ISO 45001 ANTE EL ETERNO RETO DE IMPLICAR A LOS TRABAJADORES

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

La legislación española en materia de prevención de riesgos laborales determina que los trabajadores tienen derecho a participar en las cuestiones relacionadas con la prevención de riesgos laborales que afecten a su empresa. Y la nueva norma ISO 45001 Sistemas de Gestión de Seguridad y Salud en el trabajo, siguiendo esta misma línea va un paso más allá que su antecesora, la OHSAS 18001. En su artículo 5.4 la nueva ISO establece que la empresa tiene que establecer, implantar y mantener procesos para la consulta y la participación de los empleados a diferentes niveles y funciones aplicables, y cuando existan, de los responsables de los empleados en el desarrollo, planificación, implantación, evaluación del desempeño y acciones para la mejora del sistema de gestión.

La empresa deberá definir unos procedimientos que establezcan la sistemática a seguir para la participación y consulta de los trabajadores en lo referente a la gestión de la seguridad y salud en el trabajo, y que la conviertan en una práctica habitual y periódica y no en algo puntual.  Además, para el correcto cumplimiento de la norma se tendrá en cuenta la implicación de todos los niveles jerárquicos de la organización, desde la dirección hasta los técnicos u operarios.

Algunos de los temas sobre los que realizar consulta pueden ser:

  • La definición de una política de seguridad y salud
  • Identificación de partes interesadas
  • Determinación de funciones y responsabilidades
  • Establecimiento de objetivos

Por otro lado, se podrían aplicar los procesos de participación en:

  • Identificación y evaluación de riesgos y oportunidades
  • Definir las acciones a llevar a cabo para eliminar o controlar los riesgos.
  • Planificar las acciones formativas en función de las necesidades de cada puesto de trabajo.
  • Detección de no conformidades e incluso en la investigación de accidentes.
  • La definición de las acciones correctivas más adecuadas para las no conformidades detectadas.

En definitiva, la ISO 45001, otorga una gran importancia a la capacidad que demuestre una organización para implicar a sus trabajadores en la gestión de la seguridad y salud en el trabajo, valorando que se capaz de implantar procesos efectivos de consulta y participación.

Foto: vectorpocket

EL ANÁLISIS DEL CONTEXTO DE LA ORGANIZACIÓN EN LA ISO 45001

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Como ya hemos comentado en entradas anteriores, la norma ISO 45001: 2018 Sistemas de gestión de la Seguridad y Salud en el trabajo sigue la misma estructura de alto nivel que las normas ISO 9001 y ISO 14001. Pues bien, en su apartado 4. Contexto de la Organización, la norma especifica que la empresa tiene que establecer las cuestiones tanto externas como internas que sean pertinentes para su propósito y que puedan afectar a la capacidad de conseguir los resultados previstos de su Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo.

Para realizar un buen análisis del contexto, la organización debe pensar en todos los factores que puedan afectar de forma negativa o positiva al desempeño de la organización y a la consecución de los objetivos planificados. Se debe identificar todo aquello que la rodea, y analizar en qué forma pueden impactar estos factores sobre la gestión de la seguridad y salud laboral de la organización.

Algunos ejemplos de factores a analizar pueden ser:

Internos

  • Factores de organización y estructura de la empresa
  • Funciones y responsabilidades
  • La política y objetivos de la organización
  • Trabajadores y ambiente de trabajo (compromiso con la política, condiciones negociadas, horarios, conciliación, motivación…)
  • Estrategia de la organización
  • Tecnología y recursos existentes
  • Nuevos productos o servicios

Externos

  • Requisitos legales
  • Factores sociales e incluso políticos
  • Cuestiones regionales y locales
  • Competencia y condiciones del mercado
  • Factores económicos

El análisis de todos los factores que influyen en el contexto de la organización nos permitirá definir un Sistema de Gestión de las Seguridad y Salud encaminado a mejorar el desempeño de la organización en este campo.

Foto: freepik

¿CONSUMES FRUTA CORTADA?

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Ha llegado el verano y con él la fruta típica de esta estación, sandías, melones, melocotones, albaricoques…

Cada vez, es más frecuente encontrar en los mercados fruta cortada (envasada o no) y además con una buena acogida por parte del consumidor, que cree que comprar sandías o melones por piezas enteras puede ser demasiada cantidad o que perecerá antes. Pues bien, expertos en seguridad alimentaria están advirtiendo de los posibles peligros que pueden entrañar este tipo de fruta cortada si no se manipula y conserva de manera adecuada.

Sabemos, que hoy día los controles sanitarios sobre los alimentos son mucho más restrictivos, y que la venta de fruta cortada está regulada y contemplada en la legislación. Pero, debemos tener en cuenta, especialmente con frutas como la sandía o el melón que no son frutas ácidas que les hace más resistentes a las bacterias sino que su protección viene dada por las gruesas cortezas que tienen y que hacen que las bacterias no lleguen al interior. Este tipo de frutas, una vez abiertas, pierden esa protección y si además no se mantienen en condiciones de refrigeración adecuadas para no romper la cadena de frío, pueden convertirse en caldo de cultivo para las bacterias.

Hay que prestar también especial atención a las condiciones higiénicas y de conservación de la fruta cortada y envasada en pequeñas bandejas con papel film o la que se vende metida en vasos de plástico. Por tanto, se hace fundamental exigir a los establecimientos que venden estos tipos de productos unas condiciones higiénicas y de manipulación muy escrupulosas.

 La industria alimentaria controla cada vez más sus procesos, implantando normas o estándares internacionales de seguridad alimentaria como ISO 22000 , IFS o BRC. Si todas las empresas y establecimientos siguen unas correctas prácticas higiénicas, siguiendo la legislación sanitaria vigente, el consumo de fruta partida no debería entrañar un riesgo para la salud. Aunque sí es cierto, que algunos establecimientos deberían plantearse no romper la cadena de frío de este tipo de alimentos para evitar los riesgos.

Foto: freepik

 

 

YA TENEMOS NUEVA VERSIÓN DE LA ISO 22000

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

La Organización Internacional de Normalización publicó el pasado 19 de junio la nueva versión de la Norma ISO 22000:2018 Sistemas de gestión de la inocuidad de los alimentos, que establece los requisitos para implantar y desarrollar un sistema de gestión de seguridad alimentaria que sea eficaz a lo largo de toda la cadena alimentaria.

Esta norma, a igual que ha ocurrido con las ISO 9001, 14001 y 45001, también adopta la estructura de alto nivel, incluyendo los siguientes apartados:

  • Contexto de la organización
  • Liderazgo
  • Planificación
  • Apoyo
  • Operación
  • Evaluación del desempeño
  • Mejora

 

Entre otros cambios, la nueva ISO 22000 viene a reforzar el enfoque basado en riesgos, haciendo más hincapié en minimizarlos a lo largo de todos los eslabones de la cadena alimentaria que puedan generar un peligro en los alimentos, ya sea de manera directa o incluso indirecta. Por tanto, la norma sienta las bases para ayudar a identificar, prevenir y reducir los riesgos, consiguiendo sistemas de gestión de la seguridad alimentaria más eficientes.

La ISO 22000:2018 persigue garantizar la cadena de suministro basándose en los principios de los Sistemas de Gestión Integrados y manteniendo los principios de APPCC.

Las organizaciones certificadas conforme a ISO 22000: 2005 tendrán un plazo de tres años para adaptarse a la nueva versión de la norma.

Si no eres de los que dejan las cosas para última hora y necesitas más información contacta con nosotros. INTEGRA

 Foto: freepik

¿Tu empresa ha implantado la ISO 9001 y ahora quiere alcanzar la excelencia?

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Como bien sabemos, ya son muchas las empresas de nuestro país que cuentan desde hace mucho tiempo con un Sistema de Gestión de la Calidad implantado bajo los requisitos de la norma ISO 9001 y que apuestan por avanzar en el camino con objeto de lograr la excelencia empresarial.

Por este motivo, cada vez mas, estamos desarrollando integraciones en los Sistemas de Gestión de la Calidad de las empresas con objeto de adaptarlos a los requisitos de la norma ISO 9004 de Mejora del Desempeño y evidencia la Gestión Avanzada.

La norma ISO 9004:2018 facilita al cliente herramientas para autoevaluarse y ver en qué medida su organización cumple con los requisitos que esta establece. Además, recomienda que participe la alta dirección a la hora de comprender el contexto de la organización, teniendo en cuenta tanto factores externos como internos.

La norma ISO 9004 “Gestión para el éxito sostenido de una empresa” aporta una serie de indicadores para conseguir el éxito sostenido mediante un enfoque basado en la gestión de la calidad. La norma es una guía para que las organizaciones puedan llevar a cabo una autoevaluación sobre el nivel de madurez en los términos de liderazgo, estrategia, procesos y recursos, y así conseguir una visión mucho más amplia y completa de la calidad, avanzando hacia el siguiente paso.

Por último queremos dejar constancia que la ISO 9004, está recomendada para cualquier tipo de empresa, pública o privada, independientemente del tamaño que tenga o el sector al que pertenezca y que es una norma totalmente integrable con otros sistemas de gestión como los Sistemas de Gestión Medioambientales o los Sistemas de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo, entre otros.

¿Necesitas más información o asesoramiento sobre la norma ISO 9004? Contacta con nosotros, estamos a tu disposición.

Imagen: d3images

 

LA IMPORTANCIA DE ANALIZAR LA COMPETENCIA DE UNA EMPRESA

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

La norma ISO 9001:2015 Sistemas de Gestión de la Calidad establece, en su apartado 4.1, que la organización debe determinar las cuestiones externas e internas que son pertinentes para su propósito y su dirección estratégica, y que afectan a su capacidad para lograr los resultados previstos de su sistema de gestión de la calidad.

Para poder realizar una buena planificación estratégica se deben analizar las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades de la organización y para ello es muy importante centrarse en dos tipos de análisis:

  • Análisis externo. Supone el análisis del entorno, de la competencia, del mercado, de los intermediarios y de los proveedores/subcontratistas.
  • Análisis interno. Supone analizar la estructura organizativa de la empresa, de sus recursos y de las capacidades con las que cuenta.

Pues bien, una de las herramientas que podemos utilizar para determinar las cuestiones externas es el análisis de la competencia, que es un proceso consistente precisamente en relacionar a la empresa con su entorno. Dicho análisis permitirá a la empresa identificar las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades respecto a su posición en el mercado y respecto a las empresas del mismo sector que pueden satisfacer las mismas necesidades a un mismo tipo de cliente.

¿Qué beneficios le aportará a mi empresa el análisis de la competencia?

  • Conocer las semejanzas y diferencias de tu empresa respecto a la competencia te permitirá definir una estrategia comercial que mejore su posicionamiento en el mercado.
  • Aportará información sobre el sector en el que os movéis, como qué empresa es la mejor posicionada, qué es lo que la distingue del resto, cuáles son sus puntos débiles…y toda aquella información que permitirá a tu empresa ir mejorando, diferenciándose y añadiendo valor a su marca.  
  • Descubrir nuevos clientes potenciales o nuevos nichos de mercado relacionados con vuestro sector de actividad.
  • Permitirá a tu empresa adelantarse a las estrategias de los competidores, a nuevos servicios, promociones…

FOTO: JANNOON028

¿Cómo gestionar las quejas y reclamaciones?

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Quejas y Reclamaciones

La norma UNE-ISO 10002 Gestión de la Calidad. Satisfacción del cliente. Directrices para el tratamiento de las quejas en las organizaciones es una herramienta que permite a las empresas  asegurar con su implantación,  que las quejas o reclamaciones de clientes serán  analizadas e investigadas adecuadamente.  Además, el cliente siempre obtendrá una respuesta por parte de la organización en un plazo establecido y será informado en todo momento del estado de las mismas.

Beneficios de la implantación de un Sistema de Gestión bajo los requisitos de la norma UNE-ISO 10002 en una organización:

Implantar un Sistema de Gestión que busca la mejora continua a través del control y análisis de la metodología definida para la gestión de quejas y reclamaciones estableciendo la sistemática a seguir para la mejora continua de esta metodología.

Adelantar posibles tendencias y cambios en las empresas provocando con ello el detener las posibles causas de las quejas y reclamaciones que se producen.

– Dotar a la organización de un sistema eficaz, simple y efectivo para la gestión de los conflictos que se den con  las partes interesadas.

– Etc.

Por último es importante el indicar que los requisitos de la norma UNE-ISO 10002 son integrables con cualquier Sistema de Gestión que este implantado en la organización como puede ser un Sistema de Gestión de la Calidad implantado bajo los requisitos de la norma ISO 9001.

Apuesta por la implantación de un Sistema de Gestión de quejas y reclamaciones. Contacta con nosotros.

Imagen|GeoffS

NUEVOS RIESGOS PARA LOS TRABAJADORES

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

En enero de este año, se presentaba la Estrategia Andaluza de Seguridad y Salud en el trabajo 2017-2022 que se desarrollará en planes bienales y cuyos objetivos son: mejorar en general la salud de los trabajadores en Andalucía, profundizar en la prevención, reforzar la eficacia en la materia y consolidar la cultura preventiva en la sociedad.

Esta Estrategia ha venido motivada por el aumento considerable de la siniestralidad laboral en los últimos años y la aparición, cada vez con mayor frecuencia, de patologías no traumáticas derivadas del estrés, como pueden ser los ictus o infartos.

El pasado año, 2017, fallecieron en Andalucía más de un centenar de trabajadores, casi un 7 por ciento más que el año anterior, y se produjo un aumento de accidentes in itinere y de los causados por patologías no traumáticas.

Esto nos indica que han aparecido nuevos riesgos para los trabajadores que habrá que investigar y que están claramente relacionados con la salud psicológica.

Como empresa, ¿qué herramientas puedo utilizar para abordar los nuevos riesgos?

Una buena herramienta puede ser un Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo, implantado bajo las directrices de la nueva norma internacional ISO 45001:2018 que viene a sustituir a la norma OHSAS 18001.

Esta norma reforzará el liderazgo de la alta dirección, y pondrá especial interés en el contexto en el que trabaja la empresa y en el análisis y gestión de riesgos y oportunidades detectadas en materia de Seguridad y Salud en el trabajo, lo que permitirá a la empresa mejorar su desempeño y establecer medidas de control para los nuevos riesgos mencionados.

Además, esta nueva norma introduce el concepto de bienestar laboral, clave hoy día para que los empleados, como partes interesadas de la organización, trabajen de manera motivada y comprometida, lo que a su vez mejorará su rendimiento y productividad.

Foto: Prevención Fremap

La seguridad alimentaria y el sector agrícola

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Actualmente, existen nuevas tendencias de consumo cada vez más responsables y saludables, encaminadas principalmente al consumo de productos poco procesados. El consumidor está más informado cada día y se preocupa por adquirir alimentos cada vez más naturales y libres de los contaminantes que puedan suponer un riesgo para la salud.

Esto ha hecho que la agricultura esté encontrando en las certificaciones de seguridad alimentaria un valor añadido a sus productos, puesto que se le empieza a exigir que su sistema de producción sea capaz de asegurar la inocuidad de los alimentos.

Disponer de un certificado de seguridad alimentaria reconocido a nivel nacional e internacional, permitirá a la empresa posicionarse en el mercado con un producto considerado más seguro, ya que la certificación garantizará que el proceso de producción que siguen cumple con los requisitos establecidos por normas de referencia en seguridad alimentaria.  La organización dispondrá, por tanto, de un sistema de gestión que le ayudará a controlar y reducir los riesgos en la seguridad de los alimentos.

Según el país en el que se quiera comercializar un producto o las grandes superficies con las que se quiera trabajar, las certificaciones exigidas variarán, y podrán ser BRC, IFS, ISO 22000, FSSC 22000…

Pero no sólo el sector agrícola puede optar a dichas certificaciones, sino todas las organizaciones de la cadena alimentaria, desde ganadería hasta los servicios de alimentación, pasando por el procesamiento, transporte, almacenamiento, envasado y venta al por menor.

Si estás interesado en las normas de Seguridad Alimentaria contacta con INTEGRA.

Foto: Integra

¿A tu empresa le interesa la innovación?Las normas UNE 166000 son la referencia

Comparte: Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

La familia de las normas UNE 166000 son el marco de referencia para los aspectos relacionados con la innovación ya que es un conjunto de normas que definen el proceso de innovación en las empresas.

Cabe mencionar que las normas UNE son normas españolas que definen los requisitos y características que un producto, persona o Sistema de Gestión deben cumplir.

UNE 166000

 

La familia de las normas UNE 166000 se compone por las siguientes normas:

UNE 166000:2006. Gestión de la I+D+i: Terminología y definiciones de las actividades de la I+D+i. La norma UNE 166000:2006 es imprescindible para lograr comprender el enfoque que nos dan la familia de las normas UNE 166000.

UNE 166001:2006. Gestión de la I+D+i: Requisitos de un proyecto de I+D+i. La norma UNE 166001:2006 puede ser usada para obtener la certificación de un proyecto de I+D+i siendo los objetivos de la misma, el facilitar la sistematización de las actividades de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) en forma de proyectos y ayudar a definir, documentar y llevar a cabo proyectos de I+D+i logrando una mejora de la gestión y de la comunicación entre las partes interesadas.

UNE 166002:2014. Gestión de la I+D+i. Requisitos del Sistema de Gestión de la I+D+i. El objetivo de la norma UNE 166002:2014 es el definir los requisitos que deben cumplir los Sistemas de Gestión de la I+D+i con el propósito de que esta herramienta sea eficiente y eficaz y que las empresas que la implanten logren mejorar su procedimientos internos, optimizar los procesos de innovación tecnológica, etc.

UNE 166005:2012 IN. Gestión de la I+D+i. Gestión de aplicación de la norma UNE 166002 al sector de bienes de equipo.

UNE 166006:2011: Gestión de la I+D+i. Gestión de la I+D+i. Sistema de Vigilancia Tecnológica e Inteligencia Competitiva.

UNE 166007:2010 IN. Gestión de la I+D+i. Guía de aplicación de la norma 166002.

UNE 166008:2012. Gestión de la I+D+i. Transferencia de tecnología.

¿Te gustaría saber más sobre la familia de las normas UNE 166000? A que esperas, contacta con Integra y nuestros expertos te asesoraran sobre la herramienta que más se adapte a tus necesidades.

Imagen|Dhester