagen: propia

CORONAVIRUS Y MEDIO AMBIENTE

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

El coronavirus ha generado un gran problema para la salud en el mundo entero, de seguridad y un problema para las empresas, pero en cambio, este virus ha provocado un parón en nuestro ritmo de vida y en la actividad diaria que ha originado un efecto positivo en el medio ambiente.

Quizá cuando todo esto acabe debamos reflexionar y tomar medidas para intentar que nuestra vuelta a la vida cotidiana y al trabajo, se haga sin perder de vista cómo podemos conseguir minimizar nuestro impacto sobre el medio ambiente.  

Hoy día, existen distintas herramientas en las que las empresas pueden apoyarse para controlar aquellos aspectos ambientales que puedan verse afectados por su actividad para tomar medidas que reduzcan su impacto. Una de esas normas es la ISO 14001, que establece los requisitos para implantar un Sistema de Gestión Ambiental en la empresa.

¿En qué consiste la norma ISO 14001?

ISO 14001:2015 es la norma internacional que establece los requisitos para implantar un Sistema de Gestión Ambiental en una empresa, de forma que la organización consiga gestionar el equilibrio entre la reducción del impacto ambiental y el mantenimiento de la rentabilidad, utilizando para ello una gestión más eficiente de los recursos y de sus procesos.

Implantar una Sistema de Gestión Ambiental bajo los requisitos de la norma ISO 14001, hará que la empresa determine sus riesgos ambientales y los mantenga controlados, consiga reducir costes mediante la aplicación de medidas de consumo eficiente de los recursos y al mismo tiempo, le permitirá asegurar el cumplimiento de los requisitos legales.

¿Qué beneficios obtiene una empresa con el certificado ISO 14001?

Una empresa que implante una Sistema de Gestión ambiental obtendrá múltiples beneficios al tiempo que contribuirá a mejorar la repercusión de su actividad en el medio ambiente. Entre los beneficios están:

  1. Ahorrar costes mediante un uso más eficiente de los recursos, tanto de materias primas como de consumo de energía, agua, combustible…
  2. Reducir los costes derivados de la gestión de residuos, vertidos, emisiones…gracias al control adecuado de la generación de los mismos.
  3. Conocer y evaluar todos los aspectos ambientales relevantes de la actividad de la empresa, desde la perspectiva de ciclo de vida.
  4. Mejorar la imagen corporativa de la empresa ante la sociedad en general.
  5. Disponer de mas oportunidades gracias a su mejor posicionamiento en el mercado y al amplio reconocimiento internacional del que dispone la norma.
  6. Mejorar el desempeño de los procesos internos mediante un control eficiente de los mismos.
  7. Prevenir y controlar los posibles riesgos ambientales de la organización.

Si su empresa quiere aportar su grano de arena a la lucha contra el cambio climático y por el clima, puede hacerlo mediante la certificación en ISO 14001, contacte con nosotros y le facilitaremos la información que necesite.  

COVID 19, TELETRABAJO Y CIBERATAQUES

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

La situación actual que estamos viviendo como consecuencia de la propagación del coronavirus (COVID-19) ha originado que la mayoría de las empresas se hayan visto obligadas a implementar el teletrabajo y este hecho está siendo aprovechado por los ciberdelincuentes, e incluso por APPS utilizadas para llevar a cabo reuniones, para robar datos e información.

Normalmente los empleados se conectan con los recursos de la empresa que suelen disponer de medidas de seguridad adecuadas, pero a raíz de las condiciones de teletrabajo, las medidas de seguridad se han visto afectadas porque impera la necesidad y ésta ha provocado que se estén utilizando equipos personales, equipos obsoletos, sin actualizar o con medidas de seguridad mínimas, convirtiéndose gran oportunidad para los ciberdelincuentes.

Teniendo en cuenta que el principal activo para una empresa es la información y ésta es tratada a través de dispositivos tecnológicos es muy importante que las empresas sean capaces implantar una política de seguridad y protección de datos que sea eficaz y que contemple los nuevos riesgos surgidos tras la implementación del teletrabajo y de las nuevas amenazas surgidas. 

Teletrabajo

Para mantener controlados los riesgos que generan las nuevas amenazas será necesario controlar la gestión de activos de información, la seguridad en las operaciones y la gestión de incidentes, y además se debería tener previsto un Plan de continuidad y contingencia para aquellos casos en los que la amenaza se materialice.Para lograr mantener una gestión de la seguridad de la información adecuada puede ser de gran ayuda la norma ISO 27001, que es el estándar que ayudará a la empresa a establecer medidas preventivas y reactivas e implementar sistemas tecnológicos que permitan resguardar y proteger la información buscando mantener la confidencialidad, la disponibilidad e integridad de datos.

Esta norma se basa en la gestión de riesgos, es decir que, los identifica, los evalúa y luego establece las medidas necesarias para tratarlos. Y es una norma recomendable para cualquier tipo de empresa y de cualquier sector siendo especialmente interesante para empresas del sector financiero, sanitario, publico, de tecnologías de la información (TI) y subcontratas que gestionen información por encargo de otros ya que estas manejan información muy detalla de clientes, proveedores, pacientes…

¿CÓMO REDUCIR LO RIESGOS?

Existen una serie de medidas de seguridad que todas las empresas deberíamos tener en cuenta a la hora de abordar el teletrabajo, como son:

  • Proporcionar a los trabajadores dispositivos corporativos, evitando el uso de equipos domésticos en la medida de lo posible.
  • Si se utilizan equipos personales se le deben aplicar las medidas de seguridad necesarias.
  • Establecer contraseñas robustas y cambiarlas periódicamente.
  • Actualizar los sistemas operativos, antivirus y aplicaciones que se vayan a utilizar.
  • Cifrar los soportes informáticos que se vayan a utilizar como pendrive.
  • Instalar firewalls en los ordenadores o puntos de acceso de los equipos de teletrabajo.
  • Aplicar los parches de seguridad que recomiendan los fabricantes de sistemas operativos y equipos.
  • Conectarse a redes wifi-privadas.
  • Cambiar las contraseñas de la red wifi-doméstica en caso de tenerla que usar.
  • Realizar copias de seguridad de forma periódica.
  • Comprobar la autenticidad de los correos electrónicos que se abren y los enlaces que se clican.
  • Estar atentos a los comunicados que realiza el INCIBE, Instituto Nacional de Ciberseguridad.
  • Implantar una norma de Gestión de la Seguridad de la Información (SGSI) como ISO 27001.

Si tras los últimos acontecimientos siente la necesidad de ir un paso más allá, en cuanto a seguridad de la información, no dude en contactar con nosotros, le asesoraremos en todo lo que necesite.

Foto: stories

COVID19, HERRAMIENTAS TIC Y CONSULTORÍA DE SISTEMAS

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Hace unos 20 días, estábamos todos cómodamente en nuestros trabajos, escuchando noticias que aún nos parecían lejanas y manteniéndonos tan ocupados que jamás podíamos pensar que íbamos a llegar a la situación de China, pero, de repente nos vemos todos sumidos en un parón general, un estado de alarma decretado por el gobierno y que es prácticamente mundial.

Y todo esto provocado por un virus, concretamente el COVID 19, conocido como coronavirus cuya principal característica a nuestro pesar es su facilidad de contagio y su persistencia en las superficies. Esto es de película, ¿verdad?, un virus capaz de provocar nuestro confinamiento en las casas, que hace que nos veamos privados de nuestra total libertad, que paraliza nuestra economía y lo peor aún, que se está llevando muchas vidas por delante.

Pues bien, esta situación, este parón de la economía, ha hecho que todas las empresas nos veamos avocadas hacia un futuro incierto en el que lo único que tenemos claro es la necesidad de reinventarnos.

Pero, ¿cómo podemos reinventarnos?  

La sociedad está viviendo un momento de cambio, fundamentalmente en los hábitos de consumo y en los métodos de comunicación. Multitud de plataformas y de webs han surgido para facilitar dicha comunicación y acercarnos unos a otros a pesar de las circunstancias. Dichas herramientas se hacen fundamentales también para que las empresas podamos seguir prestando servicio a nuestros clientes y nosotros lo estamos haciendo.

En INTEGRA hemos decidido reinventarnos y seguimos prestando servicio a nuestros clientes a través de “servicios online”. Herramientas como las videollamadas, las videoconferencias grupales (vía plataformas como skype, hangouts,zoom), la comunicación mediante teléfonos inteligentes y el omnipresente correo electrónico, son las que nos permiten poder seguir trabajando en los sistemas de gestión de las empresas. Incluso estamos realizando auditorías internas en remoto y defensa de auditorías de certificación, también vía telemática, con las miras puestas en prestar a nuestros clientes el mejor de los servicios posibles en estas circunstancias.

Con todo ello, además de tener como objetivo el mantener la operatividad y eficacia de los sistemas de gestión de nuestros clientes, nuestra meta final es evitar que los certificados puedan quedarse caducados o que entren en suspensión.

Y ¿cómo son las Auditorías en Remoto?

Tal y como hemos comentado antes, actualmente las tecnologías de información y comunicación han llegado a ser cada vez más sofisticadas, y contamos con multitud de herramientas que nos permiten realizar Auditorías a distancia o en remoto de una manera eficaz y con todas las garantías de mantener la integridad del proceso de auditoría.  

Existen distintas técnicas que pueden utilizarse, tales como:

  • Videollamadas
  • Reuniones vía telemática y en tiempo real, que además permiten compartir la visualización de lo que el auditado comparta en el escritorio.
  • Acceso electrónico remoto a la documentación del sistema de gestión y/o a procesos del sistema de gestión.

El objetivo final es proporcionar una metodología que sea suficientemente flexible, fiable y eficaz para satisfacer las necesidades de la empresa y las del auditor/a.

Si está un perdido ante la incertidumbre y restricciones surgidas en estos momentos y necesita asesoramiento sobre cualquiera de las normas certificables ISO 9001, ISO 14001, ISO 45001 (OHSAS 18001), IFS, BRC, ISO 2200, etc., no dude en contar con nosotros. Seguimos prestando el mejor de los servicios, en este caso mediante el teletrabajo.

LA NORMA ISO 45001 Y EL COVID 19

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Actualmente, la seguridad y salud en el trabajo no se trata de una manera aislada en las organizaciones, sino que se integra con el resto de los factores influyen en la gestión de la empresa y que hacen que sea adecuada, segura y que se mantenga fuerte.

El objetivo de la norma ISO 45001 es ayudar a las organizaciones a demostrar su compromiso con la seguridad y salud en el lugar de trabajo, al mismo tiempo que refuerza su imagen ante los clientes y ante los propios empleados. Para lograrlo es fundamental crear un entorno de trabajo seguro, que minimizar los riesgos y mantener la plantilla adecuadamente y en las mejores condiciones.

Y hoy nos encontramos ante uno de esos riesgos, la amenaza global del coronavirus, COVID19, que pone en riesgo la salud de todos y que supone un reto para las organizaciones. Las empresas que disponen de ISO 45001 realizan una identificación del riesgo, lo evalúa y toma la medidas de control necesarias para que no se materialicen.

Muchas de las empresas certificadas en ISO 45001 han creado protocolos de actuación antes este riesgo, e incluyen las siguientes medidas:

  1. Hacer participar a los trabajadores del análisis del riesgo y del establecimiento de las medidas de control más adecuadas.
  2. Establecer medidas higiénico-sanitarias para todos los trabajadores y trabajadoras, consistentes en mantener distancia de seguridad, lavado continuado de manos y secado con papel desechable, uso de gel desinfectante, uso de guantes cuando se pueda y mascarilla cuando se considere necesario…además de la limpieza y desinfección continua de las instalaciones.
  3. Proporcionar los medios necesarios para el teletrabajo en aquellos puestos que sea factible, facilitando y preparando los recursos que tendrán que utilizar.
  4. Suspender cualquier reunión o conferencia y proponer en su lugar el uso de aplicaciones preparadas para realizarlas a distancia.
  5. Lanzar mensajes motivadores y cuyo fin sea hacer piña ante esta situación de crisis, que todos se sientan parte importante de la empresa y que sean conscientes de que la unión hace la fuerza y que juntos se saldrá de esta.
  6. Informar a todo el personal sobre cómo actuar en caso de manifestar síntomas de infección y qué procedimiento debe seguir según lo establecido por las autoridades sanitarias.
  7. Mantener informado a todo el personal y hacerlo participar sobre cualquier decisión que se deba tomar que les afecte directamente.  

La norma ISO 45001 aporta a la empresa los medios para atajar una crisis tan compleja como la del coronavirus de una manera más tranquila y anticipándose a lo que va sucediendo.

Imagen: starline

SEGURIDAD ALIMENTARIA Y CORONAVIRUS

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Estamos atravesando un momento complicado, nuestra sociedad se ve brutalmente condicionada por un virus, que ha venido a paralizar toda nuestra actividad y a recluirnos dentro de nuestras casas. Poco a poco hemos ido conociendo las medidas preventivas que debemos adoptar cada día, y de manera individual, para evitar los contagios y hasta el momento no se escucha mucho sobre la alimentación, salvo que es de los pocos sectores que pueden y deben seguir dando servicio.  

Hasta ahora sabemos que el nuevo coronavirus surgido en un primer momento en China, está relacionado genéticamente con otro virus ya conocido, el virus del SARS que surgió también en China a finales de 2002 y con el que una de cada de diez personas contagiadas murió. Los expertos aseguran que ambos comparten características similares y que se comportan de una manera muy similar en cuanto a las pautas de contagio. Pues bien, en brotes anteriores de ese virus no se produjo transmisión del virus a través del consumo de alimentos.

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha manifestado que hasta el momento no se disponen de evidencias de que los alimentos sean una fuente de transmisión del virus COVID-19, pero sí sabemos, gracias al Centro Europeo para la Prevención y Control de enfermedades (ECDC), que este virus se contagia a través de gotitas respiratorias producidas al estornudar, toser e incluso exhalar.

Dicho esto, todos sabemos ya las medidas que debemos seguir de prevención, lavado de manos, taparse al toser con el codo o pañuelos desechables, evitar tocar zonas de mucosas como ojos, boca o nariz y, cómo no, lo principal en estos momentos, quedarnos en casa.

Estas medias las tenemos claras, pero teniendo en cuenta que entre los únicos establecimientos que quedan abiertos están los supermercados y tiendas de alimentación, así como cualquier eslabón de la cadena alimentaria que sea necesaria para que dichos establecimientos estén abastecidos y puedan dar servicio, como fábricas, transportistas…éstos también deberán seguir medidas y establecer protocolos para prevenir contagios.

Y ¿qué medidas higiénicas deben seguir las empresas de alimentación?

En este tema, pueden ser de gran ayuda los Sistemas de gestión de la seguridad alimentaria y la inocuidad de los alimentos. Muchas empresas, que dispongan de estos sistemas certificados en base a alguna norma de seguridad alimentaria como IFS, BRC, ISO 22000…ya se habrán preparado ante esta amenaza y habrán establecido protocolos específicos para prevenir contagios y los estarán implementando, habrán dado formación a sus trabajadores en las buenas prácticas de manipulación a seguir y habrán establecido medidas de vigilancia y seguimiento de todos los procesos para evidenciar que se cumplen y detectar cualquier anomalía antes de que sea tarde.

Las principales medidas que deberán implementar las empresas de la cadena alimentaria son:

  • Intensificar la higiene y desinfección de las superficies de las instalaciones, incluyendo equipos, suelos, paredes, vehículos… Y realizar la desinfección a ser posible con un producto que haya superado la norma EN 14476 Antisépticos y desinfectantes químicos. Ensayo cuantitativo de suspensión para la evaluación de la actividad viricida en medicina ó la norma EN 16777 Antisépticos y desinfectantes químicos. Ensayo cuantitativo de superficie no porosa sin acción mecánica para la evaluación de la actividad viricida de los desinfectantes químicos utilizados en el área médica.
  • Formar a los trabajadores en las pautas de buenas prácticas de manipulación, mediante una mayor frecuencia de lavado de manos mediante jabón y posterior uso de gel hidroalcohólico, llevar las uñas cortas, no utilizar maquillaje y obligación de llevar mascarilla, gorro y guantes (de vinilo o nitrilo).
  • Establecer una distancia de seguridad entre personas de mínimo 1.5 metros y especialmente cuando se tiene contacto con alguien del exterior como proveedores.
  • Y será de vital importancia establecer una vigilancia estricta y continua sobre la salud de los trabajadores.

Recordad que es cosa de todos frenar la curva y tenemos que comprometernos, así que nosotros también nos quedamos en casa, pero trabajando y si necesita de nuestra ayuda puede contactar con nosotros.